Solo soy la hija “normal” de un duque – Capítulo 21: Trabajo y la inteligencia de mi hermano mayor

Traducido por Lugiia

Editado por Yonile


¡Hoy, trabajaré en el castillo junto con mi hermano!

Rápidamente, nos preparan dos escritorios para niños en la oficina de mi padre.

—¿De verdad voy a hacer esto?

—Lo siento.

Renunciando después de escuchar la disculpa de nuestro padre, mi hermano comienza a trabajar en silencio.

Fufufu. Lo que no saben, ¡es que hoy he traído un arma secreta!

Los materiales fueron proporcionados y producidos por Sui. La fabricación y los toques finales fueron hechos por Hal.

El nombre de esta arma secreta es…

¡Á-BA-CO!

¡Sí, es un ábaco!

¡Lo mandé a fabricar! Y hoy, haré lo mejor que pueda mientras lo uso.

—¿Qué es eso…?

Mi hermano me mira de forma curiosa mientras estoy chequeando las cuentas con el ábaco. ¿Eh? ¿Hice mucho ruido?

Mientras le explico su uso, mi padre y Arc, que se encontraban lejos de nosotros, de repente están detrás de mí. Hay demasiados ninjas en nuestra casa. ¡No borren sus presencias! ¡Algún día me van a matar del susto!

La rapidez mental de mi hermano para la aritmética es bastante buena, así que probablemente no necesita un ábaco, ¿verdad? Es lo que dije, pero aun así quiere intentarlo.

Al final, Sui y Hal hacen otra pieza.

En un instante, logra dominar su uso. Diablos, ¡me había olvidado que es un personaje muy inteligente!

Lo miro, curiosa, y me regresa una mirada  engreída. ¡Idiota! ¡No voy a perder!

Como resultado de ponernos serios, él y yo terminamos la mayor parte del trabajo justo antes del mediodía.

Estoy algo cansada, pero al menos todo resultó bien al final.

¿El resultado del encuentro? Un empate… Fue su primera vez con un ábaco pero logró estar a la par con una persona experimentada como yo, ¿verdad? Cuando le dije que era raro en muchos sentidos, dijo que no quería oír eso de mí. No lo entiendo.

De todas formas, mientras tomo el té con mi padre, durante un descanso, escucho por casualidad una triste conversación entre los adultos.

—¿Cuándo fue la última vez que pudimos hacer una pausa para tomar té, tan temprano?

—No recuerdo…

—El té no era algo que podías beber mientras estuviera tibio, ¿verdad?

—En efecto. Ni siquiera recuerdo cuándo fue la última vez que bebí un té negro que no estuviera frío…

—Padre, te ayudaré en cualquier momento.

—Haremos lo que podamos.

Nos aseguraremos de que puedas tener un descanso apropiado. ¡Bien! Mi objetivo y el de mi hermano es el mismo.

Mientras pienso en qué debería hacer a partir de ahora, llega un visitante. Es el estúpido de ayer… O mejor dicho, su alteza, Aldin.

—¡V-Vine pensando en dejarles jugar conmigo…!

—No te lo pedimos. Por favor, vete.

Con firmeza, mi hermano corta sus palabras de un solo golpe. Qué nostálgico, me hizo lo mismo cuando le hablé por primera vez… Aunque, solo ha pasado un mes desde entonces.

Habiendo sido silenciado con una sola frase, al estúpido se le comienzan a llenar los ojos de lágrimas. Al parecer sus palabras fueron muy efectivas, ¿no? Te entiendo perfectamente.

—¡I-Insolente!

—Perdóneme por decir esto, pero no hemos venido aquí para jugar. Estamos trabajando.

Hermano, ¿no eres demasiado frío? “Esa cosa” es, más o menos, un príncipe heredero, ¿sabes?

¿Está bien hablar con él de esta manera? Cuando echo un vistazo a los demás, mi padre asiente y Arc…

No puede ser…

¡Arc, los adultos no se ríen desvergonzadamente mientras sacan la lengua…!

Oh no, ¡¿será por lo que sucedió en la audiencia?! Miro a mi hermano, presa del pánico.

—Hermano, no estoy enfadada. Ya me he vengado debidamente.

—Rosarin, silencio.

He perdido contra un niño de cinco años. Fue una derrota aplastante. La sonrisa de mi hermano tiene un gran impacto.

Ya que no puedo ganar, no hay manera de que ese estúpido pueda hacerlo.

El primer príncipe, nuevamente, viene para recoger al estúpido que está llorando.

Segundo príncipe… Aldin, de cierta manera, lo siento. Espero que se sienta mejor.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *