¡Vamos a romper este compromiso! – Capitulo 1

—Lilyna, por favor pretende que tu compromiso conmigo nunca ocurrió.

Después de recibir la convocatoria de mi prometido, Leon-sama, vine al jardín del palacio real, que era también su hogar, y vi una adorable mujer pegada junto a él.

—Lilyna, estoy pensando en casarme con Ange.

Hmmhmm, ¿Eso significa que no tengo que continuar recibiendo esa severa educación para ser reina huh?

Era originalmente una promesa entre las dos familias.

Ya que Leon-sama, el primer príncipe de este país, dijo que quería romper el compromiso, entonces está todo bien, ¿no es cierto?

Para no mostrar mi satisfacción en el rostro por haberme escabullido del entrenamiento de la reina, respondí mientras miraba hacia abajo ligeramente:

—Leon-sama, entiendo lo que dices. Bien entonces, por favor discúlpeme.

Una vez le dije eso a Leon-sama, inmediatamente deje el jardín detrás de mí.

¡Ok! Primero les llevaré la noticia a Padre y al Rey.

Ya que Padre sirve como el primer ministro de este reino, si es en este momento, él debería estar trabajando con el Rey.

Aunque normalmente no hago cosas como interferir con el trabajo, teniendo en cuenta lo que pasó, ¿debería estar bien, cierto?

Expresándole a la persona que custodiaba la puerta que era algo urgente, dependí de él para darle inmediatamente el mensaje a Padre.

Padre –tal vez porque estaba sorprendido por la rara, o tal vez debería decir, primera visita de su hija– rápidamente me dejó pasar.

Cuando entré, como era de esperar, Padre y el Rey estaban ambos adentro.

—Lilyna, ¿Qué diablos pasó? Para que vengas hasta mi lugar de trabajo…

—Aah, Señorita Lilyna. Díganos, ¿qué pasa?, ¿tiene un problema?

El par parecía perplejo por cuan diferente era mi conducta de lo usual.

Por ahora, probablemente debería explicar.

—Realmente lo siento por interrumpir durante el trabajo. Sin embargo, hay un incidente del que debo informarles inmediatamente.

Padre miró hacia mí con inquietud.

—Hace poco, he recibido la sugerencia de Leon-sama para romper nuestro compromiso.

Temblando, el Rey se levantó de su silla mientras padre me observaba con los ojos muy abiertos.

—Parece ser que Leon-sama encontró a una mujer con quien quiere casarse aparte de mí. Así que, le dije que entendía y vine aquí inmediatamente.

—S-señorita Lilyna, ¿podría haber habido un error?

El Rey se estremecía mientras me planteaba esta pregunta.

—No, antes, cuando fui convocada al jardín para ser informada de esto, Leon-sama tenía a una adorable mujer a su lado y declaró que quería casarse con ella.

El color se drenó del rostro del Rey tras escuchar mis palabras.

Por el contrario, mi propio padre tenía una sonrisa en su rostro. Una extraordinariamente malévola.

—…Mi Rey. Podría preguntar, ¿cuál es el significado de esto?

El Rey, que fue cuestionado por mi sonriente padre, se encogió de miedo.

— ¡E-espera solo un momento! ¡Debe haber alguna clase de error! Algo como romper el compromiso no es posible. Primero que nada, no hay manera de que Leon haga tal cosa.

Pienso que no cometí un error al respecto, pero…

Él incluso me lo dijo en persona.

—Mi Rey. Honorable Padre. He aceptado la cancelación del compromiso. Si Leon-sama puede estar junto a la persona que él, desde el fondo de su corazón, ama, entonces estoy bien con ello. Si es posible, me gustaría regresar a nuestro territorio y descansar. Ya que era conocida como su prometida, ¿no sería solo un inconveniente? Si los dos lo permiten, partiré inmediatamente.

Tras mis palabras, el Rey pasó de azul a blanco.

Por el contrario, Padre estaba sonriendo sin sentido.

—A-aprobar tal cosa es algo que no pued…

—Aah, has lo que quieras.

Padre me dio su reconocimiento cubriendo las palabras del Rey.

—No, espera solo un momento, como dije, debe haber alguna clase de err…

— ¿No hay razón para un error, o no? Después de todo, mi propia hija escuchó las palabras por sí misma.

Aunque Padre ha estado interrumpiendo al Rey desde hace un rato, ¿eso realmente está bien?

—Lilyna. Debe ser duro para ti. Pero, diste lo mejor de ti para recibir el entrenamiento de la reina. Una hija que nunca me avergonzara no importa dónde te muestres. Ahora, tómate tu tiempo para descansar en nuestro territorio, esta vez con certeza, encontrare inmediatamente un maravilloso compañero de matrimonio.

Mientras decía esto, Padre me miraba gentilmente.

El Rey estaba congelado bajo la absolutamente glacial mirada con la que Padre lo estaba observando.

Aunque no recibí la aprobación del Rey, parece que se ha resuelto.

—Bien entonces, perdónenme por haber venido aquí. Lo siento por haberme entrometido en su trabajo.

Con un gesto perfecto fomentado por mi entrenamiento para ser reina, dejé la oficina detrás de mí.

♥ ❤ ♥

                

| Índice |

9 thoughts on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capitulo 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *