Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 39: La Medicina Secreta del Mar

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Mientras el cielo estaba en paz, el mar cambió de color y las olas golpeaban con fuerza.

Aishira retrocedió ante esta imagen que nunca había visto antes.

— ¿Qué le está sucediendo al mar…?

Aishira es la persona más amada en todo el país por las Hadas del Mar. Ella siempre sabía cualquier asunto relacionado con el océano.

Sin embargo, viéndolo ahora, lo único en lo que podía pensar era en la Reina Hada Pearl y sus Hadas.

… La Reina de las Hadas del Mar no me aceptó.

No sólo eso, pero no sería exagerado decir que la odiaba.

Aishira una vez obtuvo el permiso para entrar al Palacio, pero no importa cuántas veces lo intentó después de esa ocasión, no pudo volver a verlo.

—En cualquier caso, ¡debo contarle esto al Príncipe Aquasteed de inmediato!

Justo cuando Aishira giraba para retirarse, notó algo extraño. Por un momento se preguntó qué era, antes de caer en la cuenta que se trataba de las Hadas del Mar.

Esas Hadas, que lucían como pequeñas sirenas, ahora mostraban sus rostros sobre la superficie del agua.

『¡Aishira! La Reina está furiosa.』

『¡Se volvió loca!』

— ¡¿La Reina Hada?! Pero ¡¿por qué?!

Aunque Pearl no tenía sentimientos positivos hacia Aishira, las Hadas del Mar la amaban. Tanto que querían que se uniera a Aquasteed.

Las Hadas le habían informado y aconsejado cuando se trataba de asuntos sobre el Mar. Esta vez no era diferente, pero parecían más frenéticas, lo cual sugería que la situación no era muy buena.

— ¡Hey, no actúen por su cuenta!

『¡Oh, Reina!』

— ¡! ¡Reina de las Hadas del Mar!

Aishira se sorprendió ante la repentina aparición de Pearl, pero rápidamente se arrodilló. No creía que podría volver a verla de nuevo.

—Hmph. No me gusta esa mujer Tiararose. ¡Ha engañado a Grail!

—… ¿?

—Aishira

— ¡S-Sí!

Pearl salió del mar salpicando agua y la miró con ojos fríos. Entonces expresó su ira hacia Tiararose por intentar robarle a Grail.

—Tú… Tú quítale a Aquasteed. Ese hombre no es nada más que problemas.

— ¿Qué? ¿A-A qué se refiere…?

—Hmph. No es necesario que lo sepas. Te daré esto. Sólo mézclalo en el té.

Pearl no tenía intención de permitirle a Tiararose escapar por el crimen de robarle a Grail.

Él sería suyo siempre y cuando Tiararose desapareciera…

Apretando los puños, Pearl le dio a Aishira un pequeño frasco que estaba lleno de un líquido rosa.

Ella no podía rechazarle algo a la Reina Hada, así que aceptó la botella.

No tenía idea de lo que había adentro.

—Reina Hada Pearl. ¿Qué es…?

—Oh, no es nada. Sólo un poco de medicina. No hará daño, y el efecto es de corto tiempo.

—…

Aishira estaba incierta.

No había forma en que pudiera hacerle algo como eso a Aquasteed, el Príncipe Heredero de su propio país. Pero esta era la orden de la Reina Hada. Tampoco podía rechazarla fácilmente.

¿Qué debería hacer…?

Se sentía incómoda, y su expresión lo mostraba. No podía darle una medicina sospechosa al Príncipe. Sin embargo, Pearl también dijo que no haría daño y que el efecto era de corta duración.

Aun así…

—Discúlpeme, Reina Pearl. ¡Pero nunca podría traicionar al Príncipe Aquasteed!

Profundo en su corazón, todavía permanecía un pequeño sentimiento.

Aunque no le hiciera daño, no podía permitir que algo le sucediera. Sus ojos demostraban pasión mientras rechazaba la orden de Pearl.

—…Ya veo. Entonces lo haré por mi cuenta. Agua.

— ¡¿Huh?! ¡¡¡Ahhhhh!!!

Pearl levantó su mano derecha y el agua del océano se elevó, tomando la forma de una espada… Que iba directo hacia Aishira. El agua cortó sus manos y sangre comenzó a fluir.

Pearl le quitó la botella y le añadió una gota de la sangre de Aishira.

— ¡! ¡¿Q-Qué acabas de hacer…?!

—Hmph. Es porque eres amada por las Hadas. Y es conveniente porque eres la persona más cercana. Eso es todo.

— ¿…?

Pearl se rio y Aishira se sintió ansiosa.

¿Qué intentaba hacer la Reina Hada? Quería gritarle que se detuviera, pero Pearl emitió un aura fría que negaba cualquier comentario.

Pero en ese momento… La voz que tanto esperaba alcanzó los oídos de Pearl.

— ¡Pearl! ¡¿Qué sucedió?!

—…Grail. Hmph. ¡No tienes nada que decirme!

— ¡Hey, espera ahí! —gritó Grail después de descender del cielo, pero Pearl le ignoró y se desvaneció en el mar.

Se había ido al Castillo para hacer que Aquasteed bebiera la botella que ahora contenía una gota de sangre de Aishira.

Grail miró el lugar donde estaba hasta hace poco, y suspiró.

—Oh, ¿qué significa todo esto? ¿Por qué Pearl está tan enojada…?

Seguramente ella podría por lo menos explicarme.

Es lo que él pensaba, pero entonces finalmente notó la presencia de Aishira. Grail actuaba como la fuente de información de Aquasteed, así que él sabía todo lo que concierne al país.

Aishira estaba arrodillada y temblando.

—Puedes levantar tu cabeza, Aishira Pearland.

—S-Sí…

— ¿Sucedió algo con Pearl? Dime.

Ella asintió en silencio y comenzó a explicar lo que sucedió sin ocultarle nada. Aishira no sabía nada sobre este Rey Hada, así que no podía hacer nada más que decir la verdad.

Después de escuchar su historia, Grail puso una mano en su barbilla para pensar.

— ¿Engañado? Oh, pero… Tiararose tiene a Aquasteed. Es imposible que yo… Oh, Pearl, debe haber malentendido algo…

—…

Grail no podía entender por qué Pearl actuaba de esta forma, ya que aparentemente ella le odiaba. En este punto, sólo eran ellos dos quienes no se daban cuenta que estaban enamorados del otro.

—Entonces Pearl mezcló tú sangre en la botella… Sí. Me pregunto qué era eso… ¿Para qué tomar la sangre de Aishira Pearland…? No puedo pensar en nada malo- Oh, ya sé.

— ¿?

—Es una medicina secreta del mar. Una poción de amor.

—Oh.

Aishira tragó ante esas palabras.

En otras palabras, si Aquasteed bebía ese líquido… ¿Él se enamoraría de ella?

Sintió que su rostro se sonrojaba al pensarlo.

Sin embargo, de inmediato se dijo que pensamientos como esos estaban mal mientras sacudía la cabeza. Claramente estaba mal para un extraño manipular sus sentimientos de esa forma. Su rostro rápidamente palideció mientras le preguntaba a Grail qué debería hacer.

—Pero, ¿por qué Pearl haría algo como eso? ¿Es porque a Aishira le gusta Aquasteed? ¿O sólo por conveniencia? En primer lugar, ¿por qué considera a Tiararose como una amenaza? —murmuró Grail para sí con una mano en su barbilla. Entonces sugirió que ambos fueran al Castillo.

Tiararose y Aquasteed estarían ahí. Aishira se sentía incómoda, pero asintió.

♦ ♦ ♦

—Philliane, ¡¿no tiene esta galleta la forma más adorable?!

—Oh, es muy linda. Es la imagen perfecta de Su Alteza, el Príncipe Aquasteed.

Sin saber que el océano se volvió peligroso, Tiararose estaba en su cocina privada en el medio de decorar sus galletas.

Había varias tiendas en Marineforest que vendían ingredientes para dulces. Ellas no existían en Lapis Lazuli, así que Tiararose se había obsesionado más y más.

—Veo que hay una gran variedad de ingredientes. Esto debe ser porque ahora eres la Princesa oficial.

—Sí… Creo que voy a visitar a los comerciantes mucho más de lo que veo a los sastres.

Tiararose rio suavemente mientras ponía las galletas en el horno.

Ahora todo lo que necesitaba era esperar a que estuvieran listas. Entonces escuchó un chapoteo, y justo como antes, Pearl apareció frente a ella.

Philliane se arrodilló de inmediato, y Tiararose la imitó.

La botella en las manos de Pearl ya estaba vacía. Tiara se preguntaba qué había tenido, pero como no estaba en buenos términos con Pearl no podía hablar casualmente.

—Haciendo dulces en un lugar como este… ¿Querías dárselos a Grail?

— ¡! E-Estos son para…

Los ojos de Pearl notaron las galletas con forma de Grail, las cuales Tiararose planeaba hornear después. Pearl se mordió el labio con fuerza y la señaló con su abanico.

— ¡¿Cuántas veces planeas insultarme?! ¡Engañar a Grail de esta forma, eres la peor de las villanas!

— ¡Lo entendiste mal, Reina Pearl! Estoy cocinando galletas para los demás también. No cociné sólo para el Rey Grail.

¡Ella está confundiendo la situación!

Esto necesitaba arreglarse de inmediato, pero Pearl no estaba escuchando. Ella bufó con fuerza y le enseñó a Tiararose la botella.

— ¿…?

—Esta es una medicina secreta del mar.

— ¿Medicina… Secreta…?

… Nunca había escuchado de algo como eso.

No había información. Ni en los libros, ni en historias, ni siquiera rumores al respecto. Pero si Pearl decía que existía, entonces debía ser la verdad.

… Pero, ¿está vacía?

Pearl pareció entender lo que Tiararose estaba pensando, así que continuó.

—Le pedí a Aquasteed que la bebiera. Ahora, él ya no volverá a mirarte.

— ¡! Al Príncipe Aqua… ¿Por qué?

—Hmph. Porque quiero ver tu rostro mientras sufres. Esta poción de amor tiene el efecto más fuerte, ¿sabes?

¡¿Poción de amor?!

No tenía idea de que existía algo como eso. Tiararose se sintió frenética. Al mismo tiempo se preguntaba en qué situación funcionaba, y con quién sentiría el efecto.

Sólo podía orar para que estuviera a salvo, pero palabras más crueles entraron en sus oídos.

—Con esto, Aquasteed finalmente se enamorará de Aishira.

La Heroína del juego de la secuela.

Tiararose se dio cuenta que ella nunca podría ser la heroína, y su cuerpo tembló.


Sakuya
Sinceramente, y perdón por la palabra, Pearl es una estúpida, ya cayó de mi gracia -_- y puede que sea mala, pero no se merece a Grail, que sufra la condenada -_- (se nota que me enoje? xD )

| Índice |

11 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 39: La Medicina Secreta del Mar

  1. Yinett says:

    Jaja encontré el capítulo en el que me había quedado gracias al exceso de cortizol en los comentarios… pero si, a la señorita Pearl se le fue la mano.

  2. Von_733 says:

    ¡aaaaaaaah! maldita perra!!! se que me voy a arrepentir por llamarla así pero es estúpido hacerle daño a alguien de manera tan egoísta, pero bueno sigamos leyendo. Esto va a terminar en tragedia para ella y no me refiero a Tiara sino a la reina hada del mar, no creo que sea perdonada por la persona que ama (si me dicen que la perdona después de todas las cagadas que hizo, entonces renuncio a toda moraleja del Karma) Tiara es una preciada amiga del rey del cielo y es por esa razón que creo que el no va a perdonar lo que hizo Pearl por mucho que la ame, hacerle daño a todos solo por celos va a llevar que no consiga la felicidad nunca y pierda definitivamente al hombre que ama. Al menos que termine en final Disney donde todos son felices al final sin ningún escarmiento lo cual no es justo ya que en la vida real todo pasa factura.

    • Lady says:

      Estoy de acuerdo contigo, y aun por muy Reina que sea no sabe escuchar y toda esta situación se hubiera arreglado con que ella callará la boca y escuchara lo que dicen los demás, pero noo su ego lo es más xdxd de todas sin esto no habría drama.
      Pero me tome que como esto es una novela y como estoy viendo las cosas siento que igual el Rey Hada del cielo la perdonara y como es Tiara también, eso es lo que me dice mi intuición ab que tampoco se la verdad xd

  3. CandyLizz says:

    Ok… Que alguien golpee a esta vieja ya por favor, eso es lo que necesita, una buena cachetada marcada diablo para acomodarle la maldita media neurona qué tiene!!!!!!!!

    Tiara bebé hermosa!!!! Ella va a llorar yo lo sé T-T

  4. Shion93 says:

    Alguien más quiere matar a esa Reina Hada del agua???? En serio que es lo que piensa??? Esta loca??? Necesito saber que para!!!
    Gracias por traernos la novela en español!!

  5. Resa Rin says:

    Totalmente de acuerdo. Pearl es una completa estúpida. Entiendo, está celosa, pero TODOS han intentado decirle en algún momento, o hacerle entender que entre Grail y Tiara no hay nada, de hecho, si los espía tan seguido, ya debería haber notado que el 60% de sus conversaciones son sobre Pearl y cuánto la ama Grail y el cuarenta por ciento restante de ropa y accesorios ¿Cómo es que eso se califica remotamente como romance?
    A este punto, preferiría que alguien matara a Pearl y que Grail se quedara con Aishira o con cualquiera, para el caso. No me importa con quién pero ya no lo merece.

    Y se nos viene un dolor de cabeza con la Tiara deprimida e incapaz de luchar por Aqua… T-T como si lo estuviera viendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *