Viviré con humildad y confianza – Capítulo 30

Traducido por Kiara

Editado por Sakuya


Últimamente, las cosas entre Serika y Kikuno se han puesto tensas.

La causa es que Kikuno está en la misma clase que Kaburagi.

Cuando nos dimos cuenta, después de los anuncios de la clase, Kikuno hasta bailó de alegría. Desde entonces, todo lo que hace es hablar de Kaburagi.

Contando cosas como “Cuando estaba leyendo el pasaje durante la clase de japonés, su voz era de ensueño” o “Después de que Kaburagi-sama usó el trozo de tiza, terminé yendo al pizarrón solo para poder usarlo también”.

Desde mi perspectiva, es solo un chisme ocioso, pero aparentemente ese no fue el caso con Serika.

—Reika-sama, ¿no crees que Kikuno se ha estado adelantando últimamente? Solo porque ella está en la misma clase que Kaburagi-sama, todos los días no hace más que alardear de eso. ¡Qué diablos pasa con ella!

Oh mi Dios.

Aunque Serika-chan y Kikuno-chan son como un dúo dinámico, ahora que un lado se ha estado adelantando a otro, están apareciendo fisuras en su relación.

— ¿No estás frustrada, Reika-sama? ¡Kikuno-san está actuando como si ella estuviera más cerca de Kaburagi-sama que tú! ¡Qué arrogante!

No estoy frustrada en absoluto, pero… ¿por qué debería estarlo? Quiero decir, él no me gusta después de todo.

Solo que, considerando la cantidad de fanáticas que tienen esos dos en la escuela, no hay razón para que empiece a crear problemas admitiendo que eso me molesta. Hasta ahora, solo he estado siguiendo al azar a todo el mundo y diciendo cosas como “Qué maravilloso” cuando es apropiado.

— ¡Ella a menudo dice que Enjou-sama ocasionalmente viene a visitar su clase! ¡Y últimamente, esa chica ni siquiera ha pasado el almuerzo contigo, Reika-sama! ¡Nos está traicionando!

Uwahh~ Ella se está enojando cada vez más. Me pregunto qué debería hacer.

—Quizás, Kikuno simplemente lo está haciendo porque sintió que te alegraría escuchar esas historias. No creo que eso signifique que esté intentando molestarte, ¿sabes?

—No puedo imaginar que ella no lo haga, pero…

Su expresión dice claramente que no me cree. Pero bueno, también creo que Kikuno-chan simplemente estaba presumiendo felizmente.

—Después de todo, Kikuno-san parece pensar profundamente en ti, Serika-san. Hace un tiempo, cuando ella estaba enferma y tú la esperabas en la enfermería, ella me dijo que te estaba muy agradecida. Incluso dijo que cuando se trata de hacer algo, eras la única en quien se podía confiar, ¿sabes?

—Eh…

Esto es mitad verdad y mitad mentira.

Es cierto que ella estaba agradecida de que Serika-chan la acompañara en la enfermería.

En cuanto a las cosas acerca de ser confiable, dije “Serika-san es una persona confiable, ¿verdad?” Y Kikuno-chan simplemente respondió “Sí”.

—Kikuno-san dijo eso…

—Creo que Kikuno-san está extasiada por estar en la misma clase que la persona que ella admira. Estoy seguro de que ella se calmará, dado un poco de tiempo. Para empezar, Kaburagi-sama es más o menos indiferente hacia las chicas, después de todo. Al final, en lugar del lejano Kaburagi-sama, serás tú quien la valore más.

—Es verdad…

¡Oooh, ella cayó!

En ese caso…

—Serika-san, por favor toma esto.

—Eh, ¿un macarrón?

Le había dado a Serika-chan un macarrón rosado.

—Es un macarrón con sabor a cereza, por tiempo limitado. El favorito de Kaburagi-sama.

— ¡¿Eh?! ¡¿Kaburagi-sama?!

—Sí. Anteriormente, cuando fui al salón Pivoine, Kaburagi-sama se los estaba comiendo. También tomé uno, pero lo traje aquí sin comerlo. Deberías comerlo, Serika-san. Mantén esto en secreto de Kikuno-san, ¿de acuerdo?

—Qué bondadosa Reika-sama.

Serika-chan aceptó felizmente el macarrón con las dos manos.

—No es frecuente que puedas ver a Kaburagi-sama comiendo dulces, ¿verdad?

—Ese es el caso, pero tiene bastante gusto por lo dulce, ¿sabes?

Él come muchos dulces en el salón, y también era un goloso en el juego Kimidol.

Por un tiempo, cuando estuvo en Kyoto, estaba totalmente enamorado del chocolate matcha de una antigua tienda de té.

No creo que esté ocultando el hecho ni nada, pero, para empezar, no se nos permite traer dulces a la escuela, así que es la única posibilidad de verlo comiendo esa clase de comida en el salón después de todo.

Como Serika-chan está de buen humor otra vez, supongo que eso es lo suficientemente bueno por ahora.

—Umm… Reika-sama. Lo que dije antes…

—No te preocupes, no escuché nada. Después de todo, no eran tus verdaderos sentimientos.

—No, no lo eran. Muchas gracias, Reika-sama.

No, no. gracias a ti.

♦ ♦ ♦

—Reika-sama, ¿qué piensas de la actitud de Serika-san últimamente? ¡Está celosa porque estoy en la misma clase que Kaburagi-sama!

Esta vez Kikuno-chan se coordinó para hablar sobre el asunto, cuando Serika-chan no estuviera, para venir a hablar conmigo.

—Si ella tiene envidia, entonces debería decir eso. Aunque hice todo lo posible para contarle las historias sobre Kaburagi-sama, todo lo que ella hace es mirarme. ¿No crees que su personalidad es terrible?

Oh mi Dios.

Esa es una actitud bastante arrogante, creo que ambas estaban equivocadas.

—Serika-san estaba de mal humor porque todo lo que mencionaste fue Kaburagi-sama.

— ¿De mal humor?

—Por favor, mantén esto en secreto, pero, Serika-san se estaba quejando de que Kaburagi-sama es más importante para ti que ella. “Aun cuando estoy más cerca de ella”, dijo. Creo que ella se siente sola.

—Eh…

—Serika-san te quiere mucho, después de todo. Pero últimamente todo lo que hablas es Kaburagi-sama. Si ella hiciera lo mismo, ¿no te sentirías ignorada? ¿No crees que tal vez sus celos están dirigidos a Kaburagi-sama?

Ahora esto es una mentira total.

—Pero no debes ir a Serika-san para confirmar esto. Serika-san es bastante obstinada, así que si supieras cómo se está sintiendo realmente, probablemente se molestaria aún más.

—Pensar que Serika-san dijo…

—En este caso… ¿Qué pasa si actúas como una chica madura y das el primer paso? Estoy segura de que, si lo haces, Serika-san se sentirá mejor de inmediato. A ella le gustas mucho. Ustedes dos son mejores amigas, después de todo.

—Mejores amigas… tienes razón. Somos mejores amigas, ¿verdad?

Parece que está un poco feliz por la mención de las “mejores amigas”.

Y parece que su ira también ha disminuido.

—Reika-sama, lo que dije antes…

—Por supuesto, no escuché nada. Después de todo, no era como realmente te sentías, era eso.

—No. Muchas gracias, Reika-sama.

No, no. Ustedes dos son muy similares, ya sabes.

♦ ♦ ♦

Después de eso, inmediatamente se reconciliaron.

Y parece que mis mentiras no fueron expuestas. Las dos se ven muy felices y unidas.

Soy una cobarde, así que absolutamente, no a los problemas. Da miedo.

Quiero decir, nunca se sabe cuándo te quedarás envuelto en eso, después de todo.

La paz es definitivamente la mejor.

Hablando de eso, en eres mi dolce, ¿no alimentó Kisshouin Reika al Emperador con mentiras sobre la protagonista, lo que conllevó a la escena de su ruina?


[1] Maracons

[2] Chocolate Matcha

| Índice |

2 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *