Viviré con humildad y confianza – Capítulo 32

Traducido por Kiara

Editado por Sakuya


Es otoño otra vez, y la reunión para organizar las actividades del festival de atletismo llegó una vez más.

Ahora que somos estudiantes de último año en la escuela primaria, nos toca a nosotros actuar como comité ejecutivo.

Y, por alguna razón, fui nominada como miembro del comité ejecutivo de nuestra clase.

No soy particularmente buena en los deportes, y mi capacidad de planificación y dinamismo no es nada del otro mundo, así que, ¿por qué yo? O eso me preguntaba al principio, pero al parecer, el profesor decidió en secreto que sería mejor tener a alguien con la autoridad suficiente para manejar a los hombres de la clase inferior sin problemas.

Hablando honestamente, es una maldita molestia…

Todavía somos estudiantes de primaria, así que no es como si el comité ejecutivo realmente haga algo importante.

Solo hará ciertas cosas como recopilar las listas de participación de cada clase, hacer trabajos ocasionales para los maestros, son solo pequeños pendientes como esos.

Y también, en el día del festival de atletismo, se supone que debemos pararnos en nuestra tienda y asegurarnos de que todo vaya bien.

♦ ♦ ♦

Los miembros del comité de los grados quinto y sexto, nos reunimos para coordinarnos antes de los preparativos reales.

Entre estas personas, vi a Enjou Shuusuke.

Todas las demás chicas de aquí estaban muy entusiasmadas. Al parecer, no esperaban que Enjou fuera miembro del comité ejecutivo. Acepto que tampoco me lo imaginé.

También miré a todos los demás, pero llegué a la conclusión de que probablemente Enjou fue elegido por la misma razón que yo.

Los dos somos los únicos miembros de Club Pivoine.

Pero a diferencia de mí, hubiera pensado que Enjou hubiera podido negarse. Tal vez sea un tipo sorprendentemente cooperativo.

Hablando de eso, en Kimidol, Enjou era un mediador entre el Emperador y todos los demás.

Después de las presentaciones y la explicación de nuestros deberes, estábamos a punto de comenzar el trabajo cuando ocurrió un problema. Las chicas estaban reunidas alrededor de Enjou y no parecían que tuvieran intenciones de hacer algo.

El mismo Enjou estaba haciendo su parte del trabajo, sacando copias a los carteles y organizando por números, pero las chicas a su alrededor solo estaban hablando con él y no estaban trabajando en absoluto.

Incluso cuando los demás chicos en el comité les indicaron que se pusieran a trabajar, ellas alegarían “¡Estoy ayudando a Enjou!” Y lejos de hacer el trabajo, en realidad menospreciarían a los chicos diciendo: “¿Estás seguro de que no estás celoso? ¿Porque los chicos no son tan populares~?” y entonces los chicos no pudieron decir nada más.

Enjou también les advirtió, y empezaron a trabajar, pero en el momento en que se alejaba de ellas, sus manos se detendrían por completo.

Esto fue un error total en la selección de personal…

Mientras todo esto sucedía, estaba tranquilamente sentada lejos de los problemas, doblando los programas.

Por culpa del harén de Enjou, el trabajo está resultando más lento de lo esperado y considerando la cantidad de programas, es terrible que no hagan las asignaciones que les tocan.

Estos programas se ordenaron desde otro lugar, pero por alguna razón, es tarea del comité ejecutivo, unirlos y doblarlos.

Si de cualquier manera van a mandarlos a hacer en alguna tienda, ¿no pueden simplemente hacer que realicen el trabajo completo? Realmente no lo entiendo.

El papel me estaba robando la humedad de las manos, y tuve problemas para recoger una a la vez.

Esto es difícil… Sería genial si tuviera un dedal, pero…

Mirando a mi alrededor, no pude encontrar uno, pero sí encontré una banda de goma.

Lo envolví alrededor de mi pulgar. Entonces traté de levantar una página.

¡Oooh! ¡Es más fácil!

Aquí vamos, aquí vamos.

Toma y dobla, toma y dobla. Como una máquina, continué repitiendo esto. Como si estuviera poseída por una madre ocupada que trabaja eficazmente, actúe bajo un solo propósito.

Los muchachos que pasaban por delante exclamaron.

—Eh, ¿goma elástica?

Por debajo de sus respiraciones, pero no voy a prestar atención. Como una ama de casa ocupada, priorice la eficiencia.

Las voces felices del harén eran audibles desde donde yo estaba. Trabajen, maldita sea.

♦ ♦ ♦

Incluso después de eso, las chicas del comité continuaron orbitando alrededor de Enjou, y básicamente no hicieron ningún trabajo.

Aparentemente, los muchachos en el comité habían renunciado a tratar de hacerlas trabajar.

Y a medida que pasaba el tiempo, más y más trabajos extraños me fueron entregados.

A partir del día siguiente, proporcione dedales. También estaba equipada con una pomada muscular inodora para dolores de hombros.

Estoy completamente acostumbrada al trabajo de oficina ahora.

Usar la copiadora se ha convertido en mi especialidad. Soy buena con el encogimiento, la lupa y la copia a doble cara también.

Todos los muchachos de sexto año me elogiaron y dijeron “Como se esperaba de Kisshouin-san” y pusieron más trabajos extraños.

¿De verdad crees que seré engañada con un obsequio tan obvio?

Pero no pude negarme, así que, de copiar a imprimir y grapar, muchas cosas más fueron dejadas sobre mí.

Eso es raro.

Soy parte de la elite Pivoine, y se supone que debo estar en la casta superior entre las chicas, pero antes de darme cuenta, me convertí en la chica de los recados número uno.

¿Podría ser que este lado de Reika se ha vuelto demasiado poderosa debido a su talento?

De hecho, tengo la sensación de que estoy haciendo todos los trabajos asignados a las chicas que se han dedicado a ser parte del harén de Enjou.

Esto es demasiado.

¡Por el amor de Dios, hagan su parte!

♦ ♦ ♦

En un momento dado, nos dimos cuenta de que un estudiante de una clase inferior tenía una superposición con la selección de su evento, así que terminé dirigiéndome ahí para advertirles directamente.

Es en momentos como este, en el que Enjou y yo estábamos destinados a usar nuestra autoridad como miembros de club Pivoine, pero si Enjou se movía, su harén se movería con él, y no necesitábamos una especie de procesión de la corte, así que fui sola.

La clase de tercer año, en estos momentos están en hora libre, así que estos niños apenas escuchan lo que les digo.

Debido al estrés que me ha está produciendo el comité, me siento más irritada de lo normal, esto está haciendo me enoje con bastante facilidad.

Ustedes son realmente algo, ¿no saben quién soy yo? ¡Soy Kisshouin Reika-sama! ¡¡La única!! —grité en mi interior.

No tuve el coraje de decirlo en voz alta.

¡Maldita sea! ¡Cada uno de ellos es…!

Afortunadamente, las chicas me escucharon correctamente y trataron de ayudarme, pero algunos de los chicos simplemente no escucharon.

O, mejor dicho, ¿no es ese niño que cometió el error? ¡Deberías prestar más atención, todo esto es tu culpa, maldita sea!

—Como dije, no puedes participar en estos dos eventos. Elige uno, y deja que otros estudiantes tengan una oportunidad en el otro.

—Ehh, ¡pero entonces no podríamos ganar!

A mí que me importa, retardado.

—En cualquier caso, no puedes participar en ambos. Este evento comenzará inmediatamente después del otro, y no lo harás a tiempo.

—Entonces voy a correr.

—Ese no es el problema aquí.

¿Qué pasa con este idiota? ¿Es realmente un estudiante en Zui’ran?

Me recuerda a los chicos de la escuela pública en mi vida anterior.

— ¡Oye, escucha lo que dice la señorita Reika!

— ¿Ah? ¿Quién?

¿Qué dijiste?

¡No creas que no te castigaré!

En poco tiempo, las chicas y los chicos me ignoraron y comenzaron a discutir solos.

Aah, ahora está fuera de mi control.

—Está bien, suficiente.

Enjou dio una palmada cuando entró en la clase.

—Katsuragi, ¿podrías quizás causar un poco menos de problemas para Kisshouin-san? Solo apúrate y arregla la selección de tu evento.

Al parecer, el niño travieso conocía a Enjou, e inmediatamente se volvió obediente.

Incluso la ruidosa clase comenzó a comportarse bien instantáneamente, y las chicas estaban fascinadas por la demostración de liderazgo de Enjou.

Mieeerda, ¿es esta la diferencia entre un líder y un farsante?

Con la llegada de Enjou, los problemas se resolvieron en un instante, y los dos volvimos a la sala del comité.

—Kisshouin-san, si pensabas ir, podrías haberme dicho también, te habría acompañado.

—Parecías tener demasiadas cosas a tu alrededor, así que supuse que estabas ocupado.

Me aseguré de dejar en claro, que produjo esta situación en primer lugar.

—Ahh, ¿eh? bueno estoy preocupado por eso también. Parece que te han dejado un poco. Yo también ayudaré.

Vas a venir junto con tus extras inútiles, así que no, gracias.

—Estaré bien. Por favor, haz tu propio trabajo, Enjou-sama.

—Entiendo.

En cuanto regresamos, las chicas comenzar a reunirse alrededor de su señor otra vez.

—Enjou-sama, nosotras también queríamos ir.

— ¡Completamos el trabajo que nos dejaste, Enjou-sama!

Informé las correcciones que hicieron los senpais, y luego, recogí los documentos restantes, me dirigí a la sala de profesores.

Aahh, necesito calmarme…

| Índice |

One thought on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 32

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *