Viviré con humildad y confianza – Capítulo 34

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Desde que la gente empezó a llamarlo Emperador, la popularidad de Kaburagi creció aún más. Gracias a sus logros durante la batalla de caballería, parece que el nùmero de seguidores masculinos fue en aumento. Sobre todo, entre los de clase baja.

Entre todo el clamor, aparentemente los muchachos que servían como “El Caballo del Emperador” se jactaban de haberlo hecho. No puedo decir que los entienda, pero mientras la gente sea feliz, supongo que está bien.

Tampoco es que la fama del Emperador se quedara únicamente en la sección primaria. Al parecer, las historias llegaron hasta la escuela secundaria, incluso recibí un correo de Aira-sama que decía: ‘Aparentemente Masaya está siendo llamado ‘Emperador’; ahora, ¿no?

Sin embargo, cuando los niños particularmente excitados lo llamaban “Emperador” en su cara, él les dirigía una mirada helada. Así que al final, todo el mundo hizo un acuerdo tácito de que “Emperador” sería un apodo informal, y nunca se usaría delante de él.

Creo que el Emperador reaccionó adecuadamente. Si se uniera a ellos diciendo “Yo soy el Emperador”, entonces definitivamente se convertiría en una historia oscura y en la fuente de futuras tragedias.

Solo para estar seguros, envié a Aira-sama un mensaje diciendo “Parece que la propia persona no ha autorizado el apodo, así que, por favor, sé discreta”.

Pero hombre, pensar que el apodo de “Emperador”; en realidad vino de Napoleón. Como la falsa reina rococó, él tiene una terrible compatibilidad conmigo.

En 『you are my dolce』 siempre se le había llamado Emperador como si fuera natural, así que nunca le presté mucha atención. Estaba segura de que era porque gobernaba la escuela como un monarca.

Pensar que era un viejo apodo de la escuela primaria. Y, lo que es más, la razón por la que se produjo fue una batalla de caballería infantil… Si te lo explicaran ya siendo adulto, ¿no te parecería una estupidez? ¡Upffffpftt-!

Bueno, tampoco debo olvidar que mi apodo de cabello de taladro no está autorizado. En lugar de un apodo, eso es más como un insulto después de todo.

De todos modos, fuera de mis opiniones personales al respecto, las chicas que me rodeaban estaban completamente enamoradas del apodo de ‘Emperador’.

— ¿No es realmente un apodo apropiado para Kaburagi-sama?

—Para nuestra clase, fue como un héroe conquistador de las leyendas…

—Estuvo genial durante la batalla de caballería…

—Hahh~ El Emperador es como un sueño…

Una refrescante brisa entró por la ventana.

Ahh~ El otoño es la estación más relajante. Con la barriga llena de comida del almuerzo, estoy empezando a tener sueño.

— ¿No piensas lo mismo, Reika-sama?

— ¿Eh?

¿Pensar qué? No estaba escuchando en absoluto.

—Reika-sama, también pensáis que el Emperador es genial, ¿verdad?

—S-sí, bueno, sí.

No se puede ir contra la corriente.

—Lo sabía…

Todas las chicas a mi alrededor asintieron con la cabeza. A todos ellas les gusta la misma persona, después de todo.

—Creo que Reika-sama sería muy compatible con el Emperador.

¿Hah?

—Correcto. Es frustrante, pero si fuera Reika-sama, podría aceptarlo.

—Si alguna chica normal fuera emparejada con el Emperador, definitivamente no lo permitiría, pero Reika-sama tiene el pedigrí y el refinamiento digno de él.

—Pero aún no quiero que Kaburagi-sama pertenezca a nadie…

—Si es Reika-sama, definitivamente la animaré.

—Cierto. ¡Reika-sama, da lo mejor de ti!

…Espera un momento. ¿Qué pasa con este repentino desarrollo?

Para empezar, Kaburagi tiene a Yurie-sama. Aunque sea algo completamente unilateral…

—Todo el mundo, ¿no están malinterpretando algo?

—Dios mío, ¿qué sería eso?

—No deseo especialmente salir con Kaburagi-sama ni nada tan asombroso como eso. Al final, se trata simplemente de sentimientos de admiración. Nunca soñaría con algo así.

En serio, por favor, ¡paren con eso! Es una cuestión de vida o muerte para mí, ¿de acuerdo?

—Pero, ¿no te gusta el Emperador también?

—Es admiración. Simple admiración. Algo muy diferente del amor.

Las chicas inclinaron la cabeza confundidas.

— ¿Pero, entonces es Enjou-sama? Estuvieron juntos en el comité ejecutivo ¿no?

—Oh mi… así que Reika-sama estaba en el team Enjou-sama. Dios mío, entonces eres mi rival. El otro día, cuando nos encontramos, me preguntó si estaba bien y luego me sonrió.

—Oye, ¿estás segura de que no te tropezaste con él a propósito?

— ¡No lo hice!

Perdón por decírtelo mientras estás feliz y todo eso, ¡pero eso también es un malentendido!

—No tengo ningún sentimiento especial hacia Enjou-sama. Aunque, naturalmente, lo admiro como todas ustedes.

—Vaya, ¿es eso así?

—Así es.

Necesito dejarlo en claro de una vez.

—Entonces, ¿quién demonios te gusta, Reika-sama?

—Eh… nadie en particular.

—Reika-sama, ¿no te gusta nadie?

—Bueno, no.

— ¿Nadie en absoluto?

—No lo creo, no.

— ¿Nunca te ha gustado nadie? ¿Nunca, nunca?

—Hasta ahora, supongo que no ha habido nadie así, no.

Sí, mi primer amor está por llegar.

Todos los ojos se volvieron compasivos.

—Así que Reika-sama sigue siendo una niña…

¡¡¡GAAHHHH…!!! ¡Una niña me llamó niña!

¿Qué es este compasivo silencio que estoy recibiendo…? ¡No necesito su lástima!

Quiero decir, tampoco es que busque príncipes en caballos blancos, así que no me pueden reprochar, ¿verdad? Después de todo, mi ideal es una persona tranquila, soñadora y amable que se ría y perdone mi egoísmo. Los tipos autoritarios como el Emperador del manga, son geniales para gritar “¡Kyaaaa! Emperador, tan encantador~~~”, cuando es sólo un manga, pero en la vida real sólo te causan problemas.

Quiero decir, vamos. ¿Irrumpir sin invitación en la casa de la chica que te gusta? ¿Quién en la tierra hace eso? Sólo causas grandes problemas a su familia, o al vecindario, ya sabes. ¿Y confesar en medio de un camino lleno de gente? Hombree, de ninguna manera, nunca en la vida.

¿Ser perdonado todo el tiempo solo porque eres un chico sexy? Eso es solo en los mangas. Al menos en mi opinión.

Así que, en ese sentido, una persona lógica y gentil es lo mejor, ¿no? ¿Dónde puedo encontrar a mi hombre ideal, me pregunto~?

¿Eh? ¿No está sentado en mi casa estudiando para sus exámenes? ¿Qué debo hacer? ¿Podría ser que realmente soy una brocon…?

 ♦ ♦ ♦

Más tarde, después de la escuela, yo, la niña Reika, fui llamada a la sala de profesores.

—Kisshouin, ¿podrías unirte al comité ejecutivo de la Presentación de Aprendizaje?

—Me niego.

Esa cosa es aún más difícil que el encuentro de atletismo. Solo… ¡¿quién en la tierra diría que sí!?

Me he retirado de ser un maestro de trabajos esporádicos. Aunque me halagues o me tranquilices, mi decisión está tomada. Las lágrimas de un anciano no conmoverán mi corazón.

Gracias a mi experiencia durante el encuentro de atletismo, tuve el valor de negarme.

| Índice |

One thought on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 34

  1. Khrystal MeL says:

    Pobre Reika la miraron con lástima, aún todas son muy pequeñas para pensar realmente en el amor.
    Reika de diste cuenta muy tarde de que eres una brocon. Ese me niego, simplemente me mato jeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *