Viviré con humildad y confianza – Capítulo 65

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


Las fans femeninas de Kaburagi han creado un gran alboroto en clase, pero nunca llegando a causar problemas a los demás. Sólo hacen mucho ruido durante los descansos, eso es todo. Fue como el año pasado con Enjou.

Excepto que, como el temperamento de Kaburagi tiene un punto de ebullición más bajo que el de Enjou, han estado probando su límite mientras disfrutan de estar a su alrededor.

A simple vista, parece que no hay problema, siempre y cuando se trate del ruido, pero como hay más gente en la clase, a veces hay chicos cuyos asientos son robados por estas chicas. Así que algunos chicos tímidos han tenido problemas al no poder sentarse en sus propios pupitres.

¿Qué debo hacer? Si sigo advirtiéndoles cada vez, van a pensar que soy un fastidio, y como representante de clases, no es que pueda hacer la vista gorda tampoco.

Me pregunto qué hizo Enjou el año pasado. No era una representante de clase en esa época, así que para ser honesta, no le presté atención a los demás.

Y recuerdo a Enjou regañándoles suavemente para que no invadieran las aulas de los demás.

En el primer trimestre eran realmente ruidosos, pero después de un tiempo, las cosas salieron bastante bien, creo. Bueno, tal vez nos acostumbramos a ello.

Aun así, definitivamente no voy a empezar a manejar a los fans de Kaburagi.

Y el Chico Monje sigue mirándome con ojos suplicantes. Es imposible, te digo.

Tsuruhana-san está en ese grupo de fans. Crearé aún más conflicto si le digo algo a ella.

Aahh, las quejas silenciosas de todas esas víctimas son…

No se puede evitar.

—Tsuruhana-san, siento molestarte durante tu conversación, pero parece que esta chica necesita su asiento, así que, ¿podrías moverte?

—…Hmmm~ ¿De quién es este asiento?

Miré alrededor de la habitación con una mirada desafiante.

Los ojos del dueño del asiento empezaron a parpadear.

—Oye, ¿me prestas tu asiento un rato?

—Ah… sí, por favor, hágalo. No lo necesito todavía…

¡Geh-! ¡Me han abandonado!

Oye, no puedes hacer eso, ¿de acuerdo? Es porque te quejaste que vine aquí para decirle esto.

—Si ella lo dice. ¿Está bien? ¿Kisshouin-san?

Tsuruhana-san se rio.

Ella es una verdadera molestia. Pero como no hay víctima, no puedo responderle.

—Ya veo. Si la chica está de acuerdo con eso, entonces no tengo nada que decir. Mis disculpas por haberla molestado.

—Debe ser duro ser representante de clases.

Me alejé con una sonrisa de compostura, logrando de alguna manera ocultar la rigidez.

¡Maldita sea! ¡Perdí!

Serika-chan me dio la bienvenida con una expresión de descontento. ¡Lamento haber sido una cobarde!

Esto no servirá. A este ritmo, lejos de un enfrentamiento entre nuestros dos grupos, yo podría ser derrocada en el mío propio.

¡Todo esto es culpa de Kaburagi! ¡Es porque es muy irresponsable! ¡Bueno, soy consciente de que esto es sólo una excusa!

Kaburagi no prestaba atención a las chicas, en cambio hablaba alegremente con los chicos sobre deportes.

No tiene ni idea de cuánto están sufriendo las otras personas… Cielos, por favor, deja que un pájaro se cague en la cabeza de ese chico.

Tal vez debería llevar algunas sillas plegables al salón de clases y montar un rincón de visión Kaburagi o algo así.

♦ ♦ ♦

Últimamente he tratado de evitar comprar dulces cuando voy a comprar bocadillos a la tienda.

Tengo miedo de engordar y de que me salgan granos.

A cambio, he empezado a comer más onigiri y sándwiches. Es más saludable y más nutritivo que los dulces, sabes. Es una pena que no se mantenga bien.

Me llevan en coche entre semana, así que en secreto compro bocadillos los fines de semana y en los descansos de la escuela.

Últimamente ha habido un montón de nuevos sabores de onigiri. Pero al final, el salmón a la parrilla de yakishake es mi favorito.

Y, recientemente, me he estado sumergiendo en algunos estúpidos pasatiempos para olvidarme de mi problemática vida escolar cuando estoy en casa. Sí, me doy cuenta de que es sólo escapismo…

De todos modos, para hoy tengo mi “Clasificaciones de Onigiri de la tienda de conveniencia”.

Ahora mismo, tengo el yakishake en el número uno, arroz de pollo mixto en el número dos, ¿y tal vez los huevos de mentaiko en el número tres?

Ah, pero el omurice del otro día también estaba delicioso.

Mientras engullía mi onigiri, de repente recibí una llamada de Sakura-chan.

— ¿Sakura-chan? ¿Qué pasa?

—Hay una pequeña cosa que me gustaría preguntar. ¿Hm? ¿Estás comiendo algo, Reika?

—Acabo de comer chocolate fondant.

—Vas a engordar comiendo eso por la noche, ya sabes.

—…Tendré cuidado. De todos modos, ¿qué era lo que querías?

— ¡Oh, claro! ¡Había una chica que le dio a Takumi un chocolate de San Valentín!

¿San Valentín? Ha pasado mucho tiempo desde entonces.

— ¿Por qué estás hablando de eso ahora? ¿Y de quién?

— ¡Por qué me acabo de enterar hoy! Lo escuché de la hermana de Takumi. La chica es su kouhai del club de atletismo. ¿La conoces?

Ni siquiera me dijiste su nombre, pero no, no la conozco.

— ¿No son sólo los chocolates obligatorios?

—Reika. Te estás burlando de Takumi.

Ridículo. Es cierto que en la escuela primaria tenía una cara bonita como una ardilla, pero tal vez por el entrenamiento diario, desde que entró en la escuela media, creo que se ha vuelto muy guapo, ¿vale?

—Averigua qué clase de chica es.

—Mm~mm, si es sólo echar un vistazo, no me importa. Pero tengo mucho en mis manos ahora mismo.

— ¿Exactamente qué problemas tienes?

Empecé a quejarme con Sakura-chan por mis problemas como representante de clases.

—Reika, ¿no es porque eres tan mansa que te miran con desprecio? Ve y déjalos que lo tengan. Y luego, tal vez, hables con el Emperador también.

—Eehhh~ No puedo hacer nada de eso.

—Entonces ríndete.

—Uuy…

No están causando mucho daño ahora mismo, así que quiero evitar enfrentarlos directamente.

—Reika, tienes el mal hábito de huir y de comer compulsivamente para aliviar el estrés, así que debes tener mucho cuidado. ¿Qué hay de hacer yoga? Estoy haciendo yoga en casa ahora mismo.

—Yoga, huhh.

Conozco la palabra yoga, pero lo único que me viene a la mente son los indios en poses acrobáticas.

—El yoga calma el corazón, ya sabes.

Eh-, pero tu corazón no está en absoluto tranquilo. Pero das miedo, así que no voy a decir eso.

Ya que Sakura-chan me dio algunas recomendaciones en DVDs de yoga, supongo que las revisaré más tarde. Me he cansado de hacer hula hooping, así que supongo que es un buen momento.

Y, tal vez, ¿incluso abra mi tercer ojo?

♦ ♦ ♦

Al día siguiente, fui a echar un vistazo a ese kouhai por orden de Sakura-chan.

Por lo que pude ver cuando miré en su clase desde el pasillo, y observé los alrededores, era una chica bronceada y de aspecto enérgico. El tipo completamente opuesto a Sakura-chan, el arquetipo de belleza japonesa. Ahora bien, venir aquí estaba bien y todo, pero ¿qué hago después de esto?

— ¿Qué estás haciendo aquí, Reika-san?

Salté a la repentina voz de atrás. Cuando me di la vuelta, encontré a Ririna parada ahí.

— ¿Qué estás haciendo aquí, Ririna?

— ¿Qué, te preguntas? Esta es mi aula. ¿Podría ser que me necesitaras para algo?

¿Esta era la clase de Ririna? Entonces, ¿eso significa que está en la misma clase que esa chica?

—Digamos, esa chica Toriumi. ¿Cómo es ella?

— ¿Por qué quieres saber eso, Reika-san?

—Hay algunas circunstancias.

—Bueno, aparentemente, es miembro del comité de deportes, y su energía es su buen punto. No estoy tan cerca de ella todavía, así que no sé mucho más. ¿Ustedes lo saben?

Ririna empezó a preguntar a sus subordinados en su lugar.

Sus subordinados de aspecto manso dieron respuestas como: “Creo que está en el club de atletismo” y ” Es alegre, y tiene muchos amigos”.

—Ya veo. Gracias. También, gracias por llevarse bien con Ririna. Espero que sigas cuidando de ella.

— ¿Por qué dices eso? No es asunto tuyo, ¡está bien!

Ririna se puso un poco roja. Oye, si te caes, me envuelve a mí también, ¿vale?

—Más importante, umm…

Ririna de repente me agarró del brazo y me llevó más lejos en el pasillo, lejos de los demás.

—Últimamente que Tsuruhana-senpai y sus amigos se han vuelto más audaces con tu grupo, pero ¿estás bien?

¿Incluso Ririna lo ve así?

—Estoy bien. No tienen nada que ver con nosotros.

—Cuídate, ¿de acuerdo? Si te caes, me envuelve a mí también, ¿de acuerdo?

¿Ella estaba pensando lo mismo?

Todo esto se ha convertido en algo bastante molesto.

De todos modos, le envié un mensaje a Sakura-chan con lo que escuché de Ririna y su grupo.

Ella respondió, “Necesito que continúes con tus observaciones”.

Cielos, no creo que tengas que preocuparte tanto. Estoy segura de que eran obligatorios, ¿vale?


Shaey
En las escuelas japonesas, puedes almorzar en tu clase, o comerla en otro lugar. Lo que «en otro lugar» significa, depende de la escuela.

1) Onigiri hecho con salmón a la parrilla de yakishake.

2) El arroz mixto Gomoku Five sus ingredientes suelen venir con algunos de los siguientes ingredientes: matsutake, shiitake, brotes de bambú, raíz de bardana, soja fresca, castañas, pollo, pescado u ostras.

3) El mentaiko (明太子) es el hueva marinada del abadejo y el bacalao es un ingrediente común en la cocina japonesa. El sabor es salado, picante, sabroso y parecido al del océano. (sip, es así como dicen que es)

| Índice |

5 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 65

  1. Haomuri says:

    Tsuruhana… Mmm… Ceo que vienen más problemas -.-. Reika si que va a subir de peso si no la enfrenta porque es seguro que Tsuruhana aumentara su ansiedad a nivel máximo u.u
    En fin, Gracias por el capítulo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *