Viviré con humildad y confianza – Capítulo 68

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


Al día siguiente, tenía miedo de ir a la escuela.

Estaba nerviosa porque la gente me miraba de forma diferente porque descubrí a la “Dominadora Reika-sama”, pero también fui y menosprecié a Kaburagi en el salón, así que, si eso se extendiera, estaría completamente aislada.

Y en cuanto a lo enfadado que estaba Kaburagi… ¡Imaginarlo era aterrador!

Mirando a la izquierda y a derecha por cualquier ataque enemigo, entré cuidadosamente en el salón.

No estaba aquí todavía. Pero no puedo bajar la guardia.

—Buenos días, Reika-sama.

—Gokigen’you, Reika-sama.

Todos mis amigos me saludaron con una sonrisa. Qué sonrisas tan bonitas. ¿Es porque tienen que desahogar sus sentimientos reprimidos?

—Gokigen’you.

Me senté en mi asiento. Y entonces la gente se reunió a mi alrededor.

—Uhuhu, ayer fue terriblemente refrescante, ¿no es así, Reika-sama?

Serika-chan llevaba una sonrisa cruel.

Una de los miembros del grupo de Tsuruhana-san estaba sentada en un rincón de la clase, y cuando nuestros ojos se encontraron por casualidad, ella miró hacia otro lado, asustada.

Uh oh. ¿Los amenacé demasiado?

—Digan, todos. Esas chicas parecen estar reflexionando, así que no continuemos con esto. Ya les he perdonado.

—Eh, pero.

—No creo que Kaburagi-sama nos vea bien a las chicas siendo tan viciosas entre nosotras.

Todas parecían haberse dado cuenta de una revelación impactante.

Bueno, no es algo que deba decir después de haber empezado una pelea con él.

—Si tú lo dices, entonces…

Después de mirarse unos a otros, todos asintieron con la cabeza. Gracias a Dios. Kaburagi es increíblemente efectivo, ¿no? Por otro lado, sólo puedo imaginar lo rápido que me abandonaran si saben que me convertí en la enemiga de Kaburagi.

— ¡Kyah! ¡Es el emperador y Enjou-sama!

—Eh-

Kaburagi, y por alguna razón también Enjou, entraron de repente en el aula. Oh mierda, ¿están aquí para anunciar mi sentencia de muerte? ¿¡Están aquí para llevarme a la guillotina!?

Mi corazón palpitaba mientras esperaba el movimiento del enemigo. ¡Geh-! ¡Viene hacia aquí!

Las chicas sentadas a mi alrededor mostraron cierta consideración no deseada y se separaron a diestra y siniestra. Kaburagi estaba justo delante de mis ojos ahora.

M-, mi estómago…

De repente, su puño me golpeó en la cabeza.

— ¡GYAH-!

¡OW! ¡CREO EN LA NO VIOLENCIA! ¡Y DEJÉ SALIR UNA EXTRAÑA VOZ!

—Ahora estamos en paz.

Mientras acunaba mi cabeza y gemía, Kaburagi dejó esas palabras antes de volver a su asiento.

¿Hah?

—Aahh, lo siento, Kisshouin-san. Tengo algo de lo que hablar contigo. ¿Estás libre?

Todos mis seguidores comenzaron a armar un escándalo de nuevo. Ah, déjà vu.

Pero era imposible negarse esta vez. Quiero una vida escolar pacífica.

Mis amigas parecieron tener otro terrible malentendido, porque me vieron bajo sus envidiosas miradas. Mientras me frotaba la cabeza, me llevaron de nuevo a esa escalera.

Qué miedo… ¿¡Este tipo es mi asesino!?

— ¿Está bien tu cabeza? No debería haberte golpeado. Pero bueno, al menos es su forma de disculparse.

— ¿Disculparse?

¿Te disculpas golpeando a la gente en la cabeza?

—Tuvimos una buena charla después de que te fuiste, ayer. Nos dimos cuenta de que estábamos siendo un poco irresponsables, y reflexionamos sobre ello. Pero Masaya es muy terco, así que no pudo disculparse honestamente. Por eso dijo cosas sobre ser equitativo.

Qué diablos. Qué emperador tan perdedor.

Pero entonces, ¿significa eso que Kaburagi ya no está enfadado?

¿No voy a ser enemigo de todos los fans de Kaburagi?

—Le expliqué a todos en el salón. Les dije que hicimos algo para hacerte enfadar. Por suerte, no había demasiada gente. Me aseguré de prohibirles hablar, así que no debería haber ningún rumor.

—Humm, muchas gracias.

—También he reflexionado sobre lo que hice. Lo siento.

Enjou me hizo una reverencia.

¡Uwah, que te disculpes lo hace más y más aterrador!

—Hummmmm, ¿eso significa que nos olvidaremos de lo que pasó ayer? —Pregunté tímidamente.

—Por supuesto —Asintió.

¿Está siendo realmente honesto? ¿Sigue planeando algo en realidad? Tan sospechoso…

—Tu expresión dice que no confías en mí en absoluto. ¿Realmente soy tan poco confiable?

Er, no puedo decírtelo a la cara, así que voy a fingir que no lo he oído. Qué gran habilidad es esta.

—Me siento realmente mal, sin embargo. Como disculpa por el golpe de Masaya, por favor dame un buen golpe.

He, ¿este es su plan para conseguir más material de chantaje?

Pero bueno, todavía quiero venganza por mi estómago y mi cabello.

Pero paso, ya que se ve sospechoso. Y yo soy una doncella. La violencia está más allá de mí.

—Si no me golpeas al menos, no podré sentirme a gusto. No te preocupes, y sólo pégame. Aunque no soy Masaya, esta vez lo contaremos como un empate, ¿de acuerdo?

— ¿De verdad no me guardarás rencor? Por ejemplo, usando esto para amenazarme más tarde.

—No lo haré, dije.

Hmmmm~ Entonces, ¿debería hacerlo?

Enjou inclinó su cara hacia adelante un poco para que fuera más fácil de golpear.

Ya veo. Bien, entonces.

— ¡GUH-!

Un gancho para excavar en el plexo solar.

Si te golpeo en la cara, todo el mundo lo verá, ¿verdad? Es una habilidad básica golpear donde no puedan ver.

—Bueno, entonces, supongo que ahora estamos en paz. ¿Verdad, Enjou-sama?

Enjou asintió rápidamente una y otra vez mientras se agarraba el estómago.

¡Muy bien!

Dejé a Enjou atrás y volví felizmente a mi clase.

No lo entiendo, pero de alguna manera me las arreglé para escapar de la guillotina. ¡Parece que la Reina Rococó escapó de ser convertida en un dullahan!

Tal vez me recompense más tarde con un poco de Annatorte de altas calorías…

♦ ♦ ♦

Con todas las molestias resueltas, pasé cada día con gran ánimo.

A petición de Sakura-chan, fui a investigar a Akizawa-kun y a esa chica kouhai.

Hmmm~ Supongo que se puede decir que son cercanos. Pero al final no estaba segura, así que decidí preguntarle al hombre en persona.

Seguí tranquilamente a Akizawa-kun y esperé mi oportunidad. Cuando no había nadie más alrededor, le susurré suavemente.

—Akizawa-kun, Akizawa-kun.

— ¡UWAH! ¿¡Kisshouin-san!? ¿Por qué estás en las sombras de esa manera?

¿Hay realmente una necesidad de estar tan sorprendido?

—Había una pequeña cosa que quería preguntarte.

—Eh-, ¿qué?

—Para ser franca, ¿qué tipo de relación tienes con Toriumi-san?

— ¡Eh-!

Akizawa-kun me dio una expresión de asombro. Oh, Dios…

— ¿Por qué preguntas algo así?

—Me dijeron que investigara.

—…Sakurako, eh. Kisshouin-san, pareces estar muy cerca de ella. A pesar de que les tiene tanto miedo a los extraños.

¿Miedo a los extraños? ¿Esa reina con la lengua de veneno? ¿Acaso Akizawa-kun no conoce su verdadero ser?

—No puedo revelar a mi cliente. ¿Y bien? ¿De qué tipo?

—Ehhhhh… Yo realmente no…

— ¿Sólo una relación senpai, kouhai… algo normal?

—Hmmmm.

—Qué actitud tan terriblemente vaga. Te regaló un chocolate de San Valentín, ¿no? ¿Era obligatorio? ¿No puede ser que fuera uno serio?

— ¿…Supongo que ella podría haber escrito algo así en la tarjeta?

¡Pero qué…! ¿¡Así que Sakura-chan realmente estaba en la mira!? Siento haberte tomado el pelo.

—No se lo digas a nadie, ¿de acuerdo?

—Naturalmente. Bueno, ¿qué hiciste?

—Le dije que lo sentía y la rechacé. Y ella dijo que lo entendía. Ese debería haber sido el final, pero el otro día mi hermana fue y habló de cómo conseguí un chocolate de una chica delante de Sakurako. Aparentemente mi hermana decidió entrar en mi habitación.

—Dios mío.

—Y entonces, Sakurako me preguntó por qué lo mantenía oculto.

Uwahh, ¿interrogatorio de Sakura-chan? Qué miedo.

—Se siente como si Sakurako hubiera estado enojada todo el tiempo desde entonces. ¿Qué hago?

—Hmmm. ¿Qué tal si la invitas a salir en una cita?

—Eh-, ¿una cita?

—Sí. Últimamente no ha hecho más que entrenar, así que creo que se ha sentido sola. Estoy segura de que ella estaría encantada de tener una cita contigo. En cuanto a dónde, déjame ver… ¿Qué tal un paseo en bote de remos en el parque Inokashira? Es un lugar bastante normal para una pareja.

— ¿Pero una cita? En realidad, no somos de esa manera, pero… Mn, lo intentaré. Gracias, Kisshouin-san.

—No, en absoluto.

Lo vi salir con una sonrisa.

Pero bueno, lo hice bastante bien, ¡eh!

Incluso recibí información sobre Toriumi-san de uno de los subordinados de Ririna, pero parece que no tendré que usarla.

¡Qué la fortuna sonría a la cliché pareja de osanajimi!


Aquí Shaey explicando algunas cosas 😊:

1º Annatorte, es un pastel característico del Café Demel, famoso también por su Sachertorte. Capas de bizcocho de chocolate y crema de mantequilla de chocolate, con un fuerte sabor a chocolate y un toque de avellana.

2º Inokashira, es un parque en el oeste de Tokio. Que tiene una gran popular atracción turística.

| Índice |

8 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 68

  1. Haomuri says:

    Jajaja esa Sakura usando a Reina para vigilar a Akizawa xD jajaja. Gracias por el pack!! <3 Aunque creo que los leí muy rápido xD

  2. Avi says:

    Amé tanto a la Reika en modo husbanda poniendo los puntos claros a las otras jajajaja
    Amo tanto esta novela, gracias por los capítulos~~.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *