Viviré con humildad y confianza – Capítulo 70

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


El quinto año fue la primera vez que estuve en la misma clase que Kisshouin-san. Era una chica particularmente llamativa, así que ya la conocía antes de eso.

Un miembro de la famosa Pivoine, y la joven de la familia Kisshouin. Un peinado como el de una princesa. Hermosa, pero un poco aterradora, y muy difícil de acercarse.

Esa fue mi primera impresión de ella. Y, una vez que estuvo rodeada por sus amigas, su impacto sólo aumentó.

No sé por qué, pero de alguna manera terminé siendo representante de clases con ella durante el sexto curso.

Normalmente, nadie de la Pivoine aceptaría tal papel. Y de todas las personas, pensar que fue esa Kisshouin-san la que terminó como representante de la clase.

Pero pensándolo ahora, en 5º grado ella fue parte del comité ejecutivo para la reunión de atletismo. Mirando hacia atrás, yo también me sorprendí en ese entonces.

Estaba un poco nervioso por ser representante de clase con ella. El grupo de Kisshouin-san es bastante duro con los chicos que no son Kaburagi-kun o Enjou-kun.

Pero, sorprendentemente, Kisshouin-san hizo todos sus trabajos como representante de la vicepresidencia correctamente. Particularmente sorprendente, fue que su control sobre las chicas hizo que todo fuera más fácil.

Y una vez que Kisshouin-san se dio cuenta, incluso los chicos que a menudo olvidaban sus trabajos, los traían rápidamente al día siguiente.

Es asombroso. Tampoco es que los amenazara, pero había una presión silenciosa a su alrededor.

Te hacía querer gritar “¡La Jefa está aquí!”

De todos modos, sobre Kisshouin. Cuando la llamaba para que me ayudara con el trabajo, respondía con bastante normalidad.

Incluso su forma de hablar es su modelo doncella de Zui’ran, pero era sorprendentemente… ¿amigable?

Incluso cuando le pedí que me ayudara con las tareas, aceptó sin problemas. ¿Podría ser que ella sea una de esas personas que no pueden decir que no?

En realidad, quería ser representante de clases con el señor Honda como el año pasado, pero podría ser afortunado de haber conseguido a la señorita Kisshouin ya que tenemos nuestro viaje de clase este año.

Honda-san. Estoy enamorado de Honda Miharu-san.

Me empezó a gustar el año pasado cuando éramos representantes de clases, pero no pude tener el valor de hablar con ella.

Cuando fui al santuario de la casamentera, recibí una gran bendición.

Me pregunto si Kisshouin-san podría darme algún consejo. Espero recibir un mensaje de Honda-san en mi anuario de graduación.

Cuando le dije esto a Kisshouin-san, ella aceptó felizmente ayudarme.

Desde ese día, he consultado ocasionalmente a Kisshouin-san para pedirle consejos amorosos.

♦ ♦ ♦

Cuando me convertí en un estudiante de secundaria, terminé en la clase de Kisshouin-san de nuevo. Y otra vez, terminamos siendo representantes de clases juntos.

Ya no soy tímido con ella, y los dos hablamos sin problemas. Pero su apariencia es tan difícil de abordar como siempre.

Si se mira con atención, a veces hay momentos en los que su imagen se derrumba.

Una vez, estaba caminando por el jardín a la hora del almuerzo. Yo pasaba por casualidad, pero un pájaro se cagó en su cabeza en ese mismo momento.

— ¡Kyaa! ¡Reika-sama!

—Un pájaro… ¡En Reika-sama…!

Las chicas a su alrededor empezaron a gritar cosas como:

“¡Rápido! ¡A la enfermería!” y “¡Está bien! ¡Se quitará en un instante! ¡Por favor, mantén la calma!”

Y se llevaron a la aturdida Kisshouin-san como para esconderla.

Y pensar que la golpeó entre todas esas chicas…

Nunca olvidaré cómo sus ojos casi se pusieron en blanco.

Hablando de eso, también estuvo rodeada de ciervos durante nuestro viaje de la escuela primaria. Tal vez tiene un mal karma con los animales.

Ese día, Kisshouin-san dejó la escuela temprano.

♦ ♦ ♦

Kisshouin-san se enamoró.

El chico estaba en el tercer año, el presidente del Consejo Estudiantil. Kisshouin-san parece estar tratando de ocultarlo, pero me di cuenta inmediatamente.

Después de todo, incluso cuando me dieron cosas para llevar a la Sala del Consejo Estudiantil, ella podía arrebatármelas.

Y cada vez que volvía de la Sala de StuCo, murmuraba para sí misma con una sonrisa.

¡No puedes, Kisshouin-san! ¡Si alguien te ve así, pensarán que eres un bicho raro!

Intenté decírselo de una manera indirecta.

—Kisshouin-san, ¿pasó algo bueno? Pareces realmente feliz.

—Cielos… —Respondió, con la cara cubierta por las manos.

Gracias a Dios. Se detuvo después de eso.

Pero el presidente del Consejo Estudiantil, eh. ¿Le gustan esos tipos carismáticos?

♦ ♦ ♦

El amor de Kisshouin-san no parecía funcionar. No he hecho ningún progreso con Honda-san, ¡así que realmente sé cómo te sientes!

Mientras hablábamos, me habló de un santuario de casamenteros aquí en Tokio.

Es vergonzoso para un hombre ir solo, pero como ella se esforzó mucho en decírmelo, decidí ir después de todo.

—Kisshouin-san, he comprobado el santuario y he conseguido una fortuna también.

—Vaya… ¿Es así? ¿Cómo fue la fortuna?

—Mn, desafortunadamente sólo tengo la Bendición Media.

—Ya veo…

—Tú también tienes uno, ¿no? ¿Cómo fue?

—…Tengo a Blessing.

—Ah, ya veo. Es una pena.

—…

¿Está haciendo esa extraña expresión porque tiene a Blessing? Por otra parte, no se puede decir que sea un buen resultado, así que…

Kisshouin-san silenciosamente chasqueó la lengua. Una chica no debería hacer cosas como esas, Kisshouin-san.

♦ ♦ ♦

Después de un tiempo, Kisshouin-san dejó completamente de hacer sus visitas al Consejo Estudiantil.

¿Oh? Eso es raro, pensé, así que le pregunté.

—No has ido al Consejo Estudiantil recientemente, ¿verdad?

Pero con una expresión espantosa dijo,

— ¿Sabía usted, representante de clase? Los primeros amores nunca dan fruto, sabes… nunca dan fruto… ¡Representante de clase!

Y me persiguió como si me estuviera maldiciendo. ¡Eso da miedo, Kisshouin-san!

Cuando nos separamos ese día, justo antes de que se fuera, se dio la vuelta y me sonrió.

¡Demonios, vete!

Cuando llegué a casa más tarde, escribí mi primer poema de amor. ¡Exorcizaré esta mancha a través de la poesía!

♦ ♦ ♦

Por cierto, por alguna razón Kisshouin-san dice pensativamente cada otoño.

—Es la temporada de ver la luna, ¿no es así?

Supongo que, a pesar de todas sus peculiaridades, sigue siendo Kisshouin Reika. Qué refinada.

Puede que sea extraña en algunos lugares, y a veces mira a las parejas con ojos resentidos, pero la suave y ocasionalmente tonta Kisshouin-san es alguien que realmente me gusta.

Pero tengo que decir que él también la observa bastante. Durante el incidente de la caca de pájaro, él estaba sonriendo.

♦ ♦ ♦

Enjou-kun es mi ídolo.

Hace todo con una sonrisa en su cara, y aunque nunca parece que estudie mucho, sus notas son siempre de primera clase.

En lugar de Kaburagi-kun, que es como un gobernante absoluto y carismático, prefiero la atmósfera amable de Enjou-kun.

Incluso cuando Kaburagi-kun se queda callado, la gente siente el deseo de servirle. Es bueno en los deportes y en lo académico. Su pedigrí y su riqueza están más allá de toda crítica. Es perfecto. A veces cuando lo veo mirando por la ventana, no puedo evitar sentir que es mucho más maduro que yo. Pero todo eso lo hace demasiado aterrador para acercarse a él.

En ese sentido, Enjou-kun es todo lo contrario por cómo siempre le habla a la gente con una sonrisa.

♦ ♦ ♦

Cuando entré al primer año de la escuela secundaria, terminé en la misma clase que Enjou-kun. Era representante de clases, pero entre el cambio con los internos y externos, y todas las chicas que buscaban a Enjou-kun, todo era una locura.

Cada vez era Enjou-kun quien me preguntaba “¿Estás bien?” y me ayudaba. Cuando las chicas que le gustaban se volvían demasiado, él siempre les advertía suavemente para que no se hicieran daño. Cuando se trataba de las Externas, las dirigía a los comités adecuados para ayudarlas a adaptarse a la escuela.

¡Esa consideración casual por la gente…! Mi compañera representante Honda-san también estaba encantada con él.

♦ ♦ ♦

En mi tercer año de secundaria, estaba preocupado por cómo era representante de clases de Kaburagi-kun. Enjou-kun sugirió a Kisshouin-san como representante de clases.

¡¿No es Kisshouin-san la versión femenina de Kaburagi-kun?!

Siempre está sonriendo y rodeada de sus amigas, la chica número uno de la que no quieres hacerte enemigo.

Si Kaburagi-kun es el Emperador, entonces Kisshouin-san es la Emperatriz. ¡Qué miedo!

Pero al final, Kisshouin-san estuvo de acuerdo. Como se esperaba de Enjou-kun. Pensar que él podría incluso persuadir a Kisshouin-san.

En cuanto a Kisshouin-san, resultó ser más fácil hablar con ella de lo que esperaba.

Pero todavía estoy un poco nervioso. La presión de las chicas detrás de ella es particularmente desesperante…

♦ ♦ ♦

De todos modos, cierto grupo de chicas agitó la bandera de la revuelta contra ella. Era el grupo de Tsuruhana-san.

Las chispas volaron entre los dos grupos durante un tiempo, pero Kisshouin-san simplemente sonrió relajadamente como si no fueran una amenaza.

Como representante de la vicepresidencia, ocasionalmente les advertía por su conducta, pero el grupo de Tsuruhana-san se encogía de hombros, y Kisshouin-san se iba justo después.

Personalmente, creo que sería mejor si ella les regañara un poco más duramente. Pero es Kisshouin-san. Ella probablemente tiene algún plan.

Debido a los dos grupos, la atmósfera de la clase se puso tensa. Los únicos a los que no parecía importarles eran Kaburagi-kun y Kisshouin-san. Como se esperaba de ellos. Son diferentes al resto de nosotros.

Pero tengo la sensación de que algo va a suceder pronto. Después de todo, la sonrisa de Kisshouin-san nunca llega a sus ojos.

♦ ♦ ♦

Finalmente sucedió.

Esta mañana Kisshouin-san vino con una amiga. Ella tuvo más impacto que nunca. Era como si un aura extraña fuera emitida por su cuerpo.

Después de la escuela, Kisshouin-san salió del aula sonriendo, flanqueada por sus amigas cercanas.

Los demás compañeros de clase exclamaron cosas como, “¡¿Así que por fin se está moviendo!?” y “¡La diosa Kali está aquí!” en su entusiasmo.

Pero todos tenían demasiado miedo de ir a ver.

Al día siguiente, el grupo de Tsuruhana-san no vino a nuestra clase. Cuando pregunté a mis amigos de otras clases, me dijeron que el grupo estaba actuando anormalmente tranquilo.

Aparentemente, la pelea terminó con la abrumadora victoria de Kisshouin-san.

Un héroe que vio en secreto la pelea me lo dijo con escalofríos.

—Su Majestad la Reina golpeó su martillo de la ira. ¡Definitivamente no puedes oponerte a la Reina!

Después de eso, Kaburagi-kun, famoso por ser frío con las chicas, le dio a Kisshouin-san un amistoso golpe en la cabeza, que hizo que las chicas se volvieran locas. No sólo eso, ¡también se llevaba bien con Enjou-kun!

Ella realmente es de un mundo diferente al nuestro. Kisshouin Reika, la persona más temible para hacer un enemigo.

Aunque, cuando hablé con el representante de la clase 5, me dijo:

—Es una persona divertida.

Incluso Enjou-kun dijo:

—Kisshouin-san es una persona divertida.

Así que tal vez debería empezar a mirarla sin prejuicios.

♦ ♦ ♦

Pero no había nada particularmente divertido en ella.

A lo sumo, sólo hubo unos pocos casos. Como la vez durante el viaje de la clase cuando hubo un pastel azul que todos los demás abandonaron, y ella terminó con una sonrisa. O cómo después de comer ese pastel azul que nadie más comió, parecía estar enferma por el resto del viaje. O cómo en D*sneyland, por alguna razón ella fue la única que terminó empapada, y sus amigos la animaron.

Oh, y aquella vez en el hotel cuando la pillé parada sobre una pierna en el pasillo. Cuando le pregunté qué estaba haciendo, me dijo:

—Esta es la postura del árbol en el yoga.

¿Está haciendo Yoga porque es la Diosa Kali?

Ella me lo dijo:

—Recomiendo la Pose de la luciérnaga y la Pose del Águila.

Pero lo rechacé educadamente.

Kisshouin-san fue vista por su compañera de cuarto Kazami-san, quien rápidamente la arrastró a su cuarto.

Supongo que la gente común como yo nunca entenderá a alguien tan increíble como Kisshouin-san.

| Índice |

3 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *