Actor de Reparto Masculino – Capítulo 72 – Arco 7: Sui Yuan como Sirena

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Después del ataque a Max y Dima, la lucha entre el ejército y el gobierno se volvió aún más intensa. Básicamente se estaban desgarrando el cuello el uno al otro. Por supuesto, las masas todavía se mantenían en la oscuridad. Por otro lado, a pesar de ser tritones que tenían poco que ver con tales asuntos, Sui Yuan y Ya podían percibir el conflicto que se avecinaba.

Ya continuó diseñando su ropa y expandiendo sus esfuerzos. Además, bajo el diseño de Max, él y Dima continuaron “amándose con devoción”. En cuanto a Sui Yuan, frente a los demás, actuó como si no fuera más que una pieza fija. Sin embargo, a espaldas de la gente, vivía la vida sencilla y tranquila de ser acosado por Max.

Esto continuó hasta que llegó el siguiente punto de la trama.

Ya, que había llegado a este mundo con un dedo dorado, rápidamente pasó de ser un oscuro tritón a un diseñador de moda de primera. Además, no estaba claro si se debía a su identidad única como tritón o si era el compañero de Max, pero en resumen, en dos años, fue invitado a asistir a la ceremonia de premiación más prestigiosa de la Asociación de Diseño de Moda. Aquellos que ganaron el gran premio serían considerados verdaderos maestros del diseño de moda y no solo uno elogiado con palabras vacías.

Cuando el panel de jueces anunció que Ya había recibido una nominación, naturalmente, despertó el interés de las masas. De los tritones, que supuestamente solo servían para “dar a luz”, surgió alguien tan prominente como Ya. Además, su fama no era solo un tema sensacional provocado por el estado extremadamente buscado de los tritones que pronto podría ser olvidado. Al contrario, se hizo cada vez más famoso. Con respecto al éxito de Ya, mucha gente lo consideró como el comienzo del ascenso de los tritones. Hubo muchas opiniones diferentes, tanto positivas como negativas.

Algunas personas alentaron a los tritones, que habían sido domesticados desde hace mucho tiempo, a seguir el ejemplo de Ya en su contribución a la sociedad. Al mismo tiempo, había personas que estaban firmemente en contra de que los tritones se independizaran de sus dueños. Les preocupaba que después de que los tritones adquirieran conciencia de sí mismos, se sentirían cada vez más insatisfechos con ser tratados como máquinas de parto y, finalmente, se rebelarían.

Independientemente de este debate, aparentemente incesante entre otras personas, el propio Ya estaba encantado de recibir esta invitación. Como protagonista que luchó por el bien de su carrera, ¿cómo no podría ganar un premio después de su éxito?

A pesar de que Ya también había pensado en guiar a los tritones para que se volvieran independientes hasta cierto punto, corrigiendo la idea de que tanto los tritones como sus compañeros se habían unido a ellos y, por lo tanto, les otorgaba libertad. Hasta ahora, parecía un objetivo demasiado distante. Solo cuando realmente se hubiera afianzado en la sociedad y sus palabras tuvieran poder, podría lograr lentamente su sueño.

La invitación solo había sido dirigida a Ya y a su compañero, Max, pero, como modelo exclusivo de Ya, Sui Yuan fue naturalmente molestado por él hasta que no tuvo más remedio que asentir con la cabeza y aceptar ir con él al banquete de la ceremonia de premiación.

Ya, quería que Sui Yuan asistiera porque los diseñadores invitados podían mostrar su diseño más notable durante el banquete y Ya, se había dado cuenta de que solo en el cuerpo de Sui Yuan sus diseños podían exhibir realmente su encanto.

Como compañero de Sui Yuan y ayudante de Max, así como buen amigo de Ya, Dima tampoco pudo escapar. Por supuesto, el propio Dima no había querido escapar de todos modos. Él y Ya habían cooperado durante tanto tiempo, ayudándolo a transformarse de un don nadie en el diseñador de moda más buscado del momento. Dima estaba más ansioso que nadie por verlo subirse deslumbrantemente al podio y obtener su merecida gloria.

En la nave espacial, Sui Yuan se sentó solo, dormitando y, ocasionalmente, miraba nerviosamente a Max, quien estaba absorto en operar su computadora inteligente.

Escuchó a Dima explicándole a Ya los problemas a los que debía prestar atención con respecto a los viajes interestelares. Muy rápidamente, el tema de su conversación pasó del vasto universo al de la ceremonia de premiación. Obviamente, no importa si se trataba de un viaje interestelar, o si era el próximo banquete, nada podría ayudar a Ya a calmarse. Quería, con urgencia, encontrar una forma racional de dar rienda suelta a sus sentimientos, y el gentil y paciente Dima, naturalmente, era el objetivo más ideal.

Hacia este Ya, que estaba lleno de emoción y esperanza para el futuro, Sui Yuan quería, especialmente, quemar una varilla de incienso para él. Esto se debía a que, muy pronto, no podría ser feliz.

Este viaje fue desafortunado, no fortuito. Lo que vendría después fue un secuestro por parte de un grupo extremista anti-independentista tritón que había sido incitado por el enemigo político de Max, que quería aprovechar esta oportunidad para eliminar a Max. Los secuestradores querían evitar que Ya asistiera al banquete de la ceremonia de premiación y asegurarse de que el tritón no tuviera la oportunidad de brillar. ¡Los tritones deben dejarse encerrar obedientemente en casa y dar a luz!

Para comprobar la seguridad de los demás pasajeros inocentes, Max no tuvo más remedio que dejarse capturar sin poder hacer nada. Entonces, Ya, que tenía profundos sentimientos de amistad y un vago sentimiento de amor hacia Max, se negaría a dejar que Max fuera capturado por su cuenta. Juntos, se permitirían con justicia ser capturados, sin pensar en retroceder.

Afortunadamente, los tritones eran seres valiosos para ser atesorados y mimados. Incluso si Ya era el tritón de Max, los secuestradores sólo tuvieron la idea de venderlo por un precio alto o de quedárselo para su propio disfrute. No pensaban ponerle las cosas demasiado difíciles.

Si fuera un tritón ordinario, entonces, en este tipo de circunstancias no servirían de nada. Sin embargo, obviamente, Ya, tenía el coraje y la sabiduría de los que carecían los tritones ordinarios. Bajo la mirada desdeñosa, pero perezosa de los secuestradores, Ya y Max actuarían juntos para escapar con éxito, produciendo el clímax final de la trama.

Por supuesto, lo más importante fue que los sentimientos de las dos personas avanzaron a pasos agigantados después de pasar esta crisis. Max se dio cuenta de que él tenía sentimientos por Ya y Ya llegó a comprender sus propias intenciones hacia Max. Ya, no negaría más sus propios sentimientos.

Si… todo saliera de acuerdo con la trama, entonces, terminaría así. Sin embargo, Sui Yuan sabía que Max, absolutamente, no actuaría de acuerdo con la trama.

Además, si fueran a hablar sobre el complot, él y Dima no habrían podido ir con Ya y Max para empezar. Sólo habría necesitado sentarse obedientemente en casa y esperar a que las dos personas regresaran después de haber encontrado un percance. Era completamente diferente a su situación actual, en la que se encontraba en medio de la situación.

¿Cómo va a estropear Max las cosas a continuación? Sui Yuan tiró a un lado el complot ya irredimible, ya que estaba dolorosamente preocupado.

Al ver el universo por primera vez, Sui Yuan y Ya encontraron que era una experiencia novedosa. Sin embargo, ninguno de ellos estaba en un buen estado de ánimo para maravillarse con esta vista sorprendentemente hermosa. Sui Yuan dedicó toda su atención a observar sus alrededores y observar cada movimiento de Max. Era una lástima que no importara si lo insinuaba, o incluso si dijera explícitamente lo que pensaba, Max no se molestaría en compartir sus planes.

Max sabía más o menos que Sui Yuan estaba fuertemente apegado a la trama y temía incluso la más mínima divergencia. Sui Yuan intentaría aferrarse a cualquier laguna y tratar de hacer que la trama vuelva a encarrilarse. Por lo tanto, no quería dejar que Sui Yuan agonizara hasta la muerte sino simplemente trastornarlo hasta el punto de hacer que uno se pusiera los pelos de punta.

Solo que, incluso si Max no dijo nada, Sui Yuan también pudo ver la discrepancia entre la situación actual y la trama original.

Aparte del hecho de que Max y Ya, estas dos personas, se habían convertido en cuatro personas, Max también había traído consigo a muchos guardias, con la excusa de que el conflicto actual entre el ejército y el gobierno era demasiado intenso. Cuidado. ¿Podría ser que Max planeaba convertir directamente el dispositivo de trama de esta vez en algo que ni siquiera valía la pena mencionar? ¿Planeaba matar a los secuestradores y permitir que Ya asistiera con seguridad al banquete de la ceremonia de premiación?

Aunque no podía decir que esto no era una posibilidad, Sui Yuan también sintió que no había forma de que Max no hiciera meticulosamente algo tan “benévolo”.

—¡Hay un problema! ¡Rápido, monten guardia! —Mientras la cabeza de Sui Yuan estaba en las nubes, Max, de repente, dejó la computadora y emitió una orden en voz alta. Con una mano, separó sin problemas a Sui Yuan y Ya. Con la otra, sacó la pistola que estaba enfundada hasta la cintura.

Al mismo tiempo, todos los guardias que Max y Dima habían traído también se pusieron firmes. Una pequeña fracción de ellos intentó apaciguar a los asustados pasajeros que habían recibido el aviso de evacuación. La mayoría de ellos, sin embargo, salieron corriendo de la cabina de la nave espacial.

Lo que sucedió a continuación fue puro caos. Como un tritón débil y mimado, Sui Yuan solo podía mostrar una expresión amarga. La multitud asustada empujaba y jalaba mientras intentaban escapar a un lugar sin bandidos. En ese momento, la cabina y la bodega del barco se habían convertido en el lugar de una peligrosa pelea entre los bandidos y los guardias. Los bandidos lograron matar a varios miembros de la tripulación de vuelo y estaban tratando de hacerse con el control de la nave espacial. Sin embargo, fueron detenidos por los guardias de Max y Dima. Las tropas de los dos bandos lucharon amargamente en la cabina del piloto, lo que provocó que la nave espacial, originalmente estable, se balanceara violentamente de un lado a otro, haciendo que la situación, anteriormente caótica, fuera aún peor.

Cuando el sistema de gravedad de la nave espacial fue dañado, Sui Yuan, que estaba experimentando gravedad cero por primera vez, no pudo evitar sentir como si en un instante cayera muerto. El vértigo, las náuseas y el torrente de sangre a su cabeza: Sui Yuan, que fue empujado en todas direcciones, también sintió que sus oídos zumbaban y su vista se atenuaba. Simplemente, no sabía dónde estaba su propio cuerpo. Solo pudo agarrar instintivamente el brazo que le habían puesto en las manos quién sabe cuándo e intentar recuperar la sobriedad.

—¡La nave espacial se está saliendo de control! ¡Rápido! ¡Diríjanse a los botes salvavidas! —Junto con los sonidos de las balas que zumbaban por el aire, llegaron los lamentos angustiados de todos. El grito repentino, hizo que la última parte de la racionalidad de todos se activara.

Los pasajeros, asustados y sin sentido, se dirigieron hacia los botes salvavidas. Sin embargo, Max empujó a Dima al llegar a los botes salvavidas.

—¡Max! —Originalmente, como alguien que ocupaba un puesto civil, Dima no estaba acostumbrado a este tipo de situación violenta. Miró a Max, perdido, queriendo agarrarlo por la fuerza. Pero en el siguiente segundo, se vio obligado a atrapar a la persona que de repente fue empujada a sus brazos.

—¡Llévate a Ya y vete rápidamente! La nave espacial no puede aguantar mucho más. Su objetivo soy yo. No puedo escapar, ¡pero definitivamente tú lo harás! Dima, sabes lo que tienes que hacer. ¡Absolutamente, no dejes que este tipo de escoria obtenga lo que quiere!

Max miró fijamente a Dima, evitando que el otro respondiera. El tono de su voz era tranquilo, sin dejarle espacio para negarse. Cuando vio que los ojos de Dima estaban llenos de desesperación, de repente suavizó su tono y miró profundamente a Dima y Ya. —Cuida bien de Ya por mí. En caso de que no regrese, toma mi lugar y cuida bien de él por el resto de sus vidas.

—¡No! Max! ¡Ven con nosotros! —Ya, gritó con severidad mientras luchaba, queriendo deshacerse del brazo de Dima que, inconscientemente lo estaba reteniendo. Sin embargo, Max se limitó a negar con la cabeza: —No puedo hacer eso. Se las arreglaron para tramar y ejecutar tal crimen después de arriesgar tanto, ¿cómo iban a soportar dejarme ir? Si yo también subiera a bordo, todos los pasajeros de este bote salvavidas tampoco podrían escapar. Definitivamente pensarían en una forma de derribar el bote salvavidas. Solo si me quedo aquí, las otras personas tendrán la oportunidad de escapar.

Ya, abrió la boca. Entendía los problemas, pero abandonar a Max así, en cualquier caso, no podía superarlo.

—¡Dima, vete ahora! —Al ver que Ya, todavía dudaba, Max lo reprendió severamente. Dima obedeció reflexivamente sus órdenes. Con una mano, llevó a Ya. Con la otra, se agarró a la barandilla de la nave espacial y se dirigió hacia el bote salvavidas. Después de moverse varios cientos de metros, de repente, reaccionó y se volvió para mirar a Max de nuevo.

Max le disparó a un bandido, protegiéndolos mientras escapaban. Como si sintiera la mirada anhelante de Dima y Ya sobre él, inclinó ligeramente la cabeza y levantó los labios en una leve sonrisa. La mano que no sostenía un arma también se levantó, y saludó con fuerza, como si los apresurara, pero también como si estuviera diciendo “adiós”.

Dima sintió que le picaban los ojos y se quedó sin habla. Las lágrimas que brotaban de sus ojos le hacían casi imposible ver con claridad, pero no se detuvo de nuevo. En cambio, giró resueltamente la cabeza mientras apretaba los dientes, mientras sostenía a Ya, que seguía luchando, corrió rápidamente hacia los botes salvavidas.

Como ayudante de Max, tuvo que reprimir sus sentimientos esta vez. Dima odiaba que solo pudiera escapar bajo la protección de Max, pero sabía que actualmente solo podía estar de acuerdo con esto.

El objetivo del enemigo era Max. Si Max moría, entonces, como la única persona que conocía los planes de Max, aparte de él, no había nadie más que pudiera reemplazarlo y continuar; Dima tampoco podía dejar escapar al autor intelectual de este ataque. Absolutamente, les haría arrepentirse de su conducta y hechos más recientes. ¡Una deuda de sangre debe pagarse con sangre!

Dima y Ya fueron los últimos supervivientes en llegar a los botes salvavidas. Después de que los dos abordaron el barco, la puerta se cerró. Posteriormente, el bote salvavidas final fue expulsado de la nave espacial.

Al ver que el bote salvavidas se alejaba cada vez más de la nave espacial, Ya, se encogió en los brazos de Dima y tembló ligeramente. Miró alrededor del interior del bote salvavidas con el rostro pálido, justo después de recuperarse de su conmoción. De repente, recordó lo que había olvidado, y débilmente dijo: —Lan… ¿Qué hay de Lan?

El rostro de Dima se oscureció y apretó los dientes. Naturalmente, había buscado algún rastro de Lan antes, pero no pudo encontrar a su hermoso tritón azul, ¿tal vez lo habían separado de ellos en medio de la multitud frenética antes? Suponiendo que estuviera solo, como un delicado tritón que casi nunca había salido de casa, ¿qué podía hacer? Él no estaba en el mismo bote salvavidas que ellos, así que tal vez estaba en otro. O tal vez estaba herido y ya había muerto. O peor aún, aún podría estar dentro de la nave espacial, sin poder salir.

Definitivamente, era el peor compañero de todos. No solo no pasaba mucho tiempo con él, sino que no se preocupaba por él ni lo amaba de todo corazón. Ni siquiera pudo protegerlo y ayudarlo a escapar. Ni siquiera sabía si estaba vivo o muerto.

Max… Lan…

Dima levantó la mano y se apretó los ojos, luchando por no desmoronarse.

No podía permitirse el lujo de ser débil en este momento, tenía que ser fuerte. Todavía tenía un deber que cumplir y un rencor que resolver. Además… Max le había confiado a Ya…

El interior del bote salvavidas estaba en silencio. De vez en cuando, se oía el sonido de un sollozo reprimido. Las personas que ganaron una nueva oportunidad en la vida no sabían si debían alegrarse de estar vivas o si debían sentirse agraviadas por su familia y amigos que no habían escapado.

De repente, se escuchó un fuerte grito y todos volvieron la cabeza unánimemente y miraron en dirección a la nave espacial.

La nave espacial que ya no podían distinguir claramente entre el universo estrellado se iluminó repentinamente y estalló en un resplandor de fuego; no era muy brillante, pero era como si todos estuvieran cegados por ella.

No hubo sonido de explosión. El fuego ardió silenciosamente. Poco después, se extinguió lentamente, como una pantomima silenciosa.

Después de mucho tiempo, hubo personas que ya no pudieron reprimir su dolor y el sonido de los sollozos llenó el aire. Inmediatamente después, todo el interior del bote salvavidas se llenó con los sonidos del llanto.

Ya, enterró su cabeza en los brazos de Dima mientras sus hombros temblaban, con lágrimas empapando la ropa del otro. Se sintió desolado desde el fondo de su corazón. Dima, por el contrario, dejó caer su mano que previamente había presionado sus propios ojos. Miró la dirección de la llamarada que se disipaba, inexpresivo, como si quisiera grabar profundamente esta escena en su corazón, dejándolo para siempre incapaz de olvidarlo. En su hermoso rostro, sus ojos negros, que estaban llenos de lágrimas se endurecieron, reflejando un temperamento como el de Max: frío, agudo, como si no tuviera nada que temer.

♦ ♦ ♦

Tres años después, el escenario político se volcó por completo. Casi dos tercios de las figuras importantes, como el presidente, el vicepresidente y el secretario general de la Federación, fueron derrocados sucesivamente. Incluso después de dejar el cargo, muchos de ellos fueron arrestados, encarcelados, abusados ​​y algunos de ellos incluso murieron uno tras otro, ya sea por “suicidio”, accidente o fueron reportados como desaparecidos; se desconoce si estaban vivos o muertos.

Después de una serie de cambios, Dima, que alguna vez fue el adjunto de Max, obtuvo muchas contribuciones destacadas y, por lo tanto, fue ascendido a General de División. 5 años después, fue ascendido a Teniente General, y diez años después, fue ascendido a General luego de su destacada actuación en la lucha contra los intrusos interestelares.

En cuanto a Ya, después de un período de depresión, finalmente se recuperó con el aliento de Dima. Ahora, se había convertido en el diseñador de moda número uno e indiscutible del mundo, así como en el defensor de los derechos de los tritones número uno del mundo. Con el apoyo de Dima, se mantuvo firme frente a las olas de aprobación y oposición. Además, como fundador de la Organización de Defensa de los Derechos de los Tritones, hizo de su ícono un tritón azul feliz y sonriente, en conmemoración de su amigo que nunca volvería.

La única parte desafortunada fue que, aunque todos pensaron que el general Dima y Ya finalmente se juntarían, se quedaron decepcionados año tras año. A pesar de que ambos eran muy cercanos, nunca podrían cruzar la línea de la amistad. Esto se debió a que había dos personas que nunca podrían olvidar, permaneciendo, para siempre, como un obstáculo entre ambos.

Aun así, el amor no lo era todo en la vida, ¿verdad?

—¿Calculamos mal? —Sui Yuan se recostó en la cama, balanceando perezosamente la cola, apartando la mirada de las noticias en la pantalla del televisor.

No muy lejos de él, la bestia de cristal blanca y la bestia pesadilla negra se acurrucaron juntas. Los dos bultos de piel en blanco y negro contrastantes amaban especialmente a ambas personas, incluso si su naturaleza era difícil de tratar. Sin embargo, dado que sus irresponsables amos estaban concentrados en la trama, o estaban concentrados en destruir la trama, sólo podían confiar el uno en el otro como compañía. En la actualidad, estaban discutiendo como un viejo matrimonio (?). Al mismo tiempo, se peleaban y se reconciliaban sin cesar.

—Aunque el carácter recto de Dima superó mis expectativas, no es gran cosa. —Max pasó los dedos por el largo cabello azul de Sui Yuan, hablando con indiferencia. Poco después, esa mano deshonesta siguió a lo largo del cabello hasta que alcanzó la espalda pálida de Sui Yuan, antes de continuar. Su mano se movió desde su delgada cintura hasta su abdomen plano y liso. Presionando suavemente hacia abajo, Max habló con una cara llena de decepción. —¿Puede este cuerpo realmente no concebir un hijo?

La expresión de Sui Yuan se puso rígida y, de repente, se dio la vuelta, usando expertamente su cola para apartar despiadadamente la mano de Max: —¿Quieres un niño, te has vuelto loco? ¡Si quieres uno, da a luz a uno tú mismo!

—Primero que nada, no puedo dar a luz. En segundo lugar, no planeo tener un hijo. Después de todo, no quiero ser un padre irresponsable. Además, no quiero que dividas tu atención entre el pequeño y yo.

Max consoló y palmeó apaciblemente a Sui Yuan en la cabeza, como si fuera un perro. —Solo quería verificar que lo que decía el sistema era cierto. Después de todo, a pesar de la frecuencia con la que hacemos el amor, nunca has mostrado ningún indicio de estar embarazado. Es un poco raro. Si fueras un verdadero tritón, ya tendríamos al menos 3 o 4 bebés gateando caóticamente.

Ayanami
Pueden imaginar esa escena? XD

Sui Yuan miró a Max con enojo y, girando su cuerpo, tomó a la bestia de Cristal y la sostuvo en sus brazos. Se negó a seguir discutiendo sobre este tipo de temas que carecían de integridad moral con la otra persona.

En el momento del secuestro, el plan de Max era absolutamente decisivo. Cuando todos estaban confundidos, aprovechó la oportunidad para usar sus puntos para comprar un accesorio y ocultar el cuerpo de Sui Yuan. Luego, sacó a Dima y Ya. Cuando la nave espacial explotó, usó un accesorio de teletransportación para escapar.

Después de que su plan para fingir su propia muerte tuvo éxito, Max asumió el seudónimo de Zhao Xihe y se llevó a Sui Yuan con él para establecerse en un planeta remoto. Su vida juntos fue feliz y armoniosa.

Aunque tenía en mente cuáles serían sus puntos esta vez, sin embargo, era la primera vez que Sui Yuan se había desviado completamente de la trama. Después de sentirse impotente por un corto tiempo, rápidamente se adaptó a esta relajante sensación de libertad. No tenía por qué temer que fuera a comportarse fuera de su papel y que pudiera vivir completamente su propia vida. No pudo detenerse a sí mismo, aparte del tipo perpetuamente cachondo que siempre le hacía proposiciones a un lado, ¡todo era extremadamente bueno!

Y así, después de haber probado esta dulzura, Sui Yuan no pudo culpar a Zhao Xihe y, de mala gana, se consideró a sí mismo como el cómplice del otro. Aunque a menudo se hacía eco de las críticas de 5237 sobre el comportamiento de Zhao Xihe al hacer lo que le placía, en el fondo, en realidad no lo culpaba.

Si no fuera por su identidad especial, entonces, Sui Yuan sería rápidamente “corrompido” por Zhao Xihe. Sin embargo, cuando Zhao Xihe le preguntó si quería pasar el resto de su vida con él, Sui Yuan aún tuvo que negarse.

Afortunadamente, aunque Zhao Xihe estaba decepcionado, no estaba descontento ni se enojó. Continuó respetando la elección de Sui Yuan.

—Parece que no he trabajado lo suficiente. Todavía tengo que mover tu corazón. —Zhao Xihe se encogió de hombros, sonriendo con un poco de pesar.

Sui Yuan abrió la boca, pero finalmente presionó la explicación que había querido dejar escapar. Con mucha dificultad, fingió estar de acuerdo.

—Han pasado 10 años desde que nos desviamos de la trama. Esto también es lo más lejos que puedo alargarlo. Entonces, dado que aún deseas continuar con tus tareas como actor, deberíamos regresar ahora. Espero que la próxima vez me aceptes.

Zhao Xihe agarró los hombros de Sui Yuan y tocó ligeramente su frente con la suya. Luego, desapareció lentamente en una luz brillante.

Sui Yuan le sonrió levemente. Cuando ya no pudo ver la figura de Zhao Xihe, su rostro sonriente se transformó en uno de amargura.

Sui Yuan, ¿qué sucede? —5237 se sintió un poco nervioso mientras balanceaba su cuerpo. Durante estos pocos años, el corazón vacilante de Sui Yuan también fue visto por 5237. Sin embargo, como Sui Yuan no le dijo nada, 5237 tampoco le dijo nada a Sui Yuan. Tanto sus advertencias verbales como sus acciones preventivas rindieron poco en términos de resultados. Sui Yuan fue incapaz de reprimir su cambio de opinión. 5237, naturalmente, tampoco podría hacerlo. Dado que ninguno de ellos podía hacer nada al respecto, entonces, también podrían hacer la vista gorda…

Aunque era como si se estuvieran engañando a sí mismos, pero si evitaran hablar de eso, sería como si aún no lo hubieran descubierto. Así que la situación… ¿quizás, no sería tan mala?

No es nada. Vamos. —Sui Yuan negó con la cabeza, con un tono aparentemente normal y relajado. Bromeó un poco con 5237: —Parece que tu capacidad es muy inferior a la de 0007. Es capaz de hacer mucho y tú no puedes hacer nada en absoluto.

¡Y de quién es la culpa, sinvergüenza! —5237 explotó instantáneamente. —Si no fuera porque sólo puedes ganar la cantidad mínima de puntos cada vez, ¡ya habría sido actualizado varias veces!

¡Esa no es mi culpa! ¡Todo es por Zhao Xihe! —Sui Yuan replicó con rectitud.

Después de haber dicho eso, Sui Yuan y 5237 se calmaron, como si hubieran tocado un tema tabú.

De todos modos, también deberíamos volver, ¿verdad? —Un buen rato después, 5237 se aclaró la garganta y habló, sin demasiada naturalidad.

Está bien —asintió Sui Yuan y cerró los ojos, disolviéndose en la luz blanca.

| Índice |

One thought on “Actor de Reparto Masculino – Capítulo 72 – Arco 7: Sui Yuan como Sirena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *