Al límite – Capítulo 9: ¡Sonambulismo!

Traducido por Miicah

Editado por Ayanami


Li Shang con temor en su corazón, finalmente cayó dormido. No sabía cuánto tiempo había pasado, cuando de repente se despertó por el sonido de una voz hablando. 

—Ahí está un nuevo hermano, déjenme que los presente, así ustedes pueden ir familiarizándose con él.

¿Él aún está hablando dormido?

Li Shang abrió sus ojos y descubrió que Han Dong no estaba en su cama, al buscarlo lo vio parado junto a la ventana. Él estaba, probablemente, hablando por teléfono… Li Shang no le tomó importancia, se volvió y continuó durmiendo, como resultado, cuando movió sus brazos, tocó el teléfono celular de Han Dong.

Un rayo cayó sobre la cabeza de Li Shang, estaban en el quinto piso, si él no le hablaba a alguien por teléfono, entonces ¿con quién estaba hablando mientras estaba parado en la ventana? Li Shang recordó a la persona con la que habló en los Estudios Beijing, él le dijo que Han Dong tenía la habilidad de “comunicarse con los espíritus”. Al pensar en los atributos de los así llamados dioses, sus entrañas comenzaron a apretarse ferozmente. Li Shang miró en dirección de Han Dong de nuevo y sus globos oculares se volvieron instantáneamente blancos.

Delante de Han Dong, emergieron de la nada cinco mujeres con cuerpos rígidos, su piel parecía especialmente pálida en la oscuridad.

—¡Vamos, di hola al hermano Li! —Han Dong le dijo a una de ellas.

La pequeña alma de Li Shang estaba muerta de miedo, él, inmediatamente, salió de la cama, estupefacto, hacia la entrada, en ese momento Han Dong, repentinamente, dio un paso hacia él para agarrarlo.

—¿A dónde piensas ir? —Han Dong le preguntó con sus ojos aún cerrados.

Así es, sus ojos estaban cerrados de principio a fin, aún con sus ojos cerrados él era capaz de moverse alrededor de la habitación libremente, siendo capaz de determinar la posición de Li Shang y pararlo con exactitud.

Li Shang estaba completamente asustado, al punto de volverse un cabeza hueca, perdiendo toda su resistencia, fue jalado directamente por Han Dong y puesto delante de las cinco “mujeres”.

—¡Escuchen mi orden, tranquilas! ¡Quietas! ¡Sigan las acciones del hermano Li! —Después que Han Dong emitió esas órdenes, jaló a Li Shang hacía adelante y le presentó a cada una de las “personas”, —Esa es la profesora Cang, esa es Lulu, esa es Zhizhi, esa es Jiao Jiao y esa es Shou Shou.

Después de que Li Shang las miró más de cerca, un sudor frío comenzó a correr por todo su cuerpo y las lágrimas amenazaban con salir.

Las cinco “mujeres” paradas en frente de él no eran zombis o fantasmas, ellas eran… M**erda ¡muñecas inflables! Li Shang estaba a punto de explotar, m*** ¡era de noche y en vez de dormir él estaba vestido como un dios y jugando al diablo para asustar a la gente!

Cuando estaba a punto de abrir su boca para maldecirlo, alguien, repentinamente, entró por la puerta y cubrió su boca.

—¡No digas nada! —La persona le susurro alarmado, —Las personas que caminan dormidos no pueden solo despertar de la nada.

Li Shang estaba estupefacto, ¿sonambulismo? Él no solo hablaba en sus sueños, ¿también camina dormido? ¿Qué tipo de persona me encontré? ¡Ah!

—Él no debe estar preocupado con ningún asunto, ya que cada vez que es afectado con algo, caminara dormido por la noche para arreglarlo.

Li Shang pensó que ese debía ser el caso, ya que durante el día Han Dong escondió el hecho de tener una muñeca inflable, como resultado, por la tarde no pudo esperar para mostrárselas “bien”.

—¿Tú, quién eres? —Li Shang lo recordó y preguntó,

—Yo vivo diagonalmente enfrente de ese hermano —djo el hombre.

El hermano que vive diagonalmente enfrente… .No era el único que hablo con Han Dong en sus sueños…

Li Shang una vez más lo miró con una expresión asustada.

—Tú… Tú… Tú… No eres sonámbulo también, ¿cierto?

—¿Estas ciego? —Le dijo con desprecio, — ¿Acaso no están mis ojos abiertos?

Li Shang dejó salir un suspiro de alivio, volvió su cabeza para mirar a Han Dong y de repente sintió algo de pena por él.

—Él es un hombre tan lamentable, no sé si se miente a sí mismo.

—Deberías preocuparte por ti mismo, si él se enoja contigo alguna vez, no lo discutirá contigo durante el día pero… Quizás en la noche te apuñale con un cuchillo —le cortó fríamente el hombre.

Después que terminó de hablar, Han Dong de repente elevó sus manos y abofeteó a la  “profesora Cang”, causando que ésta caiga al suelo.

—¡Aprende la lección, no te atrevas a pagar el alquiler de la casa!

Li Shang: —…


Miicah
Han Dong es el peor protagonista que he leído hasta ahora xD Es un desastre….. xD

Ayanami
Es un poco... confuso... XD

| Índice |

One thought on “Al límite – Capítulo 9: ¡Sonambulismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *