Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 105: Premio

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami

En el camino de regreso a la escuela, Shi Jin fue sometido a una tormenta de preguntas de sus compañeros de clase.

—¿El instructor realmente es tu hermano?

Shi Jin asintió. —Es la verdad absoluta.

—Entonces, ¿por qué lo estabas escondiendo?

Shi Jin dejó escapar un suspiro.

—Cuando comenzó el entrenamiento, la gente pensaba en mí como un joven maestro mimado que no sirve para nada. Si todos supieran que somos hermanos, temía que los rumores empeoraran aún más, así que decidí no decir nada.

Todos entendieron la implicación y guardaron silencio, incapaces de refutar. De hecho, si en ese entonces hubieran escuchado que el hermano del “joven maestro malcriado” era uno de sus instructores militares, los rumores se habrían acelerado produciendo historias escandalosas.

—En ese entonces, todos pensábamos que esos rumores eran ciertos, y todos los repitieron. Yo también les creí y ni siquiera me molesté en averiguar si tenían algún fundamento. Incluso se los repetí a los demás… Lo siento, Shi Jin, no seré tan descuidado a partir de ahora —se disculpó un estudiante.

Shi Jin rápidamente rechazó las disculpas. —Está bien, fue solo un malentendido. Además, ya lo hemos aclarado —dijo, rematando con otras bromas como “como compañeros de clase, tratemos de llevarnos bien” y cosas por el estilo.

Después de que la primera persona se disculpó, otros rápidamente siguieron su ejemplo, la atmósfera en el autobús se relajó y calentó gradualmente. Un estudiante que había presenciado a Shi Jin presentarse en la escuela bromeó de buen humor: —Pero, Shi Jin, no puedes culparnos por los malentendidos. ¿El auto deportivo en el que entraste? Es una edición limitada. El modelo también se ve muy distintivo. No es de extrañar que todos lo hayan notado. Y tus parientes fueron, eh… cómo debería decirlo, extremadamente francos.

Shi Jin recordó: “La puerta de entrada se ve bastante simple” de Li Jiuzheng y “Los autos rojos son femeninos” de Rong Zhouzhong y otros comentarios agresivos, y se cubrió la cara con las manos. Dijo con desesperación: —Lo siento, sé cómo sonaban, pero realmente no lo decían en serio. No fueron intencionales a propósito, solo… —Simplemente son extraordinariamente estúpidos.

—No, está bien, no tienes que disculparte, no es que nadie tenga derecho a juzgar a la familia de otra persona. Aparte de eso, ¿quiénes eran? Se veían bastante jóvenes, ¿tus primos?

—Sí-sí, algo así —respondió Shi Jin vagamente, su expresión era rígida.

—Los genes de tu familia son realmente buenos, todos se ven guapos —suspiró con sentimiento un estudiante que también vio a Shi Jin en ese momento.

—Sí, pensé que algunas personas de la escuela de cine y televisión cercana se habían perdido y entraron por error —intervino alguien más, uniéndose a la conversación.

En ese entonces, los rumores eran numerosos y se extendieron como la pólvora. Ahora que los estudiantes tuvieron la oportunidad de conocer la verdad, ellos, por supuesto, se aferraron a ella sin dudarlo. Shi Jin se sentó allí, con los ojos en blanco, preguntándose cómo se convirtió en esto.

—Recuerdo que una persona había estado usando una máscara todo el tiempo. ¿Por qué? ¿Tenía un resfriado? —Preguntó el compañero de clase A.

—No… Su boca estaba muy hinchada por comer chiles el día anterior, y no se atrevía a salir sin una máscara —respondió Shi Jin con una sonrisa incómoda.

—¡Jajaja, entonces, su boca estaba hinchada! Algunas personas se preguntaban si era una celebridad. Lo ridiculizaron por ser engreído y creer que era tan famoso que tuvo que esconder su rostro cuando acompañaba a un familiar a presentarse en la escuela, como si fuera una especie de superestrella —se rió a carcajadas el compañero de clase B.

Shi Jin estaba un poco descontento con estas palabras. Apretándose la gorra, dijo: —¿Por qué? Es libre de usar una máscara si quiere. Insultarlo por esto es demasiado. —Y Rong Zhouzhong era muy famoso: salir sin cubrirse la cara era buscar problemas.

El compañero de clase B se puso rígido, su expresión se volvió avergonzada. —Uh… Er, sí, es demasiado.

El interior del autobús se quedó en silencio por un momento. Después de una pausa, el compañero de clase C rompió el silencio:

—Shi Jin, escuché que tu primo dijo que nuestro dormitorio estaba demasiado en mal estado y no era apto para que la gente viviera, y que te compraría una villa al lado de la escuela. ¿Es eso cierto?

—¿Dónde lo escucharon?

Qué “demasiado miserable e inadecuado para que la gente viva”, qué “comprarte una villa”, la forma en que estaba redactado era demasiado malicioso.

Con el ceño fruncido, Shi Jin explicó:

—Mi quinto hermano… er, es el quinto hijo mayor de nuestra generación. De todos modos, mi quinto hermano es médico y es un poco maniático del orden. Solo sintió que no tener un baño independiente en el dormitorio era un inconveniente y sugirió que debía vivir fuera del campus y viajaría a la escuela. Nunca dijo nada sobre la habitación en mal estado o sobre la compra de una villa. Quienquiera que inició este rumor distorsionó la verdad, y luego probablemente se volvió aún más exagerado a medida que se transmitía.

—¿Qué tal si eres asquerosamente rico? —Preguntó el compañero de clase D. —La gente dice que empezaste a lucirte tan pronto como llegaste a la escuela.

Hasta ahora, Shi Jin solo tenía una vaga idea de lo que la gente decía a sus espaldas. En este momento, bombardeado por las preguntas de todos, entendió por qué un Luo Donghao, generalmente amable, intentó pelear con él al comienzo del entrenamiento militar. Estos no eran algunos rumores ordinarios de la variedad de jardín de niños, ¡alcanzaron el nivel de calumnia maliciosa y asesinato de personajes!

Shi Jin reprimió su disgusto con los chismosos y respondió impotente:

—¿Qué quieres decir con presumir? Por lo que recuerdo, ese día simplemente vine a reportarme a la escuela acompañado de mis familiares, como todos los demás. Si por ‘presumir’ te refieres a que llevaba ropa un poco más cara que los demás, entonces supongo que sí, estaba presumiendo.

Después de pasar más de un mes juntos, los compañeros de clase de Shi Jin ya entendían su carácter. Vieron que estaba molesto y se apresuraron a consolarlo, diciendo que no eligió nacer en una familia adinerada y que nadie debería ser discriminado por las condiciones de su familia, y regañaron a las personas que difundieron los rumores.

Shi Jin se sintió aliviado al ver abandonado este tema. Sonrió y calmó a sus compañeros, diciendo que estaba bien, ya que ya no lo malinterpretaban.

La atmósfera se estaba calmando de nuevo cuando una voz discordante intervino:

—¿Entonces, dices que, porque tu familia está forrada, es que la gente comenzó a llamarte fanfarrón? Me resulta difícil de creer, hay muchos estudiantes ricos en nuestra escuela, pero nadie piensa en ellos como ‘jóvenes maestros arrogantes’.

En un instante, se hizo el silencio. Todos se volvieron para mirar al orador y se sorprendieron al encontrar un rostro desconocido.

—¿Quién eres? —Preguntó Liu Yong, confundido. —Pensé que cada escuadrón viajaba en un autobús separado. ¿Cómo es que tenemos a un extraño?

—¡Lo sé! —Dijo el compañero de clase D. —Uno de los instructores lo trajo. Es un estudiante de segundo año. Debido a una lesión en la pierna, no participó en el entrenamiento militar el año pasado, por lo que lo estaba compensando este año. No había suficientes lugares en el otro autobús, así que el instructor lo dejó viajar con nosotros. Obtuvo el segundo lugar en el entrenamiento militar, ¡recuerdo haberlo visto subir al escenario para recibir el certificado del premio!

Así que era un estudiante de segundo año. Todos se miraron unos a otros, perdidos; por un momento, no estaban seguros de cómo lidiar con la situación.

—Entonces, joven maestro Shi Jin, ¿qué es lo que hace tu familia? ¿Qué tan rico debe ser alguien para hacer que los demás sientan que se luce con solo actuar con normalidad? —El joven parecía disfrutar de ser el centro de atención. Parecía simplemente curioso, pero su mirada fija en Shi Jin estaba llena de malicia.

Shi Jin pensó que el tipo estaba enfermo. Miró a la otra persona de arriba abajo y, en lugar de responder, preguntó tranquilamente: —El abuelo del pequeño Ming vivió hasta los cien años, ¿sabes por qué?

La broma era tan vieja que todos lo sabían. La atmósfera originalmente tensa se volvió extraña en un instante, y el ya recuperado Luo Donghao se rió en voz alta y dijo:

—¡Porque él se ocupaba de sus propios asuntos! Incluso si alguien tuviera un montón de lingotes de oro apilados en su casa, ¿qué tiene que ver con usted, sénior?

—Sí, a nadie le gustan los entrometidos, —añadió de inmediato Liu Yong.

Los otros estudiantes se hicieron eco de sus comentarios, uniéndose contra el forastero. Este resultado fue muy diferente de lo que esperaba el estudiante de segundo año, y su semblante alternativamente se sonrojó y palideció al enfrentarse a la oposición unánime.

Shi Jin contempló felizmente desde el margen, dando un suspiro de alivio; genial, apareció una carne de cañón para desviar la atención de todos.

Debido a que había un “forastero” presente, fueron más comedidos y solo conversaron sobre temas casuales durante el resto del viaje.

Más de una hora después, el autobús llegó a la escuela. Después de guardar su equipaje en sus dormitorios y recuperar sus teléfonos móviles de los profesores, todos estaban listos para disfrutar de las cortas vacaciones después del entrenamiento militar.

—Shi Jin, ¿quieres ir a la bolera de mi familia? ¡Podemos parar para almorzar en el camino, es mi regalo! —Preguntó Liu Yong, mientras se apresuraba a entrar en la habitación de Shi Jin, seguido de Luo Donghao, que ya se había puesto ropa informal.

Shi Jin, todavía en uniforme, estaba empacando sus documentos y algunas otras cosas en una mochila. Sacudió la cabeza y dijo: —Gracias por la invitación, pero mi novio vino a recogerme. ¿Juguemos juntos la próxima vez? Tengo que irme ahora, nos vemos más tarde. —Terminando, se tiró la mochila a la espalda y prácticamente salió corriendo de la habitación, sin mirar atrás.

—Oh… —Liu Yong solo pudo verlo desaparecer. Se volvió para mirar a Luo Donghao y preguntó: —¿Acabo de escuchar lo que creo que escuché?

Luo Donghao parpadeó, frotándose las orejas con sospecha. Estuvo aturdido por unos segundos, luego rugió con incredulidad. —¿Novio? ¡¿Shi Jin en realidad tiene novio?!

Shi Jin corrió hasta la puerta de la escuela. Fuera de la calle principal fuera de la escuela, cruzó un callejón para llegar a otra calle principal y miró a su alrededor. Efectivamente, vio un automóvil negro familiar estacionado en el lado izquierdo de la calle. Sus ojos se iluminaron, corrió hacia él, abrió la puerta trasera y entró.

—¡Yo! ¿De dónde vino este pequeño policía? Su piel se ve muy oscura —bromeó Gua Dos desde el asiento del conductor.

Shi Jin le dio la vuelta al pájaro, tiró de su mochila y extendió la mano para abrazar a Lian Jun, quien lo estaba mirando con cariño. Después de confirmar completamente la presencia de su amante, soltó su agarre y se sentó erguido, enderezando su gorra. —¿Cómo se ve mi uniforme? —Preguntó.

—Me dan ganas de sacarte el arma —respondió Gua Dos primero. Recibiendo una mirada “llena de amor” de Shi Jin, se calló con sensatez y levantó la pared divisoria mientras arrancaba el motor, haciendo que la parte trasera del coche fuera un espacio separado.

Lian Jun lanzó una mirada de amonestación a Gua Dos, luego estudió cuidadosamente cómo se veía Shi Jin en uniforme. —Se ve muy bien —dijo, extendiendo la mano para acariciar la mejilla del joven.

Elogiado por su amado, Shi Jin estaba contento. —El uniforme de verano es relativamente sencillo. El uniforme de invierno, por otro lado, es bastante intrincado y se ve aún más genial; cuando se nos permita cambiarnos de uniforme, te lo mostraré.

Con el regreso de Shi Jin, la atmósfera, instantáneamente, pareció volverse más brillante y animada. Sintiendo que las comisuras de su boca se levantaban, Lian Jun asintió. —Está bien. Estas caliente ¿Almorzaste?

—El auto tiene aire acondicionado, no tengo calor. Todavía no he almorzado. —Respondió Shi Jin. De repente, sacó su teléfono y dijo: —Tomemos una foto juntos como recuerdo. No me bronceo tan a menudo.

La sonrisa de Lian Jun se hizo más profunda. Se inclinó y tomó varias fotos con Shi Jin, luego le quitó la gorra al joven y le arregló el cabello aplastado. —Vamos directamente al aeropuerto —dijo. —Lo siento, no hay tiempo para que descanses como es debido.

—¿Directo al aeropuerto? —Shi Jin estaba atónito. La alegría en su rostro se desvaneció y dejó de hojear las fotos en su teléfono. —¿Por qué tienes tanta prisa? ¿Es tan mala la situación en la provincia G?

Lian Jun asintió. —Sí. Otras organizaciones se involucraron, tengo que ir a ver la situación en persona. Debe ser duro para ti, seguirme y correr.

—No es nada difícil para mí —respondió Shi Jin, frunciendo el ceño. Al ver que Lian Jun estaba de mal humor, recordó algo y tomó su mochila. Sacó dos certificados de premio y dos cajas de terciopelo rojo y las puso en las manos de Lian Jun, diciendo: —Aquí, tu regalo. ¿Te gusta?

¿Regalo?

Lian Jun se sorprendió. Primero leyó los certificados de premios; su expresión cambió un poco, y miró el rostro de Shi Jin, lleno de orgullo y expectación. Con las comisuras de la boca hacia arriba, abrió las cajas de terciopelo.

Dos medallas, cuidadosamente hechas, estaban colocadas dentro. Uno era una estrella dorada de cinco puntas con el nombre de Shi Jin y una fecha grabada en una escritura regular en el medio; era modesto y elegante. El otro era redondo con picos a su alrededor, que se asemejaba a la forma del sol. Una banda roja corría a lo largo del borde del círculo, encerrando una imagen en relieve: dos espigas de trigo convergiendo hacia el centro desde el borde, rodeando un número escrito en letra cursiva, con el nombre de Shi Jin debajo, y una cadena de números en una letra cursiva más pequeña debajo.

—Esta medalla es por obtener el primer lugar en entrenamiento militar. El número grande es nuestro año de clase y el número pequeño debajo de mi nombre es mi número de estudiante. Esta es la medalla de ‘cadete sobresaliente’; la estrella de cinco puntas simboliza la esperanza —explicó Shi Jin, luego sacó ambas medallas de las cajas y las puso en la mano de Lian Jun. —Dijiste que somos uno. Todos los honores que obtengo, la mitad es tuyo.

La mano de Lian Jun tembló, luego rápidamente apretó las dos medallas en su palma. Al mirar la expresión tonta de Shi Jin, completamente inadecuada para este momento, no pudo evitar jalar al joven entre sus brazos. Sintió un nudo en la garganta y no habló.

—Sabía que te gustaría este regalo. Entonces, mis esfuerzos por conseguirlo no fueron en vano. —Shi Jin le devolvió el abrazo, respirando con satisfacción su olor, el olor que era parte de su hogar. —Lian Jun, no dejaré que te arrepientas de enviarme a la academia de policía. Yo también quiero protegerte. Así que no temas que después de poner un pie en el sendero iluminado por el sol, te dejaré atrás en la oscuridad. Somos uno y seremos uno para siempre.

¿Cómo podría Lian Jun no entender el significado de este regalo? Apretando aún más su abrazo, giró la cabeza hacia un lado y besó el cabello de Shi Jin, susurrando: —Entiendo, te escuché fuerte y claro… Gracias, Shi Jin.

Gracias por aparecer en mi vida.

Shi Jin se cambió de ropa en el auto, sacó el anillo de propuesta que le dio Lian Jun y se lo puso. También comió algunos bocadillos ligeros preparados en el auto para ayudarlo hasta la cena. Lian Jun frunció el ceño ante esto, lamentando no haber ordenado a la cocina que preparara una comida adecuada para llevar con él.

Para llegar a la provincia G, alquilaron un avión nuevamente. Además de los miembros de Annihilation, también había algunas personas desconocidas a bordo.

Lian Jun se sentó en su asiento con la ayuda de Shi Jin. Al ver al adolescente mirar a su alrededor con sospecha, explicó: —Son funcionarios. La provincia G es la tierra natal de Tarántula. El gobierno planea acabar con Tarántula por completo o, al menos, causar un daño grave a sus cimientos. Tarántula comenzó como una red de contrabando y también ganó dinero con el comercio sexual; potencialmente, hay muchas cosas que se pueden usar en su contra. Cuando la tía Lu se convirtió en la líder de la organización, limpió completamente lo peor de los negocios de Tarántula, pero no tuvo tiempo suficiente para arreglar todo lo que pudiera afectarlos. Esta vez, los funcionarios están tomando medidas enérgicas contra su negocio de contrabando. Quieren destruir la red principal de Tarántula: primero, el canal entre la provincia G y Formosa, para luego los canales que salen de Formosa. Estos funcionarios están aquí para ayudarnos. Se supone que debemos coordinarnos para derribar a Tarántula, con nosotros trabajando en la oscuridad y ellos por encima de la borda.

¿Tan decisivo? ¿Destruir directamente la red comercial principal de Tarántula?

Shi Jin frunció el ceño, dejó de mirar a los funcionarios y se sentó junto a Lian Jun. —Dijiste que otras organizaciones se involucraron. ¿Qué está pasando?

—Los canales de Tarántula en la provincia G son una gallina que pone huevos de oro. Algunas organizaciones del hampa con los bolsillos vacíos pescarían en aguas turbulentas para controlarlo —respondió Lian Jun. Llamó a un asistente de vuelo y le pidió un almuerzo para Shi Jin.

Shi Jin esperó a que la azafata se fuera y luego preguntó: —¿Las organizaciones del inframundo también pueden estar escasas de dinero? Por lo que he visto, todo el mundo parece ser asquerosamente rico. Ya sea Annihilation, Tarántula, Nueve Águilas o Phantom ahora disuelto, todos los escalones superiores de las organizaciones trataban el dinero como basura.

Al verlo lleno de curiosidad, a Lian Jun no le importó compartir más conocimientos. —Por supuesto que pueden, especialmente cuando se están expandiendo rápidamente. Las organizaciones del inframundo ganan dinero rápidamente, pero también lo gastan a gran velocidad: siempre hay mucho en juego y su entorno empresarial es inestable. Un pequeño conflicto entre organizaciones puede consumir más recursos de los que una empresa mediana puede ganar en un mes.

Además de las armas, que suponen la mayor parte del gasto, hay otros gastos como transporte y alojamiento del personal, apoyo médico, vehículos para el transporte local… Todas estas cosas cuestan mucho dinero. Las organizaciones que no lo tienen no pueden sobrevivir; las que duran, todas, tienen algunas fichas en sus manos.

Shi Jin se estremeció al recordar la forma “extravagante” en que Gua Dos y los demás usaban armas durante cada operación, y lo que Lian Jun debió haber gastado para ayudarlo a “jugar” para Xu Jie. —Eso, eh, las cuentas de Annihilation

—Tenemos más que suficiente. —Al ver a través de los pensamientos de Shi Jin de un vistazo, Lian Jun extendió la mano para acariciar su cabeza, tranquilizándolo: —No te preocupes, lo que gastaste fue solo cambio de bolsillo, tendrás que esforzarte mucho más para llevarme a la bancarrota. En este momento, Annihilation es básicamente autosuficiente, y también tenemos nuestros propios canales para las armas, por lo que no gastamos mucho dinero.

—Un cambio de bolsillo dices… —No tendrás una fábrica de municiones privada, ¿verdad?

Shi Jin lo miró, pero, sabiamente, decidió no hacer esta pregunta en voz alta. Al ver que el asistente de vuelo venía a traerle el almuerzo, dejó este tema en espera por el momento y se preparó para llenar su estómago.

El vuelo llegó a la provincia G según lo previsto. Después de bajarse del avión, Gua Dos se puso en contacto con Gua Uno, luego condujo a su grupo fuera del aeropuerto a través de la salida VIP y hasta los monovolúmenes comerciales negros que esperaban afuera.

El personal del gobierno tenía un automóvil separado. Finalmente, capaz de relajarse, Shi Jin se apoyó en Lian Jun en el momento en que entraron y dijo: —Esos funcionarios seguían mirándonos a escondidas, se sentía un poco espeluznante.

—Ignóralos, alguien los ‘educará’ —lo consoló Lian Jun, dejándolo descansar contra sí mismo. —¿Cómo está la situación? —Le preguntó a Gua Uno, que había estado esperando en el auto.

—No muy bien.

Esta breve frase llamó inmediatamente la atención de todos.

Shi Jin se sentó y miró a Gua Uno con el ceño fruncido.

Gua Uno no los mantuvo en suspenso.

—Nuestra investigación muestra que, además de Snake Fang previamente identificado, Meridian Gate y Epoch también están involucrados.

La expresión de Gua Dos cambió. —¿Qué? ¡Todas son organizaciones legales de primer nivel! ¿Se han vuelto locos?

—Se pone peor. Originalmente, esperábamos que estas organizaciones gravitaran lentamente hacia el lado de Tarántula después del conflicto entre Tarántula y Annihilation y, eventualmente, formaran una alianza para atacarnos. Pero ahora que el gobierno interfirió, es posible que Tarántula ni siquiera se considere un aliado. Incluso decidieron aprovechar su desgracia.

—¡Mierda! ¡Los oficiales son unos malditos compañeros de equipo de cerdos! —Gua Dos no pudo evitar maldecir. La situación era peor de lo que pensaban; estaba tan enojado que podía matar a esos “compañeros de equipo”.

—¿Quién los dirige, Snake Fang? —Preguntó Lian Jun. —Las organizaciones de primer nivel están ayudando tácitamente al gobierno a aplastar a Tarántula; alguien debe ser un intermediario.

—Sí, es Snake Fang. Deben haberse ofrecido a compartir el ‘botín’ con Meridian Gate y Epoch para persuadirlos de que formen una alianza —respondió Gua Uno, con una expresión sombría. —Si tienen éxito, estaremos en una situación difícil.

El estado de ánimo de Gua Dos ya había sido homicida. ¿Lugar difícil? ¿Qué tal “terminado”? Otras organizaciones del hampa siempre habían tenido miedo y resentimiento hacia Annihilation, debido a su relación con las autoridades. Si Tarántula cayera, Annihilation no tendría a nadie en quien confiar, ni miembros del lado enemigo, y el único aliado que les quedaría sería el gobierno, el mismo gobierno que se desharía de ellos en el momento en que dejaran de ser útiles. ¡Prácticamente perderían el juego incluso antes de que comenzara!

Conscientes de la gravedad de la situación, todos se volvieron para mirar a Lian Jun, esperando a que se le ocurriera un plan.

Lian Jun se tocó, lentamente, la rodilla con el dedo, con los ojos entrecerrados mientras reflexionaba. Su apariencia tranquila y serena hizo que los demás también se calmaran.

—No hay necesidad de preocuparse —dijo finalmente, rompiendo el silencio. —El hecho de que Snake Fang esté a cargo significa que las cosas no son difíciles de manejar. Forjar una alianza no es tan fácil para las grandes organizaciones; no ha pasado mucho tiempo desde que estalló esta situación, y los tres aún no deberían tener una relación cercana. Después de que Nueve Águilas y Phantom desaparecieron, Snake Fang comenzó a expandirse salvajemente; es obvio para cualquiera cuál es su ambición. ¿Pero los líderes de Meridian Gate y Epoch? Uno es orgulloso pero cauteloso; el otro astuto y codicioso. Dudo que a ninguno de ellos le guste el estilo imprudente y desenfrenado de Snake Fang. No han venido aquí para pescar en aguas turbulentas, sólo han venido aquí para probar las aguas.

Gua Dos parecía pensativo. —Después de unos segundos, su expresión se relajó repentinamente e incluso mostró un poco de regodeo. Jun-shao, ¿quieres decir que Meridian Gate y Epoch están más inclinados hacia Tarántula?

Lian Jun asintió. —Ni Meridian Gate ni Epoch carecen de dinero; lo que les falta es un entorno en el que puedan desarrollarse libremente. En otras palabras, en la superficie, tienen el mismo objetivo que Tarántula: deshacerse de Annihilation y cortar la conexión del gobierno con el inframundo.

—Todos quieren matarnos. Ah, es tan solitario ser odiado por el mundo entero —fingió lamentarse Gua Dos, recostándose alegremente en su asiento y cruzando una pierna sobre la otra.

Gua Uno también se relajó. —Estaba tan ansioso que casi tomé las cosas por su valor nominal. Lo siento, Jun-shao.

Lian Jun rechazó sus disculpas. Habiendo terminado la discusión, se volvió hacia Shi Jin para preguntarle qué le gustaría cenar, solo para enfrentar la mirada desconcertada e inquisitiva del adolescente.

—Um… ¿alguien puede explicarme por qué de repente dejaron de estar preocupados? —Shi Jin preguntó tímidamente, preguntándose si su coeficiente intelectual había disminuido repentinamente. —Realmente, no entiendo lo que discutiste hace un momento… —Aunque había leído la información sobre todas las grandes organizaciones, al final, eran solo hechos secos, por lo que todavía estaba confundido acerca de las relaciones entre ellas.

El interior del coche se quedó en silencio. Gua Dos miró el rostro bronceado y aturdido de Shi Jin y, de repente, se echó a reír. Palmeando al adolescente en el hombro, dijo: —Dicen que el ejército endurece a la gente. Resulta que el ejército realmente endurece a la gente, hasta el punto de que incluso el cerebro se convierte en músculo. Ven, amigo, este hermano mayor te explicará todo, lentamente y con palabras sencillas.

Avergonzado y enojado, Shi Jin tiró su mano y trató de golpearlo.

Gua Uno y Lian Jun los miraron con rudeza y sonrieron inconscientemente, su estado de ánimo se alivió. Efectivamente, mientras Shi Jin estuviera cerca, la atmósfera nunca sería tensa.

♦ ♦ ♦

Extra:

El chat grupal de los hermanos, el segundo día después de que Shi Jin terminó su entrenamiento militar:

Silencio.

Silencio.

Silencio de muerte.

Rong Zhouzhong [repentinamente agitado]: Cuarto, creo que ser profesor en la academia de policía es una gran línea de trabajo. Podría retirarse del ejército y cambiar de carrera.

Xiang Aoting [viendo a través de su plan]: No tiene sentido. Acabo de recibir el mensaje de que Xiao Jin fue asignado a una misión y no volverá hasta el final del período. Parece obra de Lian Jun.

Shi Weichong [paciente]: No debe descuidar sus estudios.

Fei Yujing [perspicaz]: Como se esperaba de Lian Jun, arrebatar a la gente con tanta delicadeza. Muy bien, todos, salgan de esto y vayan a hacer sus propias cosas.

Li Jiuzheng [‘¿Ve a hacer tus propias cosas’?]: Oh.

Aviso del sistema: Li Jiuzheng ha abandonado el chat grupal.

Rong Zhouzhong: ¿¿¿???

| Índice |

4 thoughts on “Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 105: Premio

  1. MissChispasCM says:

    ¡Ahhh~! Que ganas tengo de que JinJin les diga quienes son sus hermanos, me encantaria ver sus caras de 🤡 o por lo menos la sorpresa que se llevaran xD.

    JinJin y Lian Jun son un amor de personas jsjsjs <3<3

    Gracias por el capítulo <3

  2. PearGreen says:

    Quinto hermano no era así de literal, vuelve!!

    Me he quedado como JinJin .___. aunque concluire que todo va según lo esperado por Lian Jun.

    Gracias por el capítulo 🙏💕💕

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *