Guerras Primordiales – Capítulo 23: Cambios

Traducido por Lioi

Editado por Tanuki


La unión de Shao Xuan en el centro fue simplemente un pequeño episodio de la ceremonia de este año, a pesar de que obviamente era diferente de otras ceremonias. Sin embargo, incluso si la gente de la tribu tenía sus propias conjeturas en su corazón, lo más preocupante ahora era seguir despertando a los niños alrededor del pozo de fuego.

Sai estaba extremadamente emocionado al experimentar cuidadosamente los cambios obvios en su cuerpo y los patrones de tótem que aparecían en sus brazos. Pero, naturalmente, también notó que alguien de repente se unió a ellos de la nada. Sai giró levemente la cabeza para mirar, solo para descubrir que era Shao Xuan, cubierto de una bola de fuego.

Era un mundo pequeño donde los enemigos a menudo se cruzaban en el camino.

¿No es ese tipo todavía muy joven? Se supone que solo tendrá diez años después del Festival de Nieve de hoy. ¿Por qué está él aquí?

Al ver a Shao Xuan de pie junto a él, que era dos años más joven, el ritmo cardíaco de Sai aumentó con aprensión. Cada vez que Sai pensaba en haber sido golpeado por Shao Xuan y los demás en la cueva antes del invierno, se enojaba bastante. De hecho, estaba muy emocionado cuando fue elegido por el Chamán este año. Planeaba traer de vuelta a una bestia feroz cuando iba a una misión con su nuevo equipo de caza después de despertar su poder totémico, y luego llevar su cuerpo a la entrada de la cueva huérfana, para que esos pequeños bastardos pudieran ver su presa de cerca, especialmente Shao Xuan. Pero ahora, ¿qué estaba pasando?

Shao Xuan también notó que estaba parado justo al lado de Sai, en el momento en que lo arrojaron aquí. Pero, ahora no tenía ningún interés en tratar con él.

Antes, solo podía observar el pozo de fuego desde lejos, y ahora Shao Xuan finalmente pudo sentir el pozo de fuego tribal de cerca. Sintió que estaba rodeado por un mar de fuego, pero sin sensación de ardor. Todo lo que sintió fue calor, y el calor había alejado todo el frío dejado en su cuerpo por el invierno.

El patrón de tótem en los niños que estaban parados alrededor del pozo de fuego parecía ser rojo ardiente. Se volvió así después de que las llamas entraron en sus cuerpos, despertaron la fuerza que estaba escondida dentro de su carne. Y el proceso fue más claro y restringido.

Sin embargo, los cambios de Shao Xuan fueron mucho más feroces.

El fuego que originalmente se reunió en su cabeza ahora se había extendido a su cuerpo. La vista de Shao Xuan se llenó de fuego, lo único de lo que no estaba seguro era si era el fuego en su cabeza, o el fuego que salía del pozo de fuego.

Shao Xuan sintió algo de dolor en su cerebro, y también la temperatura de su cuerpo aumentó, con el calor acumulándose en su glabela, y luego extendiéndose a su frente, cara, cuello, torso y extremidades …

Sin espejo, Shao Xuan no podía ver los cambios en su rostro, pero al ver que los patrones de tótem rojo fuego existían en las caras de los otros niños, asumió que lo mismo debía haber sucedido en su cara. Sintiendo el calor que se extendía desde su hombro hasta sus extremidades, Shao Xuan volvió su vista a sus brazos.

Anteriormente, se quitó el abrigo de piel de animal con el fin de apagar el fuego y luego lo dejó allí sin volver a ponérselo. Así que ahora, Shao Xuan solo llevaba un suéter sin mangas hecho de piel de animal. Los patrones de tótem aparecieron en sus brazos junto con el calor que se extendía, se podían ver con bastante claridad.

Las llamas y chispas que fluían del pozo de fuego se volvieron más densas con el paso del tiempo, y la llama dentro del pozo de fuego tenía una tendencia a extenderse. Todos en la tribu estaban ocupados orando, por lo que Shao Xuan cubierto de fuego se destacó menos.

Las llamas danzantes en la hoguera se hicieron cada vez más violentas. El pozo de fuego ya no era ese gran cráter con un pequeño fuego que Shao Xuan vio al principio. Ahora todo el pozo de fuego era como un gran volcán, esperando a entrar en erupción. Y aunque, no era terrible como antes, aun la gente sintió la necesidad de adorar al ver el pozo de fuego así.

El canto del chamán había llegado a la tercera etapa, y en la sílaba final, el chamán levantó los brazos y de repente alejó su mano. La capa de piel de animal gris y blanca se inundó instantáneamente por las llamas que se extendían.

Tercera Llama del pozo de fuego: ¡Llama extendida!

Las llamas en el pozo de fuego tuvieron un cambio suave, pero ahora las llamas ya no volaron, sino que el fuego se derramó como lava e instantáneamente inundó a todos en la ceremonia, y luego, sin detenerse, se dirigió hacia el área del pie de la montaña.

Cerca del área de los pies de la montaña, César, que se quedó en la cueva debido a la ceremonia ritual, miraba fijamente la entrada de la cueva con gruñidos que provenían de su garganta.

Fuera de la cueva, estaba cubierta por fuego.

Las llamas que se extendían rápidamente cubrían toda la montaña, pero no quemaron paja ni árbol. Parecía que la llama no era letal en absoluto, pero César escondido en la cueva le temía mucho. Si es posible, literalmente cavaría debajo de la tierra y se escondería allí.

Y, las golondrinas nocturnas que ya se habían recuperado hasta el borde de la zona residencial, volaron de mala gana y se alejaron al ver que se acercaba el fuego.

El chamán estaba de pie junto al pozo de fuego, con una mirada seria todo el tiempo. Sin embargo, ahora, finalmente mostró una sonrisa alegre. No había necesidad de mirar hacia abajo de la montaña, pero ya podía sentir dónde habían llegado las llamas.

El alcance de la expansión fue mucho mayor que en los últimos años. De hecho, desde que se desempeñó como el Chamán en la tribu, ¡nunca había visto una tercera llama del pozo de fuego alcanzar un alcance tan grande!

Fue un buen presagio…

—¡Suerte! —El chamán gritó.

—¡Suerte! —Todos en la tribu siguieron el grito con alegría.

—¡La llama de los Cuernos Llameantes nunca morirá! —El Jefe Ao también gritó alegremente.

—¡La llama de los Cuernos Llameantes nunca morirá! —La gente de la tribu hizo eco en voz alta. Cada uno de ellos estaba más que emocionado. Como el Chamán afirmó que el año que viene sería afortunado, ¡seguramente lo será! ¿Cómo podrían no emocionarse y entusiasmarse?

La propagación de la llama duró aproximadamente media hora, y luego comenzó a desvanecerse de la montaña. Al final, solo las llamas dentro del pozo de fuego seguían ardiendo y bailando, y el tótem sobre esa llama existía todo el tiempo.

Después de eso, la atmósfera se volvió más ligera y menos seria. La escena estaba llena de alegría y la gente estaba bastante relajada. Como la gente de la tribu necesitaba desahogar su emoción, todos bajaron la montaña en pequeños grupos, riendo, charlando y planeando hacer una fiesta de barbacoa con sus amigos y familiares cercanos después de llegar a casa. Tomarían un poco de vino de frutas y luego dormirían bien y esperarían el prometedor año nuevo.

Ge también condujo a los niños por la montaña hasta la cueva huérfana. No les preocupaba ser atacados por las golondrinas nocturnas esa noche. Porque además de César, ningún pájaro o animal salvaje podría entrar en su área residencial.

A diferencia de la mayoría de las personas de la tribu, Shao Xuan y los otros niños que habían despertado sus poderes totémicos tuvieron que quedarse, y tendrán que permanecer en la montaña durante algún tiempo, porque tuvieron que escuchar la segunda conferencia del chamán.

Cerca de ochenta niños estaban parados al lado de la hoguera, y la mayoría de ellos despertaron sus poderes totémicos con éxito, a excepción de cuatro de ellos. Esos cuatro niños se fueron decepcionados, pero pensando en el hecho de que definitivamente despertarían sus poderes totémicos el próximo año, ya estaban menos deprimidos.

Shao Xuan y los demás se quedaron al lado del pozo de fuego. Y después de que todos los demás en la tribu se fueron, unos guerreros los llevaron a una casa de piedra.

Esa casa de piedra era mucho más firme y sólida que las casas de madera que Shao Xuan había visto en la montaña. También era bastante grande, porque tenía suficiente espacio para más de setenta niños.

Después de que sus poderes totémicos despertaron, su respiración parecía volverse más fácil que antes. Cada pieza de músculo y cada hueso de su cuerpo parecía estar reformado, y estaban llenos de una fuerza infinita. Incluso si se veían igual que antes, la parte interna de sí mismos había cambiado esencialmente.

Sin embargo, Shao Xuan todavía estaba un poco molesto y sombrío.

Los otros niños estaban discutiendo sobre su sentimiento de poderes totémicos despertados, o tratando de gesticularse entre ellos debido a la emoción. Si no fuera por la situación que alguien estaba viendo, habrían comenzado a competir entre sí al instante.

Después de haber mirado cuidadosamente a los otros a su alrededor por un par de veces, Shao Xuan dio unos pasos hacia adelante y presionó al que se jactaba de los otros niños.

—¡Hey, tú!

—Qué… —Sai fue interrumpido y se dio la vuelta, pero al instante dio un paso atrás vigilante, después de ver que era Shao Xuan. Tal vez se sintió avergonzado por su propia acción, por lo que dio un paso adelante nuevamente.

—¿Qué? —preguntó Sai, y en sus ojos todavía había rastros de precaución. Antes de que despertara su poder totémico, ya era mucho más alto y más fuerte que Shao Xuan, sin embargo, fue golpeado por él varias veces, por lo que ahora con el poder totémico despertado, todavía no se atrevía a subestimarlo.

—Después de despertar, ¿notó algún cambio en tu visión? La visión es cómo ves las cosas … ¿Sientes algún cambio, desde antes? —preguntó Shao Xuan.

Al ver que Shao Xuan solo hacía tales preguntas, Sai mantuvo la mandíbula en alto y dijo con orgullo: —¡Claro que sí!

Otros niños que Shao Xuan no conocía antes también se unieron a la discusión, ya que escucharon la pregunta de Shao Xuan. Siguieron hablando de cuán lejos podían ver en situaciones oscuras, y en comparación con antes, su audición, olfato y visión habían mejorado enormemente con sus poderes totémicos despertados.

Shao Xuan fue el único que permaneció en silencio.

Tenía que permanecer en silencio, ¿o bien podría decirles a los demás que todas las personas que veía eran esqueletos?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.