Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 8: Te mataré

Traducido por Nina

Editado por Haru


Jinsu se levantó.

Gihyeon observó buscando.

—Ciertamente estás actuando extraño. No es como tú mostrar interés en una chica. ¿Qué te pasa? ¡Deberías dejarlo ya o realmente me pondré celoso!

Jinsu rió. Con Gihyeon nunca había un momento pesado.

—No te lo tomes tan enserio. Solo vamos a acercarnos para mantener una pequeña conversación.

El corazón de Jinsu empezó a latir, y él no tenía idea de por qué. Ella solo tenía cuatro años. ¿Por qué tenía ese efecto en él? Se aseguró a sí mismo, Estoy seguro de que no significa nada. Es solo que voy a casarme con ella algún día.

De repente, Emilia lució alterada, —¡Están viniendo!- exclamó.

Me encontré un poco desconcertada, también.

Me dirigí a ellos: —¿Cómo se encuentran? Soy Sanghee Kim.Gihyeon Kwock se levantó y abrazó el cuello de Jinsu desde atrás. Los dos habían sido amigos por diez años.

—Jinsu, tu pequeña prometida bebé está aquí. Qué molesta. Tú eres mío…

Jinsu sonrió, —Una ridícula palabra más y te mataré.

Gihyeon continuó con su tono burlón.

—¿No hay alguna manera en la que pueda prevenir perderte por esa pequeña chica?

Jinsu no respondió. Gihyeon se alzó, —Deberíamos hablar con ella.

Jinsu estaba obviamente perturbado, —¿P-por qué?

—Bueno, vas a casarte con ella, así que vamos a verla, ¿sí?

Traté de usar mi más apropiada pronunciación. Acostumbrada a utilizar mi lado infantil con Hwanseong y Sujin, encontré difícil hablar formalmente de repente.

—Ciertamente eres hermosa, Princesa. Debo permanecer alerta.- Gihyeon se burló.

Estaba confundida. ¿A qué se refería?

Jinsu no dijo nada mientras Gihyeon continuaba.

—Soy Gihyeon Kwock. Tengo diecisiete años, los mismos que Jinsu, y soy el hijo más joven del Marqués Kwock. Así que….. finalmente conozco a mi rival.

—¿Rival?

Pregunté. Ladeé mi cabeza, como si no tuviese idea a lo que se refería.

Gihyeon amablemente añadió.

—Significa que somos competidores.

¿Competidores? Yo ya he ganado. Jinsu y yo estamos comprometidos. Jinsu, ¿por qué no se lo aclaras?

Jinsu abruptamente se dio la vuelta para irse. Era casi como si se hubiera acercado solo para mostrarme a este chico.

Recordé sus palabras “Amo a alguien más.” ¿Podría ser Gihyeon? Oh, no, no podía ser verdad.

Gihyeon entrelazo su brazo con el de Jinsu otra vez, y observando el consentimiento de Jinsu, una extraña sensación me recorrió.

En este mundo, las habilidades mágicas eran poder, puro y simple. Necesitabas algo llamado piedra mágica sólo para conducir un coche. Las piedras mágicas eran fuentes de energía que sólo podían ser cargadas por hombres nacidos con habilidades mágicas.

Los dos jóvenes hombres estaban en un coche camino al Imperio.

Gihyeon dijo, —Parece lista para una chica.- Continuó. —Ella no parecía tímida a nuestro alrededor, quizás porque es una princesa. Se ve un poco diferente de las otras chicas.

Sus conversaciones normalmente consistían en Gihyeon parloteando mientras Jinsu escuchaba, su silencio puntuado por alguna risa ocasional o un cabeceo.

Esta vez, Jinsu repentinamente lo cortó.

—Detente.

—¿Qué?

—Vigila tu boca.

—¿Por qué?

La voz de Gihyeon registraba su sorpresa.

—Ella es una princesa, para empezar, y la persona con la que me voy a casar. No es tema de cotilleo. Muestra algo de respeto.

—¿Qué pasa contigo?

Gihyeon ladeó su cabeza, confundido por el comportamiento de Jinsu. No había nada malo en hablar a las chicas de esta manera. No había dicho nada insultante. Además, estaban manteniendo una conversación privada. Incluso el conductor no podía oírles.

Jinsu miró fuera de la ventana. Gihyeon estaba sorprendido. Sus comentarios no estaban fuera de la línea, y en cualquier otro momento, Jinsu habría asentido.

Jinsu estaba molesto consigo mismo también. ¿Por qué demonios me estoy comportando de esta manera?

La escena fuera de la ventana se volvió borrosa cuando el coche ganó velocidad.

◆◆◆

Ahora para una actualización. Tengo ahora siete años. Desde que me visteis por última vez, me he vuelto mucho más articulada*. El tercer príncipe (aca el mocoso más joven) Hwanseong, abrió mi puerta.

Nina
*Con esto se refiere a que ya es capaz de manejarse mejor por sí misma

—¡Hey, Mutt*! ¡Finalmente soy un caballero!

[Nota: He preferido dejar así el apodo en vez de traducirlo como ‘Perro Callejero’.]

—¡Hermano Hwanseong!

Lo saludé alegremente. ¿Has olvidado cómo llamar a la puerta? Ahora que tengo siete años, debería ser tratada como una joven señorita. Lancé mis brazos a su alrededor con entusiasmo perfectamente fingido.

—¡Felicidades!

—Yup. Soy bastante asombroso. ¿Cierto?

Tenía que coincidir. A la tierna edad de diez, Hwanseong se ha convertido en el caballero más joven. Felicitaciones son ciertamente merecidas.

Prácticamente podía oír a Hwanseong salivar, y supe lo que estaba pensando.

—No-, me negué. —Te di una justo ayer.-

—Oh, ¡por favor! ¡Sólo una barra de chocolate!

Me mantuve firme.

—¡Prometo ser bueno y no llamarte por apodos!

Volví a negarme.

Hwanseong, eres un esclavo del chocolate. Este era un increíble giro de los acontecimientos. Que una princesa llanamente rechazase la petición de un príncipe era inimaginable. Sin embargo, esta era parte de la relación entre Hwanseong y yo.

Entonces escuché una voz en el pasillo.

Se presentó a sí misma: —Permitidme introducirme. Soy Seohee Kim. Me gustaría hablarles un momento.”

No había visto a esta chica antes. Era bastante bonita, así que debía estar bendecida con buenos genes. Quizás ella era una de mis numerosas hermanas. En este mundo, las chicas superan ampliamente en número a los chicos, y era bastante posible que tuviera hermanas que todavía no había conocido. Desde que cumplí siete he visto más chicas que eran mis hermanas.

La expresión de Hwanseong repentinamente se volvió gélida. Era francamente aterrador. Dijo, —¿Quién te crees que eres para interferir?

| Índice |

7 comentarios en “Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 8: Te mataré

  1. Nehemia Ytger says:

    El corazón de Jinsu empezó a latir, y él no tenía idea de por qué. Ella solo tenía cuatro años.
    Corre Jinsu! CORRE! Yo distraigo a la policía :v

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *