Dios de la Música – Capítulo 13: Extendiéndose a Japón (8)

Traducido por Zico

Editado por Yusuke


—Lo siento.

—Estoy bien, hermano. Es sólo tu trabajo, ¿no?

—Gracias por entenderlo. De todos modos, lo siento. Debí haber vuelto el sábado…

Mientras KangYoon hablaba con HeeYoon por teléfono, no pudo evitar sentir lástima.

Pensó que cuando el escenario de Music Station terminara, podría empacar rápidamente y volver a casa, pero quedaba mucho más trabajo del que pensaba.

Afortunadamente, HeeYoon entendió sus circunstancias y animó a KangYoon.

—He visto el artículo, JooAh-unni se sacó la lotería. Está de moda ahora.

—De hecho, fue un premio gordo. Gracias a eso, hay demasiado trabajo, así que no puedo ir… Has recibido la diálisis regularmente, ¿cierto?

—Oye, no empieces con esto otra vez. Ese es el problema contigo, hermano. No te preocupes por eso. ¿También comes regularmente?

—Por supuesto. Es demasiado pronto para que te preocupes por mí, HeeYoon.

—¿Oye? ¿Así es como vienes?

—Jajaja.

Mientras hablaba con HeeYoon por teléfono, KangYoon pudo descansar un rato.

Sin embargo, incluso eso fue breve.

Finalmente, alguien llamó a la puerta y la abrió.

KangYoon suspiró por su decepción.

—Te llamaré más tarde.

—Coman con regularidad y tengan cuidado con los coches.

Después de que la llamada terminó, KangYoon recibió algunos papeles del jefe Han JungSuk.

—Es una solicitud de pedido de la compañía de distribución XX.

—Eso es mucho.

—Creo que el efecto de Music Station fue bastante grande…

Como dijo el jefe Han JungSuk, el efecto de la etapa de debut, es decir, la etapa de Music Station, fue enorme.

Una cantante coreana llamada JooAh se mostró maravillosamente en Japón, y sus álbumes se vendieron con chispas.

Gracias a eso, los álbumes que se apilaban en la sucursal se estaban secando y los recién producidos se ordenaban tan pronto como se producían. Estaban con mucho trabajo, así que la gente fue a apoyarlos y así, KangYoon estaba en una situación en la que no podía volver.

—¿Qué está haciendo JooAh?

—Parece que hay una entrevista con la revista de celebridades de Sakeu ahora mismo. Después de eso, es una sesión de fotos para la revista Yoriura. Luego…

—Eso es mucho, especialmente cuando acaba de llegar aquí. Sin embargo, no parece haber muchos horarios relacionados con la música.

—Eso…

Cuando KangYoon lo encontró extraño, el Jefe Han JungSuk dijo que no era su decisión y se retiró.

No pudo decir nada sobre la forma de trabajo de otros departamentos.

KangYoon dijo que lo entendía y le hizo irse.

Phew. Esto debería estar bien.

KangYoon estaba a punto de pedir la petición de orden, pero se detuvo.

De hecho, su trabajo terminó con el escenario y los pocos días de la temporada de debut después de eso.

Hizo el comienzo maravillosamente, así que era hora de que alguien más se hiciera cargo.

Hacer más que eso, era sobrepasar los derechos de los demás.

Después de terminar de trabajar, KangYoon se dirigió a la azotea.

—Fuu…

En la azotea, KangYoon soltó un largo aliento de humo.

Fumar era algo que no hacía habitualmente ya que puede afectar a la salud de los cantantes.

Especialmente hoy en día, la dispersión del humo le hizo sentirse satisfecho por alguna razón.

—Jaja. ¿Yo? ¿En JooAh? ¿Un éxito en eso?

KangYoon todavía no estaba tranquilo.

Las ventas del álbum no estaban calculadas todavía pero parecía que se acercaban a las 500.000. Podría decir que fue un éxito.

Decían que pronto podría llegar a venderse un millón, así que no sólo fue un éxito, sino uno grande. En el pasado, se le calificaba como la peor mano por sus repetidos fracasos, pero pensar que hizo que un cantante tuviera éxito en un escenario extranjero… Este sentimiento de logro era indescriptible por las palabras.

No era un edificio alto, pero el escenario de abajo era increíblemente hermoso. El sentimiento de éxito hacía que todo pareciera más hermoso.

—La luz…

Esta habilidad de ver el canto y el baile como una luz. Esta habilidad, que a veces, cuando otras personas no la captan, el puede captarla como una computadora. Esta habilidad volteó el desafortunado pasado.

El futuro ha cambiado. El pasado que cambió habrá cambiado el futuro. Ahora, tenía que estar preparado para el futuro desconocido. Y para hacerlo, tenía que ser fuerte.

KangYoon, que pensaba con dificultad mientras miraba el paisaje de la ciudad, se rió. Hoy era un día demasiado bueno para pensar en cosas complicadas. Cuando pensó en cómo estaba tan rígido consigo mismo, encendió el cigarrillo. Pensar en cosas pesadas en un día como hoy era un desperdicio.

Cuando volvió a su oficina, un invitado lo estaba esperando.

—Presidente.

—¡Oh~! Jefe de equipo Lee. ¿Cómo va todo?

El invitado, el presidente Won JinMoon, abrazó a KangYoon tan pronto como lo vio.

En su cara había una brillante sonrisa. Ni siquiera imaginó que el álbum japonés de JooAh se haría tan popular, y sintió que sacó un diamante del barro. Tal vez abrazarse una vez no fue suficiente, había mucha fuerza en sus manos.

KangYoon trajo un poco de café al presidente Won JinMoon, que estaba sentado en el sofá de la oficina. No había personal, así que tuvo que hacer el café él mismo.

—Ha pasado mucho tiempo desde que llegué, pero no hay ni una sola persona por aquí.

—Todo el mundo está de apoyo. Actualmente, nos faltan hasta manos de gatos.

—Eso es razonable. Dijeron que las ventas superaron los 500.000, ¿verdad?

—Sí, señor.

La sonrisa nunca desapareció de los labios del presidente Won JinMoon. Eso fue razonable. Cuando JooAh llegó a la cima de Japón y las ventas del álbum subieron exponencialmente, las acciones de la compañía subieron con locura. Eso significó que sus propios activos se incrementaron. KangYoon no podía ser más guapo a sus ojos.

—¿Sabes? Todavía no puedo creerlo. Que JooAh tuviera su escenario de debut en Music Station. No hay nada que decir sobre las ventas del álbum. Trataste de convencerme usando los hechos y lógica, pero para ser honesto, no puedo creerlo ni siquiera ahora.

—Yo también no puedo creerlo.

—No te subestimes. Lo has hecho. No usaste métodos turbios y llevaste a JooAh allí. JooAh dijo por teléfono que esta era la primera vez desde su debut en el escenario que se sentía tan cómoda preparándose para un escenario. Ella pidió que quería trabajar contigo en el futuro.

—Es eso tan…

Si era JooAh, KangYoon estaba a favor. Se cuidaba bien, escuchaba bien los pedidos, no tenía mala personalidad, además de eso tenía las características perfectas de una cantante. Adicionalmente ya se tenían confianza. Pensar que una cantante como ella lo quería le hacía sentir encantado y feliz. Por supuesto, no lo demostró en la superficie, sin embargo.

—¿Pero sabes…?

Sin embargo, uno tenía que escuchar hasta el final.

—JooAh estará bien por su cuenta. Hay un trabajo aún más urgente. Quiero que hagas algo más grande en Corea. Y por eso, vine aquí personalmente.

—Algo más grande… ¿Señor?

—Sí. Algo más grande.

El presidente Won JinMoon sacó algunos papeles de un sobre y los llevó hacia KangYoon.

—Informe sobre las candidatas para el grupo de chicas de la próxima generación ¿Rechazado? ¿Qué es esto?

—Hablemos después de que lo hayas leído.

KangYoon le dio la vuelta. Sin embargo, los ojos de KangYoon se abrieron de par en par cuando lo hizo.

—Jung MinAh. 18 años de edad. Baile: A, Canto: C, Calidad de estrella: B. Evaluación general: C+. Tiene una excelente habilidad para el baile pero no se lleva bien con los miembros de su equipo y su tendencia a destacar es fuerte, así que… ¿Eh?

—¿Alguien que conoces?

—Oh, no, para nada.

KangYoon pasó a la siguiente página.

—Han JooYeon. Baile: C, Canto: A, Calidad de estrella: C, ¿es Han JooYeon?

—Oye, ¿te reuniste con los aprendices?

—No, en absoluto, señor. Lo diré después de leer un poco más.

—Por favor, hágalo.

KangYoon no podía entenderlo. En la evaluación se escribió que tiene talento para el canto pero es débil para el baile debido a su frágil cuerpo. Es tímida y no se lleva bien con el resto del equipo, así que sería difícil hacerla crecer hasta convertirse en una estrella.

¿Quién demonios hizo esta evaluación? ¿Han JooYeon? Han JooYeon será el núcleo de la popularidad, y dice que será difícil convertirla en una estrella. ¿Esta persona tiene ojos en su trasero?

KangYoon se quedó sin palabras. Quería conocer a quien quiera que hiciera este tipo de evaluación. KangYoon se quedó atónito ante esta evaluación, así que cerró el informe antes de terminarlo.

—¿Puedo preguntar quién hizo esta evaluación?

—¿Por qué? ¿Es extraño? —preguntó el presidente Won JinMoon. Tenía curiosidad por saber qué pensaba.

KangYoon, a su manera, pensaba en cómo poner sus pensamientos en palabras. Entonces respondió:

—No estoy seguro sobre el baile o el canto, pero sobre la calidad de estrella creo que las evaluaciones están equivocadas.

—¿En calidad de estrella? ¿Cuál es la razón?

—La calidad de una estrella, es decir, las cualidades de una estrella, es el atractivo que atrae a la población, y es indefinible. Jung MinAh tiene el atractivo que hechiza a la gente. Hay mucha gente que puede bailar bien, pero la gente que puede bailar atractivamente como Jung MinAh es rara. Especialmente el baile de una chica que puede hechizar a la población femenina.

—Oh, ¿en serio?

—Sí. Y Han JooYeon tiene una imagen que provoca fuertemente los corazones protectores de los hombres. Sin embargo, ella tiene su propio lado ambicioso. Esto en cambio hechizara a la población masculina. Si dependiera de mí, me aprovecharía de este punto. Decir que no tienen ninguna cualidad de estrella es un poco exagerado.

El presidente Won JinMoon parecía convencido mientras aplaudía lentamente.

—Como era de esperar. Siempre das una respuesta que está fuera de mis expectativas. Ni siquiera pensé que también veías a través de los aprendices. La razón por la que traje este material es porque no me gustan las evaluaciones de los entrenadores y del líder del equipo de planificación para la próxima generación de chicas. La presidenta Lee HyunJi dijo que quería venir ella misma, pero yo insistí en que vendría solo. Como era de esperar, me gustas ya que das respuestas diferentes a los demás.

Fue un elogio vergonzoso, pero el presidente Won JinMoon no dudó. Estaba realmente asombrado. KangYoon no era sólo un aficionado. Pensó que no era una coincidencia que KangYoon fuera el sucesor del álbum de JooAh. Estaba seguro de que KangYoon tenía ojos especiales.

—Ahora, usted asumirá el cargo de jefe del equipo de planificación de la próxima generación de chicas. Desde la selección de las aprendices hasta el entrenamiento, etc… te lo dejaré todo a ti. Hacer eso es una pérdida de tiempo para ti, así que quiero que también trabajes en algunos conciertos y otras cosas.

—Nuevos reclutas… ¿señor? Creí que JooAh le había pedido algo.

—JooAh está bien. Puede hacerlo bien con cualquiera, yo me encargaré de eso. Hiciste el trabajo preliminar tan bien que estará bien aquí.

Había un problema incluso con el trabajo demasiado bien. Pensó que podría descansar un tiempo, pero KangYoon sólo podía suspirar. Por supuesto, era un suspiro mezclado con deleite, decepción y muchas otras cosas.

—Prepárense para la toma de posesión hasta mañana y vuelvan a Corea. Gracias por su trabajo.

Con la declaración del presidente Won JinMoon, su proyecto con JooAh había llegado a su fin.

El primer proyecto de KangYoon terminó con un gran éxito.

Los rumores de que había logrado poner a JooAh como una estrella japonesa y que había sentado las bases para que los otros cantantes de MG Entertainment fueran a Japón, e incluso la red de personas, se extendieron como un incendio forestal.

Y así, el planificador Lee KangYoon se introdujo en la industria del entretenimiento.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.