Baño de la Diosa – Capítulo 13: Viejo Maestro

Traducido por Endgame

Editado por Sakuya

Corregido por Maru


Izumi empapó su cuerpo con un baño poco profundo.

Había poco menos del agua usual, ya que solo le llegaba hasta el ombligo.

Hoy, además de tener que ir a pie en tren, también tuvo que estar todo el día trabajando de pie. Por lo que para ayudar a la circulación en sus piernas, prefirió disfrutar de un poco de agua caliente. Eso sí, tenía la parte de arriba de su cuerpo helada, aun cuando había preparado el baño antes de meterse.

De todas formas, con el paso del tiempo todo su cuerpo comenzó a calentarse, y las molestias de sus pantorrillas parecieron desvanecerse con el agua caliente.

Dejando salir un gran suspiro, logró dejar un gran peso atrás, al meterse en la bañera.

La bañera tenía que ser disfrutada ciertamente de esta manera. Aunque claro, eso no significaba tampoco que debía usar traje de baño. Mientras dejaba caer su cabeza contra el borde de la tina, inclinando su mirada hacia atrás, observó la cuerda colgada en su habitación.

Era de un aspecto robusto, formado por un tejido naranja y café. Era una verdadera lastima que haya sido parte de un intento de suicidio.

Al momento en que vio la cuerda, Izumi recordó la sensación de las manos del hombre en sus caderas y se vio obligada a aguantar un grito.

La bata que había preparada para usar en caso de que la ventana se conectara a otro mundo otra vez, había sido un fracaso, además que era gruesa y no se secaba completamente los días de lluvia.

Pensando en ello, cada vez que su ventana se conectaba al otro mundo, sus habitantes estaban a menudo en algún tipo de crisis, y ella nunca tenía tiempo para ponerse la bata.

Después de haberse dado cuenta de esto, tomó la decisión de que usaría siempre un traje de baño en la bañera.

Endgame
Que decepcionante.

Ella había comprado un traje de baño de dos piezas de manga y pantalones cortos, para su club deportivo. Pero cuando lo usaba en la ducha se aferraban a su piel y se sentía horrible. Y no sólo eso, además  cubría una gran cantidad de piel, y era molesto tener que deslizarlo para limpiarse.

Al día siguiente, buscó profundamente en su armario para encontrar su bikini. Además de ser mucho mejor que su traje de baño del gimnasio, otorgaba una experiencia por lejos, más relajante. Era exactamente lo que Izumi necesitaba.

Los días de vergüenza vividos hasta ahora, versus los que disfrutaría a partir de hoy.

Cuando se posó en la báscula, se percató que ganó algo de peso.

Difícilmente sería “despedida del trabajo”  porque los habitantes de un mundo extraño la viesen desnuda, además de que obviamente tampoco afectaba a sus amistades. Simplemente, era vergonzoso.  Ahora que sabía que podría ver a la misma persona otra vez, ya no sería capaz de aguantar la vergüenza durante unos minutos y después agarrar una toalla de baño del cuarto, una vez que supiese que estaba sucediendo en el otro mundo.

Izumi se había convencido de esto y decidió volver a disfrutar de su baño.

Mientras hacía lo mejor posible para no ver la cuerda y su sombría presencia, Izumi disfrutó del agua.

Sudor se estaba formando en su frente, por lo que decidió que ya era hora que dejar…

En ese momento escuchó el sonido de algo pasado a tremenda velocidad.

Por supuesto, era imposible que fuese algo que se movió en un callejón aledaño a su ventana. Ella sabía que la ventana se había conectado a algún lugar nuevo.

Izumi había disfrutado un montón del baño. Y lo más importante, ella estaba agradeciendo que por fin podría librarse de la cuerda.

Puso su mano en la ventana.

Pero la vergüenza que pensó que había conquistado, la llevó a tomarse una pausa otra vez.

¿Acaso quedaré atascada en la ventana mostrando todo de nuevo? ¿Habrá una gran audiencia como la vez con el arrijighock? 

Pero al igual que la vez del intento de suicidio, podría ser otra vez una carrera contra el tiempo.

Sin saber qué decisión tomar, Izumi abrió la ventana solo un poco y miró más allá del marco de la ventana.

Lo que primero notó fue una enorme cantidad de agua.

Agua que atravesaba de izquierda a derecha y rugía mientras fluía.

Era un río.

Y un río bastante ancho por cierto.

Después de asegurarse de que no había nadie viendo, Izumi abrió la ventana hasta dejarla entreabierta.

Cuando miró hacia abajo, encontró pasto que se mecía con el viento. Al parecer era un campo de hierba debajo de ella. Por otra parte, en la otra orilla había un espeso bosque y las ramas de los árboles colgaban sobre el agua.

El agua era fangosa, quizás debido a la lluvia reciente, pero ‘pintoresco’ seguía siendo la mejor forma de describirlo.

Pero aún así, pensó y ladeó la cabeza.

Aun cuando cualquiera podría necesitar una cuerda, no había nadie cerca. ¿Hay algún error?, se preguntó mientras cerraba la ventana.

—Sav… Ukoh… goho… gohoh

Lo que llegó a sus oídos era un grito bajo, seguido de tos y un gritos de ayuda.

—¡Alguien! Gahah…

Mezcladas con el sonido del agua, estaban aquellos gritos intermitentes, que sonaban más y más cerca.

¡Alguien se estaba ahogando!

Izumi inmediatamente tiró hacia abajo la cuerda.

Después la envolvió alrededor  de su mano izquierda formando un lazo y comenzó a moverlo como los vaqueros en las películas.

Muy pronto pudo ver a la persona que gritaba.

Era un anciano con ropas blancas, pelo blanco y barba blanca, que estaba agitando sus brazos mientras se hundía y salía a flote del agua.

Izumi estaba sorprendida.

El anciano estaba en medio del río, demasiado lejos de la orilla, por lo que la longitud de la cuerda no alcanzaría.

No, incluso si era lo suficientemente larga, con la fuerza de Izumi era imposible que lo sacara del río.

¿Estaba siendo obligada a observar de manera impotente, como el viejo era llevado río abajo?

Sintiéndose frustrada, Izumi se inclinó en la ventana y miró alrededor.

Así, encontró un árbol caído entre dos rocas, al cual, por suerte, el hombre viejo se había aferrado.

Era una hazaña impresionante aferrarse con las corrientes rápidas, pero no duraría mucho tiempo.

—¡¡Aguanta!!! —gritó Izumi.

Al notar la voz, el anciano levantó la vista, sólo para ampliar sus incrédulos ojos.

Si alguien viese a una diosa desnuda, flotando por encima de las planicies de hierba, se sorprendería demasiado.

Pero esta vez fue el turno de Izumi para estar en shock.

Después de mostrarle una amplia sonrisa a Izumi, el anciano levantó su mano derecha para saludarla.

Endgame
Este viejo csm jakjakjakjajk

Izumi no podía creer lo que veían sus ojos. Quién rayos en la tierra tendría esa clase de cortesías en un momento como este.

Era naturalmente imposible aferrarse con un solo brazo, por lo que el hombre fue una vez más, arrastrado por el río.

Afortunadamente, aunque tal vez la situación podría también llamarse desafortunada, el árbol caído forzó su cuerpo hacia una roca.

Estaba en la cima de la roca, respirando pesadamente.

Aunque había logrado evitar el peor de los casos, el viejo todavía estaba atascado en el centro del río.

Supongo que realmente debo encontrar algo.

—¡¡¡Espera un momento!!! —Izumi colocó sus dos manos alrededor de su boca, antes de tomar una respiración profunda.

Pero su voz fue ahogada por fuertes golpes que retumbaron a lo largo del suelo.

Con sus manos aún pegados a su cara, Izumi volvió la cabeza hacia el sonido proveniente de río arriba.

Dos criaturas parecidas a caballos, cubiertos de pies a cabeza con pelos largos y, dos seres humanos cabalgando encima de ellos.

Ambos eran hombres jóvenes. Mientras uno tenía largo cabello rubio atado detrás de su cabeza, el otro tenía el cabello desarreglado, como si se hubiese rendido al intentar peinarse.

Parados delante de sus ojos, el hombre rubio desmontó del caballo. En el momento en que sus pies tocaron la tierra, gritó al anciano.

—¡¡Viejo Maestro!! ¡¡Estás a salvo!!

Al parecer, estaba familiarizado con el anciano. Izumi dio un suspiro de alivio.

En cuanto al anciano, sentado en la cima de la roca, frunció el ceño cuando vio al hombre rubio.

—¡¡Te digo que dejes de llamarme Viejo Maestro!!

—¡Por favor, escúcheme! ¡No te muevas de ese lugar, Viejo Maestro!

—¡Te lo dije! ¡No me llames Viejo Maestro!

Mientras los dos estaban ocupados con su comedia, el hombre del pelo crispado descendió de su caballo antes de remover la brida. [1]

Sonó la campana que colgaba de sus oídos.

Al tiempo que removía la brida de la primera bestia, el hombre notó a Izumi. Inmediatamente le brillaron los ojos, como si lanzase chispas. Viendo eso Izumi no pudo evitar saludarlo desde detrás.

El hombre rápidamente apartó sus ojos de ella y trabajó en conseguir quitar la otra brida, antes de atarlos juntos.

—Aloma, quítate el abrigo —le dijo al hombre rubio, Aloma, y se quitó su propio abrigo.

—¿¡Hah!?

Aloma dio vuelta alrededor con una expresión sospechosa.

—No tiene el largo suficiente.

La mirada de Aloma se fijó por primera vez en la improvisada cuerda en sus manos, antes de volverse a Izumi inmediatamente detrás de él.

—¿¿Qué?? ¿Un ángel?

Esta era la tercera vez que Izumi era llamada Ángel.

Mirando con cuidado, sentía que sus rasgos se parecían a los del hombre blindado.

El hombre rubio se arrodilló en el lugar.

—Oh ángel. ¿No sería posible retrasar la escolta del Viejo Maestro? El rey desea esculpir al héroe asesino de tragorns y componer una canción para alabarle. Le ruego posponer las cosas hasta que él termine su trabajo final.

—¡No digas algo de mala suerte como ”último trabajo”! Y también, ¡¡cuántas veces tengo que decirte que no me llames Viejo Maestro!!

Ignorando al anciano en el fondo, Aloma tiró del brazalete de los pantalones del otro hombre.

—Oye Solt. Ven a rogarle tu también al ángel.

El hombre de pelo crispado, “Solt”, bajó mientras tendía la brida.

—Por favor, espera mientras consigo mi pago.

—Umm…

Él está… ¿bien?, pensó Izumi, después de escuchar sobre el héroe asesino de  trangorns, pero se había perdido el resto de la conversación. ¿Fue otra comedia de algún tipo?

—Ummm, si la longitud de la cuerda no es suficiente, por favor tomad esto. Debe ser más fuerte que su capa por lo menos.

Decidió entregar la cuerda del suicidio.

—Oohh, ¡mi más sincero agradecimiento por su misericordia!

Aloma bajó la cabeza hasta el suelo.

Poniéndose de pie con vigor, se volvió hacia el anciano en el río.

—¡Viejo Maestro! ¡El Ángel lo pospuso!

—Emmm, no vengo aquí a dirigir su vida o algo así…

—Una vez que le salvemos, por favor complete esa estatua y canción.

—Mmmmm, como te dije…

Él estaba completamente convencido de que ella era un ángel que venía a llevarse al anciano al cielo.

Tirando de la mano que había estirado a Aloma, Izumi suspiró. ¿Era tal vez un rasgo de este país  ignorar lo que otros estaban diciendo?

Mientras que los otros dos estaban empezando otra vez la comedia de “No me llames Viejo Maestro”, el hombre de cabello rizado tomó la cuerda de las manos de Izumi.

—Tomaré esto prestado.

Él se ató a la cuerda improvisada, estirándola tan violentamente que hizo un sonido.

—De alguna manera logramos hacerlo a tiempo. ¡¡Muévete Aloma!! ¡Viejo Maestro! ¡Aquí voy!

Después de formar un lazo con la cuerda se la lanzó al anciano y aterrizó espléndidamente  en la roca donde estaba el anciano.

—¡Por favor, ponga el anillo formado por la cuerda alrededor de su cuerpo! —gritó Solt mientras enrollaba la cuerda.

El anciano empezó primero pasando su cabeza por la soga.. Cuando Solt confirmó que la había ajustado bien debajo de su pecho, la sujetó hacia sí mismo.

—¡¡Cuando estés listo!!

—¡Bien!

Aloma agarró la cuerda para también ayudar.

El viejo tomó un profundo aliento, agarró fuertemente la cuerda, comprobó la temperatura del agua con sus pies y luego saltó al río. La cuerda se tensó inmediatamente.

Por un momento, el cuerpo del anciano se dobló antes de acercarse a la orilla. Aloma y Solt continuaban tirando con un tira y afloja. Izumi vio como la mano del anciano se sujetaba a la hierba en la orilla del río. Con un gran último esfuerzo, Solt jalo al anciano a la orilla de un tirón.

Ahora que estaba segura que él estaba a salvo, Izumi rápidamente entró en el vestuario [2]

Ella envolvió su cuerpo con una toalla de baño grande y volvió al baño para encontrar que el anciano estaba de pie. Mientras alisaba su bigote blanco, el anciano caminó hacia ella.

—Gracias, mi querida ángel.

Inmediatamente luego de decirle eso, el anciano la tomó desde los hombros intentado darle un beso.

—¡N-No! De nada.

Sus movimientos reflejaban increíblemente una especie de costumbre. Su sonrisa era refrescante y parecía relajado incluso en su vejez. Él fue probablemente muy popular en su juventud.

—Vejestorio pervertido. —murmuró Solt.

—Nunca imaginé que un ángel fuese tan hermoso como usted. El cielo debe ser tan maravilloso como la iglesia dice. Lamento mi cuerpo ya viejo y el poco tiempo que le he hecho pasar, pero parece que fue un error increíble.

A pesar de que seguramente escuchó a Solt, el anciano lo ignoró y apretó la mano de Izumi. Misteriosamente, no sintió ninguna molestia. ¿Era porque él era un anciano?

—Umm, no estoy aquí porque he venido por usted o cualquier cosa, así que vamos a dejar la charla del cielo para otro momento. Hace un rato, ese héroe asesino de trangorns que usted ha mencionado. ¿Estaban hablando del caballero que vino desde el campo?

—Estás bien informada. Ahora mismo sirve como Caballero Capitán en la capital.

—¡Lo sabía!

Izumi colocó su mano restante encima de la mano del anciano.

—Así que, ¿cómo es él? ¿Se arregló con su esposa?

Aunque había sonreído ampliamente cuando su mano fue cubierta, sus palabras le hicieron fruncir el ceño.

— ¿Así que el hombre tiene una esposa?

—Eh… Sí, en su ciudad natal. Hubo un malentendido, así que dejó a su esposa para ir a cazar el trangorn. Umm, ¿ella no llegó a la Capital?

Las comisuras de su boca bajaron completamente mientras mantenía el ceño apretado.

—He oído que el hombre se comprometió actualmente a la princesa de Jebas. De todas formas, pensar que tenía una esposa en su ciudad natal… Es realmente una vergüenza. Aloma, voy a  rechazar este trabajo después de todo.

—No puede rechazarlo. ¡Es una orden directa del rey! —gritó Aloma.

—No me gustó desde el principio. Mi voz existe para difundir la alabanza y la apreciación de la belleza femenina, no para cantar sobre los hombres. Mi escultura es lo mismo. ¿Qué se supone que es divertido sobre tallar hombres musculosos en armadura?

—No es sólo un hombre. Él tuvo éxito en matar a un trangorn; algo que no ha sucedido en siglos. ¿No es él, el héroe que trajo incluso su corazón? Ahora es muy popular entre la gente y los herreros le realizan peticiones para hacer espadas con el diseño de la espada misteriosa que un ángel le… ángel?

Al igual que Alome, quién fervientemente había convencido al anciano (que al parecer  solo era un mujeriego) notaron algo mientras miraban a Izumi.

—¿No podrá ser que el ángel que concedió la preciada espada Keropii a Arshu-sama fue usted?

—Eh, ¿preciada?

Arshu era probablemente el hombre. Pensar que la Espada Keropii había terminado clasificada como una preciada espada.

—¿Algo está mal?

—Bueno… no, creo que no, quizás.

No era su espada y tampoco era una espada atesorada, pero era cierto que ella se la había dado a él.

—Lo sabía. ¿Oíste, viejo Maestro? El hombre es un héroe que recibió una espada de este ángel y fue conducido a la victoria por ella. Y ahora ese mismo ángel ha salvado su vida. Realmente no creo que alguien pueda escribir la canción además de tí.

—En efecto. No me importa tallar la escena del ángel concediéndole la espada… Pero no tengo ninguna intención de escribir una canción.

Al enterarse de que podrían hacer una estatua de ella, una tiesa sonrisa apareció en la cara de Izumi. ¿Podría ser que saldrá desnuda en ella también?

Después de haber escuchado en silencio hasta ahora, Solt cortó el momento.

—Sin embargo, si realmente  el Señor Arshu tiene una esposa, entonces las cosas son horribles. La bigamia es uno de los 49 pecados capitales.

—¿49? Son bastantes ¿no?

—Sí, tenemos un montón de mandamientos, partiendo por el ‘No invadirás otras naciones’. Aquellos que violan los mandamientos, incluso el rey, serán castigados. ¿Está el Señor Arshu verdaderamente casado?

Ella estaba realmente curiosa sobre los otros 47, pero ahora no había tiempo para eso. Sería terrible que fuese castigado el hombre acorazado.

—No, eso era así al comienzo, por lo que seguramente se haya divorciado a esta altura. Umm ¿ustedes reconocen los divorcios?

—¿Eso es así? Sí, no es ningún problema si está divorciado.

Solt y Aloma dejaron escapar un suspiro de alivio.

—Pero ya saben… —continuó Izumi— Tenía una razón para eso, ¿saben?  Debido a que su esposa tenía un cuerpo débil, él declinó la misión de subyugamiento al principio. Pero el mensajero del rey lo emborrachó y al parecer lo arrojaron en un burdel. Su esposa lo descubrió y se enojó echándolo de la casa. O eso Arshu había pensado, porque ella se dio cuenta que realmente no le quedaba mucho tiempo de vida, así que pensando en el futuro de su marido, decidió dar marcha atrás. Pero luego sucedieron varias cosas y su cuerpo fue sanado… por lo que emprendió un viaje para encontrar a su marido en la Capital… O al menos eso pensé que hizo..

¿Ella no fue? Parecía tan feliz después de que fue sanada.

—Aha. Estas son las circunstancias detrás de ese hombre musculoso. Siempre me pregunté cómo podría estar en la línea de sucesión para el trono y siempre estar tan sombrío. —asintió Solt, después de algunos comentarios particularmente honestos.

Izumi se alivió. De lo que dijo Solt, parece que Arshu no había tenido un cambio de corazón o algo parecido.

—Podría ser que su esposa llegó a la Capital, y ¿escuchó los rumores sobre su matrimonio con la princesa?

Izumi se palmeó la cara en señal de vergüenza. Eso sonó completamente posible. Si era esa mujer, era posible que caminara mirando hacia abajo otra vez después de oír hablar de un matrimonio con una princesa. ¿Era ya demasiado tarde?

—Hey, ¿podría ser que realmente están comprometidos? Además, Arshu no parecía feliz, y ¿qué pasa con la princesa?

—No es definitivo, pero he oído que el empuje final lo dio el mismo rey, por lo que sólo debe ser una cuestión de tiempo. El Señor Arshu ciertamente parecía tris…. es decir, nunca lo vi sonreír, tal vez él aún tiene sentimientos por su antigua esposa.

Entonces qué pasaba con la última del grupo ¿la princesa?

—La princesa… tiene tan solo nueve años de edad, y creo que no entiende nada de lo que está sucediendo.

—¿Hah? ¿Nueve?

Incluso en el mejor de los casos, Arshu está en la primera mitad de sus veinte años. Una niña de nueve años y alguien en sus veinte años. Izumi pensó que era absurdo, pero entonces quizás matrimonios políticos eran justo algo como eso.

Pero aun así, pensar que algo así podría pasar. Incluso la cure y todo.

Mientras ella se preguntaba si había algo que podía hacerse, una cierta idea vino a su mente. Izumi observó en silencio al anciano.

—Umm, vas a escribir una canción, ¿cierto?

—No, no lo haré.

Con el ceño fruncido, él se dio vuelta hacia otro lado.

—No le dije que no podía negarse.

Aloma lo reprendió, pero el anciano sólo se puso más obstinado.

—¿Por qué no escribe una canción para nosotros?

—Una canción sobre un idiota que fue engañado por el mensajero del rey y luego deja a su esposa.

El viejo al parecer no tenía intención de hacerlo. Parecía encontrarlo tan estúpido que fuese capaz de olfatearlo en cualquier momento.

—No, sobre el amor trágico de un héroe que se separó de su esposa para ir a una peligrosa misión.

—Debe ser muy famoso si el rey pide a usted personalmente. Si canta sobre el amor trágico de su esposa y Arshu, creo que el corazón del rey y los ciudadanos aún podrían ser movidos.

El rey obviamente tenía sus propios planes, por lo que era probablemente imposible, pero sí cuenta con el apoyo enorme de todas las personas, entonces quizás podría cambiar algo.

—Puede ser una buena idea. —coincidió Aloma.

—¿No dijiste que no podía desobedecer al rey? —miró el viejo.

—¿De qué hablas? El rey simplemente dijo que quería una canción de alabanza escrito sobre Arshu y la subyugación de la trangorn. No dijo que no podías cantar sobre la amada que dejó en su ciudad natal. Usted no está desobedeciéndolo.

—En el peor de los caso, no obtendrás una recompensa. —añadió Solt, aparentemente interesado en el tema.

—Para ser honesto, aunque el Señor Arshu es un héroe, no estoy de acuerdo con que se case con una princesa de nueve años de edad.

No todo el mundo podría aceptarlo simplemente porque era un matrimonio político.

—Estoy seguro que el rey está ansioso. El príncipe huyó a otro país, y así su sucesor es solamente la princesa. —dijo Aloma con una mirada significativa.

—Es lamentable, cómo se debe encontrar la princesa. Como aquel que tentó al príncipe con cuentos fraudulentos, Conyork el segundo, debe sentirse culpable, viejo Maestro. —Continuó Solt.

Aparentemente este hombre tenía una profunda relación con el príncipe y la princesa.

—Gununu —él gimió.

—¿Usted no lo hará por la princesa? Piense en ese hermoso rostro. A pesar de su edad, ella seguramente será una hermosa mujer en el futuro.

—Bah. ¡Dudo que esté vivo en ese momento!

Después de maldecir, el anciano dio un profundo suspiro.

—¡Eei! Solo tengo que escribir una canción ¿cierto?

—¡Como era de esperar del viejo Maestro!

—Por esta razón no puedo dejar de ser su discípulo.

—Gracias, viejo Maestro.

Izumi, siguió a Aloma y a Solt sin querer.

Él frunció el ceño otra vez.

—Dije que no me llamen ¡Viejo Maestro!

—Ah, lo siento.

El momento en que Izumi se inclinó ante él, algo de repente rozo su lado.

—¡Wawah! —gritó, antes de mirar a su lado.

El caballo había empujado su nariz hacia la ventana de su cuarto de baño.

Estiró su cabeza para beber del agua de la bañera, pero cuando dio cuenta que no la podía alcanzar, comenzó a lamer las gotas de agua en la pared en su lugar.

—¡Paren eso! ¡O ustedes irán al cielo!

Aloma tiró de su pelo en pánico, pero el caballo no mostraba signos de parar.

Tal vez había perdió el control debido a que ya no tenía riendas, pero el caballo estaba haciendo solo lo que le gustaba. Fue sólo cuando Aloma y Solt tiraron del pelo de su cuello, que soltó un relincho de la insatisfacción, antes de echarse hacia atrás. La campana sonó – shan -otra vez cuando quedó atrapado en el marco de la ventana.

—Discúlpenos, ángel. Por favor, no te preocupes sobre el tema con el Señor Arshu.

En cuanto Aloma terminó de gritar, Solt colocó su mano en la ventana.

La campana sonó cuando cayó en el agua, y al mismo tiempo, la ventana fue cerrada.

[1] Brida: Conjunto formado por el freno, las riendas y las correas de un caballo u otra cabalgadura.

[2] Vestuario: sala normalmente anexa a los baños en Japón

| Índice |

Un comentario en “Baño de la Diosa – Capítulo 13: Viejo Maestro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *