El fuerte caballero negro – Capítulo 11: Cabecilla, contacto y declaración

Traducido por Naiarah

Editado por Haru


Terrenos de entrenamiento

—¡Cuerpo de magos! ¡Poned más espíritu en esto!

Han sido ya dos semanas desde que llegué a este mundo. Y han sido dos semanas terriblemente ocupadas. Cosas como la investigación de los secuestros, misiones de guardaespaldas para la princesa y entrenamiento militar. Ahora superviso todas esas cosas.

También superviso los métodos de entrenamiento, aunque haya algunas protestas del estúpido espadachín.

—¿Lo tienes? ¡Todavía no te reconozco! Hasta entonces ¡yo supervisaré el entrenamiento de los espadachines! (Adelbert)

Y, como un niño, me apartó. Esto va sin decir que el estúpido espadachín se vería bastante tonto si alguien le mirara ahora. Aunque lo oí de Conrad, ¿este chico realmente tiene 23 años?

Al final, el estúpido espadachín fue abucheado por todos los del cuerpo de espadachines y fue forzado a aceptar el cambio de entrenamiento. Y ahora poniendo mi atención en el entrenamiento del cuerpo de magos…

—Ze~e, Ze~e, Ze~e

Falta de aliento a los 50 meitos (metros). Empiezan a volverse inestables a los 100 meitos. De alguna forma todos se las arreglaron para correr 500, pero caen al suelo después.

Amy y yo estamos tan asombradas que no dijimos nada. Hablé con Amy ami lado, quien está calmada y respira con normalidad a diferencia de los otros magos.

—Amy, pareces estar bien.

—Sí… yo… entrené… mucho… con… Celes.

—Ya veo.

Amy y Celes están realmente en buenos términos.

También las he visto entrenando juntas a menudo. Para Celes, la capitana de los lanceros, la fuerza física era requerida. Si Amy entrenaba con alguien como ella, era inevitable que se volviera fuerte.

—Como se esperaba de la capitana.

La alabé y Amy rió alegremente. Mirar esa sonrisa era ciertamente refrescante~.

♦ ♦ ♦

El dormitorio y estudio de Chie

—Comandante, he traído los documentos. (Conrad)

—Gracias.

El entrenamiento de la mañana acaba con ejercicios de campo, y en ese momento me retiré a mi habitación y empecé a clasificar papeles, incluyendo los que Conrad me acaba de traer.

Porque podía ser llamada por Su Majestad en cualquier momento, mantengo mi armadura equipada, pero el casco estaba ahora en la esquina del escritorio. Tomarme un momento para cambiarme a ropa casual podría ser bueno, pero trabajar es más importante.

También pienso que llevar la armadura es más confortable. Hace 10 días, COnrad finalizó el registro de papeles y le convirtió en el caballero vice comandante, e hizo mi trabajo de secretaría.

Rellenando todos los documentos, Conrad, Alice y yo invertimos nuestro tiempo en esta sala. Se ha vuelto nuestra rutina diaria.

—Caballero negro-sama, hermano. ¿Por qué no tomamos un pequeño descanso? —dijo Alice trayendo una bandeja con tazas de café, poniendo una en mi escritorio seguida de otra para Conrad.

Conrad estaba usando la mesa y la silla que yo uso para desayunar y cenar en vez de un escritorio real. Este habitáculo estaba equipado con una pequeña cocina y tiene un baño y un vestidor en la puerta de al lado, así que no hay necesidad de salir. Es perfecto.

—Está bien. Tomemos 10 minutos de descanso, Comandante.

—Entendido. Hmmm~~

Reconociendo las palabras de Conrad, me estiré. Bueno nunca habría pensado que el papeleo sería tan agotador. Aunque en la escuela, no me cansaba de escuchar al profesor y tomar notas.

Sentada en la silla, mirando silenciosamente a los documentos solté un suspiro, creo que tomé el trabajo de secretaría demasiado a la ligera. Recordando esa imagen común de los animes y mangas cuando el personaje principal huye del papeleo… ahora entiendo porqué.

Los papeles eran simples de completar, así que no hay nada realmente difícil con eso. Sin embargo, la montaña de documentos hace que me duelan los ojos. Sólo con mirar la cantidad que necesitaban que pusiera mi sello me dió ansiedad. En ese momento, Alice nos trajo café.

—Fuu~~

Conrad y yo nos relajamos. El café de Alice era realmente delicioso. Es negro puro pero todavía es tan delicioso. Durante el corto descanso, Conrad y yo nos bebemos el café que Alice preparó. En este espacio sólo hay 3 personas, pero me gusta.

Oh~ La paz~

Rellenando y sellando los documentos de nuevo… después de un descanso de 30 minutos.

—¿Hmm?

El sonido de alguien tocando la puerta me hizo parar.

—¿Me ocupo de eso, caballero negro-sama?

—Sí.

Me pongo mi casco. Alice abrió la puerta y saludó.

—Pretor Ackroyd. ¿Puedo ayudarte?

¡Pretor Brattle Ackroyd! Conrad y yo nos miramos a los ojos a través de mi casco.

—¡No he venido aquí para hablar con una mera criada!

La voz de un hombre gordo se escuchó. De verdad, era justo como el diálogo de un estúpido noble. Mientras estaba pensando en varias cosas que me gustaría hacerle al Pretor, Alice miró hacia mí.

Parecía querer saber si debería dejarle pasar. Lo permití con un asentimiento y ella le permitió entrar.

Un bajo hombre gordo quien parecía tener alrededor de 50 años con la cabeza afeitada y mala cara entró en la habitación, vistiendo ropas que se veían caras. El hombre daba una mala impresión.

Me levanto de mi silla y Conrad se puso tras de mí, a mi derecha.

—Pretor Ackroyd, ¿tienes asuntos conmigo?

Mientras era cautelosa, entré en el modo trabajo.

—¡Hmph! ¡Recientemente se han hecho algunas cosas inesperadas!

—¿Cosas inesperadas? —le respondí mientras le estudiaba.

—¡No te hagas el tonto! ¡¡¡Egoístamente usando a los guardias de la ciudad para reemplazar a los soldados asignados a las villas y pueblos sin el permiso del Parlamento o de mí mismo está fuera de tu jurisdicción!!!

El Pretor Ackroyd gritó mientras mostraba una cara fea y distorsionada.

¿Huh? ¿Qué está diciendo este viejo? Al principio, estaba demasiado asombrada con las tontas observaciones del Pretor para decir nada. Mirando a Conrad y Alice, ambos también tienen la misma cara de asombro.

Bueno, ahora estoy sonriendo ligeramente. Cuando dijo esas palabras, el sentimiento de rabia que tenía mientras miraba a ese tipo sólo se desvaneció. No tener medios para competir con el Pretor Ackroyd significa que la familia imperial era efectivamente una víctima. Hasta ahora, así era.

¿Este viejo no ha notado que la situación ha cambiado?

—¿Tu piensas que soy tu subordinado o algo? —le escupí. —Y sobre ese tema, ¿por qué debería solicitar el permiso del Parlamento para una acción militar?

—¡Tal cosa es natural! Desde los tiempos antiguos la “Palabra de Ley” era…

—Parece que no fuiste informado, Pretor Ackroyd.

—¿Qué?

Su cara se distorsionó con mis palabras.

—Ese tal vez haya sido el caso antes, pero la situación ha cambiado ahora que estoy aquí..

—¡¿Qué has dicho?!

El Pretor Ackroyd golpeó sus manos contra mi escritorio mientras gritaba.

Demonios, este hombre todavía no entiende su posición. Este tío, ¿cómo llegó a ser miembro del Parlamento?

—¿Has olvidado la posición que me fue dada?

—¿Duque? ¡Eso no tiene poder en el Parlamento!

El Pretor Ackroyd sigue en su berrinche.

Hoh~ ¿no es capaz de verlo? Este Pretor sólo ve el estatus que le fue otorgado a él. Un estúpido noble. Este tío, ha olvidado la parte más importante.

—Haa~, ser tan tonto —digo mientras suspiro.

—¡Tú infeliz! ¡Decir tales cosas hacia mí! —chilló desgraciadamente el Pretor Ackroyd. Hablo mientras le miro hacia abajo a través del casco.

—Es como he dicho Pretor. Has olvidado la parte más importante.

—Ah, que de…

El Pretor está confundido por el súbito cambio en la atmósfera. Continúo mientras le ignoro.

—No soy sólo el Comandante, soy el exclusivo caballero de la familia imperial, entre otras cosas…

El Pretor abrió mucho sus ojos.

—Sólo tomo órdenes de la familia imperial. ¿Entiendes el color de este manto? Tengo más autoridad que tu Parlamento.

Al principio, no entendí porque algo así me había sido otorgado a mí, pero ahora lo tengo. Su Majestad fue minucioso. Estaba buscando a alguien capaz de cambiar el actual estado del Imperio.

Bueno, aunque no sé demasiado sobre esta posición, pienso que me gustaría cambiar la situación actual de este país y creo que la mayoría de la gente de este país piensan igual.

Para hacer eso posible, esta posición me fue dada. Para hacer que suceda, hay una cosa que necesito hacer. Cambiar las cualidades esenciales de Su Majestad y de la gente de este país. Para ese fin, primero deberemos resolver este caso. No puedo permitirme perder contra este viejo.

—Pretor Ackroyd, el reemplazo de los guardias fue para fortalecer la seguridad del imperio. ¿Por qué es que, a pesar de los frecuentes secuestros, las patrullas de las villas y pueblos de alrededor eran tan laxas? También es innecesario tener tantos soldados patrullando en la ciudad.

Antes, mirando la situación actual de la guardia me causó un mareo. Cada villa y pueblo tenía alrededor de 30 guardias, mientras que los pueblos grandes eran alrededor de 500.

Además, la mayoría de esos guardias eran jóvenes, y tenían una severa falta de entrenamiento. Si un grupo de monstruos de nivel medio atacaba, serían una pequeña resistencia. De hecho, han sido varias villas las que han sido borradas en los recientes años.

Entonces estaba el número de guardias en la capital. Aproximadamente 5.000 soldados eran mantenidos dentro de las murallas de la ciudad. Incluso si diseminas este número por toda la ciudad, todavía pensé que eran demasiados. Incluso la mitad de ese número eran demasiados.

Después de hablar con los capitanes, seleccionamos nuevos soldados y los asignamos a cada villa y pueblo. Tomó casi una semana entera y había sido bastante agotador.

Los soldados que fueron llamados a la capital fueron entrenados de nuevo con los nuevos métodos. Sin embargo, el reemplazo y entrenamiento de los soldados no era la única razón.

—Además de eso, Pretor Ackroyd. El equipo de investigación que fue asignado a Conrad. ¿Es eso algún tipo de broma?

—Guu…

El Pretor dejó ir un gemido ante mis palabras.

—Este problema de gente desapareciendo por el imperio… Para resolver este caso, un equipo fue rápidamente formado para investigar los secuestros. Aún sólo 6 personas fueron asignadas a Conrad para ayudarle con su investigación. ¿Puedes explicarme por qué algo así ocurrió? ¿Pretor Ackroyd?

—Eso, eso es…

El Pretor Ackroyd se quedó en silencio mientras evitaba mis ojos. Esto es lo que pasa cuando vienes aquí y dices estupideces sin ninguna consideración.

—Bueno, está bien. Como el Parlamento ha declarado antes, no hay suficientes pruebas para juzgar a nadie. Por lo tanto, desde ahora, el ejército se moverá con libertad de acuerdo a mi comando. Por favor dile al Parlamento que se centre más en política.

El Pretor apretó sus dientes y me miró. Miré a Alice, quien entendió el significado de mi gesto y abrió la puerta.

—Es momento de que te vayas. Todavía tenemos trabajo que necesita hacerse —le dije al Pretor.

—Sólo….

—No te dejes llevar, ¿es así cómo se dice?

Habiendo interrumpido al Pretor, sus palabras no salieron. Qué villano tan cliché. Con la cara congestionada, el Pretor Ackroyd salió de la habitación.

Alice cerró la puerta y dejé mi casco en la punta de mi escritorio.

Me senté de nuevo en la silla.

—Whew~

Todos soltamos un gran suspiro.

—Nunca pensé que entraríamos en contacto con el otro lado. (Conrad)

—Tienes razón. Bueno, esto sólo muestra que el otro lado está preocupado.

Digo mientras me inclino hacia atrás.

—Cierto. Los soldados que había sobornado ya no están más presentes, eso podría causar un poco de estrés.

Conrad estaba de acuerdo con lo que había dicho. Esa era la otra razón para reemplazar a los soldados de las villas y los pueblos. Pensé que era posible que hubiera un traidor en la guardia.

Era extraño lo poco que se reportaba, y todavía los rumores sobre la capital todos contenían información muy problemática. Así que los capitanes eligieron subordinados de confianza para asignar a cada localización y que comunicaran directamente a ellos el estado del área a la que habían sido asignados.

De regreso a la capital, todos los guardias que habían vuelto estaban sujetos a una investigación. Como resultado, algunos de los guardias jóvenes realmente confesaron.

Sobre que entraron en contacto con ciertos individuos, ellos accedieron a darles una suma de oro a cambio de mirar hacia otro lado con las subastas. De sus confesiones, encontramos que esas todas esas personas tenían conexiones cercanas al Pretor Ackroyd.

Después que la investigación estuvo completa, los soldados implicados fueron enviados a prisión. Aceptando dinero por secuestrar niños. Era natural que recibieran un castigo.

—Esto es lo que obtiene por tentar a los soldados y hacer que miren hacia otro lado con actividades ilegales.

—Estoy de acuerdo. (Conrad y Alice)

Parece que esto les ha dejado realmente pasmados a los dos. Hay consecuencias cuandos se hacen cosas malas.

—Aún con todo esto~, la ubicación del lugar de confinamiento y el lugar de la subasta todavía no han sido hallados.

Gracias a los nuevos soldados, hemos hechos buenos progresos hacia reducir los secuestros, pero todavía no hemos encontrado a la gente desaparecida o el lugar de las subastas.

Bueno sólo han sido 5 días desde que hemos completado los interrogatorios a los soldados y la investigación empezó de nuevo en serio. No esperaba encontrar pruebas rápido, pero todavía tenemos que encontrar algunas pistas.

—Sí, los guardias no parecían saber nada de esa información. O más bien, la parte opuesta sabe muy bien que estamos buscando esa información, así que no nos será fácilmente entregada.

Conrad está de acuerdo conmigo. Por supuesto, si ese tipo de información fuera fácil de encontrar, sería muy malo para sus operaciones. Mientras estábamos pensando.

Alguien vino de nuevo. Después de ponerme otra vez mi casco, Alice abrió la puerta para ver quién era.

—Muchas gracias.

Ver a Alice mostrar una sonrisa, parece que no era un tonto, a diferencia de la última vez.

Alice cerró la puerta y regresó. Llevaba un sobre en la mano derecha.

—Caballero negro-sama, has recibido una carta de Byron-san.

—¿De Byron?

Me quito el casco antes de recibir el sobre. Uso un abrecartas del escritorio y saqué la carta del sobre. Extiendo la carta. ¡Su escritura es muy pobre!

Era como una serpiente que se retorcía y giraba. Para ser franca, es muy difícil de leer. Intenté leer la carta de todas formas:

Para Sir Caballero

Como prometí hablé con diversas personas alrededor de las tiendas.

De acuerdo con el dueño del banco, un hombre llamado Aaron tiene algo de información. A Aaron le gusta frecuentar la taberna “Wild Breath”.

Aaron era un tipo de corredor de información, pero no es alguien que dé información fácilmente.

Ahí es cuando entra la bebida.

Hasta ahora, varios han intentado obtener información de este tipo, pero él reta a cada persona a un juego de beber, Los chicos beben por la información. Si ganas, él te dirá lo que quieras saber.

En otras palabras, tienes que retar a Aaron a un juego de beber para obtener la información que necesitas. 

Si ese hombre fuera derrotado eso sería realmente apreciado.

Para ese fin, tenemos grandes expectativas en Sir Caballero.

Aaron ya ha aceptado el reto para conocer a Sir Caballero.

El partido con Aaron, ¡creo que Sir Caballero puede ganar!

Ropa del día a día, 

Comerciante Byron.

Leo el contenido y permanezco en silencio.

—Comandante, ¿qué está mal?

Conrad me llamó. Alice también ladeó su cabeza y me miró. Le alcanzo la carta a Conrad y le digo que la lea. Y así Conrad que miró la carta…

—Uwa~ Se ve como el dibujo de un niño de un extraño mapa.

Murmuró Conrad. Miró a la carta por un momento. Después de terminar, me dirigió una cara llena de sorpresa y alegría.

—¡Comandante!

Conrad me llamó con voz excitada.

—Con esto, ¡podrías obtener un poderoso testimonio! Ciertamente mañana puedes tomarte tiempo libre. Incluso esta noche… eh, ¿Comandante?

Mientras Conrad estaba hablando felizmente, notó mi cara ensombrecida.

—¿Caballero negro-sama? ¿Hay algún problema? —preguntó Alice con ansiedad. Así que mi complexión estaba así de mal.

—Que, vosotros dos…

Los dos me miraron confundidos. No parecían tener ninguna pista de porque estaba así. Era comprensible.

—En este país, sois adultos a la edad de 15 años, ¿verdad?

—Sí, ¿eso es así?

Alice me miró con cara interrogativa. Conrad estaba igual.

—En mi país eres considerado adulto a los 20 años. No puedes beber hasta que tienes 20… En otras palabras, nunca he bebido alcohol antes…

—¡¿Hah?!

Los dos gritaron de sorpresa ante mis palabras. Hasta ahora, ellos han vivido en un país en donde uno se vuelve adulto con 15 años. Conrad ha bebido alcohol desde los 15.

El Reino Sagrado y los países vecinos están igual.

—¿Qué debería hacer….?

Estaba muy preocupada y avergonzada. Por primera vez desde que vine a este mundo, golpeé una pared.

| Índice |

One thought on “El fuerte caballero negro – Capítulo 11: Cabecilla, contacto y declaración

  1. Otakueagle says:

    Muchas gracias por el capítulo, Chie si que ha encontrado un obstáculo, pero también sirve para superar un reto, tu cuerpo ha sido fortalecido, no creo que no pueda salir adelante en un reto de bebida.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *