El fuerte caballero negro – Capítulo 14: Asamblea y antes del ataque

Traducido por Naiarah

Editado por Haru


A diferencia del centro de la capital, estaba oscuro en el callejón negro de los suburbios incluso a mediodía. Ahí era donde los criminales y el gremio sombre se reunían para una transacción ilegal. Nadie supondría que estaba en el mismo distrito que la zona comercial, por eso era conocido como el lado oscuro del distrito comercial.

Era un lugar al que ni siquiera los residentes de los suburbios se acercaban. Usando la muralla como pared, una pequeña y arruinada mansión se elevaba por encima de los alrededores. Aparentemente el noble que acostumbraba a manejar el centro comercial una vez vivió ahí. Ese hombre murió hace tiempo, su hijo no fue afortunado y perdió la mansión. Siendo de la nobleza junior, se dijo que regresó a su pueblo natal con sólo unos pocos de sus sirvientes. La mansión sin nadie que viviera en ella se volvió ruinosa y ahora emite una atmósfera que mantiene a los demás alejados.

Creo que es fácil de entender si digo que se ve como una mansión salida de una película de terror. Los soldados del ejército imperial esperaban en las sombras alrededor de ella. Varias docenas de magos habían lanzado magia de ocultación de presencia para asegurar que no serían notados.

—Comandante caballero, el cuerpo de arqueros, espadachines, infantería y magos están en posición.

Reportó, un hombre que pertenecía al cuerpo de espadachines, en voz baja.

—Entendido. Diles que mantengan sus posiciones y esperen la señal de ataque.

—¡Sí, señor!

Después de instruir al soldado en voz baja, admitió la orden y se fué. Pronto atacaremos la ubicación de la subasta. Un plan de ataque había sido creado tres días antes, usando los resultados de la investigación de Claude sobre el lugar de la subasta.

♦ ♦ ♦

Sala de guerra, 3 días antes

Los capitanes, incluídos Conrad y yo, estábamos todos reunidos en la sala de guerra. El porque ningún otro vice-capitán a parte de Conrad estaba presente, era debido a que Conrad tenía permitido vestir el manto especial que probaba su estatus de capitán a pesar de que era mi subordinado.

Esto era por sus logros pasados. Era una reunión urgente entre los capitanes de mayor rango en el ejército. Nos sentamos en sillas alrededor de una gran mesa redonda.

—Para de repente organizar una reunión de emergencia, ¿quiere esto decir que finalmente es tiempo de movernos, caballero negro-san? (Adolf)

El del cabello azul… Capitán Addinsell preguntó con una mirada seria. Asentí como respuesta.

—Eso es correcto, Capitán Addinsell.

Por alguna razón, cuando respondí, las caras serias de todos excepto la de Conrad se sorprendieron.

—¿Qué está mal?

—No… uh, es sólo, no has usado su apodo justo ahora. Así que sólo no eres el habitual tu, ya sabes… —dijo el Capitán Abercrombie. Así que sobre esto era.

—Ahora es un momento serio, Capitán Abercrombie. No es tiempo de estar de broma.

—Bueno, eso es verdad…

Respondió el capitán Abercrombie, mientras se veía perplejo. Hoy era la primera vez que les mostré mi modo trabajo. No era irrazonable para ellos estar sorprendidos, cuando uno considera la diferencia entre mi actual actitud y mi habitual actitud traviesa.

—Ahora, sobre el tema principal.

Las caras de todos se pusieron serias de nuevo.

—Creo que todos ya saben, pero recientemente dos piezas importantes de información han llegado a nuestras manos. Primero es la ubicación del gremio sombra y segundo es información sobre un grupo de individuos sospechosos entrando a las ruinas al fondo del pueblo. Para empezar, Conrad informará sobre el gremio sombra.

Dirigí mi mirada hacia Conrad. Él asintió antes de empezar la explicación.

—Actualmente, tenemos a nuestros subordinados observando al gremio sombra. Han sido capaces de identificar a individuos de aspecto sospechoso a lo largo de sus observaciones. A parte de la investigación, se ha descubierto que una petición de asesinato ha sido puesta sobre el Comandante…

Todos los ojos se centran en mí. Dí un aspecto preocupado.

—No es un problema. Conrad normalmente está cerca para ayudarme. Bueno, encontrarme a Gardo en día pasado fue inesperado, pero los goblins fueron asesinados, así que no hay nada de lo que preocuparse.

Les dije a todos. Claude permanecerá como un secreto. Si les digo sobre Claude, sería derrotada por todas las preguntas que harían.

—Continúa, Conrad.

—Entendido. Encontramos al hombre que era un intermediario entre el Pretor Ackroyd y el gremio sombra. El Pretor contrató a este intermediario para hacer una petición al gremio sombra.

Ese hombre pareció ser una gran captura. Durante el interrogatorio, habló sin pausa mientras actuaba todo nervioso y asustadizo. No sólo habló de la petición de mi asesinato sino que también habló sobre los secuestros, respaldado con pruebas de sus actividades.

—Le ofrecimos a ese hombre la libertad con la condición de que reportaría cualquier futura petición hecha por el Pretor Ackroyd al ejército inmediatamente. En este caso, la petición no fue hecha por ese hombre, así que fue determinado que no había problema con liberarle. Sin embargo, se le advirtió que si no hacía honor al acuerdo no habría misericordia la próxima vez.

Todos parecían satisfechos con los que Conrad dijo. Recordé la pálida cara del hombre durante el interrogatorio. Sólo vi como Conrad se volvió un demonio mientras le interrogaba. Me pregunto si eso era lo que se conocía como ¿miedo escalofriante?

—Esto concluye el informe, Comandante.

—Oh. Gracias, Conrad.

Devuelvo mi mirada a los capitanes.

—Lo siguiente es la segunda parte de información, que involucra a las ruinas de atrás del pueblo. Se ha descubierto que la próxima subasta será ahí en varios días. Me gustaría formar inmediatamente una unidad para lanzar un ataque en ese lugar.

—Estoy preocupado. ¿Cómo hemos obtenido esta información? —preguntó el capitán Adams. Todos excepto Conrad tenían la misma opinión.

—Bueno, nosotros sólo…

Intenté pensar palabras aceptables para decir. La presencia de Claude no debería ser revelada a nadie más que Conrad, Alice y Su Majestad. De esta forma, sería más fácil para él moverse.

—Haa~, no es algo por lo que necesitemos preocuparnos. (Adolf)

Silenciosamente expresé alivio.

—Lo que importa es el posicionamiento de todos los cuerpos. Mis arqueros rodearán el edificio cortando todas las vías de escape. (Adolf)

—Mi cuerpo de infantería hará algo similar. Honestamente, luchar dentro de los edificios sería un poco difícil para mis hombres. (Brandon)

—Si así es como es, entonces el cuerpo de lanceros debería también esperar fuera. (Celes)

—Entendido. Capitana Arnold, me gustaría que tu cuerpo de magos se disperse entre los otros cuerpos para ayudarles con la defensa y la ocultación. Muévelos como mejor te parezca.

—Sí… señor. Ellos… pueden… lanzar… magia… ocultar… presencia. (Amy)

—Esto nos deja el asalto al cuerpo de caballeros y los espadachines del capitán Abercrombie. ¿Es eso correcto?

—No me importa (Adelbert)

Después de una pequeña pausa, el capitán Abercrombie aceptó. Sabía que no le gustaba así que le ignoré. Yo tampoco le reconozco.

—Tomaré el comando de las tropas de asalto. ¿Quién liderará las fuerzas externas?

No era como que todos los capitanes podían estar envueltos en el ataque. Lo mejor sería yo y otra persona, pero debería ser ¿el capitán de arqueros, lanzas, infantería o magia? Había sido previamente decidido que el capitán Abercrombie lideraría las tropas que protegerían las tierras del castillo, así que él esperaría aquí.

—Yo lo haré. (Adolf)

—Daré las órdenes. Los arqueros sobresalen en el rango de ataque. Podemos fácilmente observar la situación y pasar las órdenes a los demás.

Todos asintieron a sus palabras y después la unidad fue creada. Ya que teníamos poco tiempo, nos apresuramos a seleccionar a los miembros de la unidad y procurar y chequear su equipo.

La fecha de la subasta llegó rápidamente. Se volvió completamente oscuro mientras los soldados se ubicaban en los edificios circundantes. Lleno de tensión, mi latido se aceleró inmensamente. Mi mente estaba nublada con ansiedad.

♦ ♦ ♦

Esto no era bueno, mis manos estaban temblando. Agarré mi brazo así los otros soldados no podrían ver. Se volvería difícil si ellos vieran esto. Me levanté para salir y calmarme.

—Comandante, ¿qué está mal?

Cuando iba a irme, oí la voz de Conrad. Necesitaba decirle algo a él.

—Sólo estoy un poco excitada. Voy a enfriarme ahora —dije bajito así sólo él podía oír.

—Entendido, ten cuidado.

Parece que él sabe. Después de todo, es un adulto. Recordé de nuevo. Caminé hacia una zona más recluida.

—Phew~

Solté un gran suspiro mientras me senté contra una pared. Prepararme mentalmente había sido inútil… La tensión causó que mi corazón latiera más rápido, y me sentí incómoda con mi pecho. No sólo mis manos, todo mi cuerpo empezó a temblar. Cómo podría… Si fallara aquí. Cuando empecé a pensar, me llené de malestar.

Aunque me fue dado un poder igual al del Lord demonio, o todo el conocimiento de este mundo, todavía soy una chica de instituto. El conocimiento que me fue dado era de sentido común, pelea, política, historia y leyendas. Era un conocimiento que venía del dios Elk de este mundo, y fue implantado en este cuerpo. Era enorme, tanto como toda la información contenida en una gran biblioteca. Esto sólo era posible porque este cuerpo fue hecho por Amaterasu.

Considerando la historia, el conocimiento de los próximos 4 años no estaba incluído. Quizás porque el futuro donde Yuusuke era invocado todavía no ha ocurrido, Amaterasu me envió atrás en el tiempo para ganar experiencia de combate. Eso fue lo que me dijo antes de irse. Sin embargo, cuando pienso sobre por qué fui enviada a este tiempo, quizás haría un futuro donde en 4 años, Yuusuke necesitaría ser invocado.

—Hah~, esto es ridículo~.

Liberé un profundo suspiro y murmuré en voz baja. No pienses en esas cosas justo ahora. Es pesado~… Sentía que había pesas atadas a todo mi cuerpo. Desde que vine a este mundo, el único conocimiento que tenía era de los animes de la Tierra, manga y juegos. Una simple chica de instituto no sería aceptada por Su Majestad, y no habría habido razón para permitirme entrenar al ejército. No habría una razón para darme el título de Duque, dejando aparte el de Comandante.

Incluso siendo favorecida por la familia real… Mientras más pienso en ello, más negativa me vuelvo. Mi cara bajo el casco era probablemente patética justo ahora.

—Te ves desanimado, Caballero negro-san.

—¡¿Claude?!

Estaba sorprendida por la voz que se dirigió a mí. La voz vino de un hueco entre una casa y la muralla. Un hombre estaba apoyado contra la pared con sus brazos cruzados. Como siempre, una bufanda negra cubría su nariz y boca. Normalmente, la noche y las sobras ocultarían a cualquiera ahí, pero mi casco me permitió verle claramente. Estaba sorprendida cuando noté el perfil de Claude.

—Eres bastante bueno ocultándote~. Normalmente soy buena notando cualquier signo.

Estaba hablando de mi forma habitual, más que cuando hablo en mi modo trabajo. Realmente no le noté. En mi mundo original, ya era sensible a mi alrededor, pero venir aquí me ha hecho incluso más sensible.

—Idiota, estabas tan indefensa.

—Haha…

Oyendo las palabras de Claude me reí de mí misma. No tenía nada que decir.

—¿Qué pasa? Esta no eres la habitual tu.

—Habitual… yo.

Así lo dijo, pero ni siquiera sé cómo es la habitual yo. ¿Una mujer? ¿Un caballero negro?

—La habitual yo… ¿qué es eso?

—¿Huh?

—Sólo respóndeme…

Claude puso una cara rara cuando escuchó mis palabras. Le pregunté por la respuesta.

—Déjame ver~

Claude se vió como si estuviera pensando. Esperé nerviosa.

—Un irracional, sospechoso, despiadado, ingenuo y extraño chico.

Agarré un puñado de guijarros y se los lancé. Rápidamente se agachó para esquivarlos.

—¡Oye! ¿¡qué te ha dado!?

Quejándose, Claude se levantó de nuevo.

—¡Demasiado ruidoso! ¡Todas esas son cosas malas!

Acabamos gritandonos, aunque no demasiado fuerte. No hay forma de que alguien no se enfade cuando hablan sobre él de esa forma.

—¡Qué! Justo cuando pensé que estabas toda deprimida de repente te vuelves toda enérgica de nuevo. Realmente tú, ¡incluso sin llevar tu armadura te has vuelto extraña!

—¿Huh? ¿Yo soy…… extraña?

Involuntariamente le di una mirada en blanco. Bajo mi casco, probablemente me vi como un gorrión que había sido disparado por una cerbatana.

—¿Qué con esa mirada en blanco?

—Oh, quiero decir… sólo me estaba preguntando qué piensas que era extraño —respondí sorprendida.

—¿Huh? ¿De qué estás hablando?

Asombrado, Claude continúa.

—Para empezar, tu voz era diferente dependiendo de si llevabas o no tu armadura. Estos últimos días cuando te escuché hablar mientras cambiabas tus voces, pensé que era algo raro. Justo ahora pensé lo mismo.

Cuando dijo eso, traté de recordar mi voz de los últimos días. Ciertamente, incluso sin llevar la armadura, hablé con voz de hombre aunque soy una mujer. Aunque fuera de la armadura sólo he hablado con Conrad, Alice y Claude, así que no lo había notado.

—No lo noté…

—Ni siquiera lo habías notado hasta ahora…

Asentí como respuesta. Pasmado me miró hacia abajo.

—Ya veo… cambió… —murmuré para mí.

Extrañamente la tensión que había crecido antes se ha desvanecido de alguna forma.

—¿Estás bien? —preguntó Claude con expresión de duda.

—Ah~, estaba preocupada hace un momento. Sobre qué haría si fallaba aquí.

Claude en silencio me escuchó.

—Ya que esta es mi primera misión, me aterroricé al pensar que podría fallar aquí. El sentimiento creció hasta que pensé sobre mi posición y me hizo sentir insegura. Me pregunté sobre las intenciones de Su Majestad cuando me dió esta posición.

Esos eran los sentimientos que he ido acumulando hasta ahora.

—Un hombre en su posición, debe tener algún tipo de objetivo.

—¿Lo crees así? Las recomendaciones del Capitán y el Vice-capitán por sí mismas son suficiente mérito o eso pensaría…

Estuve de acuerdo con Claude. Quizás he estado pensando esto demasiado; no importa cuánto lo pensé, no podía encontrar una respuesta. Hasta ahora, una persona a la que pudiera pedir consejo no existía.

Aunque Conrad había sido más confiable que nadie más, ya que mantiene una relación de superior a subordinado era difícil para mí preguntarle. Él desprende una atmósfera de persona fuerte y seria que no expresa profundos sentimientos. Me habría gustado hablar con Alice, pero ya que me adora debido a su posición era difícil consultarle a ella.

Comparados con esos dos, era mucho más fácil hablar con Claude. Después de todo, a diferencia de con los subordinados y los empleados clave uno podía hablar libremente con los amigos. No había nadie más en este mundo con quien pudiera hablar como un amigo. Una vez más, pensé que Claude era una existencia valiosa.

—Suficiente de hablar sobre cosas difíciles —dije mientras estaba de pie. Ya he estado descansando suficiente. Si no vuelvo pronto, se me podría pasar el momento de liderar el asalto.

—Caballero negro-san, creo que está bien sólo hacer lo que crees que es mejor —dijo inesperadamente. Me giré para encararlo.

—¿Lo que crea?

—Han habido veces en las que estaba confundido y no sabía qué hacer. En esos momentos, pienso que es mejor hacer lo que sientes que es correcto que no hacer nada.

Me dijo mirándome con ojos serios. Ciertamente, era como Claude dijo.

—Entendido.

No podía permitirme preocuparme ahora. Sólo tengo que hacer lo que pueda.

—Claude, ¿realmente eres un asesino? Algo así no sería dicho por un asesino normal, ¿no crees?

Aunque somos amigos no sé mucho sobre su historia.

—Hmph, tengo varias razones.

—Ya veo.

Claude murmuró gruñón mientras le dí una pequeña sonrisa.

—Y no soy más un asesino, soy un investigador encubierto ahora.

—Aunque todavía es temporal.

Nos hemos saltado el procedimiento normal así que todavía era temporal.

—Hmph, lo que sea.

Claude se enfurruño de nuevo.

—¡Hahaha! Cuando esto acabe, haremos el procedimiento formal. Espera hasta entonces.

—Hoh~, es así. Estoy bien con este título; me está empezando a gustar —dijo Claude en un susurro.

Le había dado el título por diversión, pero parecía haberle tomado cariño. No estaba segura de por qué hice tal cosa, pero recordé que cuando le había dicho el título de trabajo y la descripción, él respondió felizmente. Esa fue la primera vez que vi al auténtico Claude. Es por eso que pensé.

—Bien. Mejor muéstrate fuerte cuando eso ocurra, ya que iremos ante Su Majestad juntos.

—Para, ya estoy suficientemente nervioso con esto —dijo cansado mientras pone su mano sobre el pecho. Eso era comprensible.

—¡Oh no! ¡También tenemos que llevar algo a Alice por su cumpleaños!

—¡¿De verdad?!

Estaba con los ojos muy abiertos y muy atento. Parecía como que realmente quería saber.

—¡Gracias~! Como pensé, necesitarás ayuda para ganar su mano.

—Eres una chica calculadora —dijo Claude felizmente, con una sonrisa torcida.

—Bueno, es momento de irse.

—¡Oh! podría no ser capaz de ayudar esta vez, pero buena suerte.

Chocamos las manos y partimos. Claude… era bueno hablar con un amigo. Mi temblor y tensión se han ido. Ahora haría justo lo que podía. Lanzaremos el ataque pronto.

Me dirigí de vuelta a donde los soldados estaban esperando.

| Índice |

2 thoughts on “El fuerte caballero negro – Capítulo 14: Asamblea y antes del ataque

  1. Otakueagle says:

    Es comprensible los nervios de Chie, nunca ha estado en una situación donde vidas humanas se pierdan y k ella tenga tanta presión, pero m encanta k pueda hablar con Claude como un amigo y apoyo en sus actividades. Saludos y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *