El fuerte caballero negro – Capítulo 5: Explicaciones e invitaciones

Traducido por Naiarah

Editado por Haru


Después de que ese extraño hombre-lobo Gardo se fuera, en un área un poco alejada de la carretera, en una abertura en el bosque.

—¡Escudo normal!

Los tres magos cantaron el hechizo y un escudo en forma de cúpula se extendió desde el suelo.

—¡Relámpago!

La maga invocó una bola de luz para iluminar la zona.

—Muchas gracias.

Les agradecí a los tres. La gente reunida aquí son: la Familia Real, cinco criadas, dos caballeros, dos espadachines, tres arqueros, tres magos, seis caballos, Hayate y, finalmente, yo.

—No, ya que nos salvaste a todos, muchas gracias.

Con cabello rojo y ojos marrones, fue la linda maga quien habló. Su altura alcanzaba mi cuello, llevaba una túnica rosa pálido y sostenía un largo bastón con una piedra mágica roja engarzada. Pienso que probablemente tenga mi misma edad.

—Todo está bien.

Cuando dije eso, ella agachó su cabeza. Oh, mi~. Parece que su cara se volvió roja.

—Hohoho, es bueno ser joven. Bien entonces, Caballero Negro, ¿qué tal si tenemos una charla ahora?

Mientras reía feliz, el Emperador habló. Si malinterpretas cosas como ésta, será inconveniente para mí. Después de todo, soy una mujer.

 Me quité el casco.

—¡Una chica!

Todos estaban conmocionados de ver mi cara y gritaron al unísono. Probablemente debido a mi voz, todos pensaron que era un “hombre”. Parece que todas las mujeres, excepto la Emperatriz y la Princesa, están bastante decepcionadas. La maga se veía como si hubiera perdido su alma o algo.

—Lo siento por sorprender a todos así. Mi nombre es Chie Saitou. Tengo 17 años.

Mientras decía ésto, puse mi casco en Hayate, quien estaba a mi lado. Es cansado llevarlo puesto todo el tiempo.

—¿Chie Saitou? No es sólo tu aspecto algo que nunca había visto, tampoco había oído un nombre como ése antes.

—Tu color de piel, de cabello e incluso la forma de tu cara, nunca había visto nada igual.

Parece que todos estaban de acuerdo con las palabras del Emperador y el Príncipe. Bueno, era justo como Amaterasu-sama dijo, en este mundo no hay cabello negro, ojos negros o gente oriental después de todo. Eso también significa que mi piel amarilla tampoco está aquí. Cualquiera se sorprendería de ver una persona así aquí.

—Es comprensible que todos estén tan sorprendidos. No hay otros humanos como yo aquí en Eldoa.

—Bueno entonces, ¿de dónde podrías haber venido?

Conrad-san hizo la pregunta obvia. Eh, ¿huh?

—Conrad-san, ¿era así? ¿Qué pasó con tu forma casual de hablar hasta ahora?

No tienes que ser tan formal con una pequeña chica como yo. Mierda, ¡estaba perdida hasta hace tan sólo un momento! Sin embargo…

—No, sería grosero usar un lenguaje casual con un caballero tan fuerte como tú. Sería muy embarazoso. Me di cuenta cuando apareciste montando al legendario unicornio negro…

Él dijo eso con una cara tan seria. Esto no es bueno… Aunque no pueda compararse con Yuusuke, que un chico atractivo haga semejante cara… mi corazón saltó. ¡Soy tan sólo una mujer, después de todo!

—S-Sí.

—No hay necesidad de usar un lenguaje formal conmigo de cualquier modo. También, no me importa si me llamas Conrad.

Además de prohibirme usar lenguaje formal con él, también me ha dicho que le llame por su nombre sin honoríficos.

—Ok… Oi, Hayate, ¿qué pasa con esa cara que dice que te alaben más?

Cuando miré a Hayate a mi lado, se veía tan feliz como si ésto fuera sobre él, tenía una expresión triunfante. Estoy bastante sorprendida.

¿Realmente este chico es el legendario unicornio?

—Ahem. Acerca de la pregunta sobre de dónde vengo, es un secreto a causa de que es un tema complicado.

—Ya veo… Entonces, ¿qué hay sobre tu espada? Nunca había visto este tipo.

Es bueno que el Emperador sea tan entendido. El Emperador pidió una explicación sobre Sakuya.

—Ésto es llamado “katana”, es un arma de mi país. El nombre es Sakuya.

—¿Sakuya? ¿Qué es eso?

La princesa ladeó su cabeza confusa.

—Sakuya significa una noche sin luna. Habla sobre la luna nueva. Esta katana de color negro puro, Sakuya, se supone que representa la luna nueva.

—¿Estaría bien si sostengo la espada para mirarla de cerca?

—Seguro, no me importa.

Cogí a Sakuya de mi cadera izquierda y se la pasé al Príncipe todavía en su vaina.

—¿Eh? ¿Huh?

—Chris, ¿qué problema hay?

El Emperador le preguntó al Príncipe.

— Padre, no puedo sacar la espada de su vaina.

—¿Qué? Permíteme ver eso… Oh, en efecto. Chie, ¿qué es exactamente esto? —me preguntó el Emperador. Todos alrededor parecían estar curiosos también.

—Bueno, actualmente Sakuya es una katana hecha a medida sólo para mí.

—¿Sólo para tí?

—Sí, nadie más la puede desenvainar.

Les dije eso, pero hubo una pregunta después.

—Sin embargo, si nadie más la puede desenvainar, ¿no sería mejor si se mantuviera fuera de su vaina?

Después de decir eso, ladeó su cabeza. Le pedí al Emperador que me devolviera a Sakuya, la saqué de la vaina, puse la vaina en mi cadera izquierda y fui hacia Conrad.

—Conrad, intenta sostener esto.

—¿Sí…?

Aunque no penetró el suelo, hubo el sonido de algo pesado cayendo al suelo.

—¡¿Qué?! ¡¿Qué pasa con este peso?!

Tan pronto como le pasé Sakuya a él, Conrad se agachó intentando sostener algo realmente pesado.

—¿Todos lo entienden ahora? Después de que Sakuya abandona su vaina, otro que no sea yo-

—¡¡¡Quiero intentar sostenerla!!!

—¡¡¡Eso no será posible!!!

Todos entraron en pánico ante la increíble declaración y agarré a Sakuya lejos de la Princesa que intentó sostenerla. Todos alrededor parecían bastante nerviosos también.

—Eh~

—No, ahora no es tiempo para “eh~”

Eres sólo una niña de 13 años, ¡no permitiré que toques algo tan peligroso! La Princesa se veía como si se sintiera mal e hinchó sus mejillas.

—Chie-sama, ¡lo siento tanto!

La sirvienta con el cabello marrón pasó a la Princesa a otra sirvienta que tenía fino cabello blanco recogido en un moño, con la cara arrugada, y un vestido negro de manga y falda largas y un delantal blanco con volantes. Ella se veía como una amable señora mayor mientras recibía a la Princesa.

—Esto no es un juego…

—Como siempre…

La anciana sirvienta estaba cansada de las payasadas de la Princesa. No era sólo ella, las otras sirvientas, los soldados e incluso el Príncipe parecían estar hartos también.

—Hahaha, Elene es bastante poco femenina.

—Ei, tú, ¡no es un problema para reírse!

Las palabras del Emperador estaban un poco fuera de lugar, intervino como si estuviera siendo cómico. ¿Es ésto completamente natural? Bueno, aún más, en poco tiempo te preguntarás si esta Princesa estará bien. Mientras pensaba en esto, envainé a Sakuya.

—Muy bien, regresemos al tema que tenemos entre manos. Aunque fui interrumpida a la mitad, una vez Sakura ha sido desenvainada, no puede ser usada salvo por mí.

—Ya veo.

Todos se callaron convencidos.

—Esto es todo sobre la katana. ¿Hay más preguntas?

—Uhh, ¿qué hay sobre el tema de tu voz que era diferente antes?

—Ahh, sobre eso…

La anciana criada que tomó a la Princesa antes preguntó esta vez, así que tomé mi casco del dorso de Hayate y comencé mi explicación.

—La piedra mágica engarzada en el casco cerca de los ojos puede cambiar mi voz. Después de todo, es importante esconder mi género. Si no escondo completamente toda información sobre mí, no sé cuando puedo ser emboscada por el enemigo.

—Eres precavida hasta tal punto, eh.

Los ojos de Conrad mostraban respeto. Hnn~…

A pesar de que soy la más joven, él está usando lenguaje formal al hablar conmigo, se siente extraño ser respetada así.

—¡Oh sí! ¿Cómo hiciste para conocer al unicornio negro?

La anciana sirvienta me hizo otra pregunta. Parece como que eso es lo que más quiere oír. Los demás se veían igual.

—Bueno, incluso si me preguntas… Cuando estaba tomando un relajante paseo por el lago, Hayate apareció delante de mí y realmente no hice nada en particular.

Incidentalmente, el hecho de que le conocí literalmente hace justo un momento, lo guardaré como un secreto.

—¿Nada en particular?

—Sí.

—¿De verdad?

—Sí.

He perdido la cuenta de cuántas veces hoy las preguntas de la Princesa han causado que todos excepto ella misma se queden con expresiones estupefactas. No se puede ayudar. Después de todo, alguien fuera de la norma como yo apareció a lomos del legendario unicornio negro. Como sea…

—Eh~ ¡Qué aburrido!

Ante las palabras de la Princesa, todos sólo tropezaron y cayeron.

—Oye, tú… ¡¿No entiendes qué tan importante es ésto?!

El Príncipe se enfadó y empezó a gritarle a la Princesa. ¿Quizás sus payasadas le molestan más a él que a los demás de aquí?

—Quiero decir, venga~

Parece que esta Princesa está buscando emoción. Supongo que ella quiere ser reconocida por un unicornio como Hayate y espera ser capaz de vivir una gran aventura.

Sin embargo, yo misma sólo he venido a este mundo hace sólo unas horas. Estaré en problemas si espera una gran aventura. Mientras pienso sobre estas líneas, disfruto viendo la pelea entre el Príncipe y la Princesa.

—Ciertamente, no sé qué hacer con ella…

El Emperador estaba sacudiendo su cabeza. Esta persona está también luchando, eh. Tal vez en la familia real, ¿los hombres son todos unos estirados con las mujeres siendo las únicas divertidas como en los dúos cómicos?

—¡Eres tonta! En primer lugar, ¿sabes que tan pequeña es la oportunidad de ver a un unicornio?

—¿Eh~?

Ah, esta niña definitivamente no estudia. Ya que eres la princesa del país, ¿no es malo que no estudies?

—Tú realmente no sabes nada, ¿no?

Príncipe, ¿no estás cansado de estar tan enfadado?

—Uhh, ¿podríais chicos parar por ahora?

Lo escuché tarde.

—Todo está bien. Chris sólo está liberando su estrés ahora.

—En vez de liberarlo, pienso que está incrementando.

Su diálogo justo ahora parecía muy natural como si fuera de cómic. Este Príncipe va en camino de desarrollar hipertensión en un día. Mientras estaba pensando ésto, todos estaban también pensando algo similar, y observé para ver como el curso de los eventos se desarrollaría.

—¡Sólo ha sido una persona en 500 años! Francamente hablando, mientras vivas, conocer y ser aceptado por un unicornio como un digno caballero, ¡la posibilidad de que eso ocurra es prácticamente cero!

Aww~, aunque pensé que el Príncipe era bastante genial hasta ahora, la imagen ha sido completamente destrozada.

Bueno, nadie es perfecto.

—¡Ésto es realmente increíble por sí mismo, pero además es el legendario unicornio negro quien la reconoció a ella! ¡El unicornio negro que nadie había visto antes!

El ímpetu del Príncipe presionó a la Princesa que se quedó en silencio. Una analogía podría ser, es como si un pequeño animal se congelara delante de un depredador. Aunque ella es un poco lamentable, es lo que consiguió.

—¡Después de explicar las cosas hasta este punto, ¿ves cómo de increíble es Chie-dono?! ¡¡Ella es el caballero más fuerte en todo Eldoa!!

Príncipe, realmente lo siento, no soy tan increíble.

—Incluso tú has sido bastante grosera con ella. Sin embargo, tú eres siempre, siempre…

Parece que el Príncipe había acumulado bastantes quejas contra la Princesa, y el tema se fue por la tangente. Pienso que debería pararles pronto.

—Ei, esto es suficiente. Su Alteza, la Princesa se ve como que está arrepentida de sus palabras.

—Sí.

Fiuuu~, he detenido la situación de alguna forma. Puedo entender bien los sentimientos de la Princesa, ya que he sido regañada por mi hermano antes diciendo “¡No te quedes encerrada en tu habitación, sal afuera un poco!”

Me incliné y miré a la deprimida Princesa a los ojos. La altura de ella, alcanza a mi pecho cuando llevo la armadura y tiene aproximadamente 155 cm de altura.

—Princesa, por favor, no estés tan abatida. Su Alteza sólo te ha gritado porque está realmente preocupado por tí.

Me reí y sonreí mientras decía eso a la Princesa.

—Pero onii-sama está siempre enfadado con todo lo que hago…

—¿Por ejemplo? —le pregunté a la deprimida Princesa. Ella parecía estar bastante abatida. Si ella tuviera orejas y cola de perro, seguro que estarían hacia abajo.

—Cuando tardo mucho en escoger mi ropa, cuando pensé en intentar cocinar, cuando me colé en la armería, cuando me escapé del castillo…

—Espera, ¡¡¡¡detente sólo un minuto ahí!!!!!

Conrad y el personal militar, las criadas y yo, todos tenemos nuestros pensamientos en perfecta sincronía.

No, realmente, espera un minuto. Los primeros dos están bien. Pero los dos últimos, ¡son realmente malos!

—Por favor, Princesa, no haga nada peligroso.

Habló la criada anciana pero todos, incluida yo, asentimos. Eso es realmente peligroso, Princesa.

—Pero es que, estoy tan aburrida~

La princesa infló sus mejillas de nuevo. Cuando una belleza hace eso, es realmente lindo… Espera, esto no debería estar bien.

—Princesa, la armería es un lugar para almacenar las armas letales.

—¡Por supuesto que ya sé eso!

Cuando dije eso, la princesa se enfadó. Bueno, al menos ella sabe sobre eso.

—Después de todo, es peligroso coger o tocar cosas que no conozco, ¡por supuesto que ya sé eso!

—Eso es…

Después de oír eso, la princesa se calló. Realmente, ¡qué princesa más estúpida! A pesar de que los soldados y las criadas del castillo están trabajando tan duro por la seguridad de la familia real.

¿Huh? Esta vez, algo captó mi atención. Tal vez, esta princesa…

—Uh, Princesa, ¿podría ser que ésta es tu primera vez fuera del castillo?

—Sip, ya lo tienes.

El Príncipe respondió mi pregunta.

—Podría ser que… ¿tampoco vas a la escuela?

—Sí. No es mi caso, pero Elene no sabe nada sobre el mundo y ella no sabrá incluso qué hacer después de salir del castillo. También, la ciudad es peligrosa por ahora.

—Así que están diciendo que, Su Alteza, el Príncipe sí asiste a la escuela, ¿no?

Todos asintieron. Como si estuvieran diciendo “por supuesto”. Al verlo así, pensé mientras tiraba de mi cara “¡Es así después de todo! No hay duda, ¡ésa es la causa de que siempre esté buscando algo emocionante!”

Estaba de pie con mi espalda hacia la Princesa.

—Um, pienso que esto puede ser grosero pero lo diré de todas formas ¡¿Sois todos estúpidos?! —grité por reflejo.

Sin embargo, ¡no me arrepiento!

Cuando miré alrededor, todos parecían estar sorprendidos. Esta vez fue la anciana sirvienta quien me respondió primero.

—¡Ei! ¡¿Qué es eso?! Llamándonos estúpidos. No importa cuán importante seas, ¡no pasaremos por alto este abuso verbal!

La anciana me estaba gritando enfadada.

También, todos parecían estar esperando por mi respuesta, y todos menos la princesa, me estaban mirando. Todos parecían tener la misma opinión. Y así, volví a hablar.

—Sip, sois todos estúpidos. Así, ¡es natural que la princesa intentará cosas peligrosas! ¡Ella es incluso bastante lamentable!

—¿Lamentable?

Oyendo esto, la criada ladeó su cabeza.

¡Oh, geeeeez! ¡Qué es esto! Pensé que eran una buena familia justo hace un momento, ¡pero realmente son inútiles!

Eran los problemas de otra familia y no quería involucrarme, ¡pero no puedo soportarlo más!

—Ok, escuchad. Una chica normal de la edad de la princesa, ¡debería ir a la escuela, estudiar y jugar con amigos! Mientras convive con todos de esa manera, ¡ella aprenderá las formas del mundo y los niños a su alrededor estimularán sus propias habilidades y harán que florezcan!

—¿Habilidades?

Esta vez el Emperador estaba hablando.

—¡Eso es correcto! Por ejemplo, con gente a tu alrededor puedes crecer para ser una persona adecuada, puedes volverte una persona que puede analizar la situación y actuar bien. Todos tienen algún tipo de habilidad por sí mismos, ¡la escuela es perfecta para mejorar este tipo de cosas! Como prueba, ¿no es Su Alteza un buen ejemplo?

—¿Y-Yo?

El príncipe estaba asombrado.

—Sí. ¿Qué ha aprendido Su Alteza en la escuela?

—¿Eh? Cosas como la historia de Eldoa, magia y esgrima.

—Entonces, ¿no tienes un rival contra el que no quieres perder en esas cosas?

—¡Lo tengo! —respondió de inmediato. —¡Tengo un importante trabajo que hacer como el próximo Emperador! Por esa razón, ¡perder contra ese chico es…!

Parece que él tiene cierta rivalidad con alguien.

—No sé de quién está hablando cuando dice “ese chico” pero… justo como en el caso de Su Alteza, la escuela es un buen lugar para desarrollar rivalidades. Y precisamente a causa de ese rival, Su Alteza es capaz de entender firmemente su papel, así como tener metas claras.

Todos parecían de nuevo sorprendidos. Pero parece que finalmente se dieron cuenta.

—Y todavía, la princesa no tiene permitido salir del castillo porque es peligroso. Eso es la peor cosa que se puede hacer cuando crías a un niño. ¿Tiene el castillo a más personas aparte de todos ustedes? ¿Nadie ha pensado nunca en semejante cosa? —dije eso asombrada.

Todos tenían expresiones como si estuvieran siendo regañados.

—Por encima de eso, incluso su propio hermano tiene permitido salir a dónde quiera ir y ella no puede hacer nada de lo que quiere, ¿alguien ha considerado realmente los sentimientos de la princesa?

Miré al Emperador y la Emperatriz, y dije más.

—Sus Majestades, sé que seguramente son personas terriblemente ocupadas pero, ¿no podría ser que hayan dejado a sus propios hijos ser criados por las sirvientas?

La pareja real hizo una mueca. Parece que he dado en el blanco.

—Si hacen tal cosa, los niños pueden incluso tener la impresión errónea de que no son queridos por sus padres, ¿no?

—¿Eh? ¿Ellos me aman?

¡Estoy en shock!

Todos, incluida yo, estamos sorprendidos por las palabras inesperadas de la princesa.

Esto es malo, parece que la princesa ha realmente considerado las cosas hasta este punto. Miré a la princesa a los ojos.

—Lo hacen, Princesa. Sus Majestades están muy preocupados por tí. Pero, el comportamiento de su hija es también un problema para ellos. ¿Lo entiendes?

—Sí.

—Bien entonces, por favor sé más consciente de tu propia posición desde ahora y sé más cuidadosa con las cosas peligrosas.

—Lo entiendo.

Sip, es bueno que sea pueda ser tan fácilmente enseñada.

—Sus Majestades, por favor inviertan incluso un poco de tiempo en su familia.

Parece que ellos me están prestando atención apropiadamente.

—Y para Su Alteza, por favor escuche las quejas de la princesa. Ya que eres su hermano mayor, deberías al menos estar a su lado.

—Sí.

Ok, bien. El Príncipe debería ser bueno con eso también.

—Entonces, todos por favor tengan en más consideración los sentimientos de la princesa.

—¡¡¡¡Lo sentimos!!!!

Los soldados y las criadas de disculparon juntos al unísono. Bien, esto debería ser suficiente discurso por ahora.

De alguna forma, me acabo de dar cuenta que el sudor estaba bajando por mi espalda desagradablemente. ¡Sólo instintivamente dije algo tan importante a la familia real!

¡¡Ahh~ soy una estúpida!! ¡Retiro mi anterior afirmación sobre no tener arrepentimientos!

—Chie.

Mientras estaba ocupada arrepintiéndome de todo en mi mente, el Emperador me habló. Esto es malo, posiblemente he hecho enfadar al Emperador… Él caminó hacia mí y se detuvo justo a mi lado.

—Por favor, ¡sé un caballero de mi Imperio!

—¿Eh?

Las palabras del Emperador eran tan inesperadas, que una extraña voz se me escapó.

¿Huh? ¿Qué es esto?

—Esta es la primera vez que he conocido a un caballero como tú. No, ¡nunca había conocido a una persona como tú!

—¿Eh? No, pienso que las personas como yo, ¿deberían estar por todas partes?

Incluso aún más, ya que sólo soy alguien del montón. Bueno, él parece ser capaz de analizar las situaciones más rápido que la mayoría, incluso yo me he dado cuenta de eso.

—No, nunca ha habido nadie con valor suficiente para señalar mis puntos malos como tú lo has hecho. Sin embargo, lo hiciste. No es sólo a mí, ¡nunca nadie ha señalado a ninguno de los aquí presentes antes! ¡Si alguien como tú se nos une, nuestro imperio podría experimentar un gran cambio!

—¡Yo también te imploro que te nos unas!

Conrad también vino corriendo hacia mí, diciendo esto.

—¡Quiero seguirte! Aunque es un poco embarazoso, yo era llamado el más fuerte del Imperio. Sin embargo, hoy me he dado cuenta claramente con los ogros de antes de que todavía no estoy lo bastante calificado. Y así, ¡lo he pensado desde que te conocí y hablé contigo! ¡Eres la única realmente digna de ser llamada la más fuerte!

Conrad dijo esto con una gran convicción.

Oh no, no tengo interés en ser la “más fuerte”, estoy un poco avergonzada.

—Estoy especialmente impresionado con tu razonamiento de ahora. Con tan poca información, has sido capaz de concluir mucho. Por todos los medios, ¡me gustaría pedirte que te unas a nuestro ejército!

—¡¡¡¡¡Por favor!!!!!

Después de que Conrad terminase de hablar, todos sus subordinados también se inclinaron hacia mí y me pidieron que me uniera.

De hecho, si entrara en el ejército en vez de en el gremio, deberían haber varios beneficios con ello también. Sería capaz de ver cómo es este país y, si tengo éxito y soy promovida, incluso tendría subordinados. Más que nada, si voy lejos con mi carrera, seré capaz de adquirir estatus social. En cualquier mundo, después de todo, hay aquellos que tienen el poder.

Por supuesto, habrá gente mala entre ellos. No podría ser capaz de hacer nada a esos chicos si estoy en el gremio, pero es otra historia si estoy en el ejército. Más que esto, con el objetivo de vivir en este mundo, por supuesto que quiero un lugar al que pertenecer. También tengo mi promesa con Amaterasu-sama, así que sólo hay una respuesta posible.

—Lo entiendo.

Y así me uniré al ejército y causalmente, ¡seré capaz de mejorar el orden público de este imperio!

—Desde ahora, estoy a su cuidado.

—¡Ohh! No necesitas ser tan formal, ¡Chie!

El Emperador estaba felizmente agitando mi mano derecha con ambas manos mientras decía esto. Y así, decidí unirme a la Armada Imperial.

¡Muy bien! ¡Trabajaré duro desde ahora para ser promovida!

¿Huh? Pensando en ello, Conrad dijo que quería seguirme a partir de ahora. ¿Cuál es la posición de Conrad?

| Índice |

5 thoughts on “El fuerte caballero negro – Capítulo 5: Explicaciones e invitaciones

  1. Ceciliano says:

    Los problemas solo parecen comenzar, ¿deberá vestir y comportarse como un caballero o como una señorita?
    Tantas cosas a considerar….

  2. Otakueagle says:

    Jajajaja,. Esto si k m impacto, Chio m parece k es extremadamente inteligente, pero sobre todo no teme enfrentar la situación k cualquier otro no haría, y eso se le considera “tener agallas”. Jajajajaja. Me encante, rompiendo los esquemas preestablecidos. Saludos y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *