El fuerte caballero negro – Capítulo 6: La Capital y la Ceremonia de Investidura

Traducido por Naiarah

Editado por Haru


El Imperio, enfrente del castillo, al atardecer.

Después de que las explicaciones acabaron, nos llevó una hora de camino hasta el castillo.

—Esto es la capital, ¿eh? —murmuré para mí mientras miraba la altura de las murallas.

Las paredes están hechas en piedra, llegan hasta donde alcanza la vista en cualquier dirección, y mi cuello duele de intentar con ganas ver cuán de altas son.

Además, parece que las paredes han sido reforzadas con magia, así que incluso si atacan monstruos avanzados dudo seriamente que pudieran penetrar los muros.

Aunque, si son monstruos de nivel superior o dragones, probablemente bien podrían romperlos al instante.

Estaba ahí justo ahora en frente de la única entrada, junto al grupo del Emperador, mientras visto mi casco.

Al vernos, dos guardias que parecían ser aventureros o personas de un gremio, nos estaban mirando con las bocas ligeramente abiertas.

Para ser más específica, me estaban mirando a mí ya que llevaba las riendas de Hayate. Bueno, era de esperar que ellos reaccionaran así.

—Hohoho. Eres el centro de atención, Chie.

Le oigo reírse desde detrás. Ooops, casi lo olvido.

—Lo siento pero ¿podríais encubrir mi nombre si es posible? —pregunté en voz baja pero firme.

—Ahh, es así. Entonces, ¿cómo deberíamos llamarte?

Ladeé mi cabeza en confusión un momento mientra pensaba.

—No me importa si sólo me llamáis “Caballero Negro”. Ya que todos los que han visto mi armadura y katana me llaman así de todos modos.

Cuando vine a este mundo, seguro que Amaterasu-sama diría lo mismo.

De todas formas, creo que me gusta el nombre también. Más que un héroe con sus compañeros de una historia, se siente más como un tipo de presencia completamente diferente. No quiero estar en un viaje junto con ese baka Yuusuke…

—Lo tengo. Entonces, Caballero Negro será. Si es posible, ¿podrías montar a Hayate en la ciudad? Sería bueno si pudiéramos mostrar a todos cómo se ve el caballero más fuerte mientras monta al legendario unicornio negro.

—Seguro.

Concuerdo con el Emperador y subí en Hayate. A pesar de que no quería destacar, y le dije eso a Conrad justo antes.

—Tú no eres sólo la más fuerte en el imperio, ¡eres la más fuerte en todo Eldoa! Por eso, ¡por favor entra en la capital mientras montas al unicornio!

Pero, Conrad dijo eso con tan increíble vigor. Parece que también piensa que sería bueno que montara a Hayate.

El significado puede ser diferente a lo que Conrad está pensando. Para mí, montando a Hayate acompañando al grupo del Emperador en semejante “desfile” y teniendo a la gente mirándome; hay dos razones para eso.

Una razón es mostrar, no sólo a los residentes de la capital, sino también a los aventureros errantes y mercaderes de otros países que a menudo se reúnen aquí en la capital. Dejándoles verme, a mí, un caballero montando al legendario unicornio negro junto con la familia imperial, para que lo difundan a otros países. Haciendo ésto, aseguras que otros países no hagan un movimiento contra nosotros tan fácilmente.

Así como ésto es necesario, porque los enemigos no sólo se limitan a monstruos y demonios, los humanos también se incluyen. El continente de Eldoa tiene forma de rombo, y hay varias islas a su alrededor. Incluyendo las islas, en este continente hay tres países, un imperio, una teocracia [1] y un reino, también hay un santuario elfo en el bosque.

Entre ellos, el territorio del Imperio es el más vasto, y otros países han intentado robar tierras por la fuerza en varias ocasiones en el pasado. Aprendí esto con el conocimiento de historia que me fue dado.

La otra razón es para mostrar al cabecilla que está causando problemas en este país, la persona tras el incidente anterior. Este motivo es parecido a lo que espero de los mercaderes y aventureros, pero el objetivo es prevenir que ocurran desgracias en este país. Aunque el efecto puede ser pequeño sólo con pasearme por la capital hoy, con el tiempo mi presencia debería difundirse por todo el continente rápidamente.

Basado en lo dicho, monté a Hayate. La familia real subió a un coche de caballos que estaba preparado para ellos en la puerta, mientras Conrad y otro caballero de cabello verde montaban otros caballos también.

Y así la puerta de la ciudad se abrió.

Los aplausos resonaron cuando la puerta se abrió. Parece que un recibimiento ha sido preparado para celebrar el regreso de la familia real.

—Increíble…

Ante el increíble entusiasmo de todos, murmuré por reflejo. Entramos y seguimos por el camino hacia el castillo. A pesar de podía verlo desde fuera, era realmente un castillo muy grande. A nuestro alrededor había edificios que parecían sacados de un juego. La ciencia no está muy desarrollada aquí, es un mundo de espadas y magia. Tenía que moverme entre toda la multitud, mientras que, al mismo tiempo…

—¡Oi, oi!

—¿Podría ser el legendario unicornio negro?

—¿Es real?

—¿Quién es ese caballero negro?

Escuché varias voces como esas.

—¡Hohoho! Como se esperaba, todos están sorprendidos.

El Emperador en su carruaje se rió.

—Caballero Negro, sé que es repentino, pero, me gustaría darte una ceremonia de investidura inmediatamente esta noche. También haremos un manto para tí inmediatamente.

—¿Manto?

Repetí las palabras del Emperador, pero la pareja real sólo sonreía y no dijo nada más del tema. Pero, algo como una ceremonia formal, ¿es realmente necesario para un soldado regular? Al menos, eso es lo que pienso.

Hasta esta noche.

♦ ♦ ♦

Ante las puertas del castillo.

Pronto llegamos a las puertas del castillo. Allí estaba un grupo variopinto de sirvientes, soldados y nobles esperando por nosotros. Oye, oye, no es bueno si los soldados no están patrullando por la capital…

Mientras pensaba en eso con entusiasmo, un noble vino y se arrodilló.

—¡Su Majestad! ¡Es bueno que hayan regresado a salvo!

Este noble estaba vistiendo ropa verde oscuro de aristócrata, tiene cabello y ojos verdes, medía aproximadamente 174 – 175 cm, y era un hombre de mediana edad alrededor de los 50.

¿Huh? Esta persona, es parecido al caballero-san con cabello verde…

—Reiz, he vuelto.

El Emperador le respondió dirigiéndose a él por su nombre.

—Mientras estaba fuera visitando la teocracia, ¿ha pasado algo por aquí?

—No, nada. De hecho, Su Majestad, ¿quién es exactamente el caballero de ahí?

El hombre parecía preocupado por mi presencia y preguntó al Emperador. Era algo que los otros nobles, soldados y plebeyos probablemente estaban pensando también.

—He tardado en presentarle. Caballero Negro, ven aquí.

—Sí.

Traté de responder de forma caballeresca, e hice que Hayate se acercara al carruaje del Emperador.

—Esta persona resulta ser el Caballero Negro. Aunque no puedo difundir su nombre con todos, él es alguien que se volverá un caballero de mi Imperio ahora.

Conmoción general.

Todos se quedaron un poco intranquilos cuando el Emperador dijo eso.

—Uh, ¡Su Majestad! ¡Qué está diciendo! ¡Alguien así con semejante naturaleza desconocida!

El hombre elevó su voz en protesta a las palabras del Emperador. Bueno, era de esperar. Sin embargo, al oír esas palabras, el Emperador dijo:

—¡Reiz! ¡Cuida tus palabras! ¡Esta persona es nuestro salvador! Sin él, todos habríamos perdido nuestras vidas.

—¿Sus vidas…?

¿Eh? ¿Qué con esa reacción? Me pregunto un poco sobre la reacción del hombre. Pero, a pesar de que algo captó mi atención, no pasó realmente nada, así que decidí seguir escuchando lo que estaba diciendo el emperador.

—Eso es cierto. Cuando estábamos de regreso a la capital, fuimos emboscados por cinco ogros.

Cuando todos escucharon eso, hubo un poco de conmoción de nuevo.

—Tres de ellos fueron de alguna manera derrotados por Conrad y los otros pero, los ogros son enemigos con los que originalmente necesitamos a 20 hombres para derrotarlos. Además, era una batalla donde se nos estaba protegiendo. Por supuesto, hay límites para la fuerza de las personas. Cuando estábamos en un aprieto, el caballero negro vino a nuestro rescate en el momento crítico mientras montaba al unicornio negro. ¡Qué estás diciendo de esta persona!

El emperador se enfadó y estaba mirando al hombre. Es de hecho algo que un emperador diría. Tiene el estilo para ello.

—P-Pero, si no sabes ni siquiera quién es él y de dónde viene…

—¿Aunque eres el primer ministro todavía no lo entiendes? ¡No hay nada más que pueda probar cuán increíble es este caballero que el hecho de que es el elegido por el unicornio negro! ¡Es el caballero más fuerte de todo Eldoa!

Esta persona parece ser el primer ministro. En efecto, es justo como el emperador dice. Ser elegido por un unicornio debería realmente probar qué tipo de persona eres. Mucho más si es el legendario unicornio negro.

—Ergh…..

El primer ministro se calló.

—¡Esta noche será la ceremonia de investidura de esta persona! ¡Preparad todo lo necesario ahora!

El Emperador dió una orden a los sirvientes y ellos inmediatamente se pusieron a ello. Aunque estaban sorprendidos al principio, de alguna forma parecieron entender después de verme y se apresuraron a prepararlo todo.

Me pregunto por qué están tan sorprendidos.

—Oh, Caballero Negro, me disculpo por la rudeza de ahora. Inmediatamente tendremos una habitación preparada para tí. También tenemos que hacer algunos preparativos, así que sería bueno que descansaras un poco primero.

A diferencia de antes, el emperador estaba sonriendo amablemente. Después de eso, dio algunas órdenes a una de las criadas que lo estaba acompañando y ella se volvió mi criada personal.

—Caballero Negro-sama, por orden de la Emperatriz Claire, estaré cuidando de milady desde ahora. Mi nombre es Alice Aiden.

Esta criada tiene cabello largo moreno, ojos marrón rojizo, una linda cara, un aire tranquilo a su alrededor y estaba vistiendo el mismo uniforme que las otras: un vestido negro de falda largo, con un delantal blanco con volantes y zapatos negros. Ella mide unos 160 cm y tendrá alrededor de unos 14 años. No hay error. Ella es más joven que yo.

¿Huh? Justo ahora, esta chica dijo “Aiden”.

—Alice, te la dejo a tí —dijo Conrad.

—Sí, hermano.

¡¡Ahh!! De hecho esos dos ¡tienen el mismo color de pelo y ojos! Ya veo, así que son hermanos.

—Antes que nada, Caballero Negro-sama. Guíale a los establos primero. Aunque las caballerizas normales pueden no ser bastante para un unicornio, no hay otro lugar para que descanse —se excusó Conrad.

—Nah, no tienes que preocuparte por eso. ¿Verdad Hayate?

—¡Neight!

Hayate asintió. Obtuvimos su aprobación, y nos dirigimos a los establos.

♦ ♦ ♦

Un poco más tarde, en una habitación del castillo.

Dejamos a Hayate en los establos y Alice me guió a la habitación. De hecho, los arreos de Hayate se quedaron puestos en él.

—Es aquí.

—Uh, ¿realmente está bien que use este lugar?

La habitación a la que había sido guiada dejaría a los hoteles de lujo que se ven por la TV en ridículo.

Hay una cama doble situada contra la pared, todos los muebles son de diseño antiguo y hay un gran escritorio presumiblemente para trabajar en él y también una silla que se ve muy cómoda. La ventana es grande y hay dos sillas con una mesa de hierro en la terraza. También hay baño y aseo. No hay error, esta es una sala para un VIP.

—Por orden de Sus Majestades, Caballero Negro-sama, por favor use esta habitación desde ahora.

Alice estaba sonriendo mientras decía esto. Emperador, ¿le estás dando a los soldados comunes como yo este tipo de habitación?

—Esta habitación también tiene magia para insonorizarla. Aquí está la llave.

Me alcanzó una piedra azul. Es de un color diferente de la que hay engarzada en mi casco, pero es una piedra mágica. Como explicación simple, las piedras mágicas azules contienen un poder mágico medio, y las rojos tienen un poder realmente fuerte en su interior, pero hay muchas menos.

—¿Puedo tomar un cabello vuestro?

Miré alrededor para confirmar que no había nadie antes de quitarme el casco. Entonces, tomé un pelo de mi flequillo, se lo di a ella, e inmediatamente me puse el casco de nuevo. Aunque no hay nadie alrededor, nunca se es demasiado precavido. Levantaré una barrera luego también.

Mientras pensaba en eso miraba los movimientos de Alice. Puso mi cabello encima de la piedra y ésta lo absorbió.

—Ahora, esta piedra sólo puede ser usada por milady. La magia se activa sosteniendo la piedra en frente de la puerta, y también actúa como llave.

Ohh, ¡qué conveniente! Significa que la piedra me ha confirmado como dueña justo ahora. Si es así, mi privacidad probablemente estará bien.

Pero de todos modos, no sé si he sido afortunada hoy o no: he sido asesinada por Yuusuke, me recibió Amaterasu-sama, le gusté al Emperador y él arregló todo para darme un lugar aquí. Bueno, aunque no tengo que pagar por estar aquí.

—Bien entonces, Caballero Negro-sama, cuando la ceremonia de investidura esté lista, vendré a buscarle.

—Ahh, gracias, Alice-san.

—Puede llamarme sólo Alice. Tengo 14, soy más joven que Caballero Negro-sama.

Justo como pensé, ella tiene 14. Aunque es sólo un año mayor que la princesa, ella es tan confiable.

—Ok, Alice.

Alice salió de la habitación sonriendo. Muy bien entonces, voy a poner una barrera alrededor de esta habitación inmediatamente. Mientras estaba siendo guiada aquí, pensé mi propio tipo de barrera mágica.

—¡Shadow Shield!

Le puse un nombre a mi propia magia y lancé el hechizo. Entonces, cubrí las paredes, el suelo y el techo con una neblina negra. No obstante, desapareció al instante. Todo parece normal desde dentro de la barrera, pero será negro profundo para cualquiera de fuera. Debería ser fácil de entender si piensas en cómo funcionan las gafas de sol.

Después de hacer esto, nada dentro será visible. Especialmente para los familiares de los magos. Después de todo, parece que los magos a menudo usan familiares para espiar. Y también esta barrera impedirá que nadie, a excepción de los humanos que yo designe, puedan entrar. Por ahora, sólo Alice y la familia imperial tienen acceso. Cualquier otro, incluso si la puerta está abierta, la barrera negra evitará que entren.

Después de hacer todo esto, debería estar bien quitarme la armadura ahora. Regresé a Sakuya y la armadura a su estado de brazalete.

¡Muy bien! ¡Finalmente puedo tomar ese baño que he estado esperando! Al parecer, el método para crear un baño realmente caliente es usar magia para calentarlo en un instante. ¡Puedo incluso ajustar la temperatura! Ya que soy una amante de los baños, ¡mi felicidad ha alcanzado su límite!

♦ ♦ ♦

—Cab… sa…

¿Hmm? ¿Alguien me está llamando?

—Caballero Negro-sama.

Cuando abrí mis ojos, Alice estaba allí.

—¿Ha dormido bien?

—Mmm. Buenos días, Alice.

Si recuerdo correctamente, después de mi baño, me tumbé en la cama y me quedé dormida. De hecho, ropa interior había sido dejada para mí en el vestidor. Por alguna razón, la talla era perfecta. Probablemente, antes de venir aquí, una de las criadas que estaba acompañando a la familia imperial lo preparó. ¡Las criadas son tan aterradoras! Bueno, antes de venir aquí dije que había tirado mi equipaje en algún lugar, me pregunto si alguien lo preparó para mí por eso.

En ese momento, la gente se estaba riendo de corazón. Todavía visto las ropas oscuras que he estado llevando hasta ahora. Supongo que, ¿debería ir a comprar ropa mañana?

—Caballero Negro-sama, los preparativos para la ceremonia de investidura han sido completados.

—Alice, ¿qué hora es?

—Son las siete.

Si recuerdo bien, llegamos aquí alrededor de las cinco, ¿así que todo ha sido preparado en sólo dos horas? ¿Qué diantres son esos sirvientes del imperio?

—Eso ha sido realmente rápido…

—Porque estamos aquí para servir.

Alice sonrió mientras decía eso. Ahh, ella no se explicó para nada.

—La ceremonia de investidura tendrá lugar en el salón del trono.

Qué clásico.

—Entonces, la armadura… ¿dónde está la armadura?

—Ahh, permite que me equipe ahora.

Me imaginé a mí misma vistiendo la armadura. Y entonces una niebla negra cubrió mi cuerpo y me equipé con la armadura.

—¡¿¡Qué?!

Alice me miró en shock. En efecto, parece que no hay nada en Eldoa que pueda equipar una armadura instantáneamente.

—¡Es un increíble ítem mágico! ¿Dónde lo consiguió?

—Junto con la katana. Fueron hechos sólo para mí.

Mientras Alice estaba ocupada admirando la armadura, mi voz salió como la de un hombre suave de nuevo. Hmm, mientras lleve la armadura probablemente sea mejor que preste atención en hablar como un hombre. De todas formas, originalmente he estado hablando informal todo el tiempo.

—Ehh~~, así que hay quien puede hacer ese tipo de cosas increíbles.

Fueron hechas por un Dios.

—Bueno entonces, ¿podrías mostrarme el camino?

—¡Ah, sí! Por aquí.

♦ ♦ ♦

En frente de la puerta del salón del trono.

—Caballero Negro-sama, cuando esté delante de su Majestad, por favor arrodíllese, y repita después lo que su Majestad diga.

—Lo tengo.

Recibí la explicación de Alice enfrente de la puerta.

—Después de esto, formalmente le vestiré con el manto. Por favor, quédese cuando termine y mire detrás de usted.

Mientras estaba escuchando la explicación, me mantuve pensando. ¿Qué pasa con ese manto? Por lo que recuerdo, sólo Conrad estaba llevando uno. Nadie más tenía un manto.

—Entonces, abriré la puerta.

A pesar del hecho de que seguía pensando sobre eso, Alice abrió la puerta de la sala. E inmediatamente escuché instrumentos tocando una fanfarria.

Una brillante alfombra roja cubría todo el camino hasta el trono en el centro, donde el emperador, la emperatriz, el príncipe y la princesa estaban sentados. Había unas pocas personas, incluyendo a Conrad cerca, y llevaban mantos de diferentes colores. A ambos lados de la alfombra había varios nobles y soldados de pie. De alguna forma, sentí varias miradas desagradables dirigidas hacia mí…

En su mayoría celos, ¿quizás?… así es como se sienten al menos. Cuando estaba a mitad de camino, el emperador se levantó y empezó a caminar bajando las escaleras con un cetro en su mano derecha.

Me arrodillé delante del emperador. Él tocó mi hombro izquierdo con la decoración del cetro.

—Caballero Negro. ¿Jura convertirse en espada del Imperio y proteger este país?

—Solemnemente lo juro.

—¡Ahora te reconozco como caballero del Imperio y te señalo como Capitán de Caballería y también como Jefe Imperial de los Caballeros, sirviendo directamente a la misma!

… ¿¡Huh!?

—¡¿Su Majestad?! ¡¿Qué está diciendo?!

El primer ministro habló antes de que yo pudiera.

No, pero ¡¿yo tampoco sé nada?!

A mi alrededor hay exaltación de nuevo. Excepto por los pocos que conocen mi identidad.

—Justo como he dicho, le otorgo a esta persona el título de duque y le señalo como Espada del Imperio.

—¡¿Por qué le daría semejante título a esta persona?! ¡El capitán actual de caballeros es Conrad! Y todavía-

—Su Majestad, con todos mis respetos, si se me permite hablar.

Conrad habló primero. Por reflejo, giré mi cara hacia Conrad. Yo sabía que era alguien increíble, pero ¡pensar que era el Capitán de caballería!

—Sobre este tema, es algo que traje a colación con Su Majestad por mí mismo. Es el resultado de mi petición a Su Majestad para permitirme servir bajo el mando de Caballero Negro-sama. El anterior vice-capitán, Kyle Strauss, ha estado de acuerdo con esto también.

Después de oír las palabras de Conrad, el Primer Ministro se giró hacia el caballero de cabello verde. Probablemente sea Kyle. Esto significa que… ¡¿Conrad y Kyle serán degradados?!

—¡¿Su Majestad?!

Elevé mi voz en protesta para el Emperador. No importa qué, ¡esto no puede ser bueno! Está bien si soy cargada con trabajo duro, pero aparecer de repente y darle semejante título a una recién llegada como yo, es injusto para los demás.

Pero-

—Caballero Negro, esto es algo que ya ha sido decidido. No importa lo que diga nadie, no cambiaré de opinión.

Mi protesta fue denegada.

—Ahora, el manto para Caballero Negro-sama.

—Sí.

En respuesta a las palabras de Conrad, Alice empezó a poner el manto en mí. Es un manto rojo carmesí, viendo el color, me sorprendí de nuevo.

Los mantos rojo carmesí, son supuestamente sólo para la familia imperial y sus allegados. Haciéndome llevar ese manto, es una prueba de que nadie más que la familia real puede ir en mi contra.

—Bien entonces, Caballero Negro-sama. Por favor, levántese y mire hacia atrás.

Lo hice como me dijo Alice.

Whoa… Cuántas miradas increíblemente duras.

—Esto es todo, y ahora ¡la ceremonia de investidura para el caballero negro volviéndose el capitán de caballería y el caballero de la familia imperial ha concluido! El caballero negro regresará ahora a su habitación para comer. Deberías descansar bien por hoy y mañana.

Y así, la irracional ceremonia de investidura concluyó.

♦ ♦ ♦

Mi dormitorio –

—Haaaa~

Suspiré mientras comía la comida que estaba preparada por Alice.

Después de la ceremonia de investidura, Alice me llevó de vuelta a la habitación, cambié mi armadura a su estado de brazalete de nuevo, me senté en las sillas y  pronto algo de comida llegó a la mesa. Intenté hacer algo también, pero fui detenida por Alice ya que parecía que todo había sido preparado para mí.

¿Qué es esto? Era sólo una chica normal de instituto hasta hace unas pocas horas. Después de venir a este mundo, realmente he obtenido semejante título ridículo. Sólo hace un momento, estaba siendo tan entusiasta sobre trabajar duro y seguir adelante, pero ahora estoy en una posición en la que no seré promovida más. Por encima de todo, está la posición de Duque…

En este país, el orden de la nobleza va así: archiduque, duque, conde, vizconde, barón y entonces la nobleza menor. No hay marqués. Así como para la nobleza de bajo rango sin título, que en la tierra serían referidos como caballeros, pero aquí se les llama nobleza menor.

Esto significa que mi actual posición, es realmente cercana a la de la familia imperial. Mi título de profesión también es lo suficientemente difícil para mí por sí solo, también tengo un estatus nobiliario alto, es obvio que todos a mi alrededor me mirarían con celos.

Suspiro.

Mi segundo suspiro era mayor que el primero.

—Caballero Negro-sama, si suspira demasiado, la felicidad se le escapará, ¿lo sabe?

No, estoy suspirando por vosotros chicos. Mientras tengo este amargo sentimiento dentro, tengo algo de ensalada con bistec y también algo de pan. Era realmente delicioso.

Unos pocos minutos después, le pedí a Alice que recogiera los platos cuando acabé de comer.

—Alice, podría ser que, aparte de mí, ¿todos supieran sobre los títulos de trabajo y nobiliario que estaba por recibir?

Con todos me refiero a todos los que conocen mi identidad.

—Sí. Lo escuché de mi hermano mientras estaba con los preparativos.

Alice acabó recogiendo todos los patos en una bandeja y vino hacia mí.

—Por favor no se preocupe por el tema de ser el capitán de caballería. En primer lugar, es porque mi hermano y Kyle-sama le recomendaron.

—Pensando en eso, Conrad dijo algo como eso. Pero, la reacción de alrededor…

Siento que mis problemas no hacen más que incrementar desde ahora.

De todas formas, para todos los que conocen mi identidad, podríais chicos por favor escuchar mi opinión…

—Todo está bien.

Cuando dijo eso me giré hacia ella con una sonrisa.

—Todos ellos todavía no conocen la grandeza de milady. Entre nosotros, todos sabemos que era la decisión correcta.

—¿De dónde viene toda esa confianza?

—De la fuerza de milady en combate cuerpo a cuerpo, y respecto a la habilidad de razonar de milady.

No, pero ¿eso realmente es tan increíble? Algo así debería ser normal.

—También que milady nunca sobrevalora sus habilidades. Ambos, mi hermano y yo, sinceramente deseamos estar a tu servicio, milady.

¿No estás ni siquiera un poco avergonzada diciendo esto?

—Haaa~, no se puede ayudar. Por ahora, pensaré lentamente sobre lo que futuro nos depara.

—Seguro, ¡no hay necesidad de apresurar las cosas! ¡Estaremos sirviendo a milady!

Ella estaba feliz diciendo esas palabras. Básicamente intenta decirme que no estoy sola.

—Alice, mañana quiero explorar la ciudad, ¿podrías guiarme si no es demasiada molestia? Quiero ver cómo están las calles ahora.

Conrad estuvo diciendo que el orden público había sido malo últimamente. Mientras reviso la situación con mis propios ojos, también puedo comprar algo de ropa civil y un pijama.

—Lo entiendo. Entonces mañana, después de almorzar, la guiaré por las calles.

De hecho, haciendo eso así, queriendo conocer la situación en la capital inmediatamente, no sólo estás ganando la confianza de mi hermano, sino la de todos nosotros, Caballero Negro-sama.

Muy bien, vamos a dormir bien esta noche, y ¡empezamos a trabajar duro reuniendo información mañana!


[1] Teocracia: forma de gobierno en la que los sacerdotes y príncipes tienen el poder como siervos de Dios.

| Índice |

9 thoughts on “El fuerte caballero negro – Capítulo 6: La Capital y la Ceremonia de Investidura

  1. Yoru Darkness says:

    Se nota que es un isekai por el cliché (sin ofender, además que me está gustando) debido que confían en ella así como así pero quien sabe, a ver si es una trama más ‘oscura’.

  2. Otakueagle says:

    Muchas gracias por el capítulo, si k fue impactante como se han dado las cosas d una forma tan rápida, es genial todo, cómo lo dice Chie, murió, conoció a la diosa, llegó a este mundo, se encuentra con Hayate, salva a la familia real Imperial, les da lección de vida, descubre un complot en contra e la familia, recibe un título y es integrada al Imperio, y todo en un día, eso si k es mucho.
    Saludos y gracias.

  3. Hikaru Hanari says:

    Muy buen capitulo, es interesante conocer sus comienzos y compararlos al capitulo 1, donde ya es toda una experta, me quede con ganas de leer la paliza que se merece el amigo de la infancia….gracias porla traducción 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *