El caos de la belleza – Capítulo 0: Prólogo


Entrada a Ciudad Remota en la oscuridad.

En ese momento era el comienzo del invierno, el cielo estaba completamente iluminado, envuelto en la niebla, el mundo se volvía de un blanco pálido, sintiéndose particularmente frío ya que está cubierto de una neblina, la Ciudad Remota, parecía ser cada vez más desolada.

—Hermano Sun Er, hermano Sun Er —Por las puertas de la ciudad, se encontraba alguien con un traje de soldado, era un hombre joven con una linterna.

Con espesas cejas, ojos grandes, que dan la impresión de alguien que está en posición vertical y honesto. Su respiración se podía ver, la llama hacia el pabellón de los soldados en el borde de las puertas de la ciudad.

No mucho tiempo después, un hombre de mediana edad salía desde el pabellón de soldados. Una vez que su cara regordeta y ligeramente hinchada ve al joven a las puertas, sonríe.

—Y aquí me preguntaba quién era, Xiao Su-ah, viniendo aquí tan temprano, está tomando el siguiente turno?

El joven se ríe de una manera honesta y directa.

—Eso es correcto, Hermano Sun Er, sosteniendo eso toda una noche, usted debe estar cansado. Debe regresar rápidamente a casa, hermana en ley ya debería estar hirviendo agua caliente, esperando a que llegara.

Sun Er alegremente sonrió, diciendo:

—Xiao Su, entre todos los recibimientos de los soldados, el suyo es el más cálido. Mire usted, todavía tiene una madre anciana en su casa esperando a que se preocupe por ella, ¿qué has venido a las puertas de la ciudad tan temprano? Es un día muy frío, todavía es demasiado temprano para dejar las puertas de la ciudad .

El joven acercándose al pabellón de los soldados, colocó la linterna ahí y giró su cabeza dirigiéndose a Sun Er:

—Hermano Sun Er, he traído dos botellas de vino, el clima es tan frío, incluso el suelo está congelado, tome un poco para calentar su cuerpo

—Sólo tú, este mocoso, me entiende. El vino es algo maravilloso, ah…

El joven sacó una pequeña botella de entre sus ropas y se la pasó a Sun Er. Él lo aceptó, felizmente se ríe, y bebe rápidamente dos tragos, tras poner la botella abajo su rostro se animó.

—Xiao Su, este vino no es realmente malo, ha sido un tiempo desde que he bebido ese vino sabroso. ¿Donde trabajó para conseguir esto?

El joven se rascó vergonzosamente la cabeza, diciendo:

—Hace unos días, me encontré al General Lin cuando estaba viendo sobre las puertas y convenientemente me arrojo esto.

Esta pequeña ciudad es un lugar donde no es abundante en pescado y arroz, ni tampoco es un sitio militar, pero es uno de los países de la ciudad más remoto del Qi Ling. Por lo general, aparte de los funcionarios del lugar, no hay esencialmente funcionarios o por encima de visita aquí. Sin embargo, el mes pasado, un alto funcionario de la capital había llegado en realidad, señor de la guerra del país, apodado “Muro de Qi Ling” General Lin Rui, convirtiendo a toda la ciudad en un caos agitado. El general había llegado por el día y se fue en consecuencia, aun así, dejó a la gente común dentro de la ciudad algo para hablar hasta para el próximo año.

—Así que el General Lin, ah— La expresión de Sun Er  se ve abrumado con mil emociones—Su edad no está muy lejos de la tuya, pero ya se ha convertido en un general digno, en verdad un héroe joven.

—Así es, también con buen carácter, no con la actitud de los altos funcionarios, realmente es un gran general.

Sol Er bebió otros dos tragos, en cuclillas junto a la puerta del pabellón de los soldados, con el cuerpo ardiendo con el calor, con la mención del General Lin, el se vuelve hablador

—Hablando de eso, entonces realmente esta es la era de los jóvenes héroes, en este momento, los que tienen más poder dentro de la capital, ya sea el Primer Ministro Lou que tiene el régimen en la mano, o el General Lin que tiene un gran número de tropas bajo su mando, son todos alrededor de la misma edad que tu Xiao Su, todos dicen que el actual emperador acaba de tener su segundo hijo [1] el año pasado, todos son jóvenes héroes.

—¿El Primer Ministro Lou también es joven? Recuerdo que también ha sido un funcionario del gobierno durante unos cuantos años—Xiao Su responde  confundido.

—Xiao Su, ¿No sabíais? El Ministro Lou es de hecho el Primer Ministro más joven que nuestro país ha tenido, cuando se había convertido en el primer ministro él tenía alrededor de veintidós años de edad, ya han pasado cuatro años, y él todavía parece no tener más de veintiséis /siete años de edad, empuñando tanto poder a una edad tan joven.

—Ese joven ……— Xiao Su también comienza a lamentarse—Para disfrutar del éxito cuando son jóvenes, supongo que debe tener un talento destacado.

Pensando en el General Lin que él vio, refinado y atractivo, con un carisma excepcional, suponiendo de esto, el Ministro Lou también debe ser una persona con un raro talento.

Al oír estas palabras, Sun Er ríe con frialdad, al ver que el joven mirando por encima con ojos perplejos, arroja un poco de vino en su boca, lentamente explicando: —He oído que este Ministro Lou es una figura similar a los cielos, pero cuando se trata de su carácter, es mucho peor que la del General Lin. El Ministro Lou juega con la política, cubriendo el cielo con una mano, este asunto sólo ocurrió en un día o dos.

—Dicho esto, ¿entonces él es un funcionario astuto?— El joven le pregunta.

Dejando escapar un suspiro, Sun Er le responde como tal:

—Bueno, él no puede ser considerado un funcionario astuto, en estos pocos años, nunca he oído que oprimió a la gente común, saqueando carne y sangre, sólo puedo decir… El Ministro Lou puede ser considerado para recibir la culpa así como lo hace con alabanzas.

Mientras que las dos personas estaban en medio de la conversación con entusiasmo, un coche de caballos viene corriendo como el viento, parece estar no muy lejos de las puertas de la ciudad. Sun Er y Xiao Su levantan la cabeza, mirando desde lejos. En un abrir y cerrar de ojos, el coche de caballos ya ha llegado a poco más de un centenar de metros de las puertas de la ciudad. Sun Er se levanta del pabellón de los soldados, comienza a hacer temblar la botella, mirando el coche de caballos con asombro. Tan temprano en la mañana, las puertas de la ciudad ni siquiera estaban abiertas aún, ¿cómo podría haber un coche de caballos corriendo hacia aquí a toda velocidad?

El coche de caballos era un poco más grande que el promedio, el estilo también cae fuera de lo común, no parece especialmente lujoso, pero Sun Er de una mirada al carro puede decir que no es de una familia promedio, lo más probable es que tenga alguna tipo de gran origen. El propio coche de caballos es normal, pero los dos caballos que tiran del carro son raros, el cuerpo blanco como la nieve, caballos grandes y altos, lo que es aún más raro es, los dos caballos en realidad se ve exactamente igual, su ritmo de carrera sincronizada, ni es demasiado rápida ni demasiado lenta de la otra. El carro se desplaza suavemente hacia delante, como si caminara en este camino no tan plano, y la velocidad es también mucho más rápida que el de un carro de caballos promedio.

En un abrir y cerrar de ojos, el coche de caballos ya llego enfrente de ellos, guiando los caballos está un musculoso hombre de mediana edad, con un tirón de las riendas, el ritmo de los dos caballos vuelve a caer constantemente, llevándolos a una parada. Bien entrenados, y bastante bonitos. Sun Er estaba aún más seguro de sus pensamientos internos, sin atreverse a actuar lento, se acerca.

—Me atrevo a preguntarle a este hermano guiando el carro, en este momento las puertas de la ciudad no están todavía abiertas, ¿para que necesita entrar en la ciudad tan temprano?

Con el aumento de una cabeza, ve la cara de la persona guiando el carro. Entrando repentinamente en shock, por dos cicatrices que van de la esquina de los ojos a la comisura de la boca, creando un aspecto vicioso, haciéndolo parecerse a un bandido.

Al ver la expresión sin cesar del aturdido Sun Er, el musculoso hombre no le importo, en lugar de eso revela una sonrisa, suavemente habla con Sun Er:

—Señor oficial, sólo queremos entrar en la ciudad antes de tiempo, no sé si nos pueda hacer ¿el favor?

El hombre musculoso ya tiene una cara terrorífica, más con la adición de esta sonrisa, que parece ser aún más salvajemente feroz. Su reducida deliberadamente voz y su rostro horrible, totalmente no coinciden.

Sun Er se asusta un poco, y se las arregla para componerse a sí mismo después de un tiempo.

—Este… me temo que no puedo, sin una orden de la realeza, no podemos permitir que la gente entre en privado a la ciudad antes de tiempo

A pesar de que es una pequeña ciudad remota, estamos en las fronteras del país, así que hay más vigilancia a la hora de entrar y salir de la ciudad.

Los procedimientos de inspección.

El hombre musculoso muestra una expresión de preocupación,con sus manos grandes rascándose la parte posterior de la cabeza, —Señor oficial, no tenemos una orden, pero definitivamente no tenemos intenciones de bárbaros, por favor, sólo nos haría un favor.

Al escuchar su conversación, Xiao Su camina, habla hacia el hombre musculoso:

—Hermano no, por favor, no haga las cosas difíciles para el hermano Sun Er, sólo estamos vigilando las puertas, para que la gente sin órdenes de la realeza pase a través, requiere asumir la responsabilidad.

Al oír a Xiao Su decir esto, el hombre musculoso se congela, sin saber cómo responder.

En medio de este punto muerto, la voz de una mujer agradable viene de dentro del carro, humildemente llama al hombre musculoso: Lou Sheng.

Al escuchar esta voz, el hombre musculoso que se llama Lou Sheng, se dirige de inmediato a bajar del carruaje con respeto a la persona.Se inclina en el carro, extiende su mano y enrolla las pesadas cortinas del coche de caballos. Sus movimientos son suaves, atentos y respetuosos.

Al ver la discrepancia entre su apariencia y sus acciones, Sun Er y Xiao Su no pudieron evitar mirar hacia el carro juntos.

El interior del coche es muy amplio, y en realidad contiene un pequeño sofá, con una mujer medio apoyándose en él. El cabello negro como el de satén, la mayoría es soportado en una cinta de plata, el resto de su pelo oblicua sobre los hombros. La mujer lleva un abrigo de piel de visón blanco.

Xiao Su no ha sido educado en la literatura por más de unos pocos años, pero a menudo ha oído que otros describen una chica hermosa como “belleza nacional, fragancia divina”. Al oír a su vecina la tía Wang que dice que la segunda Dama de la familia Li es una belleza nacional,fragancia divina, que ha visto a esa señora, pero aparte radiante, no tenía otros pensamientos. Pero, en este momento, al ver a la mujer en el interior del coche de caballos, “belleza nacional, fragancia divina” estas cuatro palabras aparecen en su mente.

Nunca se ha visto una mujer tan hermosa, tres puntos de elegancia, tres puntos de luminosidad, tres puntos de la nobleza, y finalmente hay un punto más del alma de captura.

La mujer en el carro ve la expresión atónita en las caras de Sun Er y Xiao Su, y débilmente se ríe.

—Dos oficiales, hermanos, que de hecho no son malas personas, si deseamos entrar en la ciudad hoy en día, es para ponernos al día con seres queridos, por favor, háganos este favor.

Al decir esto, ella extiende su mano, en ella, solo sostiene un lingote de oro de peso de cinco Liang (250 g de dólares en oro).

Al ver la sonrisa de una belleza, es como el principio del derretimiento de la nieve, el florecimiento de las flores de primavera. Xiao Su sólo podía sentir que toda su persona le resultaba imposible pensar. Pero al ver el lingote de oro en la mano de la belleza, era como si a su cerebro le cayó un rayo. El calor sube dentro de él, con la cara roja.

—N-… nosotros no estamos pidiendo dinero, si usted tiene asuntos urgentes, puede pasar por este momento, no estamos tratando de extorsionar…

Sentía como si hubiera sido humillado, por otra parte la oposición es alguien que luce como un hada celestial, Xiao Su sólo podía sentir la vergüenza incesante.

Sea cual sea era lo que Sun Er quería decir, al final él no lo dijo.

La mujer muestra un rastro de sorpresa, inmediatamente guardó el oro, diciendo entre risas:

—Es que lo han entendido mal, a los dos, lo siento. Por favor, haga el tratamiento de la ofensiva de hoy con generosidad.

Los cielos se acababan iluminado, y las puertas de la ciudad se abren, un coche de caballos se precipita hacia adelante a través de las puertas, desapareciendo en la esquina de la calle en un abrir y cerrar de ojos.

Sun Er revisa la calle vacía, mirando pensativo, volviendo la cabeza a Xiao Su, dice:

—Tal vez algo grande ha ocurrido en nuestra ciudad.

Xiao Su pareció perplejo.

—¿Qué quieres decir?

—Los jóvenes, experimentaron menos ah……

Tomando tratando controlar la botella de vino, bebe un gran sorbo de vino. Sun Er parece estar hablando con Xiao Su, pero también parece estar hablando consigo mismo: “Esa pieza de ropa se hace de la piel de visón de la nieve…… ártica en todo el mundo, sólo unos pocos son capaces de usarlo… … “

No se puede oír claramente, Xiao Su pregunta Sun Er:

—Hermano Er, ¿qué has dicho?

Sun Er gira la cabeza.

—Xiao Su, por ejemplo, ¿esto tiene que cambiar la ciudad?

El carro del caballo corre por calle estrecha, de manera muy rápida pero suave. El hombre musculoso con atención a la conducción que, de repente le habla a uno en el interior del carro:

—¿Señora, hace un momento, ¿por qué no sacar el colgante de orden que el General Lin le había dado?

Sólo después de un largo rato, hubo un sonido de voz desde el interior del carro: —A pesar de que este es un lugar remoto, al final sigue siendo competencia de la Corte Imperial en influencia. Si mi identidad es revelada, con su poder, me temo que será difícil para nosotros para salir de esta.

El hombre musculoso oye el tono impotente en la voz de la mujer, él cambió de inmediato el tema, —Hablando de eso, es extraño, que a lo largo de este viaje, ¿dónde está que no extienden sus manos para el dinero, pero esos dos hermanos allí, claramente no lo quiere, que realmente es extraño?.

—No es extraño…… cuanto más lejos de lugares prósperos, los pueblos y ciudades serán más honestos. Es realmente irónico, sin hipocresía dentro de lujo, usted es capaz de obtener su lugar legitimidad—La voz de la mujer muestra un ligero vacío, su voz llena de pusilanimidad [2].

El hombre musculoso ya no habla, sólo se escucha la rodadura de las ruedas y el sonido de las herraduras fuerte en ejecución.

La gente del pueblo no debe haber adivinado, que es el sonido de los cascos de estos caballos que les ha tomado en un capítulo de una época turbulenta.

Los historiadores han registrado este como tal:

—Este día es la grabación del cielo del cuarto año, la esposa del Primer Ministro Lou de la Corte Imperial, deja la capital a principios del invierno, a la frontera, lo que provoca la posterior ‘Batalla del Gobernador de Jade’ ……

Históricamente la gente a menudo ha llamado a este movimiento “Caos de la belleza”.


[1] Las palabras que se usan para referirse al hijo del emperador es Zi Long  que se traduce literalmente niño dragón. Como todos ustedes saben, el emperador se dice que es el mandato del cielo o el hijo del cielo, mientras que los dragones simbolizan la autoridad imperial como el gobernante de los cielos.

[2] Pusilaminidad= falta de ánimo o valor para soportar las desgracias o hacer frente a grandes empresas.

| Índice |

2 comentarios en “El caos de la belleza – Capítulo 0: Prólogo

  1. Din says:

    Hola, muchas gracias por su trabajo.
    Se que deben estar muy ocupados pero creo que uno de los párrafos no tiene sentido:
    ” Esta pequeña ciudad es un lugar donde no es abundante en pescado y arroz, ni tampoco es un sitio militar, pero es uno de los países de la ciudad más remoto del Qi Ling. “. Da a entender que hay muchos países dentro de una ciudad.
    Me parece que quedaría mejor: “Esta pequeña ciudad es un lugar donde no es abundante en pescado y arroz, ni tampoco es un sitio militar, pero es una de las ciudades del país más remota del Qi Ling. “

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.