Modo Automático Apagado – Capítulo 17: El mal presentimiento fue desafortunado

Traducido por Kiara

Editado por Raine


Cuando abrí los ojos, estoy detrás del dosel de una cama de color púrpura claro.

Anteriormente era una habitación muy bonita que estaba decorada en rosa y blanco, pero al final la renové porque me sentía demasiado inquieta por esos tonos tan infantiles.

Ahora, tanto mi habitación como el dormitorio se basan en un color blanco con ligeros toques de púrpura para que no moleste a los ojos. Creo que es una habitación donde nadie se sentiría incómodo, incluso si es para una adolescente. Cada pieza, desde los accesorios hasta los muebles, es elegante pero también refinada, aunque la cama con dosel que estoy usando no es ni normal ni simple, pero está dentro del rango de tolerancia en comparación a como estaba antes.

De todos modos, ¿cómo es que llegué aquí? ¿Por qué estoy aquí?

—Eh…

Espera, ¿qué tanto recuerdo?

Hoy era la última lección de Orsseine-san, había asistido a clases con Greyest-sensei sin ningún problema. Entonces Orsseine-san nos pidió que usáramos magia con la varita simulada y Greyest-sensei tuvo éxito, así que fue mi turno y entonces…

—Ah…

Lo recordé pero a la vez estoy olvidando algo: tan pronto como sacudí la varita, repentinamente pasaron cosas extrañas, pensé que esto era muy malo y luego me desmayé. Pero, antes de desmayarme recuerdo una leve sensación de comodidad.

Y tampoco entiendo qué fue ese fenómeno. No pensé que tal cosa pudiera suceder. Pero eso ciertamente tuvo algo de “poder ofensivo”. No podría haberlo evitado cuando me desmayé. Aunque perdí la consciencia, no sufrí lesiones considerables. No puedo entender, ¿por qué estoy completamente bien?

—En ese momento…

Esa fue una terrible conmoción, recuerdo haber pensado que mi muerte era inevitable justo antes de desmayarme. Pero antes, siento que alguien me llamó. No, realmente alguien me había llamado, y siento que me atrapó en sus brazos. La voz que permanecía en mis oídos sonaba familiar. Era la primera vez que había escuchado un tono tan apresurado en esa voz, pero no es un error, sé a quién pertenecía.

—¿Greyest-sensei…?

La voz sonó adulta, pero fue mucho más baja que la de madre, y no tenía la digna presencia de padre o de Orsseine-san. Era la voz de un niño.

El dueño de la voz, la persona que me protegió no hay duda de que debió ser Greyest-sensei.

—Su voz… él me llamó Maria.

Estoy casi segura que lo último que escuché fue “Maria”, pero Greyest-sensei siempre me llama “Maria-sama”.

Incluso si soy su alumna, soy la hija de un duque, quien también es su empleador. Entonces le es imposible abandonar el honorífico, incluso cuando se lo pedí bastante, fui rechazada. De hecho, el “Maria-sama” de compromiso se demostró que ya le era difícil. Inicialmente fue “señorita Maria” y tomó una larga batalla antes de llegar al cambio.

Entonces, supongo que no fue Greyest-sensei. ¿O estoy malinterpretando las palabras?

—¡Maria-chan! ¡Estás despierta!

Cuando miré hacia la voz llena de alegría, mi madre se detuvo en medio de la puerta del dormitorio.

Después de todo, parece que mi madre entró en la habitación mientras meditaba. Ella pensó que no estaba despierta y no llamó antes de entrar. Ella siempre hace eso cuando viene a llamarme por la mañana.

—El doctor dijo que estabas bien, pero estaba muy preocupada. ¿Te duele algo? ¿Te sientes enferma?

—Me disculpo por hacer que te preocupes, Madre. Estoy bien, no me duele nada y no me siento mal.

—Bien… Espera un momento, voy a llamar a tu padre ahora. —Mi madre me tocó la mejilla y los hombros, levantó la parte superior de su cuerpo y me dio un beso en la frente antes de salir de la habitación.

[Traducido por Reino de Kovel]

Cuando pienso en cómo era al principio, en verdad se ha vuelto mucho más brillante. Parece mentira que sea la misma persona.

La madre que salió con pasos ligeros regresó en breve, trayendo a Padre y Orsseine-san, ambos con expresiones de alivio, y… ¿por qué Greyest-sensei también está aquí?

No, no hay ningún problema con Greyest-sensei. Probablemente esté preocupado por mis lesiones o esté preocupado por la situación y quiera disculparse, pero… ¿qué hora crees que es? Cuando estaba en el patio, el sol todavía estaba fuera, pero ahora el cielo está totalmente oscuro y las estrellas y la luna están brillando en el cielo. En otras palabras, definitivamente es de noche. Y no temprano en la noche sino bastante tarde. ¿No necesitas ir a casa? Tus padres, ¿no estarán preocupados?

—Maria, que bueno que estás bien, estaba preocupado.

—Su rostro se ve bien, me siento aliviado.

—Padre, Orsseine-san, lo siento por hacerlos preocupar. Estoy bien ahora.

Mi padre me acarició la cabeza y Orsseine-san me hizo una ligera palpación. Por alguna razón, Greyest-sensei está parado en silencio y se mantuvo oculto detrás de los tres adultos que me rodean. Él no habla, ni se mueve. No puedo ver su rostro escondido detrás de mi padre, pero no parecía herido, por lo menos, en la parte de su cuerpo que puedo ver, así que me sentí aliviada.

—Maria, ¿realmente te sientes bien ahora?

—Sí, mi fuerza física se ha recuperado mientras dormía.

—¿De verdad? Entonces, hay algo de lo que tenemos que hablar.

—Sí, ¿qué es?

—No es de mí, es de Greyest.

Aunque pensé que se trataba del incidente anterior y me puse en una actitud seria para demostrar que estaba escuchando, me he quedado sin habla con mi padre, quien retrocedió claramente, y Greyest-sensei se adelantó cautelosamente desde detrás de su sombra.

¿Quieres decir que hice algo…?

Creo que Greyest-sensei fue quien me ayudó. Si me dices que algo le pasó, no sabría qué decir porque ni siquiera recuerdo bien lo que sucedió.

—Estaremos esperando afuera, por favor avísennos cuando hayan terminado.

—Sí, muchas gracias

—Eh, ah, espe…

“¿Por qué tenemos que hablar los dos solos? ¡No ignoren mi opinión!” No había forma de que pudiera decir esas palabras, así que al final sólo pude observar a mi padre y al resto mientras salían de la habitación.

—Aunque estás enferma, lo siento.

—No… está bien.

Aunque dices “enferma”, sólo fue un desmayo. Estoy ilesa, dormí y me recuperé mucho, mi cuerpo está bien. El estado mental es otra cosa.

—Bien, ¿de qué quieres hablar?

—Dejaré mi trabajo como tutor a partir de hoy.

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

7 comentarios en “Modo Automático Apagado – Capítulo 17: El mal presentimiento fue desafortunado

  1. Yinett says:

    Me recuerda a Nande koko ni sensei ga? XD la Mariabell siempre estaba en la primera clase de magia y ahora ¿¿y qué hace mi profesor aquí??

  2. Noah P. says:

    Y yo aquí ingenuamente creyendo que minimo tendría dos más… Ay.
    Bueno, gracias por traducirlo! Esperare con ganas el próximo, me encanta esta novela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.