Modo automático apagado – Capítulo 4: No hay nada difícil al comienzo

Traducido por Kiara

Editado por Raine


“Es una tarea fácil”, es lo que intenta decirme cuando me mira. Más que eso, sus ojos me dicen que debí hacerlo en primer lugar.

Si no lo sabes, pregunta. Si no entiendes, puedes decirlo.

La sugerencia era un concepto tan simple, sin embargo, no pensé en ello en absoluto. Aunque es simple… No, como era fácil, la respuesta no pudo derivarse de un sentido normal de los valores.

No estoy exagerando cuando digo que es bastante serio. ¡Esto es esencialmente una posible bandera de muerte!

— Fu fu~

— ¿Qué pasa contigo?

Estaba encantada e involuntariamente dejé escapar una sonrisa que hizo que el chico retrocediera como diciendo que era rara.

Aunque me sorprendió, a juzgar por su reacción, no creo que fuera una buena idea que me riera de repente. Sin embargo, porque estoy contenta en este momento lo dejaré pasar.

— Gracias.

— ¿Eh?

— ¡Bien! Entonces iré.

— ¡Adiós chico!

— Eh…

El mundo me parece un lugar más claro ahora, me pregunto si es porque la tensión estaba subiendo.

Pude escuchar al niño decir alguna otra cosa cuando me marchaba, pero como recogí el dobladillo de mi vestido y empecé a correr no pude oírlo, la graciosa hija del Duque, Mariabell, no se veía por ningún lado.

Antes de ser la hija del duque, soy una niña de 3 años.

Mientras sostenía el dobladillo de mi vestido en mis diminutas manos, corrí desesperadamente a la velocidad máxima que mis cortas piernas podían llevarme.

¿La dirección? Esa es, por supuesto, la habitación de Madre.

♦ ♦ ♦

— Anne, ¿es la habitación de Madre?

Le pregunto a una de las doncellas “nōmen”, Anne, quien de repente apareció prácticamente de la nada, frente a la habitación de mi madre.

Por supuesto, preparé tanto el vestido como el cabello un poco antes de atacar, ¿verdad?

No sé exactamente dónde y cómo apareció de repente Anne, pero no me importa porque tengo otros asuntos en mente.

Si te importa o piensas acerca de ello, pierdes, por lo que la mejor opción sería ignorarlo.

— Sí, eso es correcto, señorita. La señora est…

— No me importa.

Interrumpí la respuesta de Anne y llamé a la puerta de la habitación de mi madre.

Puedo imaginar lo que Anne dirá de mis experiencias pasadas. Está ocupada o está cansada, ya sea que sea una mentira o no, se usará para mantenerme lejos de aquí por razones que no sé.

De hecho, el golpe hizo que su expresión “nōmen” cambiara por primera vez.

Supongo que fue inesperado, que la voz de la joven señorita sonara tan impaciente.

Hubo una sensación… No, creo que es natural, pero dudaba del largo silencio desagradable.

— Madre, es Mariabell, ¿puedo entrar?

— ¿Maria-chan?

— Estoy entrando.

— Señorita…

Abrí la puerta rápidamente antes de que Anne pudiera detenerme.

Hubo algunos problemas con respecto a mi conducta, al igual que antes cuando llamé, pero tengo que actuar rápidamente antes de ser detenida.

Si no avanzo ahora, no podré continuar. El plan que obtuve del niño, incluso si está poco pulido, es mi mejor opción y oportunidad en este momento.

Cuando abrí la puerta y entré, vi a una mujer con una expresión de sorpresa en su rostro, sentada en una silla cerca de la ventana con un libro apoyado en su rodilla.

Ha pasado un tiempo… aunque es un poco extraño, ella es mi madre.

La habitación era preciosa y lujosa, pero al mismo tiempo se sentía un poco desajustada, es más exacto decir que tenía una atmósfera limpia en lugar de refinada.

Los ojos de color púrpura pastel que me miraban eran los mismos que los de mis recuerdos.

— Disculpe mi intromisión, Madre.

— Maria-chan… ¿Cuál es el problema?

Ella parece estar considerablemente sorprendida por la visita repentina.

Desde el punto de vista de una relación padre-hijo, esa es una reacción problemática, pero es una reacción normal si pienso en nuestro intercambio hasta ahora.

Levanté el dobladillo de mi vestido ligeramente y bajé la cabeza. Es la cortesía mínima que debe mostrarse para alguien que acaba de forzarse en la habitación sin aprobación.

Aunque no estoy en posición de hablar de cortesía en este momento, todavía estoy pasando por esa parte.

Soy solo una niña pequeña de tres años, y planeo usar mi corta edad para mi ventaja.

Aunque es difícil decir lo que quiero decir, pero iré por ello, incluso si me mata. Debo esforzarme al máximo y usar mi ventaja al máximo.

No puedo dudar si me decido a hacerlo. Miré a los ojos de mi madre y abrí mi boca.

[Traducido por Reino de Kovel]

— Yo… tengo una pregunta para usted, Madre.

— Bueno~ ¿Me pregunto qué podría ser?

— Madre… ¿no me quieres?

— ¿Qué…?

Lo dije. Me mordí un poco la lengua, pero supongo que cuenta como “logrado”.

Como tengo tres años, no hay problema, incluso si las palabras no se pronuncian correctamente. Los contenidos son pesados ​​esta vez, así que es más importante que los haya sacado que haberlos estropeado un poco.

Que su hija le hiciera una pregunta como ésa tan repentina… mi madre se me quedó mirando con los ojos muy abiertos ante el comentario.

Una mirada de sorpresa y tristeza por lo que puedo decir, era ese tipo de expresión.

A juzgar por la expresión, no le desagrado… ¿verdad? Si eso es lo que significa su expresión, es un buen resultado para mí …

— ¿Por qué dices tal cosa? Tú no me desagradas.

— Si no te desagrado, ¿por qué no vienes a verme?

Sí, solo para no adelantarme y hacerme ilusiones.

Incluso si voy a encontrarte, no me verás. Incluso si no puedo verte, tú no vendrás a verme.

Aparentemente, he estado más estresada de lo que me he dado cuenta.

Fue inesperado, pero me dolió más de lo que imaginaba y las expresiones de mi madre me frustran mucho.

Si no te disgusto, ¿por qué no vienes a verme?

No vendrás a verme.

No hagas una cara tan triste, no te pongas tan triste, yo no hice nada malo. Sólo intenté conocerte, intenté hablarte, pero tú no trataste de hacer ninguno.

Me volví tan desesperada por verte, mientras tú solo esperabas. Aún así, ¡deja de parecer como si estuvieras pasando por tanto dolor!

— ¡Fue más doloroso para mí, mucho más que para ti!

— Ma… Maria…

— Fue solitario y doloroso, pero solo yo lo hice. Maria¹ estaba tan dolorida y trabajó tan duro, ¡pero Madre no se dio cuenta en absoluto!

Qué terrible rabieta.

Teniendo en cuenta mi edad mental, es una escena violenta, pero porque soy una niña puede ser tolerado.

Al ver que grité, mi madre también parece que va a llorar.

Llorar para liberar mis sentimientos reprimidos, hacer entender a madre… ésa puede haber sido mi “verdadera intención” todo el tiempo.

Para mí, me di cuenta por primera vez … No, es la intención de ‘Mariabell’.

Los sentimientos de mi persona y de Mariabell, de 3 años, quien es el verdadero dueño de este cuerpo, se mezclan, y se convierten en una sola voz que fluye constantemente de mi boca.

— Maria ama tanto a Madre… Hay muchas cosas que quiero decir a Madre… pero, cuando Maria piensa que Madre podría odiarla, es tan difícil y doloroso.

No me evites, no me odies, porque te amo.

Me pregunto si éstos eran los sentimientos de la verdadera Mariabell de tres años.

De la misma manera que yo, tu madre te estaba evitando y entonces, yo no pude evitar sentir tu inquietud.

Porque a diferencia de mí, la Mariabell original era una genuina niña de tres años.

Estaba preocupada y se sentía incómoda pero seguramente Mariabell no lo confesó, y su madre, sin preocuparse por la ansiedad de su hija… eligió el divorcio.

No sé la razón, tal vez mi madre no lo quería.

Pero para Mariabell es un evento decisivo que transforma su inseguridad en confirmación.

Yo era odiada.

Mi querida madre no me amaba.

Fue doloroso y triste… pero a ella no le gustaba.

Sin ningún lugar a donde recurrir y sin pensar, ella eligió ser indiferente al asunto.

Siempre había pensado por qué no había información en las últimas cinco rondas. Pero el hecho de que fuera la razón más triste no estaba dentro de mis expectativas.

Parece que la causa de su personalidad malvada en el futuro no fue simplemente ser mimada.

Porque no es una vista bonita para ser tolerada, por lo que solo se podría pensar como “Te sirve bien” en las últimas cinco rondas.

— Esa sensación, también pensé…

— Qué…

— Lo siento, Maria-chan.

Mi respiración no está sincronizada por un llanto excesivo y una nariz acuosa.

Como una joven y una niña antes de eso, trataba desesperadamente de reprimir mi nariz moqueante, pero luego me sentí rodeada de una sensación de dulzura.

— Eres… todo para mí. Te amo desde el fondo de mi corazón desde ahora… hasta siempre y para siempre, Mariabell.

Estoy siendo abrazada… tan pronto como noté esto algo en mí se desbordó.

Soy yo y al mismo tiempo no lo soy.

Tal vez esto era algo muy importante para “Mariabell”, algo que ni mi padre, ni las criadas nōmen podían proporcionar.

Pude obtener lo que siempre me estaba perdiendo, lo que siempre anhelaba, en la calidez de mi madre. Creo que “felicidad” es la palabra correcta para este momento.

— M….Ma….dre, Madre.

— Lo siento por hacerte sentir tan sola. Como dices, Mariabell, fue culpa de madre.

— ¡Ua! ¡Uaa!

Una mano suave acariciándole el pelo, una sonrisa suave, una voz amorosa para mimarla, era algo que Mariabell tenía por primera vez.

Lo sé. Recordé la vida perfecta y las condiciones que se me habían dado desde que era un bebé, habiendo recibido cualquier cosa que alguna vez había deseado.

Pero para Mariabell…

No sé cómo creció Mariabell y vivió su vida hasta ahora.

Pero no pude evitar tener expectativas de la suave sonrisa y la dulce voz que me llamaban.

Mariabell ahora sabía todo eso por primera vez.

En ese caso… no pude evitarlo.

Te dejaré sentir completamente el amor y la calidez de una madre y el afecto que borra todo nuestro malestar y ansiedad.

Incluso si más tarde soy golpeada por la vergüenza y la mortificación de haber llorado como un niño pequeño y quiero esconderme en un agujero.


¹ Ella comienza a hablar de sí misma en tercera persona, desde ese punto. Ya saben, como cualquier pequeño niño japonés.

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

6 thoughts on “Modo automático apagado – Capítulo 4: No hay nada difícil al comienzo

  1. Loretta says:

    Con este cap pierden sentido los anteriores sobre no poder ver a su madre cuando era tan fácil… dejando eso de lado, fue conmovedor.
    Gracias por los capítulos 😄

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *