Modo Automático Apagado – Capítulo 66: Un sentimiento que cae

Traducido por Kiara

Editado por Raine


Al día siguiente, fue un momento tranquilo y agradable como de costumbre.

Primera, Eru y yo nos divertimos jugando juntas, logramos obtener mejores ingredientes para la cena de ayer y disfrutamos de un curso completo que abarcaba desde aperitivos hasta postres.

El campo de entrenamiento es de tres días y dos noches, por lo que después de terminar la cena, la parte del “campo de entrenamiento” también se ha terminado. De acuerdo con el programa de la guía, la excursión no termina oficialmente hasta que regresamos, podría considerarse una excursión debido a la naturaleza divertida y relajante junto a todos los que viven en el mismo edificio aunque, para empezar, esto es un campo de entrenamiento no una excursión.

Pero hoy estaremos despiertas hasta tarde esta noche, ya que de todas formas se está terminando, ¡una noche de chicas! Eso fue lo que dijo Eru. Primera también aceptó de inmediato, así que es posible que las dos hayan planeado esto de antemano. Ambas estaban sonriendo alegremente cuando trajeron dulces a mi habitación. Aunque también estaba sonriendo de la misma manera.

Pasar una noche de chicas en pijamas parece divertido, y además en la academia, este tipo de oportunidades son limitadas ya que todas vivimos en dormitorios diferentes. Dado que es una oportunidad tan rara, sería un desperdicio no disfrutarla plenamente.

—Como es de esperar, es realmente lindo.

—Estoy de acuerdo, un color suave se adapta muy bien a Primera.

Primera llevaba puesto el lindo pijama de una pieza que compró cuando las tres salimos de compras. Ya sabía que le vendría bien cuando lo compró, pero verlo puesto en realidad es mucho más lindo de lo que imaginaba.

—No suelo usar de este tipo, ya que la parte inferior se desliza hacia arriba cuando estoy durmiendo.

—Puedo entender eso.

Por cierto, Eru llevaba una camiseta sin mangas y pantalones cortos junto con una chaqueta de punto larga. Ella dio una impresión bastante animada, además de que su ropa de dormir parecía fácil de cambiarse y bastante cómoda. También sentí que su ropa de dormir era lo más ideal… mis pijamas son preparados por madre y son similares a los de Primera, aunque ya estoy acostumbrada a ellos.

—Ah, entonces es por eso que Maria no está usando una pieza.

—Prefiero la comodidad cuando duermo, es por eso.

Llevaba un pijama simple pero lindo que consistía de cintas en la parte delantera y las mangas, a primera vista parece una pieza, pero también llevo pantalones cortos junto con él. El diseño de niña de mi madre todavía está allí, pero los pantalones cortos son esenciales para evitar una visión desagradable cuando me levanto… mis hábitos de sueño no son malos en ese sentido, pero después de todo soy una dama. Me gustaría abstenerme de exponer mi ropa interior cuando estoy durmiendo.

—¡Pienso que es muy lindo! Es bastante diferente de la apariencia madura habitual de Maria-chan.

—Gracias.

Ella quiere decir que tengo la apariencia de un adulto. Pero ella lo expresó de otra manera.

—Mientras estamos en eso, ¿qué hay de cambiar tu peinado también?

—Bueno, supongo que no me importa.

Me desaté el pelo que había atado suelto a un lado cuando Primera felizmente me rodeó con un cepillo y una goma de pelo. Era una goma que nunca había visto antes, así que probablemente lo hizo durante las horas de ocio en el campamento.

El suave toque de sus dedos se siente bastante bien. Aparentemente hay muchas chicas que les desagrada que les toquen el pelo, pero a mí me gusta.

—El cabello de Maria-chan es muy suave y hermoso, es esponjoso.

—Es difícil de manejar ya que se enreda fácilmente.

Mi cabello rizado ni siquiera se alisa, no importa lo duro que intente alisarlo. Se enreda fácilmente ya que es muy delgado e indomable, sobre todo es increíblemente débil contra el clima húmedo. Es sensible al punto en el que podía predecir los pronósticos del tiempo con mi propio cabello, y las dificultades de la mañana son completamente exasperantes. Pensé en usar una plancha de pelo para alisarla como Anne solía hacerlo por mí, pero al final es más fácil atarlo a la mitad.

—Entonces, es natural, pensé que lo hacías tú misma todas las mañanas.

—Muy natural, hasta el punto en que las envidio a ustedes dos que tienen el pelo liso.

Tanto Primera como Eru tienen un cabello maravillosamente domesticado. El cabello de Eru es un poco desordenado, pero eso es lo que también lo hace lindo. Ya que Primera suele trenzar su cabello, es difícil decirlo, pero su cabello es en realidad naturalmente liso, es verdaderamente envidiable. Por cierto, también pensé lo mismo cuando conocí a Keito por primera vez.

— ¡Hecho!

Eru y yo estábamos comiendo dulces cuando la voz de Primera, encantada, dijo que mi cabello estaba terminado y pude sentir el aire fresco sobre mi cuello.

—Intenté atarlo en un moño, Maria-chan tiene el pelo largo, así que no quería amarrarlo demasiado ya que podría ser demasiado pesado.

Ah, por eso sentí la sensación de tela detrás de mis orejas. Sentí el pelo finamente trenzado que estaba atado a un lado por la goma, parece que ella hizo un moño de lado.

—Ya que se hace a la ligera, puedes desatarlo fácilmente cuando vayas a la cama.

—Es precioso, gracias.

Pensé en mirarme en el espejo para verlo correctamente y cuando ambas nos levantamos oímos un suave golpe en la puerta.

Era tarde, pero aparte de eso, era una noche normal, ya que no había una hora designada para ir a dormir y tampoco había maestros patrullando. Es un poco triste, pero las dos únicas a quienes puedo llamar amigas ya están aquí conmigo, así que no tengo idea de quién más vendría a visitar…

—¿Sí?

Me pregunté si tal vez era un amigo de Primera o Eru, pero también tenían una mirada de confusión en sus rostros. Por supuesto, no podía simplemente ignorar quién era y realmente no había nadie en el campo de entrenamiento al que debiera temer así que, confundida, abrí la puerta sin ningún pensamiento en particular.

Poco después, me arrepentiría, realmente deseaba haber ignorado el golpe o fingido estar dormida. En verdad, parecía que mi habilidad para evitar crisis realmente se había ido cuesta abajo por los momentos felices, ni siquiera pude detectar este peligro.

—Mariabell-sama,  buenas noches. ¿Puedo hablar contigo un momento?

Pero aún así, nunca esperé que una chica tan linda que miraba el suelo en tono de disculpa, podría albergar tales peligros.

| Índice |

3 thoughts on “Modo Automático Apagado – Capítulo 66: Un sentimiento que cae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *