Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 123

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya

Corregido por YukiroSaori


Baili Hongzhuang llevaba un cheongsam largo y blanco. Revoloteaba con la brisa fresca, uniéndose a su temperamento frío, como si caminara sobre las nubes, ligera y conmovedora.

La luz dorada del brillante sol se derramó sobre su cuerpo, como una capa de polvo dorado, haciéndola parecer aún más noble y espléndida.

Cada aspecto de su rostro era perfecto, cada acción revelaba una elegancia incomparable, dando a las personas un hermoso placer.

—Después de no verla por un tiempo, la princesa Chen parece haberse vuelto aún más bella.

Nadie sabía quién lo dijo primero, pero no pudieron evitar asentir con la cabeza.

Todos estaban de acuerdo con su belleza conmovedora. ¡La belleza número uno de la Ciudad Imperial era un título que solo ella merecería!

—No es de extrañar que su alteza, el príncipe heredero, lo lamente tanto. Dejar que una belleza tan grande sea de alguien más,  cómo no arrepentirse.

Esas palabras invadieron los pensamientos de todos los hombres. Si pudieran tener una mujer tan bella, incluso estarían dispuestos a renunciar a diez años de su vida.

Aunque Baili Hongzhuang y Dibei Chen ya se habían casado y tenían un bollo en el horno [1], ella seguía siendo la mujer más codiciada de la Ciudad Imperial.

Antes, solo se escuchaba que Baili Hongzhuang era basura y que no podía cultivar. Luego, incluso se quedó ciega, su historia era una completa tragedia.

Si hubiese sido esa Baili Hongzhuang, nadie le prestaría atención. Pero quien apareció ante sus ojos era una mujer radiante como el sol, un brillante rayo de luz que eclipsaba por completo a todas las demás jóvenes.

Ahora sabían que la conocida como lisiada de la cultivación era en realidad un talento sin igual.

Al escuchar las conversaciones de la multitud, llamas de envidia saltaron a los ojos de Baili Yuyan.

—¡Cuánta atención, puta!

YukiroSaori
¡Esto se prendió! ¡¡¡Agarrenme que la esmoño!!!

Meli
¡Oooh! Casi me atraganto con semejantes palabras

Baili Haoxuan también miró a Baili Hongzhuang con odio porque le había roto el brazo, y su herida aún no había sanado por completo. No tenía manera de unirse a la competencia de caza de ese año. Él había soñado con demostrar su valía y traer gloria a la casa del general. ¡Ese honor, que debería haberle pertenecido, fue robado por ella!

—¡Hermana, debes ayudarme a vengarme! —Baili Haoxuan apretó los puños, la luz maliciosa brillaba en sus ojos, su voz era fría y sombría.

Baili Yuyan asintió con la cabeza, la esquina de su boca se curvó en una sonrisa maliciosa.

—Haoxuan, no te preocupes. ¡Tu hermana mayor definitivamente te vengará!

¡No importa si es para ti o para mí! ¡Esta vez, debo estrangular a Baili Hongzhaung!

Con respecto a ello, necesitaban tener suficiente preparación. Si Baili Hongzhuang aparecía, ¡debían matarla!

Bajo los ojos ardientes de todos, la cara de Baili Hongzhuang se mantuvo en calma cuando entró en la línea. Ya fuera ella o Dibei Chen, ninguno de ellos tenía una buena relación con los rectores.

No necesitaba preocuparse por ellos, porque quienquiera que se quedara a ver el espectáculo, eran todos sus enemigos.

—Baili Hongzhuang, de todos los momentos, ¿por qué no vino contigo el príncipe Chen para protegerte? —Baili Yuyan preguntó—. No podría ser que no se atreviera a venir por sus piernas lisiadas, ¿o sí?

Al escuchar esas palabras, todos, uno tras otro, enfocaron sus ojos en ellas. Tal como se esperaba, tan pronto como se vieron, Baili Yuyan inició una pelea.

Sus corazones también albergaban sospechas. Según la razón, Dibei Chen y Baili Hongzhuang deberían haber ido juntos. Pero ¿por qué fue Baili Hongzhuang sola?

Baili Hongzhuang miró a Baili Yuyan con indiferencia, y con su voz suave y burlona dijo:

—Persona fea, ya te dije que no salieras. ¿Por qué no me escuchas?


[1] Forma de señalar que está embarazada.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.