Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 218

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Al escucharlo hablar, Baili Hongzhuang levantó una ceja, con una mueca en su rostro.

—¡Idiota! ¡Nunca me interesó seguirlos! —Palabras dichas, Baili Hongzhuang continuó cabalgando. Sus profundos y brillantes ojos de fénix se llenaron de desdén.

Ta ta ta

La belleza continuó montando, dejando atrás una delicada fragancia.

—¿Idiota?

Gong Shaoqing se sobresaltó, su mente estaba completamente ocupada en cómo Baili Hongzhuang lo había llamado idiota.

¿Esa mujer, en realidad se atrevió a llamarlo así?

Dongfang Yu también se sorprendió por las acciones de Baili Hongzhuang. Después de que finalmente reaccionó, su rostro fresco y elegante, sonrió con una brillante sonrisa.

—¡Ahaha, idiota! —Dongfang Yu se rió entre dientes—. ¡Gong Shaoqing, te conozco desde hace muchos años y esta es la primera vez que escucho a una mujer insultarte!

El rostro de Gong Shaoqing estaba oscuro. ¡Esa estúpida mujer, atreviéndose a llamarlo idiota!

Finalmente se hizo una grieta en su cara de iceberg de 10.000 años. Aunque el cambio no era realmente bueno, Dongfang Yu todavía estaba extremadamente feliz.

—¡Esa señorita Baili tiene toda la personalidad!

Los ojos solitarios de Gong Shaoqing miraron a Dongfang Yu y ya no hablaron, continuaron cabalgando hacia delante.

Gong Shaoqing y Dongfang Yu originalmente todavía no creían las palabras de Baili Hongzhuang. Después de todo, muchas mujeres se sentían avergonzadas cuando las atrapaban.

Pero mientras observaban a Baili Hongzhuang continuar avanzando y, además, en la misma dirección que ellos, estaban completamente convencidos.

—Así que la señorita Baili iba a la Escuela de Agua Celeste desde el principio. —Dongfang Yu sonrió gentilmente.

Era raro encontrarse con una mujer tan interesante, por lo que realmente habría sido una pena si se separaran tan rápido. Pero como Baili Hongzhuang parecía ir a la Escuela de Agua Celeste, era muy probable que se convertirá en su hermana menor.

Dongfang Yu miró el iceberg de 10,000 años de edad junto a él. Tal vez entonces, cuando llegue el momento, él podría ver un espectáculo muy interesante.

La Escuela de Agua Celeste estaba ubicada en una cordillera. Al principio, estaba muy desolado y lo único que estaba era la escuela.

Pero a lo largo de los últimos años, con la escuela como núcleo, ya se había convertido en una ciudad. Ciudad de Agua Azul.

La ciudad era muy próspera, debido a que los estudiantes de la Escuela de Agua Celeste tenían antecedentes muy impresionantes. Después de todo, muchos cultivadores necesitaban recursos para convertirse en talentos exitosos.

Dentro de la ciudad, se podría decir que lo tiene todo. Los recursos de cultivo eran especialmente abundantes aquí.

Cuando Baili Hongzhuang entró, la ciudad estaba llena de ruido y emoción, sin perder ante la ciudad imperial en lo más mínimo.

La única diferencia aquí, era que casi todos los residentes eran cultivadores con fuerza y poder.

Incluso los pequeños comerciantes y dueños de negocios eran cultivadores. Aunque no eran muy talentosos, en comparación con otros lugares, su fuerza era definitivamente mucho mejor.

La influencia de la Escuela de Agua Celeste se extendió por toda la ciudad. Ni una sola persona no era un cultivador.

Faltaban tres días hasta que comenzara la inscripción. Baili Hongzhuang miró a su alrededor, solo podía tratar de encontrar una posada para vivir hasta que llegara el día.

Baili Hongzhuang se dirigió a una posada y echó un vistazo a su alrededor.

Después de que Dongfang Yu vio a Baili Hongzhuang ir a la casa de huéspedes, las esquinas de su boca se alzaron en una leve sonrisa.

—Gong Shaoqing, deberíamos ir a informar a los maestros ahora.

Gong Shaoqing asintió levemente. Los dos instaron a sus caballos a avanzar, yendo directamente a la Escuela de Agua Celeste.

Baili Hongzhuang también vio a los dos moviéndose, levantando la punta de su frente. Parecía que su juicio era correcto.

En el instante en que Baili Hongzhuang entró en la posada, todos se callaron.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *