Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 220

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


La reacción de Baili Hongzhuang estuvo completamente en las expectativas de todos.

Todos ellos eran cultivadores, si cedieran ante Tong Shengyi solo por seiscientas monedas de oro, realmente serían demasiado cobardes.

Al ver a Baili Hongzhuang negarse sin la menor vacilación, la cara de Tong Shenyi se llenó de disgusto.

—¡Mil monedas de oro!

Baili Hongzhuang continuó caminando sin detenerse una vez.

—¡Dos mil monedas de oro! ¡Tres mil monedas de oro!

Con cada paso que tomó Baili Hongzhuang, Tong Shengyi elevó el precio cada vez más alto.

Al verla subir el precio tanto, las caras de todos se sorprendieron un poco.

Tres mil monedas de oro, incluso para ellos, no era un número pequeño.

—¡Cinco mil monedas de oro!

De principio a fin, Baili Hongzhuang no se inmutó en lo más mínimo.

De repente, Tong Shengyi se apresuró y agarró el hombro de Baili Hongzhuang, su hermosa cara un poco enojada

—¡Compórtate con integridad, una persona no puede ser demasiado codiciosa!

Baili Hongzhuang se quitó la mano del hombro y lentamente se dio la vuelta, con su cara delicada y asombrosa, pero fría.

—¡Dije, no importa el precio, no estoy interesada!

Su fría y hermosa voz sostenía una indiscutible agresividad cuando Baili Hongzhuang enfatizó sus palabras. Claramente, las acciones de Tong Shengyi la habían enfadado un poco.

Pero Tong Shengyi todavía no parecía entender, y seguía actuando de manera egoísta.

—Cinco mil monedas de oro, ese es mi límite.

Los cultivadores de los alrededores observaron la escena, sus ojos revelando un toque de codicia.

Cinco mil monedas de oro por solo tres noches de estadía. Sin un lugar donde quedarse, los cultivadores tendrían que quedarse a lo mucho debajo de un árbol para pasar la noche, pero con su fuerza, apenas importaba.

En ese momento, un hombre se acercó a Tong Shengyu.

—¿Qué tal si te doy mi habitación por cinco mil monedas de oro?

Tener esas monedas de oro era suficiente para que él comprara muchos recursos para su cultivo.

—¡No, solo quiero la de ella! —Tong Shengyi miró al hombre con voz fría.

Frente a tanta gente, esa mujer no le dio cara. ¡Necesitaba a esa mujer para lamentarlo!

¡Ahora no era solo un problema de las habitaciones, sino un problema de ella, la cara de Tong Shengyi!

Baili Hongzhuang frunció el ceño. Esta mujer era simplemente demasiado irrazonable.

El hombre volvió impotente a su asiento. Al ver esto, las otras personas comenzaron a hablar en secreto.

—Las dos están discutiendo, jaja, tratando de superarse mutuamente. Qué interesante.

—Si fuera yo, definitivamente estaría de acuerdo con cinco mil monedas de oro. Es solo una habitación. cinco mil monedas de oro valen mucho más.

—Te equivocas. Esa mujer es tan arrogante, si le das directamente la habitación, ¿no estarás perdiendo la cara?

—…

—Te daré cinco mil monedas de oro si dejas de molestarme. —Las palabras de Baili Hongzhuang fueron frías. Solo era una recién llegada y no quería causar demasiados problemas.

Al momento siguiente, todo el mundo estaba aturdido. Un montón de brillantes monedas de oro se dejó en la recepción.

Y Baili Hongzhuang ya había subido las escaleras.

¡Tal escena deslumbró los ojos de todos los presentes en la escena!

Cinco mil monedas de oro, ¡solo para que Tong Shengyi deje de molestarla!

Antes, pensaban que Tong Shengyi era rica, ¡pero ahora resultó que la mujer vestida de blanco era la verdadera rica!

No era de extrañar por qué cada vez que Tong Shengyi aumentaba el precio, no reaccionaba en absoluto.

¡Desde el principio, nunca había puesto esa pequeña cantidad de dinero en sus ojos!

Tong Shengyi también se sorprendió por las acciones de Baili Hongzhuang, no esperaba que esa mujer hiciera tal cosa.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.