Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 223

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


¡Eran cinco mil monedas de oro!

No importaba si rompía una cosa tan pequeña, incluso si todo el lobby estuviera destruido, ¡estaría bien!

Xia Zhiqing siguió a Baili Hongzhuang, quien estaba caminando hacia el segundo piso.

—¡Señorita, espera!

Baili Hongzhuang volvió la cabeza y miró a Xia Zhiqing.

—¿Ocurre algo?

La razón por la que Xia Zhiqing había ayudado justo ahora era la de un rencor personal, por lo que realmente no le importaba.

Xia Zhiqing expuso una sonrisa brillante y hermosa.

—Hola, me llamo Xia Zhiqing. ¿Cómo puedo llamarte, mi amiga?

Mirando a los ojos sinceros de Xia Zhiqing, Baili Hongzhuang asintió levemente con la cabeza.

—Baili Hongzhuang.

—¡Estoy muy feliz de conocerte! —Xia Zhiqing sonrió brillantemente—. La forma en que manejas las cosas es realmente de mi agrado. ¡Vamos a llevarnos bien en el futuro!

Al escuchar sus palabras, los labios de Baili Hongzhuang también se ensancharon en una sonrisa. La fuerza de esta Xia Zhiqing era algo, pero le faltaba pensamiento y profundidad.

¡Sin embargo, Xia Zhiqing también era de su agrado!

—¡Bueno!

Al ver que Baili Hongzhuang está de acuerdo, la sonrisa de Xia Zhiqing se hizo aún más feliz. Pero entonces, su sonrisa se redujo repentinamente.

—En estos días, las posadas de la Ciudad de Agua Celeste están increíblemente ocupadas. Llegué demasiado tarde, y ahora todas las habitaciones están llenas. Yo y algunos otros cultivadores vamos a descansar bajo un árbol. ¡Intentaré encontrarte el día de la evaluación!

Al escuchar esto, Baili Hongzhuang habló—: Ya que es así, sería mejor quedarte conmigo. Aunque la habitación no es muy grande, todavía es mejor que sentarse debajo de un árbol.

Los ojos de Dai Zhiqing se iluminaron, inmediatamente agitando las manos, respondió—: No, no, eso te molestará demasiado.

—No me importa. De todas formas, mi piel es gruesa, ¡así que no estoy preocupada!

La sonrisa de Baili Hongzhuang lentamente se hizo más grande. Con la voluptuosa figura de Xia Zhiqing, quién sabía cuántos problemas le darían los demás cultivadores. Vivir afuera sería bastante molesto para ella.

—Ya que eres una amiga, naturalmente no es una molestia. ¡Estemos juntas!

Entre su vida anterior y esta, había conocido a mucha gente. Podía ver a través de la verdadera naturaleza de Xia Zhiqing de inmediato, por lo que no le preocupaba en absoluto que tuviera otras intenciones.

—Entonces, te estaré molestando. —dijo Xia Zhiqing con gratitud.

Baili Hongzhuang agitó su mano.

—No, en absoluto.

Las dos entraron en la habitación. La personalidad de Xia Zhiqing era muy animada y le preguntó a Baili Hongzhuang si quería pasear por la ciudad con ella.

Pero Baili Hongzhuang no estaba interesada. Durante los últimos días, ella estaba constantemente en movimiento. En este momento, solo quería cultivarse pacíficamente en la habitación.

Xia Zhiqing no la forzó y se fue a explorar la ciudad sola.

Después de esperar a que Xia Zhiqing se fuera, Little Black y Little White se sentaron frente a Baili Hongzhuang.

—Maestra, no sabemos nada de Xia Zhiqing. ¿No es peligroso vivir con ella de esta manera? —preguntó Little White.

Baili Hongzhuang negó lentamente con la cabeza—: Xia Zhiqing es solo una niña sin experiencia. Su carácter es muy puro, por lo que no tienes que preocuparte.

Little Black y Little White se miraron. Como la Maestra lo dijo, solo podían escuchar.

Quizás después de ingresar a la Casa del General, que estaba llena de tramas y conspiraciones interminables, su pensamiento se había vuelto aún más complicado.

Incluso se olvidó de que ahora solo eran jóvenes de 15 y 16 años. No faltaban personas puras. Continuar usando ese tipo de pensamiento complicado solo aumentaría sus preocupaciones.

Por eso quería ser amiga de Xia Zhiqing. Al tener un amigo tan sincero y verdadero, no necesitaba pensar demasiado en tantas cosas complicadas.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.