Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 316

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Wei Meidai se frotó la mano con dolor. La fuerza que Baili Hongzhuang había puesto antes, no era ligera. Su muñeca ya se había vuelto de un color morado oscuro.

Sus ojos oscuros brillaban con resentimiento. Wei Meidai realmente odiaba a Baili Hongzhuang. ¡Nunca había perdido tanto rostro!

Pero la fuerza de Baili Hongzhuang la hizo temerosa. No se atrevió a ser precipitada, de lo contrario, temía que realmente la lastimara.

—Te dejaré en paz por ahora, pero esta deuda, ¡definitivamente la pagaré cien veces! —Wei Meidai juró en su corazón.

El asistente se acercó a ellas muy rápidamente. Podía sentir que algo había sucedido después de que ella se fuera. Wei Meidai ya no era tan altiva como antes.

—Ya le informé a los maestros del examen, ustedes dos pueden ir al segundo piso —dijo la asistente sonriendo.

Baili Hongzhuang se volvió para ir al segundo piso. Todos las vieron alejarse, comprendiendo de inmediato por qué Baili Hongzhuang había acudido al Gremio de Maestros de Píldoras. El interés apareció repentinamente en sus ojos.

En toda la Ciudad de Agua Celeste, solo tres jóvenes habían asistido al examen de maestro de píldoras: Liu Qinyue, Wei Meidai y, finalmente, Baili Hongzhuang.

Baili Hongzhuang acababa de llegar al segundo piso cuando vio tres palabras en negro que no estaban muy lejos. ¡Sala de examen!

Wei Meidai caminó frente a Baili Hongzhuang. Sus acciones familiares parecían ser cuando ella le dijo a Bailli Hongzhaung que su identidad en el Gremio de Maestros de Píldoras no era normal.

Qué pena, ya que Baili Hongzhuang no estaba interesada en lo más mínimo.

Cuando Baili Hongzhuang y Wei Meidai entraron en la sala del examen, un hombre de mediana edad ya estaba esperándolas.

El hombre llevaba una túnica negra de maestro. Dos estrellas brillantes estaban fijadas en él, lo que representa su estado como un maestro de rango dos de píldoras.

—Profesor Tong. —Wei Meidai sonrió cuando dijo su nombre.

Tong Qingyuan asintió levemente.

—Wei, hoy es tu tercera vez que participas en el examen.

—¡Definitivamente tendré éxito esta vez! —Los ojos de Wei Meidai brillaron intensamente, una luz firme en sus ojos. Esta vez, ella había entrenado muy duro. ¡Estaba segura de que podría pasar!

Al ver la confianza de Wei Meidai, Tong Qingyuan sonrió con afecto.

—¿Tu maestro no ha venido hoy?

—El Maestro dijo que vendría un poco más tarde.

La mirada de Tong Qingyuan se posó en Baili Hongzhuang

—¿Esta niña también ha venido a tomar el examen de maestro de píldoras de primer grado?

—No. —Baili Hongzhuang negó con la cabeza.

Wei Meidai la miró, sorprendida. Ella había escuchado claramente al asistente decir que Baili Hongzhuang también estaba tomando el examen de maestro de píldoras.

Wei Meidai se quedó sin habla, ¿podría haber cometido un error? En ese caso, ¿por qué vino aquí a la sala del examen?

Tong Qingyuan también estaba confundido. Realmente no sabía por qué venía esta chica aquí entonces.

Pero las siguientes palabras de Baili Hongzhuang hicieron que Tong Qingyuan y Wei Meidai se quedaran atónitos.

—Vine aquí para tomar el examen de píldoras de segundo grado.

El rostro amable de Wei Meidai no pudo evitar asombrarse. Baili Hongzhuang parecía tener solo 15 o 16 años, pero ella dijo que realmente quería rendir el examen de maestro de píldoras de rango dos.

Wei Meidai se quedó atónita por un momento más antes de estallar en carcajadas.

—Jaja, ¡qué broma! ¿De verdad crees que puedes tomar el examen de píldoras de segundo grado?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.