Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 328

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Tong Qingyuan y Huan Chuyou no dijeron nada cuando vieron a Gu Cangyun y Wei Meidai irse.

—¿Puedo continuar y tomar el examen de píldoras de segundo grado? —Baili Hongzhuang habló lentamente. Como ya había llegado, era mejor hacerlo todo ahora para evitar problemas más tarde.

La cara de Tong Qingyuan cambió aún más, cuando escuchó la solicitud de Baili Hongzhuang.

En sus ojos, Baili Hongzhuang a su edad pasando el examen de maestro de píldoras de primer grado, ya era increíble. Pero no esperaba que incluso quisiera tomar el examen de maestro de píldoras de segundo grado también.

Después de ver a Gu Cangyun perder toda su cara, sabía claramente que Baili Hongzhuang no era una persona que hablaba sin pensar.

Como ella lo dijo, definitivamente tenía la confianza para aprobar el examen.

Hasta ahora, siempre había pensado que Liu Qinyue era la única genio de las píldoras, pero ahora veía que ella también lo era.

Además, Baili Hongzhuang también era muy competente en medicina. Comparando las dos, el talento de Baili Hongzhuang realmente podría ser descrito como “monstruoso”.

Huan Chuyou en realidad no estaba tan sorprendido. Baili Hongzhuang no podía compararse con otros, así que cualquier cosa milagrosa que viera de ella ya no era tan extraña.

—Señorita Baili, no puede tomar el examen de píldoras de segundo grado ahora. —respondió Tong Qingyuan.

Al oír eso, Baili Hongzhuang levantó una ceja, con un indicio de duda en sus ojos claros.

—¿Por qué?

—Primero, debemos conferirle el rango de un maestro de píldoras de primer grado e informar su estado al gremio de maestros de píldoras. Puede realizar el examen de píldoras de segundo grado después de recibir la bata de maestro de píldoras de primer grado.

Baili Hongzhuang entendió.

—Así que es así.

Tong Qingyuan sonrió levemente.

—La velocidad más rápida sería alrededor de una semana antes de que puedas tomar el examen de píldoras de segundo grado.

Después de todo, no todos son como la señorita Baili, que puede hacer dos exámenes el mismo día.

Su voz honesta tenía un suspiro. Tong Qingyuan había permanecido en el Gremio de Maestros de Píldoras durante mucho tiempo. Ir directamente al examen de píldoras de segundo grado justo después de aprobar el primero, era algo que probablemente solo Baili Hongzhuang podría hacer.

Sepa que después de que otros maestros de píldoras aprobaron el examen de primer grado, el número de años que los separaron del segundo examen fue innumerable.

Incluso si era Liu Qinyue, también tenía que entrenar mucho tiempo antes de pasar el examen de segundo grado.

—Lo entiendo. —Baili Hongzhuang asintió suavemente—. Regresaré para tomar el examen de píldoras de segundo grado después.

Bajo la dirección de Tong Qingyuan, Baili Hongzhuang dejó su información de contacto antes de abandonar el Gremio de Maestros de Píldoras.

Después de que se hicieran las vestiduras principales, el Gremio de Maestros de Píldoras se las entregaría a Baili Hongzhuang.

En cuanto al examen de píldoras de segundo grado, ella no tenía prisa.

Mientras ella verificara su identidad como maestra de píldoras, nadie puede dudar de la autenticidad de las píldoras de apertura del canal en su mano.

La razón por la que vino al Gremio de Maestros de Píldoras fue para que la subasta de las tres Píldoras de Apertura del Canal pudiera continuar sin problemas.

Después de que Baili Hongzhuang se fue, Tong Qingyuan se giró para mirar a Huan Chuyou.

—Viejo Huan, esa chica Baili en realidad no es un simple personaje, ah.

Huan Chuyou sonrió levemente.

—Los movimientos de Baili Hongzhuang tienen el aire de un maestro. Su fondo debe ser notable.

—Entonces… ¿deberíamos investigarlo?

Huan Chuyou levantó su mano derecha, impidiendo que Tong Qingyuan continuara.

—Sea cual sea su origen, no están en conflicto con nosotros, así que ¿por qué necesitamos investigarlos? Si los ofende, me temo que las ganancias no compensan las pérdidas.

Tong Qingyuan asintió y dijo:

—Entiendo.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.