Matrimonio Oculto – Capítulo 118: Encuentro entre Exnovios

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Ning Xi era muy perezosa para tipear, así que le envió un mensaje de voz.

«Señor Lu, tengo una cena con el personal esta noche. ¿Podría molestarlo para que le diga al Pequeño Tesoro que no me espere para comer?»

Lu Tingxiao le respondió en un instante, también con un mensaje de voz. Ning Xi lo seleccionó para escucharlo, y la voz del hombre, fría pero amable, sonó.

«Muy bien. Diviértete.»

—Xiao Xi… —Jiang Muye llamó su nombre de manera siniestra.

—¿Qué?

—¡No solo eres ciega, también eres sorda! ¡¿No crees que el tono que usó mi tío para hablar es algo extraño?

—Jiang Muye, ¿quieres que te golpee?

Jiang Muye decidió no volver a decir nada más.

Hehe, Ning Xi, sólo espera. Esta noche, definitivamente conseguiré evidencia concluyente para que me creas. ¡Será. Mejor. Que. Lo. Esperes!

♦ ♦ ♦

En el Hotel Gran Perla.

Casi todo el personal se había reunido para esta cena. Incluso Ning Xueluo y los otros actores que no tuvieron escenas ese día se apresuraron a llegar.

Todos saludaron a Jiang Muye con entusiasmo, la atmósfera del cuarto privado de fiestas era muy cálida.

Después de tres rondas de bebidas, Amy tomó su vaso de repente y se levantó.

—Ning Xi, la última vez te malentendí. Te dedico este brindis, tómalo como mis disculpas y mi agradecimiento hacia ti.

—Señorita Amy, es demasiado amable. —Ning Xi le regresó el brindis tomándose el vino restante en su vaso.

Todos celebraron de acuerdo, a continuación, otros brindaron por Ning Xi. Ella no rechazó ninguno, todos bebieron para terminar con los resentimientos.

Viendo a Ning Xi llevarse tan bien con el personal, Ning Xueluo puso una sonrisa agradecida.

—¡Les dije que mi compañera no era ese tipo de persona!

Mientras la cena llegaba a su final, una figura delgada golpeó la puerta y caminó dentro.

—¡Ah, joven maestro Su!

—¡El joven maestro está aquí!

—Hermano Yan, ¿por qué estás aquí? —Viendo al recién llegado, Ning Xueluo le dio la bienvenida con una expresión de sorpresa y alegría.

En una esquina, el borracho Jiang Muye se despertó de inmediato. Su mirada era como una antorcha al observar al hombre vestido con un traje blanco en la puerta que desprendía un aura refinada.

¡Su Yan! ¿Ese era Su Yan? ¿El único hombre que Ning Xi había amado?

Como un novio perfecto, Su Yan siempre aparecía en las ocasiones que Ning Xueluo más necesitaba de apoyo. En este momento, Ning Xueluo se había colgado de sus brazos mientras él saludaba con una expresión cálida.

—Estaba comiendo con algunos amigos, y escuché de Ning Xueluo que estaban aquí. ¡Ordenen lo que quieran comer, esta cena va por mi cuenta!

Todos comenzaron a gritar al mismo tiempo.

—¡Wow! ¡El joven maestro Su es muy rico!

—Se siente como si estuviéramos aprovechándonos de la amabilidad de la señorita Ning.

En ese momento, un bufido frío sonó desde una esquina.

—Es mi fiesta de bienvenida, ¿por qué tú me estás invitando? ¡Yo pagaré por la cena!

Lo más probable es que fuera porque estaba conociendo a uno de los anteriores novios de Ning Xi, pero una vez que Su Yan apareció, Jiang Muye mostró su hostilidad.

Los hombres siempre eran sensibles a cómo se sentían otros hombres. Su Yan percibió su actitud poco amistosa desde el comienzo, sin embargo, su rostro mostró una sonrisa cálida.

—Ya que es la fiesta del señor Jiang Muye, entonces no deberías ser quien pague.

—¡Es cierto, déjanos invitarte esta ronda! Piensa en esto como la hospitalidad de tus anfitriones —lo apoyó Ning Xueluo.

¡¿Qué hospitalidad?! Nació y creció en la capital, ¿bien? ¿Quién los necesita como anfitriones?

Jiang Muye estaba por usar su borrachera como excusa para lanzar un berrinche, cuando Ning Xi presionó su hombro.

—¿Eres estúpido? Ese tipo tiene más dinero que sentido común, ¿por qué no lo usas? ¡Déjalo pagar! —Le susurró. Cuando Jiang Muye la escuchó, su expresión se volvió más fea.

—Hmph, ¿estás segura de que no lo estás apoyando? ¡Ese es tu exnovio!

Ning Xi levantó una ceja.

—¿No eres mi exnovio también?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.