Matrimonio Oculto – Capítulo 145: Seré tu fan

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


—¿Qué? —Preguntó Ning Xi, inclinando su cabeza.

¿Porque le gustaba era que pensaba que todo lo que hacía era lindo?Lu Tingxiao no pudo resistirse a acariciar su cabeza.

—¿Te gustan los diamantes?

—¿Ah? —Ning Xi no se había esperado que fuera a hacerle una pregunta como esa—. ¿Por qué preguntas?

—Hoy es tu cumpleaños, así que Pequeño Tesoro te preparó un regalo. Creo que es algo relacionado con diamantes. Me preocupaba que no te guste, así que estoy preguntando por su bien —le explicó Lu Tingxiao sin cambiar de expresión.

—Así que es por eso… —Ning Xi se rascó la cabeza al escucharlo—. Um, creo que probablemente no haya una sola mujer a la que no le gusten los diamantes, ¿verdad? Sin embargo, solo es mi cumpleaños. No es bueno que me dé algo tan caro. Ya que es solo un niño, no lo aceptaré. ¡Sería mejor si me hiciera algo él mismo!

—No es algo caro —añadió Lu Tingxiao sin pensarlo—. El diamante que recibiste el otro día en el estudio es mucho más caro. Solo temo que no haya otra joya mejor que esa.

—¡Incluso tú sabes de eso! —Exclamó Ning Xi—. Como esperaba, los rumores viajan cientos de millas… ¡No te compares con ese tipo raro, él está loco!

—¿Es tu novio?

Ning Xi casi se ahogó con su saliva.

—Pfff… ¡¿Cómo podría?! ¿Cómo llegaste a un pensamiento tan aterrador?

—Porque pareces cercana a él… —le explicó Lu Tingxiao con un tono triste. Ning Xi sintió que comenzaba a dolerle la cabeza.

—¡Santo Cielo! ¿Cómo puedo verme cercana? ¿Si le llamo loco quiere decir que somos amigos?

—Lo hace, para mí —asintió él—. Siempre eres muy educada conmigo, y nunca me criticaste antes.

Ning Xi no sabía qué decir. ¿El gran rey demonio era un masoquista secreto? ¿En verdad quería que las personas lo tratasen mal?

—De cualquier forma, ese tipo no tiene nada que ver conmigo. Él… solo está loco, le gusta tirarle diamantes a las personas. Si lo veo de nuevo, definitivamente se lo devolveré —dijo ella con un tono despreocupado. Sin embargo, cuando hablaba de ese hombre, un rasgo de miedo brilló en sus ojos.

—No está contigo ahora, ¿eso quiere decir que tuvieron algo en el pasado? —Preguntó Lu Tingxiao, captando el punto principal con precisión. Ning Xi tosió ligeramente.

—Eso… Supongo que podrías decir que es mi ex… Si un día cuenta… —Por alguna razón, le preocupaba la imagen que Lu Tingxiao tenía de ella, así que le preguntó—: ¿Piensas que es malo que haya salido con muchos hombres antes?

Lu Tingxiao tenía un rostro solemne y respetuoso, y al responder, su tono era grave, como si su pregunta fuera una de gran importancia.

—No, cada persona tiene su modo de vivir, y siempre hay historias detrás de sus acciones. Cualquiera que no conozca toda la verdad no tiene el derecho de colocarse en el terreno moral superior y criticar o castigar a otros.

En ese momento, Ning Xi sintió algo cálido en su cabeza, y le sonrió con gentileza.

—Lu Tingxiao, ¿por qué siento que eres uno de mis mayores fans? No importa lo que diga o haga, siempre sientes que tengo la razón.

—¿Fans? —Lu Tingxiao no parecía saber qué significaba este término.

—Sí, son aquellos que apoyan a sus ídolos por completo, incluso cuando no es razonable —le explicó, él tuvo que pensar un poco antes de responder.

—Hmm, es un término adecuado.

Luciendo como si estuviera suprimiendo su exasperación, ella se quedó en silencio por un tiempo. Después de un rato, dejó escapar un suspiro.

—Lu Tingxiao… sabes…

—¿Qué?

—Eres más aterrador que los afrodisíacos.

Ning Xi tenía una expresión realmente complicada en el rostro, mientras tiraba del collar de la remera.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.