Matrimonio Oculto – Capítulo 77: Quiero llevarlo a casa

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Las preguntas de Jiang Muye la hicieron sentir incómoda.

—¿Y qué si voy a hacer eso? —Frunció el ceño. Él comenzó a caminar irritado, para luego detenerse y mirarla fijamente.

—Ning Xi, ¿vas a renunciar a tu vida? Incluso te atreves a jugar con Lu Tingxiao, ¿no tienes miedo de que te quemarás si juegas con fuego?

—Estoy feliz de arder, ¿cuál es tu problema? —Ning Xi no estaba feliz con el tono de Jiang Muye, así que su actitud tampoco fue la mejor.

—Tú… —Él estaba a punto de irse enfurecido, pero, al final, sólo golpeó el pilar detrás de ella—. Ning Xi, no estoy intentando alarmarte, sino que quiero darte una advertencia amistosa. De otra forma, ni siquiera sabrás cómo moriste cuando llegue el momento. ¿No sabes cómo es Lu Tingxiao? ¿Piensas que está en el mismo nivel que esos chicos ricos con los que solías salir en el pasado?

—¿Piensas que soy idiota? ¡Por supuesto que lo sé! —Ning Xi rodó los ojos.

—Y aunque lo sabes, tú…

—¿Y qué? ¿Qué te importa si estoy durmiendo con Lu Tingxiao?

—Tú… —Jiang Muye se calmó lentamente. En realidad, sabía, en su corazón, que Ning Xi no era tan tonta como para hacer algo como eso, así que suprimió su ira, tomó una respiración profunda, y dijo—: Entonces dime, ¿qué está sucediendo?

Ning Xi también sintió que era demasiado infantil seguir discutiendo, pero la culpa era de este chico que la alteró con su presencia. Ahora mismo estaba al final de su humor, cualquier comentario la haría enfurecer.

—Antes salvé a Pequeño Tesoro —le explicó luego de calmarse. Jiang Muye puso una expresión sorprendida.

—¿Salvaste a Pequeño Tesoro? ¿Qué le pasó?

—Medio mes atrás, Lu Jingli lo llevó a un bar. Para escapar de la multitud ruidosa, él se escondió en un almacén y, por accidente, terminó siendo encerrado por uno de los empleados.

La boca de Jiang Muye tembló.

—¿Llevó a Pequeño Tesoro a un bar? Eso suena como algo que el irresponsable de mi segundo tío haría. ¿Y entonces? ¿Qué tiene que ver contigo?

—Estaba preparándome para una audición de “El Mundo”, pero para evitar que atendiera, Chang Li me encerró en ese almacén —le explicó con simpleza. Jiang Muye la escuchó con cuidado hasta el final.

—Muy bien, ahora lo entiendo. Conociste a Lu Tingxiao porque salvaste a Pequeño Tesoro. El siguiente paso sería que la familia Lu te diera una gran suma de dinero como agradecimiento, y fin del juego. ¡Cada uno debió irse por caminos separados! ¿Por qué sigues en contacto con Lu Tingxiao? ¡Incluso te estás quedando en su casa!

Ning Xi omitió la parte donde Lu Tingxiao se le propuso como recompensa.

—Debido al shock que sufrió Pequeño Tesoro, y como yo lo salvé, ahora depende de mí. Por ello tú tío me pidió que me quedara en la residencia Lu hasta que Pequeño Tesoro se estabilice. Estoy ahí para actuar como un sedante en cualquier momento. ¿Lo entiendes ahora?

Después de escuchar eso, la expresión furiosa de Jiang Muye desapareció lentamente. Sin embargo, todavía tenía algunas quejas.

—¿Estás segura de que eso es todo? Muchas mujeres quieren casarse en la familia Lu, y ahora mismo eres la más cercana a ese objetivo. ¿No tienes ningún pensamiento de rebasar esos límites?

Ning Xi levantó una ceja.

—Si estás hablando de pasar límites, entonces, es cierto que tengo algunos pensamientos sobre Pequeño Tesoro. Él es demasiado lindo, realmente quiero secuestrarlo y llevármelo a casa.

Jiang Muye la miró sin palabras, y se sostuvo la frente.

—De cualquier forma, lo mejor es que no tengas ningún pensamiento impropio. ¡Las familias ricas y poderosas no son como las imaginas!

—¿Y tú sabes cómo me imagino a las familias poderosas? —Ning Xi bufó.

Odiaba más que nadie a las clases altas, todos pretendiendo ser educados mientras usaban una máscara de falsedad…

No le fue sencillo dejar a la familia Ning, ¿así que por qué querría volver a saltar a ese fuego?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *