Matrimonio Oculto – Capítulo 94: Un amor ardiente incontrolable

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Ning Xi estaba usando una técnica llamada “opresión de actuación o presión actoral”.

Esta era una técnica que sólo actores extremadamente experimentados podían realizar. Ellos usaban sus actuaciones para presionar a su compañero mentalmente, haciéndolos actuar de forma anormal, como hacerlos olvidar sus líneas. La presión más intensa podría provocar bloqueos mentales que nunca podrían superar en los que le quedase de vida.

Había muy pocas personas que podían usar esta técnica en el círculo de entretenimiento. Pero más importante aún, era una técnica muy difícil de ver, ya que era difícil determinar si alguien estaba actuando bien o utilizando la “opresión de actuación”. Esta técnica dañaba a otros sin dejar ni un trazo detrás.

—No puedo mostrar todas mis cartas de inmediato —dijo Ning Xi, rodando los ojos.

Para empezar, necesitaba una situación específica para usar este tipo de movimiento. Por ejemplo, la escena de hoy era perfecta para suprimir a Jia Qingqing. Segundo, este movimiento afectaba el progreso de la filmación, así que no podía usarlo a menos que no tuviera otra opción.

Jiang Muye recordó a los miembros del personal infelices y sus labios se curvaron.

—Entonces, estoy muy honrado de ser uno de los pocos en quienes realizaste esta técnica.

En ese entonces, él había sido suprimido por Ning Xi con esta habilidad. Sin embargo, no era una basura como Jia Qingqing, por lo que, eventualmente, logró resistir y superar el movimiento. Sus habilidades de actuación incluso habían mejorado después de eso.

—¿Vamos a comer juntos hoy? Me prometiste que me invitarías. ¡Y el otro día prometiste que jugarías conmigo! —Dijo mirando a sus ojos ardiendo. Y cómo fue su error, sólo pudo suspirar.

—Bien, bien, bien, comeré contigo y jugaremos, ¿de acuerdo? Sólo le mandaré un mensaje a Lu Tingxiao para que esté enterado.

La expresión de Jiang Muye cambió de inmediato al escucharla.

—Sólo estás viviendo con él temporalmente y por Pequeño Tesoro, ¿por qué deberías reportarle cuándo regresarás? ¿Qué tipo de relación tienes con Lu Tingxiao?

—Aunque le envío un mensaje a él, el destinatario es Pequeño Tesoro, ¿de acuerdo?

Ning Xi era demasiado perezosa para preocuparse por él, así que bajó la mirada para enviar un mensaje.

«Cariño, la tía está ocupada esta noche así que volveré muy tarde. Recuerda comer tu cena e ir a dormir. Cuando la tía se libere, te comprará ropas lindas. ¡Te amo! XOXO.»

Jiang Muye miró el mensaje y se sintió tan molesto que sus ojos se volvieron rojos.

—¡¿Por qué eres tan gentil con Pequeño Tesoro?! ¡Nunca fuiste así de amable cuando estuvimos juntos, cada vez que peleábamos me golpeabas!

Ning Xi lo miró de reojo.

—Te merecías esas golpizas. Pequeño Tesoro es muy lindo, ¿realmente estás intentando competir con él?

Los ojos de Jiang Muye se parecían al sol ardiendo.

—¡Ning Xi! ¿Siquiera te gustaba en ese entonces? En realidad, sólo te acercaste a mí para…

—Tonterías, por supuesto que no —dijo Ning XI, sorprendida.

—Tú… Tú, tú… —Jiang Muye la señaló y no pudo hablarle por un tiempo. Ning Xi sostuvo su cara con su brazo y le sonrió.

—¿Entonces? ¿Ahora estás lleno de furia? ¿Todavía quieres que cenemos juntos?

Jiang Muye apretó los dientes.

—¡Vamos a cenar! —Definitivamente, no caería por sus malvados planes.

♦ ♦ ♦

Al mismo tiempo, en la Residencia Lu.

Lu Jingli estaba sentado en el sofá mientras abrazaba una almohada. Si tuviera una cola, estaría moviéndose sin parar.

—Hermano, hermano, hermano, dime, dime, ¿qué sucedió anoche?

Debido a que Ning Xi le había dicho que se buscara una mujer en la mañana, la expresión de Lu Tingxiao seguía siendo sombría. No estaba de humor para satisfacer la curiosidad de Lu Jingli.

—¿Es porque no pudiste controlar el amor ardiente en tu corazón y perdiste el control, y por eso la atacaste en la noche? ¿Y entonces, no fuiste cuidadoso y terminaste despertando a Xiao Xi? ¿Entonces, te atraparon, de modo que pretendiste que eras sonámbulo? —La habilidad de Lu Jingli para comprender los detalles no debía subestimarse.

Lu Tingxiao levantó la mirada y lo miró.

La inteligencia de este tipo se usa por completo en esta clase de cosas, ¿verdad?

Viendo el rostro de su querido hermano, Lu Jingli pudo adivinar lo que había sucedido la noche anterior. Tenía una expresión que decía que acababa de enamorarse de sí mismo.

—¡Santo Cielo! ¡Soy demasiado inteligente! ¡Hermano, ¿verdad que te conozco muy bien?!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *