Matrimonio Oculto – Capítulo 97: Ella es quien terminó conmigo

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Con los tres en su casa, Jiang Muye no tenía nada que hacer. Lu Tingxiao había invitado a un chef de estrella michelin para que hiciera la cena, Lu Jingli trajo dos botellas de un buen vino, y Pequeño Tesoro se llevó a Ning Xi.

Los cinco se sentaron alrededor de la mesa emitiendo una extraña atmósfera.

Por suerte, Lu Jingli estaba presente, por lo que las cosas no se volvieron incómodas. Todos comieron mientras charlaban con tranquilidad.

—Aquí, vamos a darle la bienvenida a nuestra gran estrella. ¡Tú segundo tío te da un brindis!

—¡Muchas gracias!

—Es cierto, no tuve la oportunidad de preguntarte todavía, pero ¿cómo conociste a Xiao Xi? —Preguntó Lu Jingli, con aparente calma, intentando conseguir información por el bien de su hermano.

Al escuchar la pregunta, la expresión de Jiang Muye se ensombreció. No parecía que fuera algo de lo que quisiera hablar, por lo que respondió vagamente.

—Nos conocimos en la universidad en el extranjero, ambos éramos de la misma generación.

Lu Jingli entrecerró los ojos y lo miró de reojo, hablando con un doble significado.

—Creo que no es tan simple, ¿verdad? ¿No me digas que solían salir y la cortaste después de haberla echado a un lado? ¡A excepción de tu madre y tus fans, cualquier mujer a tu lado es una ex-novia!

Ning Xi bufó con risa y le dio un pulgar elevado a Lu Jingli.

—¡El segundo joven maestro, es muy listo!

—¡Hey, parece ser que adivine bien! —La expresión de Lu Jingli estaba llena de orgullo. En verdad no había nada que no pudiera averiguar en este mundo.

—¡Sólo estás correcto en la mitad! —Replicó Jiang Muye, enojado.

—¿Eh? ¿A qué te refieres?

—Es mi ex-novia, pero yo no la corte, y ella es la que me echó a un lado. —Jiang Muye miró fijamente a Ning Xi, que estaba sentada frente a él, con una expresión de abandono en su rostro.

Una luz imperceptible atravesó el rostro de Lu Tingxiao, mientras ayudaba a Ning Xi y a Pequeño Tesoro a cortar su carne.

Incluso Lu Jingli se sorprendió, porque esta era la primera vez que había fallado al adivinar. Golpeó la mesa con sus manos e intentó contener su emoción.

—¿En serio? ¿No estás bromeando? ¡No tiene sentido!

Sin importar cómo había sido Ning Xi en el extranjero, ella no podía hacerle frente a lo absurdo de ese tipo, así que él siempre pensó que fue Jiang Muye quien rompió las cosas entre ambos. No había esperado…

Jiang Muye pinchó la comida en su plato con ira.

—¡Pregúntale si no me crees!

¿Por qué entraron en ese tema repentinamente? Ning Xi estaba llena de desesperación.

—¡Eso fue un accidente!

El deseo ardiente por el chisme en Lu Jingli estaba encendido, y ya no estaba preguntando sólo por su hermano, sino que sentía curiosidad.

—Entonces, ¿qué sucedió? ¡Dímelo rápido! ¡Rápido, rápido, rápido!

Jiang Muye se quedó sin palabras.

Como alguien de la generación más vieja, ¿realmente está bien que te intereses tanto en los chismes de la nueva generación?

Viendo que el humor de Jiang Muye empeoraba, y no queriendo que se viera mal ante sus tíos, Ning XI intervino.

—No fue nada especial. En la universidad muchas chicas estaban enamoradas de él, yo sólo fui una de ellas. Al final, rompimos porque descubrí que no era lo que había imaginado y mi fantasía colapsó.

No parecía haber nada malo con las palabras de Nng Xi, pero Lu Jingli sabía que las cosas no eran tan simples como decían. De otra forma, Jiang Muye no se vería de ese modo.

Tsk, me encargaré de arrastrar al mocoso a otra parte una vez que le de suficiente vino.

Ya que Pequeño Tesoro estaba alrededor, Ning XI no bebería nada. Una vez que terminó de comer, se sentó en la mesa algo aburrida, así que hizo una pregunta.

—Señor Lu, ¿puedo llevarme a Pequeño Tesoro para jugar algunos juegos?

—Adelante —asintió Lu Tingxiao.

A pesar de que el tono que usó parecía normal, daba un sentimiento cálido que no estaba presente cuando se dirigía a otras personas.

El rostro de Jiang Muye se llenó de resentimiento. Esa era su máquina de videojuegos, con la configuración que trajo del extranjero. ¡Ella en verdad se atrevió a pedirle permiso a otro hombre para jugar con otra persona!

¡No lo aceptaría, aunque su oponente tuviera cinco años!

| Índice |

2 comentarios en “Matrimonio Oculto – Capítulo 97: Ella es quien terminó conmigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.