Ningún mundo parece el adecuado – Capítulo 5: Extendiendo su mano un poco para trazar las características del joven

Traducido por Shisai

Editado por Nemoné

Corregido por Shiro


—Mi hijo es lindo, ¿verdad? —Con orgullo, Zhang Guo Qiang se jactó de Shao Qian.

Que las personas pensaran de este modo, como si no existiera nada mejor que sus hijos bajo el inmenso cielo, hacía que otros sintieran comezón en sus manos.

—Lindo —respondió riendo Zhang Zi Xuan al ver la cara roja de Shao Qian.

—Ahora que ha crecido se parece mucho a Song Yun. —Suspiró emocionalmente mientras lo miraba—. En ese momento, si el viejo no hubiese sido tan insistente…

—A-Jian… —Zhang Guo Fu abrió la boca y habló en tono pesado—: No nos recuerdes cosas que ya pasaron.

—Sí, hermano mayor —Zhang Guo Jian se echó a reír—, no lo mencionaré. Ya le he dicho al amo de llaves que prepare una comida, hablemos mientras comemos.

Cuando Zhang Qing vio a todas estas personas atentas de Shao Qian, la ira estalló en su corazón.

Obviamente estoy aquí parada, así que ¿por qué nadie me mira? También soy hija de mi padre, entonces, ¡por qué solo lo miran a él, quien sin duda es inferior a mí! ¿Podría ser porque soy mujer mientras que Zhang Zi Hui es hombre?

—¿Ella es?

Zhang Guo Jian había notado desde hace mucho tiempo a la chica que había permanecido a un lado, ya que había estado mirando continuamente a su alrededor, evaluando su entorno. Este tipo de conducta descortés le desagradaba en demasía.

—Esta es mi hermana mayor, Zhang Qing. —Shao Qian sonrió y continuó—: Hermana mayor, únete a nosotros.

Originalmente, ella tenía la intención de presentarse, pero, al final, Shao Qian le arrebató su oportunidad. Ahora, aún furiosa, lo miró por una fracción de segundo antes de presentar con voz dulce:

—Hola, tercer tío. Soy Zhang Qing, hija de Zhang Guo Qiang.

¿Hermana mayor? 

Zhang Guo Jian miró dubitativo a su segundo hermano. Recordaba claramente que, en ese momento, cuando él trajo a Song Yun, ella solo estaba embarazada del Xiao-Hui.

¿Podría ser que no notamos que se trataba de gemelos?

—Hablaremos de estas cosas más tarde, comamos primero.

¿Cómo podría Zhang Guo Qiang no notar las sospechas de sus hermanos? Solo que no podía decirlo delante de los niños, eso era todo.

Los hermanos Zhang estaban bien coordinados. No obtendrían ningún beneficio si husmeaban en ese asunto, por lo que, después de saludar a Zhang Qing, fueron juntos a la mesa del comedor.

Zhang Zi Xuan había permanecido de pie junto a Shao Qian de principio a fin, y se había dado cuenta de todo. Cuando vio cómo Zhang Qing miró al joven a su lado, la pequeña impresión favorable que había tenido de ella pasó a números negativos en una fracción de segundo. Aunque sabía que podría haber alguna discordia entre los hermanos, no le gustaba que mirara a Xiao-Hui de esa manera. Si ella no fuera la hija de su segundo tío, ya habría hecho que la expulsaran.

Aunque la familia Zhang no tenía muchas reglas al momento de la comida, el orden de los asientos por edad debía respetarse. Fue por eso que cuando Zhang Qing dejó caer su trasero en la silla junto a su padre, las expresiones de los presentes cambiaron. Sin embargo, como era la primera cena familiar que tenían, no era necesario comportarse de manera tan rígida.

Shao Qian, por su parte, se sentó al lado de Zhang Zi Xuan y pasó los ojos por la mesa antes de decidirse finalmente por el plato de alitas de pollo frente a Zhang Guo Qiang.

—Papá, pásame un ala de pollo.

—Muy bien, hijo. —Se levantó de inmediato y colocó un ala de pollo en el tazón de Shao Qian, y cuando lo vio comenzar a roerla, no pudo evitar revelar una sonrisa.

—Xiao-Hui, ¿cómo puedes ser tan desconsiderado? Si no puedes alcanzarlo, entonces, solo come las verduras frente a ti. —Zhang Qing observó la exhibición vergonzosa entre padre e hijo y no pudo evitar reprender a este último.

Sin embargo, en el momento en que dijo estas palabras, hizo que Zhang Guo Fu bajara el plato de alitas de pollo que acababa de recoger en lugar de pasarlo a la siguiente persona.

Los hermanos Zhang habían pensado que, dado que era una cena entre familiares directos, no habría necesidad de reglas, ya que estas estaban hechas principalmente para los forasteros. Además, ¿no sería muy agotador preocuparse por todo? Por tal motivo, los hermanos Zhang percibieron el comportamiento de Zhang Qing como algo que se haría en presencia de extraños, no familiares.

—Padre, dámelas. —Zhang Zi Xuan tomó el plato de manos de Zhang Guo Fu e inmediatamente lo colocó frente a Shao Qian—. Come.

Su jefe la hizo pasar vergüenza, y eso la hizo sentir algo incómoda. Miró a Shao Qian en secreto, bajó la cabeza y comenzó a comer; sin embargo, era la única que hacía ruido en la mesa a pesar de haber suavizado sus movimientos.

Cuando Zhang Guo Qiang vio este espectáculo, su rostro se tornó helado, pero, justo cuando abrió la boca para decir algo al respecto, se encontró con que un pedazo de carne había sido empujado dentro de su boca.

—¡Papá, este estofado de cerdo rojo está muy bueno!

Aunque Shao Qian estaría feliz de ver a Zhang Guo Qiang reprender a la protagonista femenina, ya había pasado suficiente vergüenza por un día.

Si por casualidad se llegara a sentir demasiado presionada y mostrara sus verdaderos colores, ¿no le quitaría lo divertido a los acontecimientos venideros?

Por eso, cuando vio que Zhang Guo Qiang estaba a punto de reprenderla, de inmediato tomó un trozo de cerdo rojo estofado y caminó hasta él, metiéndolo en su boca apenas la abrió.

Obligado a deglutir la carne grasosa, su padre no pudo evitar que el agravio se mostrara en su rostro. Incluso si el estofado estaba delicioso, al punto de derretirse en su boca, esto no la hacía menos grasosa. Desde que era joven, nunca había podido soportar comidas como estas. Pero… como era su hijo quien se la estaba dando, y se parecía tanto a su esposa, se lo comió de mala gana.

—¡En serio te lo comiste! —exclamó con exagerada sorpresa Zhang Guo Jian—. Xiao-Hui, a tu padre le encanta la carne como esa. Date prisa y dale algunas piezas más.

Shao Qian miró a su tercer tío, quien claramente estaba ridiculizando a su padre, y sonrió antes de colocar un pedazo aún más grande de carne grasosa en el plato de este.

—Tercer tío, si a papá le gusta esto, entonces, debe gustarte también.

Cuando Zhang Guo Jian vio el gran trozo de carne grasa en su tazón, su expresión sonriente se puso rígida.

¿A esto se le llama levantar una roca solo para dejarla caer sobre tu propio pie? 

A su segundo hermano no le gustaba la comida grasienta, entonces, ¿qué le hacía pensar que a él sí? Pues no. Más bien, debería decirse que a ninguno de los hermanos Zhang les gustaba este tipo de comida. En ese momento, Zhang Guo Jian, a quien habían dejado en ridículo, comenzó a considerar reducir los gastos de comida.

Fue así como terminó la cena familiar. Por el color del cielo, no podía considerarse temprano. Por lo tanto, el amo de llaves llevó a Shao Qian junto con Zhang Qing a las habitaciones que habían preparado para ellos. Zhang Guo Qiang tenía su propia habitación en la residencia, e incluso no habiendo regresado por más de una década, esta se encontraba completamente limpia.

El amo de llaves primero llevó a Zhang Qing al segundo piso, quien observó cómo su hermano era guiado al tercer piso, y cerró la puerta. La emoción rebosaba de su rostro mientras acariciaba todo lo que se encontraba en el interior. Cuando vio la cama estilo princesa, que era lo suficientemente grande como para acomodar a unas pocas personas durmiendo juntas, de inmediato se arrojó sobre ella. No conforme con eso, después de rodar sobre la cama por un rato, pegó sus mejillas sobre las exquisitas sábanas de seda, suaves y de alta calidad. Era como si estuviera en las nubes, y las comisuras de sus labios no pudieron evitar levantarse.

Como era de esperar, el destino de una princesa le pertenecía desde el día en que nació.

De ahora en adelante, ¿habrá alguien que se atreva a menospreciarme? Aquellos estudiantes con algo de dinero definitivamente no se esperan que me convierta en la pequeña princesa de la familia Zhang de la noche a la mañana. ¿Quizás debería ir a la próxima reunión de compañeros de clase? 

En medio de disfrutar de sus fantasías, Zhang Qing se durmió acostada en la cama.

Entretanto, después de que Shao Qian le agradeció al amo de llaves, cerró la puerta y, tomando un baño rápido, se puso el pijama y de inmediato se fue a dormir. Había sido atormentado durante la mayor parte de la noche, estaba muy cansado, por lo tanto, ni siquiera habían pasado unos minutos cuando había dejado escapar un suave ronquido.

Mucho tiempo no había transcurrido, cuando alguien abrió la puerta de su habitación. Un hombre de estatura alta cerró la puerta con suavidad detrás de él antes de acercarse a la cama y, usando la débil luz de una lámpara, miró al joven que yacía en la cama. A continuación, extendió un poco su mano derecha y tocó los rasgos del joven, hundiendo directamente la ubicación de sus hoyuelos.

Quizás terminó empleando demasiada fuerza, porque el joven acostado en la cama emitió un leve sonido. Debido a esto, el hombre le dio unas palmaditas en la espalda para hacerlo sentir más cómodo.

En efecto, después de acariciarlo con suavidad por un tiempo, su respiración gradualmente se hizo más profunda. Entonces, el hombre acarició el cabello del joven y luego bajó la cabeza hasta plantarle un gentil beso en la frente..

| Índice |

Un comentario en “Ningún mundo parece el adecuado – Capítulo 5: Extendiendo su mano un poco para trazar las características del joven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.