No quiero ser amada – Capítulo 38: Un futuro mucho peor

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—Dimi, tío, se está haciendo tarde. Descansemos por ahora y hablemos de nuevo mañana con la mente clara.

Rihannan los envió fuera del estudio, frotándose la frente en el proceso. Si ella dejara sus heridas intactas, se formaría una cicatriz irreparable.

Luego salió de la sala de estudio y vio a Mary afuera en espera. Sus profundos ojos marrones estaban llenos de lágrimas, y corrió directamente hacia Rihannan.

—Oh, señorita… —sollozó Mary.

Rihannan sonrió amargamente.

—¿Escuchaste todo?

Mary se secó las lágrimas y asintió.

—Sí, lo escuché cuando la puerta se abrió antes. Señorita, ¿es verdad? ¿Tendrá que ir a Arundell en lugar de a la princesa…?

Rihannan no pudo responder la pregunta de Mary. Ella no sabía. Hasta hace unos momentos, se había preocupado por Helena sin cesar, pero ahora, todo había cambiado. Ahora necesitaba preocuparse por ella misma.

—El tío dijo que encontraría la manera. No te preocupes demasiado, Mary. Ahora estoy cansada y quiero descansar. Tú también deberías.

Mary, aún llorando, asintió.

—Sí, señorita. La llevaré a su habitación.

Mary llevó a Rihannan a su cuarto y le dio la medicina que tomaba regularmente. Todavía llena de preocupaciones, se quedó al lado de su señorita hasta que se durmió, y luego se fue. Pero… Rihannan tuvo problemas para dormir. Durante toda la noche, ella siguió dando vueltas y vueltas hasta que finalmente, se echó de lado completamente despierta reflexionando sobre lo que sucedió temprano en el día.

Ella pensó lo difícil que era para su tío rechazar la orden del rey y del príncipe heredero. La desobediencia a la realeza en este país era en sí un crimen atroz. Si decidiera esconder a Rihannan y negarse a entregarles a su sobrina, Dimitri y él serían ejecutados por traición. Ese era el peor resultado.

Por lo tanto, Rihannan necesitaba ir por su propia voluntad para minimizar el daño. Su familia estaría a salvo de daños.

Pero… había una cosa que ella no entendía. Igor. ¿Por qué utilizó una vaga expresión, pidiendo casarse con una mujer real de Crichton como se indicaba por escrito en los documentos…? Rihannan no tenía idea. Al escribir un documento, el esquema y el principio debían ser precisos y los errores corregidos para evitar malas interpretaciones. Pero quizás no podía darse el lujo de ser preciso teniendo en cuenta la situación actual.

Igor…

Rihannan recordó esos fríos ojos violetas y sintió un repentino escalofrío por un momento. Tal vez… tal vez no podría evitar volver a Arundell. Su destino podría resultar peor…

En el pasado, se convirtió en reina porque era una noble de Arundell y la cercana ayudante de la reina, quien tenía un gran poder en ese momento. Había una cierta base para eso. Y la reina la adoraba, le mostraba afecto.

Pero esta vez, ese no era el caso. La reina era un tigre sin dientes que había perdido su poder y su trono hace mucho tiempo. Esta vez, nadie estaría a su lado. Era como dijo Dimitri. Caminaba sobre un hielo delgado y cualquier error podría costarle la vida.

Los pensamientos de Rihannan la estrangularon y ella se hundió impotente en una profunda sensación de abismo. Si este fuera el caso, ¿por qué murió y regresó al pasado? Si ella tendría un futuro mucho peor que el pasado, ¿qué sentido tenía…?

Rihannan recordó las palabras de Helena, quien derramó lágrimas sollozos.

No quiero ir a Arundell como rehén… —dijo.

Ahora, ya debería saber que irá en su nombre. Rihannan se preguntó qué estaría pensando. ¿Estaría enfadada? ¿Trastornada?

—Iré a verla a primera hora de la mañana.

Rihannan no podía confiar en que su tío cargara todo solo. Aunque no estaba segura de dónde se encontraba la princesa, si incluso sentía un poco de culpa, tal vez pudiera ayudarla. Quizás hubiera otro camino… otro camino.

Retirando las mantas, Rihannan se relajó y se ahogó en el sueño.

Un rato después, se escucharon pasos, lentos y constantes, que perturbaron a Rihannan por su sueño.

Abrió los ojos, horrorizada al descubrir una figura oscura de pie junto a su cama.

| Índice |

4 thoughts on “No quiero ser amada – Capítulo 38: Un futuro mucho peor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *