Prevenir un Harem – Capítulo 61: Baobao no es un reemplazo

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


El día de la fiesta de cumpleaños, Si Youqian fue muy diligente, corrió para ayudar a arreglar el salón y también ayudó a preparar el pastel de cumpleaños. Actuaba como un padre amoroso que estaba perfectamente feliz de estar ocupado con su hijo. Zhong Min todavía le hablaba de los niños como de costumbre, pero ella nunca volvió a mirarlo a los ojos. Cada vez que él venía, ella se alejaba o se excusaba para hacer otra cosa. Si Youqian no encontró nada malo en su comportamiento, continuó ocupado felizmente.

Si Yue apartó la mirada del periódico que estaba leyendo, lo dejó y le dio unas palmaditas a Ye Zhizhou, que estaba a su lado.

—No te preocupes —Ye Zhizhou ni siquiera levantó la cabeza de su teléfono. Estaba comiendo una paleta, por lo que su discurso fue un poco amortiguado—. Todavía es temprano, sólo las nueve, y le dije a Wei Sihan que viniera a las diez.

Si Yue miró la pantalla de su teléfono móvil y vio que en realidad estaba jugando a Gluttonous Snakes. No pudo evitar quedarse sin palabras. Simplemente ya no lo molestaba. Se levantó y saludó a Xing Guan que acababa de entrar.

Después de tener más de una semana para calmarse, la condición mental de Xing Guan ha mejorado mucho, pero su estado de ánimo todavía es algo notable. Cuando vio a Si Yue, su rostro se puso sombrío.

—Contrólate. —Si Yue se volvió de lado para bloquear la vista de Si Youqian, lo llevó al sofá y le arrojó una tableta—. Juega solo, y si no sabes qué jugar, puedes preguntarle a Xiao Bao.

Xing Guan ahora sabe a quién se refiere con Xiao Bao y se volvió menos deprimido y sombrío. Al mirar a Ye Zhizhou a su lado, se sintió un poco incómodo. Ye Zhizhou acaba de pasar el último nivel del juego que estaba jugando, miró hacia arriba, lo vio sentado a su lado y le palmeó el hombro con entusiasmo.

—Momento perfecto, conectemos para jugar ese juego de carreras juntos. No puedo pasar una ronda determinada.

El estado de ánimo anterior se disipó de repente por su actitud relajada. Xing Guan relajó su cuerpo tenso, mostrando una sonrisa en su rostro y asintió con la cabeza.

—En, definitivamente te ayudaré a pasar esa ronda. —No importa quién sea la otra persona, sus recuerdos de crecer juntos desde la infancia no son falsos y aún pueden ser buenos amigos en el futuro.

Cuando Zhong Min salió a darles frutas, vio a los dos niños apretarse frente al televisor para jugar. No pudo evitar sonreír. Ella se estaba preparando para burlarse de ellos cuando Si Youqian se acercó, y no dijo nada bueno en el momento en que abrió la boca.

—Mira a Xiao Han así, sólo sabe cómo jugar todo el día y no sé cuándo será más obediente.

—Creo que está bien así. —La sonrisa en el rostro de Zhong Min se desvaneció, se volvió para ir a buscar la caja de pañuelos en el armario—. Todos los hijos que crié tienen buen carácter y nunca hacen nada en contra de su conciencia. Estoy muy contenta de que sean como yo.

Si Youqian la miró desconcertado.

—¿Qué te pasó hoy? Has estado fría y distante, ¿estás cansada? Pero cuando dijiste que son como tú, no estoy de acuerdo. Xiao Yue obviamente es más como yo, pero Xiao Han de alguna manera creció así. No como tú o como yo. Casi sospecho que encontré al niño equivocado ese año…

Zhong Min golpeó la caja de pañuelos en su mano y se volvió para mirarlo con frialdad.

—¡Si Youqian! ¿Crees que yo, Zhong Min, seré lo suficientemente estúpida como para reconocer a un bastardo que no está relacionado conmigo como mi hijo?

Las dos palabras de hijo bastardo tocaron directamente los nervios de Si Yougan. Su rostro se hundió y gritó.

—¿¡De qué estás hablando!? ¡Cómo puedes decir eso de tu hijo!

—¡Claramente estaba hablando del hijo bastardo! —Replicó Zhong Min. Rápidamente se obligó a calmarse, se arregló el cabello y recuperó su habitual aspecto amable y gentil—. La fiesta de cumpleaños de nuestro hijo debería ser una ocasión feliz, así que no hagas un escándalo. Ve y pon la mesa, yo iré a saludar a los invitados.

Si Youqian, quien rara vez era tratado por la otra parte con este tono autoritario, frunció el ceño ligeramente y su ira aumentó.

—¿Qué invitados necesitas saludar? ¿No acabamos de invitar a algunos de los compañeros de clase y de cuarto de Xiao Han hoy?

—Por supuesto que es un invitado muy importante. —Zhong Min ya no lo miró, caminó directamente hacia la puerta principal.

Si Youqian la vio irse, con el corazón lleno de ira. Él juró—: ¡Qué mal genio!

Zhong Min abrió la puerta y Fang Shuhe se quedó ahí con un regalo, la sonrisa en su rostro era delgada y educada.

Zhong Min miró cuidadosamente su color de piel cetrino y sus lentes anticuados, y sonrió con entusiasmo.

—Shuhe siempre llega a tiempo, entra rápido. Me gustó la máscara que me trajiste la última vez. Eres tan considerado.

—Siempre que a la señora le guste. —Fang Shuhe mantuvo su voz profesional y cortésmente entró a la casa.

Si Youqian salió de la cocina con algunos platos y arrugó la frente cuando vio a Fang Shuhe. Los ojos de los dos se encontraron brevemente, luego miraron hacia otro lado, fingiendo que se acababan de ver. Se saludaron cortésmente. No parecía haber nada malo en su comportamiento.

Pero las otras personas en la habitación que los observaban en silencio actuar, interiormente sus ojos casi se pusieron en blanco. Ye Zhizhou temía que las emociones de Zhong Min se salieran de control. Había estado usando su poder espiritual para rodearla y mantenerla calmada. Pero parece que estaba muy tranquila y concentrada, y su respiración no se vio afectada en absoluto.

Esta emoción camuflada es… ¿Se oscureció su corazón?

A las diez en punto, finalmente apareció Wei Sihan. Sostenía una pelota de baloncesto en la mano, su sombrero estaba al revés y vestía una camiseta naranja con capucha. La sonrisa en su rostro era sincera y alegre.

—Había un atasco en la carretera, así que llegué tarde. No soy el último en venir, ¿verdad?

Ye Zhizhou rápidamente reprimió las emociones de Xing Guan que habían comenzado a agitarse nuevamente. Él sonrió y le dio la bienvenida.

—No, todavía hay algunas personas que aún no han llegado. Llegaste justo a tiempo, mi madre acaba de hacer un poco de jugo.

—Entonces tuve suerte, me gusta beber jugo. —Wei Sihan se secó el sudor de la frente, luego sonrió y saludó a todos en la sala, luciendo muy educado y de buen comportamiento.

Durante sus saludos, Si Yue actuó con indiferencia, Xing Guan ni siquiera se dio la vuelta y estaba completamente concentrado en presionar locamente su control de juego. Fang Shuhe parecía como si se estuviera encontrando con un extraño y solo asintió con la cabeza como respuesta. Si Youqian tenía una mirada perdida en blanco, como si la apariencia de Wei Sihan le hubiera hecho recordar algo.

¿Cómo actuaron el padre y el hijo de la misma manera al montar un espectáculo? Ye Zhizhou tuvo que resistir la tentación de vomitar y dispuso que Wei Sihan se sentara junto a Fang Shuhe.

—Tú siéntate primero, voy a ayudar a mi madre a sacar el jugo y volveré más tarde.

Wei Sihan asintió rápidamente, pero su corazón estaba acelerado, y no pudo evitar mirar a Si Youqian que estaba sentado frente a él. Si Youqian frunció el ceño y evitó su vista, y luego miró a Fang Shuhe. Fang Shuhe entendió y pellizcó silenciosamente el muslo de Wei Sihan para que se contuviera. Por dentro estaba muy satisfecha con la forma en que Ye Zhizhou había dispuesto sus asientos.

En la cocina, Zhong Min estaba poniendo el jugo en tazas y colocándolo en la bandeja. Cuando entró Ye Zhizhou, preguntó—: ¿Están todos aquí?

—Sí. —Ye Zhizhou dio un paso adelante para ayudarla a recoger la bandeja, dudó un momento y dijo—: Tía, debes estar preparada mentalmente, el hijo ilegítimo… Está vestido como Xiao Han.

Zhong Min se detuvo en medio de recoger las pajitas. Ella respiró hondo y luego le sonrió.

—Está bien, hoy… no dejarán salir a nadie.

En la sala de estar, Si Youqian y Fang Shuhe fingieron charlar sobre asuntos oficiales. Wei Sihan actuó como un compañero de clase y un extraño. De vez en cuando, respondía a las preguntas de Si Youqian. Xing Guan finalmente soltó el controlador del juego y se sentó junto a Si Yue con los brazos cruzados. La cara de los dos es fría como si estuvieran frente al rey Yama, pero la imagen que hacen es un poco hermosa…

Ye Zhizhou sonrió y apartó la mirada de ellos. Siguió a Zhong Min mientras se dirigían al sofá donde estaba sentado Wei Sihan. Cuando se acercaron lo suficiente para ver el rostro de Wei Sihan, Zhong Min se detuvo. Sus manos perdieron el agarre de la bandeja y los bocadillos y las tazas de jugos cayeron al suelo con estrépito.

Si Youqian dejó de hablar, y el cuerpo de Fang Shuhe se puso tenso y luego inclinó la cabeza para ver qué había sucedido. Wei Sihan rápidamente puso una mirada de preocupación en su rostro y preguntó—: Tía, ¿estás bien? ¿Te lastimaste la mano?

Zhong Min habló de repente.

—Xiao Han…

La expresión de Si Youqian tembló, la respiración de Fang Shuhe se volvió más suave y los ojos de Wei Sihan parpadearon de alegría, y su rostro mostró un rastro de duda en el momento adecuado.

—¿Cómo sabes que mi nombre es Xiao Han, te lo dijo Xiao Si? Casualmente, mi nombre es casi el mismo que el de Xiao Si. Cuando estábamos en los dormitorios, nos llevó mucho tiempo decidir cómo llamarnos a los dos.

Si Youqian intervino en un momento oportuno y preguntó ansiosamente.

—¿Tu nombre es Xiao Han? ¿Cómo escribes eso Han? ¿Cuál es su nombre completo?

—Está escrito con el Han de frigid, y mi nombre completo es Wei Sihan, pero el apellido Wei fue agregado después de que fui adoptado. Es el apellido de mi padre adoptivo y mi información de registro en el orfanato es Si Han.

—¿Orfanato? ¿Eres huérfano? ¿Cómo fue a un orfanato y qué edad tenía cuando fue adoptado?

—Debido a que no tengo recuerdos antes de los cinco años, realmente no recuerdo cómo fui al orfanato… pero fui adoptado dos veces. La primera vez fue cuando tenía cinco años, y la segunda vez fue cuando tenía siete, casi ocho.

Los dos se repitieron preguntando y respondiendo por su cuenta y la expresión de Si Youqian se volvió cada vez más emocionada, y su respiración se aceleró. Se puso de pie y caminó hacia adelante como si quisiera ver más de cerca la apariencia de Wei Sihan. Pero volvió a mirar a Zhong Min y se detuvo, hablando con entusiasmo.

—Xiao Min, Xiao Han, es nuestro pequeño…

—¿Por qué están tan emocionados ustedes dos? —Zhong Min lo interrumpió fríamente, tomando un vaso de jugo de la bandeja que sostenía Ye Zhizhou—. Estaba hablando con Xiao Han para que me entregara el jugo. Este compañero de clase, ¿tu maestro nunca te enseñó que cuando vas a la casa de otra persona, no respondes lo que te preguntan?

Las expresiones de Si Youqian y Wei Sihan cayeron.

—Y también… —Zhong Min dio un paso adelante y le entregó el jugo a Fang Shuhe. Fang Shuhe sintió que algo andaba mal, pero no se atrevió a mostrarlo. Rápidamente alcanzó el jugo, pero no esperaba que la mano de Zhong Min se apartara. Ella estaba perpleja y luego la salpicaron con jugo.

—Tus profesores nunca te enseñaron eso, ¿tu madre tampoco te enseñó eso? —Dejando la taza de jugo en la bandeja, Zhong Min tomó otra taza y se volvió hacia Fang Shuhe mientras sonreía y decía—. Lo siento, se me resbaló la mano.

La pregunta de Fang Shuhe se retuvo en su garganta. Había algo de sospecha en sus ojos. No podía decir si su frase anterior no fue intencional o si sabía algo y lo había dicho a propósito.

—Ah, tía, tú… —Wei Sihan estaba asustado por el brillo asesino en los ojos de Zhong Min, e inconscientemente se movió hacia Fang Shuhe.

Si Youqian finalmente regresó a sí mismo y se enojó.

—¡Zhong Min! ¡Cómo tratas a los invitados! ¿Cómo puedes echarle jugo a tus invitados?

La respuesta que le dio Zhong Min fue una taza de jugo sobre su cabeza y una sonora bofetada.

—Si Youqian, en ese entonces, usé el dinero para convertirte en el jefe que eres hoy. ¡Puedo hacerte salir de esta casa sin un centavo y quedarte en la cárcel! ¡Te aconsejo que no pierdas el tiempo!

Si Youqian se sorprendió por su arrebato, y después de que lo sacó de su conmoción, se puso furioso.

—¡¿Qué quieres decir?!

—¡Significa que quiero divorciarme de ti! —Zhong Min no temió su ira, y agitó su mano levemente hacia Si Yue que ya estaba de pie—. Xiao Yue, sujétalo.

Escuchó sus palabras y lo presionó contra el sofá mientras sostenía sus manos.

—¿Qué estás haciendo? ¡Yo soy tu padre!

Si Yue lo miró con rostro frío y negó con la cabeza.

—No, dejaste de ser mi padre desde el día en que mataste a Xiao Han…

La reprimenda de Si Youqian se detuvo rápidamente y sus ojos se abrieron. Sin pensarlo, miró a Fang Shuhe, pero vio que los ojos del otro lado también estaban llenos de incredulidad, y no pudo evitar la sensación de hundimiento en su corazón.

Zhong Min se adelantó y giró la cabeza para mirarla. Ella levantó la mano y le ayudó con delicadeza a quitarse una mancha de fruta de la cara. Su voz era suave.

—Youqian, quieres dinero, puedo entender eso, pero ¿por qué necesitas lastimar a mi Xiao Han? Solo tenía cinco años y también tenía tu sangre en su cuerpo. ¿Su cuerpo todavía estaba caliente cuando lo enterraste en las profundidades del pozo del árbol? ¿Tenía los ojos bien abiertos, llamando a papá en silencio?

Si Youqian no pudo evitar sacudir la cabeza y tratar de abrazarla como de costumbre.

—Xiao Min, ¿aumentó la recaída de tu enfermedad? No tengas miedo, te acompañaré para el tratamiento. Xiao Yue, déjame ir rápido, tu madre está enferma y necesita ir al hospital.

Con un sonido fuerte, la cabeza de Si Youqian fue azotada hacia un lado por una bofetada.

—Esta bofetada es por Xiao Han. —Zhong Min le estrechó la mano y luego le dio un revés de nuevo—. Esta bofetada es por Xiao Ke. —Luego lo abofeteó de nuevo—. Esta es por Xiao Bao que fue usado por ti.

Mientras Si Youqian fue abofeteado tontamente, Fang Shuhe no pudo evitar querer irse, pero fue presionada directamente por el poder espiritual de Ye Zhizhou. En cuanto a Wei Sihan, que había quedado atónito, Xing Guan lo ha acorralado en el sofá. Estaba tan asustado que ni siquiera se atrevió a tirarse un pedo.

Después de las dos fuertes bofetadas que se escucharon con estruendo, la mano de Zhong Min quedó roja e hinchada, y temblaba ligeramente.

—¡Esos eran los dos que quedaban, uno para el padre de Xiao Bao y otro por mí! Si Youqian, yo, Zhong Min, estaba ciega por haberte elegido en ese entonces, y ahora sólo puedo culparme por ser ingenua, ¡pero Xiao Bao y sus padres eran inocentes! ¡Xiao Han era inocente! ¡Tú causaste la muerte de mi familia, así que quiero que tu familia nunca descanse!

La cara de Si Youqian estaba hinchada y roja, y probablemente estaba enojado. Respiró unas cuantas veces y finalmente dijo—: ¡No entiendo de qué estás hablando! Xiao Yue, ¡¿por qué no me dejas ir?! ¡Yo soy tu padre! ¡Suéltame!

Zhong Min no quería mirar a este hombre que todavía negaba la verdad, y se volvió para mirar a Fang Shuhe, que estaba en pánico.

—Yo, yo no soy…

—¿No eres qué? —Zhong Min extendió la mano y se secó la cara, y luego se frotó la ropa para limpiarse los cosméticos de sus dedos—. ¿No eres la amante? ¿No planeaste el secuestro de ese año? ¿No mataste a mi hijo, no pretendías usar a tu hijo bastardo para hacerlo pasar por él?

Fang Shuhe apretó su mano y quiso hacer una refutación aguda, pero sintió un dolor agudo en su cerebro en el momento en que trató de decir algo y no se atrevió a hablar.

—Y usted. —Zhong Min se levantó y miró a Wei Sihan en la esquina del sofá. Ella miró de arriba abajo y se burló—. Siempre me han gustado mucho los niños, pero tú eres tan… Desafortunadamente para tu padre adoptivo, si supiera que eres un lobo de ojos blancos, no sé lo triste que estaría.

Los observó uno por uno, tomó el control remoto de la mesa de café y habló lentamente.

—La policía debería estar en camino. Hasta que lleguen, les daré algunas cosas maravillosas para que vean. —Miró a Si Yue y a los demás—. Después de atarlos, sube las escaleras para que no te ensucien los ojos.

Probablemente adivinando lo que quiere poner, Ye Zhizhou y Si Yue se levantaron rápidamente, primero atando al Si Youqian que gritaba y luego atando las manos de Fang Shuhe. Se acercaron y arrastraron al inocente Xing Guan a un lado, ataron a Wei Sihan y llevaron a Xing Guan arriba.

El dispositivo de sombreado que debería haberse usado mientras soplaban las velas ahora estaba siendo usado. La habitación se oscureció. Zhong Min empujó el pastel hacia afuera, puso cinco velas, luego se sentó al lado del pastel y abrió el proyector.

La canción de feliz cumpleaños se cantó en un tono animado. Después de la canción, la imagen cambió bruscamente y se convirtió en una barra llena de luz, y una figura familiar apareció en la imagen.

El rostro de Wei Sihan se puso pálido y su corazón entró en pánico. ¿No es así, no fue ese el día que fue a buscar hombres?

Zhong Min dejó el control remoto, tomó el cuchillo de plástico usado para cortar el pastel y lo agitó.

—Esto fue después de que dejaras el complejo. Le pedí a alguien que filmara esto para su buen hijo, fue realmente asombroso. Más adelante habrá algunas imágenes de unos días antes. No se preocupen, no dejaré que se pierdan ni un segundo de esto.

Si Youqian y Fang Shuhe se miraron y sus emociones fueron ligeramente reprimidas por las dudas. No entendieron lo que estaba tratando de hacer.

El video cambió rápidamente de beber alcohol a una escena de dos hombres frotándose íntimamente entre sí.

Si Youqian se sorprendió al principio, y luego se llenó de ira y vergüenza. Le gritó a Wei Sihan.

—¡¿Entonces te gustan los hombres?! ¡Pequeño bastardo! ¡Estás realmente dispuesto a ser superado por otros hombres!

Wei Sihan fue sacudido por él y no pudo evitar volverse hacia Fang Shuhe, pero ella miró hacia otro lado, su rostro pálido y lleno de disgusto.

—Me olvidé decirte. —Apagando la vela, Zhong Min comenzó a cortar el pastel—. El hombre que estaba con su hijo fue recogido especialmente por mí. Ese tipo parecía tener algunos problemas. Asegúrese de llevar a su hijo al hospital después de hoy.

—¡No, imposible! —Wei Sihan gritó y negó con la cabeza—. ¡Me aseguré de que usara condón!

La pantalla del proyector cambió de nuevo y se convirtió en la habitación del hotel. Debido a que se trataba de un adelanto, la imagen siempre se fijaba en el mismo ángulo, pero no obstaculizaba la visualización.

El sonido del sexo hizo eco en la sala de estar, Wei Sihan pensó en una posibilidad y su voz no pudo evitar temblar.

—Podría ser… —para algunas ETS[1], por vía oral… también podrían ser contagiosas.

Zhong Min bajó el volumen del video y tomó un pedazo de pastel.

—Cállate, no puedo dejar que Xiao Yue y ellos escuchen estas malas palabras, todos ellos son buenos niños.

—¡Perra! —Si Youqian había perdido completamente los sentidos y luchó salvajemente— ¡Lo que estás haciendo es ilegal y contra la ley! ¡Te voy a enviar a la cárcel!

—Claro, estaré esperando. —Zhong Min puso el dulce pastel directamente en su rostro, y su expresión se veía un poco espeluznante bajo la tenue luz del proyector— ¡Pero antes de eso, te haré ir al infierno! Este es el pastel de cumpleaños que el Xiao Han de cinco años no pudo comer, ¡así que más vale que te lo comas todo como su padre!

La mirada de Si Youqian estaba cubierta por la crema en el pastel, y comenzó a negar con la cabeza como loco, luego gritó con furia.

—Xiao Yue ya ha solicitado un cambio de apellido. Después de todo esto, su apellido será Zhong, no Si. —Se volvió y caminó hacia Fang Shuhe, y bajó la voz—. Escuché que hay una manera de hacer que alguien tenga la misma pesadilla para toda la vida. Xiao Han es tan lindo, ¿qué tal si sueñas con él para siempre?

Su cerebro sintió un dolor agudo y punzante, y se sintió como si fuera la pequeña niña que murió ese año. Ella tembló y no pudo evitar gritar.

La imagen del proyector seguía apareciendo. Wei Sihan, quien estaba completamente infectado por sus padres, de repente lloró.

—¡No! ¡No soy Wei Sihan, soy Si Han, soy el verdadero joven maestro de la familia Si! ¡Los demás son falsos! ¡Bastardos!

Zhong Min lo miró con frialdad, tomó el control remoto y apagó el proyector. Se arregló el cabello y la ropa desordenados y caminó hacia el segundo piso.

La policía llegó a la hora del almuerzo, con Wei Zhuang.

Si Youqian, que había sido limpiado, se apresuró a acudir a la policía y se enfureció y condenó el encarcelamiento y el abuso de Zhong Min. La policía lo miró y frunció el ceño.

—Te ves bien por todas partes, y tu cara es más rosada que la mía. ¿Cómo te ves como si hubieras sido abusado?

Si Youqian se tensó y sintió su rostro.

—¡Policía, mírame a la cara, ha sido golpeada por esa loca! Ella está mentalmente enferma y mis manos estaban atadas… —extendiendo su mano, encontró que la piel es normal y sin rastros de heridas. Sus palabras se rompieron y estaba ocupado extendiendo la mano para tocarse la cara. No sintió el enrojecimiento ni la hinchazón, y el dolor desapareció.

Ye Zhizhou sonrió, la píldora Jin Chuang que produjo el sistema es muy efectiva, las muñecas rojas e hinchadas, ¿cómo pudieron dejar que estas cosas aparecieran frente a la policía?

—No, obviamente me ataron durante mucho tiempo, yo…

—Si Youqian. —La policía interrumpió sus palabras con impaciencia, le retorció las manos y lo esposó—. Eres sospechoso de un secuestro y dos asesinatos. Ven conmigo. —El sonido de las esposas haciendo clic anunció que ya no está libre.

Fang Shuhe estaba tan asustada que quería esconderse, pero también estaba encadenada.

La policía llegó y se fue rápidamente. Si Yue y Zhong Min acompañaron a la policía. Wei Zhuang se quedó atrás. Miró alrededor de la desordenada sala de estar y luego, con disgusto, pasó la mirada por el sofá.

—Da Bao, ¿qué pasa con este tipo? ¿Por qué no se lo llevó la policía?

—Porque no tuvo la oportunidad de cometer los crímenes. —Ye Zhizhou se encogió de hombros y gritó en el segundo piso— ¡Wei Songning, no te quedes arriba, sal! Te entregaremos a esta persona, ¿no dijiste que querías que le pagara a tu padre?

Wei Sihan escuchó el nombre familiar y finalmente se recuperó de sus caóticas emociones. Miró hacia arriba con incredulidad y luego preguntó estúpidamente—: ¿H-hermano? ¿Por qué estás aquí? Yo, ellos me estaban intimidando, yo no, yo…

—No me llames hermano. —Wei Songning interrumpió sus palabras con una cara fría. Fue directamente hacia él, lo agarró por el cuello y lo arrastró hacia arriba—. No mereces llamarme hermano, ni mereces ser el hijo de padre. Te enseñó a ser una buena persona durante más de diez años, pero no pudiste resistir los genes inferiores en tus huesos, ¡no puedes salvarte!

—No, hermano, hermano, no hagas esto, yo no… —Wei Shihan agarró su mano y sus lágrimas cayeron—. Son todos ellos, yo no, hermano, tienes que creerme…

—Sigue mintiendo y defendiéndote. —Wei Songning lo tiró y se secó las manos—. Parece que no tengo que llevarte para pagarle a mi padre. ¡A partir de hoy, mi familia Wei no tiene una persona como tú!

Wei Sihan fue arrojado al suelo. Tras escuchar esa frase, el último rastro de sangre en su rostro desapareció.


[1] Enfermedades de transmisión sexual.

| Índice |

2 thoughts on “Prevenir un Harem – Capítulo 61: Baobao no es un reemplazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *