Campo de azucenas – Capítulo 10: Niño sin hogar

Traducido por Sharon

Editado por Nemoné


[Anne]

Cuando desperté a la mañana siguiente, Rose estaba arrodillada en el suelo.

—Estoy extremadamente arrepentida por mi grosero comportamiento de ayer.

Supongo que se refiere al asunto del ‘castigo’. Aunque en realidad fue algo bueno.

¡Además! Yo también fui traviesa y mantuve en secreto que la ventana estaba abierta. No pretendía ser mala, pero no quiero que Rose, que trabaja con entusiasmo, se sobreesfuerce, así que pensé en quitarle algo de peso de sus hombres y que se relajara.

Aun así, las relaciones de este mundo son complicadas, pero es probable que lo haya llevado demasiado lejos. Como resultado, podrías decir que le quité demasiadas preocupaciones y se convirtió en una especie de violación inversa.

Sin embargo, me sorprendió descubrir que disfruté que me hiciera eso, ¿podría ser una fusión de mi conciencia como hombre y mi actual feminidad? Lo que sea, gracias a ello pude comprender el sentimiento de mi pareja siendo tanto el hombre como la mujer.

Le dije que no necesitaba disculparse porque yo hice la broma. Ella me miró con sus ojos brillando.

— ¡E-Entonces fue por mi bien…!

Viendo la lealtad de Rose, no pude evitar imaginarla como un perro moviendo su cola con alegría.

No pretendía que se volviera algo tan grande, pero como Rose no es virgen es probable que haya hecho varias cosas en sus días.

— ¡Juro ser leal a la señorita toda mi vida! No importa el tipo de orden… Aunque deba limpiar el baño con la boca… ¡O mejor dicho, me encargaré de aliviarla esta mañana para mostrarle mi lealtad!

Respirando con dificultad y su boca abierta, Rose se está convirtiendo en un perro que bebe del inodoro.

¿Por qué no estoy vacilando? Porque yo también lo quiero. Después de tomar el desayuno con Rose, que se pegó a mí, decidí irnos de inmediato.

Así, el nuevo semestre de la escuela comenzó mientras perdía el tiempo.

♦ ♦ ♦

Llegué a la ciudad cerca de la Capital en la tarde del cuarto día. Nos quedaremos para irnos en la mañana, así que llegaremos a la escuela antes del mediodía.

Por cierto, dormí con Rose de nuevo anoche.

Durante la cena, bajo la farsa de comer pan saborizado, abrí mi boca mientras decía:

—Ahh~

Sonrojada por lo picante de la mostaza, noté sus intenciones y acerqué mi boca a su oreja para susurrar.

— ¿Habrá castigo de nuevo más tarde?

—P-Por favor, sé gentil…

Creo que se volvió un hábito.

Ese día, sus manos y pies fueron atados a la cama con sábanas mientras la atacaba sin parar en su posición de 大.

Cambiando de tema, como esta ciudad está en el camino principal y tan cerca de la Capital Real, es muy próspera. Los trabajadores y viajeros pueden conseguir una comida ligera fácilmente de los puestos a los alrededores.

Rose y los demás parecen haber arreglado un almuerzo en un restaurante de clase alta en el hotel, pero lucen más interesados en la comida que venden los puestos. Ella vaciló al principio pensando que no era digno para una señorita, pero cuando le pregunté si quería que fuéramos juntas, asintió.

—Hey, Rose, ¿qué es esto? ¡Luce extraño! ¿Qué es?

—Es un plato donde el arroz es envuelto en carne y cocinado al vapor. Una especie de salchicha.

Como ambas somos del campo, intentamos varios puestos y comida sin una meta en mente.

Nunca hice algo como esto. ¡Ciertamente es la comida de un mundo diferente!

—Esto es del ala de un wyvern.

Pensé que era de un pájaro grande, pero en realidad es de un wyvern.

Por cierto, ellos son un popular animal doméstico en este mundo. Realizan excelentes trabajos y son sabrosos, realmente los mejores animales.

Cuando ordené uno, el dueño usó un gran cuchillo para cortar la carne del hueso y envolverla en una tela fina junto con varios vegetales. Rose siempre verifica por veneno primero, pero luego sostuvo el platillo frente a mis labios mientras la miraba.

Este es el famoso ‘dar de comer’.

Le di un mordisco con cuidado de no ensuciar sus manos.

El jugo de la carne se extendió por mi boca. Es muy sabroso a pesar de tener la apariencia de un pájaro, y el sabor agridulce se complementa perfectamente con los vegetales.

Antes de darme cuenta, estaba sonriendo. Y por alguna razón, Rose luce satisfecha.

— ¡La señorita parece encantada! ¡Aquí tienen un regalo!

El dueño extendió su mano con una taza llena con líquido. Al igual que antes, Rose lo probó y entonces movió el sorbete a mis labios.

A pesar de que no es necesario… 

Al tomar la bebida, una ligera acidez y el olor a cítrico refrescante llegó a mi nariz.

— ¡Delicioso!

Sobre todo, es dulce. En este mundo el azúcar es un objeto de máxima calidad.

Hablando de dulces, los plebeyos normalmente sólo pueden comer frutas. Quizás porque comí algo salado antes el jugo de frutas es especialmente dulce.

—Waa~ La señorita realmente es linda. Si mi esposa fuera así también…

Se está quejando, pero que esté casado a esta edad probablemente es bueno.

—Rose, vamos a comprar algún recuerdo para todos y regresemos.

Sólo estamos nosotras probando los puestos.

En esta ciudad, incluso si dos mujeres están paseando no es necesario preocuparse por la seguridad. En primer lugar, un noble con una gran cantidad de guardias no podría probar los puestos. Y ahora mismo estamos vestidas como chicas de pueblo, por lo que incluso el dueño no sospecharía que somos aristócratas.

A excepción de Rose, todos los guardias están esperando en la posada.

No les agradecí a pesar de que me están protegiendo, así que les compraré una cena en agradecimiento. Pero cuando se lo propuse a Rose, ella dijo….

—Derramarán lágrimas de alegría.

Es así~

Como no sabía cuánto podían comer, ordené una cantidad ligeramente mayor de la usual del puesto.

Recibí la carne asada y la guardé en una bolsa de papel antes de dirigirnos de regreso, pero algo parecido a ropa sucia cayó en nuestro camino.

¿Acaban de tirarnos basura?

Estaba interesada, pero Rose evitó que me acercara.

—Es peligroso. Por favor no se acerque.

Cuando lo vi, noté que era una persona en harapos. Rose no quería que me acercara a una persona de quien no sabemos su identidad, pero al mirarlo bien, vi que era un niño que cayó y no alguien peligroso.

—A… Uu…

Al parecer está perdiendo la conciencia. Es probable que haya caído porque se enfermó o tiene hambre.

Tomé la carne que compré del puesto y corrí hacia el niño. Una vez verifiqué que no tuviera heridas, sostuve la comida en su boca.

— ¿Estás bien? ¿Puedes comer esto?

Sea en Japón o en este mundo, hasta ahora no había visto a un humano morir.

Viviendo en estos días modernos, uno no vería a alguien morir a menos que trabaje como doctor o un pariente fallezca. Además, ciertamente crecí en un ambiente bendecido. Nunca estuve en los barrios bajos, y tampoco tuve razón para hacerlo. Por ello me sentí de este modo al ver la muerte por primera vez.

Con el olor extendiéndose por el aire, la nariz del niño tembló y abrió su boca. Mordió la carne, pero no pudo arrancar el pedazo porque no tenía la fuerza suficiente.

Corté la carne en pedazos pequeños y se la di de a poco mientras masticaba lentamente. Llevé la bebida a su boca y le dejé beber.

Haciendo esto, el niño lentamente se recuperó un poco y murmuró:

—Gra… cias…

— ¿Te encuentras bien? Si quieres, puedo enviarte a casa.

—No tengo…

Al parecer, no tiene hogar ni familia, por lo que buscaba comida en la basura todos los días. Sin embargo, últimamente hubo un aumento de personas en esta condición, y la comida se agotó.

De acuerdo a su historia, no colapsó por estar enfermo. Aun así, si lo dejo terminará del mismo modo.

—Rose, llevaremos a este niño a la posada. ¿Está bien?

Rose asintió ante mi tono firme. Por ahora, después de llegar a la posada, decidí dejar que Rose le bañara y quitara la suciedad.

Mientras tanto, le di al posadero una moneda de plata y le pedí que eligiera ropas y zapatos adecuadas, y que las dejara en la habitación.

La puerta sonó cuando esperaba a que terminaran de bañarse.

Al verlo, me confundí por el niño que Rose trajo.

Podía verse una ligera infantilidad en sus ojos castaños, mientras su cabello dorado brillaba hasta su cintura. Probablemente tuviera las mejillas sonrojadas por el calor del baño.

Así que en realidad se trata de una niña…

— ¡E-Err! Gracias por cuidar de mí… Haré lo que sea para pagarle… —dijo tensa.

—No necesito nada en particular. Es bueno que estés bien.

Puso una expresión perpleja ante mis palabras.

—Es como dije. La señorita te ayudó con buenas intenciones —dijo Rose mientras sacaba el pecho con orgullo.

Supongo que hubo algún problema en el baño.

—Por ahora intenta presentarte. Sería grosero no dar tu nombre.

—Ah, me llaman Leia. Esto… ¿Qué debería hacer…?

—Encantada de conocerte, Leia. Mi nombre es Anne Rose Ainkfalts. Por ahora, vamos a descansar, mañana pensaremos en lo que deberíamos hacer. ¿Tienes alguna pregunta?

Entonces Leia levantó su mano nerviosa.

— ¿Anne Rose es una diosa?

—Eso parece.

— ¡No es así!

Rose respondió antes de que yo pudiera hacerlo.

¿Por qué rayos preguntó eso? No parece una broma porque habló con una expresión seria…

—Es cierto… —murmuró Leia suavemente.

—Entonces, Leia, por favor descansa en la cama. Es grande, así que podrían usarla dos personas.

— ¡Por favor, espere un momento señorita! ¡Mi cuarto es lo suficientemente grande!

— ¿No sería demasiado estrecho si dos personas usan la cama?

—E-En ese caso, dormiré con la señorita…

Perdió la confianza en la última parte.

Lo dije antes, pero creo que no es normal dormir con tu maestro. Además, mi cama sería demasiado pequeña para dos adultos.

Aun así, creo que sería un desperdicio pedir un nuevo cuarto si dos personas pueden compartir la cama. De esa forma, dormí con Leia.

♦ ♦ ♦

Después de dejar que Leia descanse en el cuarto, y habiéndoles contado la situación a los guardaespaldas, distribuía la comida que traje del puesto. Cada uno de ellos aplaudió mi acto mientras gritaban de alegría por recibir la comida de mis manos.

Aunque no es algo por lo que llorar… Además, ya que la comida originalmente era salada, ¿cómo sabrá ahora que le agregaron más sal?

Nemoné
De las lágrimas bruh

Al parecer no es común que la nobleza haga algo como esto. Por lo que todos mostraron su lealtad.

♦ ♦ ♦

Cuando intenté dormir con Leia, Rose se acercó, probablemente queriendo hablar. Como es la última noche, es probable que quiera hacer algo memorable.

Pensando en ello, mañana estaré durmiendo en un dormitorio de la escuela. Así que, una vez que su deber termine, Rose regresará al territorio de Ainkfalts. Hoy es el último día que podemos estar juntas.

Pero hay un problema.

Será imposible hacerlo a un lado de Leia, y en cuanto a la habitación donde Rose estaba, hay una abertura al fondo del cuarto por donde un gato puede pasar. Esto es así para que los guardias puedan responder rápidamente a su maestro si necesita ayuda.

Mientras pensaba en qué debería hacer…

—No haré ningún ruido, así que está bien —declaró Rose.

Bueno, Leia está agotada así que es probable que esté durmiendo, y la cama del otro cuarto sólo tiene espacio para una persona. Será imposible que ambas nos pongamos una arriba de la otra en ropa interior.

Rose dijo que no hará ruido, pero bloquearé su boca como precaución.

Tomé su braga violeta y, enrollándola en una bola, la metí en la boca de Rose. Al parecer estaba emocionada hoy, porque su ropa interior era bastante sexy y dejaba lugar en su boca. Entonces, también me saqué mis bragas rosas y las metí allí.

Después de un ligero juego previo con sus pechos y vagina, introduje mi miembro erecto lentamente para después moverme con intensidad.

Esa noche, la ropa interior en la boca de Rose quedó empapada con saliva.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *