Campo de azucenas – Capítulo 5: La segunda primera vez

Traducido por Sharon

Editado por Nemoné


[Anne]

Cuando la cena terminó, regresé a mi cuarto con Lorna, mientras ella murmuraba y lloraba.

— ¿No puedo acompañarla a la escuela…?

—Sabes que las reglas no lo permiten.

Al responderle, Lorna se agarró la cabeza decepcionada.

La Escuela alienta la independencia de sus estudiantes, así que no es bueno que una sirvienta me acompañe. Debo animar a Lorna, cuyo rostro parece reflejar que el mundo está terminando…

—En su lugar, ¿hoy será más intenso? —bromeé levemente, pero el efecto es impresionante.

Pareciera que una flor floreció en el rostro de Lorna, que hasta ahora lucía pálido y sin vida, cuando su sonrisa regresó.

—¡E-Eso es…! —respondió con una voz baja llena de expectativas y excitada.

Ahora, ¿qué clase de ataque realizará…?

♦ ♦ ♦

Bueno, me estoy dando un baño para prepararme para mañana. Pero antes de ir a la cama, hay algo de diversión.

— ¿Realmente lo haremos aquí?

Lorna está en la cama con su pecho pegado a las sábanas y su trasero elevado, usando sus manos para separar sus mejillas posteriores.

La idea es tomar la virginidad anal de Lorna.

Hice que se preparara y limpiara mientras me bañaba. Una belleza de cabello plateado estaba excitada mientras pensaba en su amiga de la infancia preparándose para sexo anal.

—Auu… Waa..

Lorna comenzó a retorcerse por ser observada fijamente.

Si miro a su vagina, puedo ver que ya está húmeda. Así que separando aún más sus mejillas, puse mi lengua en su agujero rosado.

— ¡Nnn! ¡Fuu! ¡Auuu!

Puse y saqué mi lengua, haciendo que el pequeño agujero se relajara lentamente. Pero noté algo extraño.

¿No se está abriendo con demasiada facilidad? Si lo pienso con cuidado, ¿el ano se abre sólo con jalar de los lados?

Esto, podría ser…

—Lorna, es probable… ¿Es probable que juegues con tu trasero?

— ¡¡!!

El ano de Lorna se tensó con firmeza cuando metí la lengua más adentro. Y al mismo tiempo arrastré mi dedo por su vagina.

—Oh, cielos, ¿Lorna es una pervertida? Por favor dime, ¿cómo lo haces tú?

Usualmente prefiero atacar con acciones, no suelo hablar sucio. Pero en realidad, esta parte de Lorna es bastante flexible, así que entrar con mi miembro no será imposible.

Vacilé por un instante, pero me rendí cuando su boca se abrió.

—Yo… Yo pongo un dedo en mi trasero para aflojarlo… Y con un dildo… ¡Niii! ¡Nn! ¡Haa!

Sin permitirle terminar, tiré de su trasero y metí mis dos dedos índice, mientras delineaba su agujero con mi lengua. Se expandió más de lo que esperaba.

— ¿Es así? Esto puede ser suficiente para mi pene.

En realidad, mi miembro es gigante comparado con su apariencia normal. Supera los 20 cm. Usualmente es algo pequeño, pero Dios es travieso.

No, sería mejor decir que Dios es un pervertido…

Cuando toqué su trasero, la vagina de Lorna comenzó a sacar líquido.

—Lo haré rápidamente Lorna. ¿Está bien?

—Auu… ¡Fuu! ¡Fuu! ¡Nnn…! ¡Nyaaaaa!

De acuerdo a su declaración, me inserté en Lorna con un movimiento, llegando muy profundo. Lorna apretó las sábanas mientras soportaba el impacto con su boca escupiendo saliva.

— ¿Te gusta esto? Lorna… ¡OH! ¡A-Aquí! ¡Aquí vamos!

Sentí el placer aumentar hasta el límite mientras me introducía en su trasero, el cual se retorció y me apretó. Sintiendo que llegaba al límite, entré con fuerza.

La postura de Lorna fue destruida por completo, con sólo su trasero elevado y su cintura en agonía. Inserté mi miembro profundamente, empujando a Lorna en la cama.

— ¡Me vengo! ¡A-Aquí viene…! ¡Lorna! ¡Aquí viene el semen! ¡AAAHHHH!

— ¡¡Hyaaa!!

Llené el tazón de Lorna, y su voz salió con un chillido. Temblé y abracé a Lorna con firmeza, esperando a que el clímax terminara.

Varios minutos más tarde, nos calmamos en cierto sentido.

—Mi trasero, fue increíblemente bueno.

—Para mí también fue bueno. Estoy lista ahora, ¿quieres hacerlo de nuevo?

La verdad, después de calmarme mi hijo creció rápidamente.

—Anne~ Se volvió grande…. Por favor, por favor, señorita Anne, vuélvame el balde de su semen ♪.

Sin salir de Lorna, la tomé por la espalda y caminé hasta el gran espejo, arrodillándome frente a él. Cuando me puse de pie, mi miembro atravesó su tazón. Y cada paso que daba, Lorna llamó mi nombre, pero decidí no escucharla.

—Mira eso, Lorna. Estamos conectadas con una apariencia como esta,

Abriendo sus piernas, pudo ver su propia figura donde su trasero era violado. La excitación de Lorna estaba llegando al máximo.

—Algo así… Verme así con la Señorita Anne… Pero… ¡Pero, pero, pero! ¡Se siente tan bien! ¡Es maravilloso~!

Sacudí el cuerpo de Lorna atrás y adelante, moviéndome como un pistón.

— ¡Nnn! ¡Tan bueno! ¡Ah, preshione esho! ¡Ahhh! ¡Ahh! ¡Ahhh!

— ¡No hay otro trasero tan vulgar! ¡Sucio! ¡Intenta decirlo! ¡Dilo! —dije mientras me introducía.

— ¡Naaa! ¡M-Mi trasero! ¡Mi trasssero esss! ¡Mi trassero sse ssiente bieeen! ¡Auuu! ¡Más…! ¡Más, más! ¡Ahh, me vengo! ¡Ahhhh…! ¡Está saliendo!

Los jugos de Lorna salieron disparados hacia el espejo, empapándolo.

Con la penetración volviéndose más suave, la miel comenzó a salir del ano hacia mi miembro. Pero es cansador mantener esta posición.

Quiero mantener esta pose con Lorna, pero viendo su figura desmayarse en agonía, volví a la cama y me senté allí. Como mis manos estaban ocupadas, dejé que Lorna agarrara el espejo de tamaño completo con ruedas, y regresamos a la cama en ese estado.

Escuché un grito con cada paso que di, pero no me importaba.

Me senté en la cama sin salir de Lorna. Con el impacto, mi pene se introdujo profundamente, y Lorna se vino de nuevo. Saqué su pierna izquierda y, estando estirada nuevamente, metí dos dedos dentro suyo.

— ¡Anne! ¡Ahhh! ¡Imposible…! ¡Es imposible soportarlo! ¡Auuu! ¡Ahh, ahh!

Cuando metí mis dedos, un sentimiento cálido y cómodo se extendió.

Se siente increíblemente bien.

Sacando y metiendo mi dedo, toqué ese punto varias veces. Es una forma de atacar su punto G.

—Mira el espejo. Ese lindo rostro… Tu trasero parece estar sintiéndose bien…

—Ya… Nuu~ ¡Nn! ¡Nn! ¡Nnn! ¡Me vengo, me vengo! Aeee♡ Aeee♡ ¡Me vengoooo!

Lorna pareció meterse a su modo Ojos de Corazón de nuevo.

Va a salir dentro de poco, pero puedo soportarlo un poco más. Haré que se venga y que saque todo.

Finalmente se vino, y su pis mojó el espejo por completo. Con varios fluidos mezclados, el espejo ahora está empapado.

— ¡Yo también! ¡Está creciendo de nuevo! ¡Es increíblemente profundo! ¡Aahhh!

Debido a que acumuló el placer por tanto tiempo, su rostro puso una expresión excitada y su voz se escapó.

— ¡¿Nnn?! Oooooh♡ Oooooh♡ Ahhhh♡♡♡

Lorna emitió un misterioso grito, y colapsó. Su cuerpo tembló y su cintura se retorció. La sostuve hasta que se cayó hacia atrás.

Por mi parte, apilé más semen en el balde sin salirme, y caí dormida.

| Índice |

2 thoughts on “Campo de azucenas – Capítulo 5: La segunda primera vez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *