Vida despues del matrimonio – Capítulo 16: Las preocupaciones de mi suegra

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Una noche oscura y tormentosa es el momento perfecto para que los bandidos cometan delitos.

Este callejón sin salida al lado de la carretera no se usa con frecuencia, especialmente de noche. Por lo tanto, este lugar puede considerarse perfecto para hacer fechorías.

Accidentalmente, descubrí que este camino era un atajo a nuestra casa, así que lo uso a menudo. No esperaba que alguien viniera aquí esta noche, sin embargo, gente con la que estaba casi familiarizada está ahí.

No hay farolas en este camino, lo que lo hace muy oscuro. Sin embargo, usando la luz de la luna y una visión casi perfecta de veinte/veinte, pude distinguir aproximadamente su interacción.

Solo pude ver a He Yi abrazar a esa joven casada, con los labios ligeramente separados. No supe lo que dijo, pero esa joven casada luchó un poco en protesta. He Yi apretó los dientes, sostuvo su cabeza y la besó con fuerza. Poco a poco, no hubo más luchas, solo sollozos y el emotivo beso entre amantes.

Me apoyé contra la pared y los miré vulgarmente. Después de presenciar los verdaderos colores de He Yi, aplaudí desde el fondo de mi corazón. Realmente, no podía imaginarme a alguien que normalmente es refinado y tiene una apariencia amable, que también pudiera tener un lado autoritario y apasionado.

Volviendo al tema, no creo haber visto al hijo de esa anciana. El marido de la joven casada.

Me aferré firmemente a Han Lei, quien originalmente había querido irse, para obligarlo a “seguir mi mal ejemplo” de espiar. Han Lei, que originalmente no tenía ningún interés, en realidad, evocó una sonrisa indescriptible después de ver el hermoso rostro iluminado por la luna de He Yi.

Bueno, admito que la sonrisa de Han Lei fue más llamativa que la de esos dos que se abrazaban y besaban. Al ver la sonrisa de Han Lei, quedé en trance. En ese momento, me arrastró lejos de la “tierra tabú” sin que yo me diera cuenta.

Hasta que lo escuché decir

—Vaya, vaya, entonces, a mi amada esposa le gustan este tipo de cosas. Aunque no tengo ningún interés en esto, haré mi mejor esfuerzo. Olvídalo. No puedo dejarte de todos modos. Si realmente tienes ese tipo de interés, ¡puedo llevarte a un buen lugar para verlo!

Mis cejas y mi boca se crisparon. Al final, ¿quién fue el que se interesó en qué? ¿Una persona que no tiene ningún interés conocería este tipo de “lugar agradable”?

No tengo idea de qué hacer últimamente. Estoy confundida en cuanto a la relación indescriptible entre He Yi y la joven casada de al lado, la verdadera identidad del esposo de la mujer y el llamado “lugar agradable” de Han Lei…

Pero Han Lei dijo que no es que no podamos entrometernos en los asuntos de otras personas, sino que tenemos que esperar el momento correcto para entrometernos. Estaba muy claro que aún no había llegado el momento.

♦ ♦ ♦

Por eso, cuando salí de la casa y vi a la mujer casada de al lado, me contuve de preguntar por su situación. Cuando vi a He Yi en la compañía, también me contuve de interrogarlo, soportando todo el día.

Por lo tanto, cada vez que veía a He Yi trabajando con tanta seriedad, tenía ganas de correr hacia él, agarrarle el cuello y decir: ¡joven, ser el amante de una mujer casada es inmoral! ¡Las amantes se consideran carne de cañón! Por supuesto, si toman la decisión inteligente de contarme todo, ¡elegiré cubrirlos!

Por supuesto, esto fue solo un pensamiento pasajero.

Mientras estaba confundida, había otra persona que estaba molesta.

—Buena nuera, dime, ¿soy vieja y fea? ¿No soy atractiva?

Sí, la que estaba molesta era mi adorable suegra. Estaba preocupada por ella y por su vida sexual con mi suegro.

Recordé cuando recibí la llamada de mi suegra después del trabajo. Rara vez me invita a comer con ella a solas. Por lo tanto, descarté a Han Lei sin pensarlo dos veces, y después de ser castigada con un beso agraviado, me apresuré a ir a cenar con ella.

Después de la cena, nos sentamos y charlamos dentro de una cafetería. El contenido de nuestra discusión fue sobre cómo seducir a mi suegro y tener una vida sexual feliz.

No me gustaba mentir, así que le dije con sinceridad —madre, me estás tomando el pelo. ¡Todavía eres joven, hermosa y atractiva!

De hecho, estaba diciendo la verdad. Aunque mi suegra tiene cuatro hijos y poco más de cincuenta años, se mantenía bien y su figura seguía siendo perfecta. Parece como si acabara de cumplir los treinta y fuera una mujer madura de cuarenta. Su encanto especial era evidente, incluso podía llegar a sentirme atraída por ella. Por lo tanto, en privado, la llamaré una mujer que sabe cómo envejecer de forma correcta.

—Pero… —mi suegra frunció el ceño y jugó con la taza de té. Luego, haciendo pucheros, dijo —¿por qué tu suegro no me toca? ¡Ya ha pasado un mes!

—Vaya… —Definitivamente, debe haber una razón. ¿Debería sugerir que lleve a mi suegro al hospital para un examen?

—O… ¡Este hombre ingrato está teniendo una aventura extramatrimonial! —Dijo mi suegra después de reflexionar un momento.

—¡Imposible! —Ni siquiera pensé antes de responder y negué esta posibilidad.

Si ves cómo mi suegro mira a mi suegra, está claro que no era así. Si dijiste que estaba teniendo una aventura, entonces, lo mejor sería matarlo.

—Eso también es lo que pienso. No se atrevería a hacerlo —mi suegra también se dio cuenta de que esta posibilidad era mínima —¿Entonces, qué es lo que sucede?

—¿Podría ser… andropausia? —Dije en voz baja

Al escuchar esto, mi suegra, de repente, vio la luz y aplaudió con el puño en su palma plana en reconocimiento: ¡Esa si es una posibilidad!

Cuando nuestros pensamientos llegaron a esta conclusión, guardamos silencio.

En cuanto al problema de la andropausia, mi suegra nunca lo había experimentado y yo tampoco. Resolver este problema nos dejó muy confundidas.

¡¿Cómo es que últimamente siempre termino confundida?!

—Entonces… —dijo mi suegra en voz baja —¿quizás debería usar la medicina que se usó con ese mocoso?

Tan pronto como la escuché mencionar esa píldora legendaria y misteriosa, inmediatamente negué con la cabeza y dije —¡No lo hagas! Como la persona que lo recibió antes, tengo más derecho a sugerir que no lo use de nuevo.

El poder de esa droga ah, me temo que mi suegro no puede soportarlo.

—¿Entonces, qué debería hacer? —Mi suegra me miró expectante.

—¿Qué tal… seducirlo?

—Oh ¡sigue, sigue! —Mi suegra me instó a continuar.

Me limpié el sudor frío de la frente y dije en un tono un poco inquisitivo —por ejemplo, cuando se está bañando, también puedes unirte a él y convertirlo en un baño de amantes.

—Este movimiento no funcionará —mi suegra agitó las manos y dijo derrotada —¡cuando ese anciano se baña, cierra la puerta con más fuerza que una bóveda!

Forcé una risa. Parece que nuestro suegro previó esto o quizás ha experimentado un ataque similar de mi suegra.

—Entonces… ¿beber algo de alcohol?

—La capacidad de licor del anciano es realmente alta…

—Entonces … ¿lencería sexy y un baile erótico?

—El anciano tiene hipermetropía[1]…

Esto no funcionará, eso no funcionará… parece que no hay otra opción…

—¡Entonces, usemos el último recurso! —Bajo la mirada expectante de mi suegra, dije con firmeza y seriedad —el último recurso es atarlo a la cama y provocar su cuerpo entero para obligarlo a tomar la iniciativa.

Los ojos de mi suegra brillaron. Reflexionó durante un rato y luego asintió con entusiasmo. Parece que está de acuerdo con la viabilidad de este movimiento.

—Entonces, ¿con qué debería elegir atarlo? ¿Corbata? ¿Pañuelo? ¿Toalla? O una cuerda…

Las comisuras de mi boca se contrajeron.

—Cualquier cosa que te haga feliz…

En última instancia, no sabía qué material eligió mi suegra, pero al ver su silueta amenazadora y emocionada, no pude evitar orar por nuestro suegro. Espero que su viejo corazón pueda soportar el maravilloso placer de estar atado.

A partir de esto, pude ver que mi suegra era la dominante en la relación y mi suegro el pasivo.

Aunque sentía lástima por mi suegro que estaba a punto de ser atacado, todavía esperaba que mi suegra tuviera éxito. Dios, perdona mi corazón contradictorio, ¡amén!

¡Suegro, espera el ataque!

Después de despedirme de mi suegra en la entrada principal de la cafetería, decidí caminar a casa, ya que no estaba muy lejos.

El cielo nocturno de esta noche no era muy hermoso. Nubes negras oscuras cubrieron malvadamente la luna. Esto hizo que las luces de la calle fueran más tenues de lo habitual.

En ocasiones, hay grupos de vándalos, parecen villanos. Les gusta deambular por la noche en grupos de dos, tres o en un grupo grande, a veces están en cuclillas en rincones y o de pie fumando y charlando, observando a la gente. Les gusta aprovecharse de los benevolentes y los ricos, personas que suelen tener miedo al mal.

Caminé por una calle deshabitada, tomando prestadas las tenues farolas. Aceleré el ritmo. No era que tuviera miedo, sino que no tenía ningún interés en vagar por este tipo de entorno.

De repente, escuché un débil grito de ayuda mientras doblaba hacia una esquina que era más oscura que la anterior.

—Ayúdenme…


[1]Hipermetropía: Anomalía o defecto del ojo que consiste en la imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos y se debe a un defecto de convergencia del cristalino, que hace que los rayos luminosos converjan más allá de la retina.

| Índice |

Un comentario en “Vida despues del matrimonio – Capítulo 16: Las preocupaciones de mi suegra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *