Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 26: El nombre del Rey que hereda el Trono (1)

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Por generaciones, el conocimiento del camino hacia el Rey Hada fue legado exclusivamente por la Familia Real en el Reino de Marineforest.

Era una ligera esperanza que el Rey dejó a aquellos que amaba, sus descendientes.

♦ ♦ ♦

*Crunch*.

Mientras caminaba, las hojas que cubrían densamente el suelo crujían bajo sus pies.

Había un túnel. Era tan verde que supera incluso al Árbol-Puerta.

Las flores que florecían aquí eran de varios colores y de una variedad que nunca había visto antes, incluso en el Palacio Real. No era probable que crecieran en la superficie, no sin la bendición de las Hadas del Bosque.

Este camino conectaba las habitaciones privadas de la Reina con el Trono del Rey Hada.

—Este pasadizo es magnífico… El tipo que las Hadas del Bosque tomarían.

—Sí. Supongo que Keith, el Rey de las Hadas, está adelante.

Aunque les tomó algo de tiempo, Aquasteed finalmente logró pasar el pasadizo secreto.

Era una magia bastante difícil, pero Tiararose estaba adelante.

Un poco de fuerza era necesaria.

Ambos, Aquasteed y Eliot, lo atravesaron.

Había considerado pedirle a Eliot que esperara, pero recibió una negación firme. Él no quería que Aquasteed, su maestro, se enfrentara al Rey de las Hadas solo.

Porque tenía una tendencia a olvidar otros asuntos cuando se trataba de la Princesa Tiararose.

La situación no sería un problema para el Aquasteed de siempre, pero si se trataba de la Princesa que tanto mimaba, la cosa se volvía diferente.

En primer lugar, nadie había escuchado nunca que se permitiera a una Princesa soltera de un país extranjero entrar a su Oficina.

¿Cuánto aumentarán sus cariños durante el año que duraba el Entrenamiento de Esposa?

Además, su actitud de no prestarle atención a las señoritas de su propio país definitivamente causaría problemas en el futuro.

Aquasteed era el Príncipe Heredero, pero podría poner en peligro su ascenso si los Nobles le odiaban.

Era algo sobre lo que tenía que tener cuidado. En todo Marineforest, sólo el Rey era considerado con tener el poder suficiente para priorizar el amor al emparejarse.

El resto de la Familia Real, aunque no era públicamente conocido, debía casarse teniendo en cuenta los beneficios del país primero. Por supuesto, varios pudieron enamorarse y casarse con hijas de otros países que le dieron ganancias al país.

Elliot suspiró y miró hacia adelante. No podía ver el final a pesar de que era un camino recto.

—No sé cuán largo es este camino. No se puede ver el final.

—Es un camino mágico después de todo… Intenté inspeccionarlo, pero no está saliendo bien.

— ¿Es así? Si no puedes hacerlo, la magia debe ser muy fuerte.

Elliot manejaba la Magia de Búsqueda mejor que Aquasteed.

Si él decía ‘Ríndete’, entonces no había razón para continuar buscando.

… Por ahora no tenían más opción que avanzar.

Era probable que hubiera magia que les previera investigar mejor. Por supuesto, también era posible que no fuera el caso.

Si era imposible inspeccionar este lugar con magia, entonces la forma más rápida sería avanzar.

Pero, al siguiente instante…

*¡Gaa!* Una espada afilada apareció frente a los ojos de Aquasteed.

— ¡¿…?!

— ¡Aquasteed!

Cayó rápidamente desde el techo y se clavó furiosamente en el suelo.

Una trampa clásica.

Aquasteed pudo evitarlo por un pelo al dar un paso atrás, pero no tuvo tiempo de suspirar de alivio. Una segunda y tercera espada cayeron del techo directo hacia él.

El Príncipe desenvainó su espada y golpeó las espadas lejos de él. Fue increíblemente rápido, pero gracias a su entrenamiento habitual, Aquasteed lidió con la situación sin dificultad.

— ¿Te encuentras bien?

—Estoy bien. Aun así, estoy sorprendido de que se hayan tomado la molestia de poner una trampa.

El pasadizo originalmente conectaba al Rey Hada con su Reina favorecida. Por supuesto, no era probable que las trampas existieran entonces.

Sólo podían asumir que Keith las puso para herirlos.

—Caminaré delante tuyo.

—No. Quiero alcanzar a Tiara tan pronto como pueda. Continuaremos así.

Aquasteed detuvo a Elliot que intentó ponerse delante suyo para actuar como su guardaespaldas y avanzó por el camino.

Ahora sabía que había trampas, así que mantuvo la espada en su mano para eliminar cualquier amenaza rápidamente.

Sin embargo, las trampas no eran todas iguales. Estaba preparado para lidiar con cualquier ataque físico, pero la próxima trampa que se encontraron era un pozo.

— ¡¿Qu-?!

Eso no podía bloquearse con una espada.

— ¡Oh, Cielo! —gritó Aquasteed de inmediato y su cuerpo se elevó con el poder del viento. Fue sólo por un breve momento, pero fue suficiente para él.

Su mano tocó el borde del pozo y con la fuerza de sus brazos, elevó su cuerpo y escapó. Se limpió la suciedad en sus ropas y continuó como si nada hubiera sucedido.

Ahora Elliot le miraba con una expresión exasperada, pero era consciente que Aquasteed estaba apurado, así que le siguió en silencio.

—Vamos a ir más rápido, Elliot.

—Entendido.

Aquasteed no permitiría a estas trampas robarle tiempo, por eso aumentó su velocidad.

Después de eso, espadas salieron de las paredes, las hojas de los árboles le atacaron como cuchillos afilados, pero Aquasteed simplemente los bloqueó con su espada sin dejar de avanzar.

“Nadie podría adivinar cuál de nosotros es el sirviente”, murmuró Elliot, pero sus palabras no alcanzaron a Aquasteed.

♦♦♦

—Uhhh…

『 Ah, estás despierta Tiara.』

『 Comamos frutas.』

Tiararose despertó sobre una cama cómoda y mullida.

Estaba rodeada por las Hadas del Bosque, quienes la miraban con expresiones satisfechas.

Los niños verdes adorables, que jugaban ruidosamente, eran suficientes para curar el corazón cansado de uno, haciéndote sentir cálido.

—…Oh, es verdad. Keith me trajo aquí a la fuerza.

『El Rey no está aquí ahora.』

『Tiara, juega conmigo.』

— ¿Huh? No me importa jugar, pero… Mmm…

Cuando Tiararose estaba por expresar su deseo de regresar al Castillo, un Hada llenó su boca con fruta.

『¡Come, come!』dijo con felicidad, así que ella se comió la fresa que le ofrecieron.

Mientras masticaba, las Hadas trajeron más frutas. Fresas, manzanas, mandarinas… Incluso una fruta amarilla redonda que Tiararose nunca había visto antes.

Era una fruta que podía llamarse ‘Bendición del Bosque’.

『¡Come mucho, mucho~!』

Las Hadas exclamaron vigorosas mientras le daban frutas. Ella las aceptó todas e intentó comerlas, pero las Hadas eran demasiado rápidas.

—No puedo comer tanto —dijo con una pequeña sonrisa y sacudiendo la cabeza, y las Hadas se rieron con fuerza.

—Gracias. Estoy llena ahora.

『¡Oh, bien!』

『¿Te gustaron?』

—Sí, mucho. Las ‘Bendición del Bosque’ fueron las más deliciosas.

Una vez que estuvo satisfecha, Tiararose inspeccionó el cuarto en el que estaba.

Era una habitación acogedora rodeada por el bosque que tenía una atmósfera segura y relajante. Sentía como si la trataran como algo precioso rodeada de seda.

—Oh, no debería estar pensando en esto. Queridas Hadas, deseo regresar al Castillo. ¿Qué piensan que debería hacer?

『¿Al Castillo?』

『¿Ya te vas? ¡Estaremos solas~!』

『¡Juguemos más!』exclamaron las Hadas, pero al mismo tiempo le señalaron una puerta en el cuarto.

Tiararose se sintió culpable por las amables Hadas mientras ponía una mano en el picaporte de la puerta. Las flores rodeando la puerta hicieron un ruido para indicar que estaba abierta.

Detrás había un camino, conectando a algún lugar.

『Por aquí. Ven』

— ¿Allí?

Las Hadas tomaron su mano y la guiaron hacia el Castillo del Rey Hada. A todos lados donde giraba veía verde. Era un lugar incomparable con los países humanos.

Caminando por el largo pasadizo, eventualmente llegaron a un cuarto grande.

¿Qué será esta habitación?

No sabía dónde estaba la salida. Mientras se preguntaba esto, algo captó su mirada.

En la parte superior del cuarto estaba el Trono del Rey.

Sin embargo, Keith no estaba allí.

No era sorprendente, ya que las Hadas dijeron que no estaba, pero el Trono vacío lucía muy triste para Tiararose.

—Necesito volver ahora. Aqua debe estar preocupado por mí.

Antes, cuando la vio con Keith, se había puesto increíblemente celoso. Ella tampoco decía que estaría feliz si viera a Aquasteed con otra mujer.

No podía permitir que hubiera malentendidos entre ellos.

『¿Quién es Aqua?』

—Es mi prometido.

『¿Te gusta?』

—Sí, me gusta mucho.

Las Hadas le hicieron preguntas con voz fuerte y, aunque estaba avergonzada, ella asintió con sinceridad.

Lo único que la hacía sentir ansiosa era el juego. Dejando eso de lado, considerando sólo los sentimientos de Aquasteed, ella creía en él.

Por el contrario, era tan mimada que no tenía otra opción más que creerle. No tenía nada que temer además de la poderosa fuerza del juego otome.

Aunque eso sólo servía para mostrar cuán aterrador era su poder.

—…Realmente no entiendo a los humanos.

— ¡Keith!

Sin previo aviso, Keith apareció detrás de Tiararose con su Magia de Teletransportación y la abrazó.

Ignorando sus quejas, la levantó y la llevó hasta su Trono.

Keith la sentó en su regazo e ignoró sus fuertes protestas.

Sin comprender lo que sucedía, ella miró los ojos de Keith pero no pudo leer su expresión.

—… ¿Pasó algo?

— ¿No? Tiara, ¿quieres regresar al Castillo?

—Por supuesto. No quiero molestar más a Aqua, y…

Bajando la cabeza, declaró que no quería volverse una molestia para Aquasteed.

Tiararose, que fue bendecida por las Hadas del Bosque y era favorecida por su Rey. Por el contrario, ella estaba haciendo demasiado por el país y no podía considerarse una molestia… pero como nació en otro país, no parecía entender esto.

No, probablemente fuera más adecuado decir que su mente estaba llena del juego y no podía pensar en nada más.

—Realmente, los humanos son demasiado agotadores.

Keith contuvo una risa y acarició gentilmente el cabello de Tiararose.

—La Princesa debería esperar —dijo con tono firme y suspiró.

— ¿Keith?

Tiara entrecerró el ceño y miró confundida al Rey Hada, quien parecía estar ocultando algo. Al mismo tiempo, supo que no le respondería.

Cuando consideraba su próximo movimiento, las grandes puertas del Salón del Trono se abrieron con un golpe.

— ¡Tiara!

— ¡Aqua…!

Un azul profundo llenó la vista de Tiararose. Era su Príncipe más amado…

| Índice |

9 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 26: El nombre del Rey que hereda el Trono (1)

  1. Lirio Alicia says:

    Kyaaaaaaaaaaaaaaa y más kyaaaaaaaaaaaaaaa llegó Aqua kyaaaaaaaaaaaaaaa y Tiara está en el regazo de Keith kyaaaaaaaaaaaaaaa 😵😵😵😵
    Gracias por la droga 😆😆😆

  2. Shion93 says:

    Se dan cuenta que tanto Tiara como Aqua están en un gran lio?? Keith esta interesado en Tiara y Aqua no puede hacer nada ya que es el Rey de las Hadas del Bosque. Por otro lado Aishira esta interesada en Aqua y Tiara tampoco puede hacer nada porque ella es faborecida por las Hadas del mar y podría ocurrir catástrofe si esta siquiera se pusiera triste. La única cosa que puede darle un final feliz a esto es la “confianza en su amor” y esos brilla por su ausencia. Tiara tiene demaciadas inseguridades y Aqua también de ahí vienen los celos.

  3. Vii says:

    Las hadas del bosque son tan lindas y más razonables que las caprichosas del agua,viendo su aptitud al hablar de Aqua y como lo amo,se nota que ellas la apoyan,de segura las del agua se enfadarian.

  4. Mery (@Sumiri01) says:

    vvvvvvMe encanta Keith, sinceramente.Hasta yo quiero uno para mí.La Tiara no se da cuenta, pero Keith está ayudando a ella mucho. Haciendo ella estar cerca de las hadas que la aman tanto, mostrando la felicidad de las bichitas sólo por ella está la. Ella se durmió en paz, sin pensar en el futuro.
    Ella es favorecida por el rey más orgulloso que no queda dando bendición para todo el mundo (tipo el del agua).
    Desde que conocí las hadas del agua me está golpeando un odio personal por ellas. Esas son enjuadas demasiado y se ofrecen. Lo peor es que ellas favorezcan a Heroina y el Aqua no tenga el coraje de dejar de a mimar por miedo.
    Por otro lado las hadas del bosque son lindas. La Tiara dijo que le gustaba el Aqua ellas rieron con felicidad y las sentía apoyándola. Tiara debe ser la única que las hadas del bosque les gusta.
    Tiara tiene que superar pronto ese complejo, sinceramente. Ella consiguió su apoyo psicologico (Keith y hadas del bosque).
    “-Realmente, los humanos son demasiado agotadores.” Cuando Keith dice eso al final, yo estaba totalmente de acuerdo con él. Me sentí hablando: “¿Cuánto tiempo vas a quedarte con ese complejo ?, ¿amas el Aqua, no lo es? Ya te he dado el apoyo y seguiré dando,
    entonces sea fuerte. Usted dice que lo ama más no puede ser fuerte. ”
    Yo sólo veo a Keith riendo sentado en el trono con Tiara en el regazo. Y aún con una cara: “te avisé”.Todavía no creo que Keith tiene un interés amoroso por Tiara.Creo que le gusta como si fuera uno de sus tesoros.Sólo hace esas travesuras para ayudar a Tiara a ser feliz.Sólo quiere que sea feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *