Ya no te amo – Capítulo 40

Traducido por Melin Ithil

Editado por Sakuya


—¿Dos ceremonias?

Por supuesto que no lo sabía, preguntó con sus ojos redondos sin saberlo.

—Cuando Isolde era la princesa, ¿no fue solo en Vinfriet?

—Eso es correcto, pero solo fue porque mi cuñada estaba aislada de Thierry y fue declarado que ellos ya no intervendrían.

—Ya veo. —Era similar a lo que había escuchado, pero pensé que solo se hacía una boda.

Teniendo en cuenta la peculiaridad de su matrimonio nacional, era de esperar que no fuera algo usual. Sus ojos parpadearon con una sensación desconocida de colapso, ¿era por el agotamiento después de llorar y dormir, o por el ambiente justo antes del amanecer? Sólo sabía que sus ojos estaban nublados, pero no le dio importancia.

Cualquiera que escuchara que va a tener dos bodas, debería tener diversas reacciones, pero al final, parecía que ella lo veía como si fuera cualquier cosa. Era un poco extraño recordando la vivacidad con la que se le propuso cuando recién se conocieron.

Probablemente está cansada.

Le habían pasado muchas cosas en un corto período de tiempo, además de que ayer la dependencia donde vivía fue completamente destruida. Pese a que no había escuchado todos los detalles, pero podía adivinar qué tipo de sentimiento llevo con ella al Palacio Imperial con solo escuchar lo que le dijo su caballero. Así que mientras ella descansaba, preparó algo elaborado. Puso el bolígrafo en el portalápices e hizo una voz suave.

—La boda en Thierry será en tres días, no tienes que hacer nada a no ser que así lo juzgues. Dado que es nuestra boda, quisiera que fuera a tu gusto, pero esta será, más que nada, una ceremonia para demostrar el matrimonio nacional, así que creo que ellos ya tienen todo listo.

—Oh, está bien.

De todos modos, nunca había tenido grandes fantasías sobre una boda. Por supuesto, durante los últimos 10 años, había estado esperando casarse, pero fue solo porque quería ser la esposa de Valor, no porque quisiera tener una ceremonia de boda.

Por supuesto, como era su boda, soñó un poco, como suelen hacer muchas chicas. Casarse en un salón de bodas lleno de flores, porque a él le gustan las flores. Pensó que sería un pequeño lujo que podría permitirse el día de su boda. Pero, ahora, ¿de qué servía aquello?

—¿Habrá muchas flores en el comedor? —Preguntó inocentemente.

—Es hora de que las rosas florezcan, así que estaremos estornudando demasiado. —Lo dijo, recordando que una vez mencionó que odiaba las flores—. ¿Intentamos reducir el número que habrá en el carruaje? Podría hacer eso.

—Hazlo como te sientas cómodo, no me importa. —Realmente no le importaba, así que dijo eso.

Sin embargo, en su mente él acababa de agregar una bandera al “arreglo floral en la ceremonia”.

Eso tampoco lo sabía ella, su interés ahora no era cómo se desarrollaría la boda, sino cómo adaptarse a Vinfriet.

¿Debería ir a la biblioteca por la mañana?

Biblioteca del Palacio Imperial de Thierry. La reputación de Thierry como imperio ha existido durante mucho tiempo y es famoso por su buena colección, por lo que era un lugar que quería visitar al menos una vez. No había estado ahí porque suele haber mucha gente, pero ahora se sentía con ánimos.

Buscaré libros sobre su lengua y la cultura de Vinfriet. ¿Va a haber un baile por la noche?

Creía recordar que Joachim dijo que hoy estaría ocupado. En ese momento, cuando llegaron esos pensamientos, notó algo. El hecho es que ella, que es parte del matrimonio nacional, no debería ser lo suficientemente libre como para quedarse atrapada en la biblioteca en este punto faltando tres días para su matrimonio.

—Joachim.

—¿Sí?

—¿Tendrás una agenda apretada durante 3 días?

—No tanto, hoy ha sido un buen día. —Se rió de los planes matutinos de su prometida—. Habrá una reunión antes del almuerzo con algunos jóvenes que Vetrlang quiere que atienda.

—Supongo que tendré que aumentar el número de personas que conozco, así que daré una vuelta más tarde.

Él no pudo evitar reír mientras ella hablaba con desgano.

—Hablas como si te estuvieras rindiendo, ¿acaso tenías planes?

—No es nada, solo estaba pensando en leer algunos libros sobre Vinfriet en la biblioteca, pero si es algo que su majestad solicitó, no puedo decir simplemente que no iré. —Ya estaba acostumbrada a hacer cosas que no quería. Como cuando fue a la reunión del Principado de Sylas, donde se quedó luciendo como una planta, fue difícil.

La expresión de Arendt se volvió sutil cuando la vio asentir levemente.

—Eres más dócil de lo que pensaba, estoy menos preocupado.

—No voy a ser una molestia para ti.

—Bueno, no quise decir eso.

Esas palabras levantaron la cabeza de la joven.

Estaba amaneciendo y la luz del sol, como un diamante, cayó sobre la ventana. El emperador estaba sonriendo, recibiendo la luz del amanecer titilante, con la mirada puesta en ella, como siempre.

—Será un cambio de humor para ti. —Dijo con una sonrisa parecida al rocío y una voz suave.

♦ ♦ ♦

Mientras atravesaba el pasillo hacia el vestíbulo central, Valor se apretó la sien con una expresión cansada.

No he dormido bien en los últimos días.

Por supuesto, hubo mucho trabajo, pero fue en gran parte atribuible a que estaba centrándose como loco por su trabajo. Y la razón de esto era, naturalmente, Niveia.

No había lugar donde no se hablara de ella. Del como Joachim XII era tan sincero en sus afectos, el que probablemente era el romance del siglo, sus parloteos eran más frecuentes que el trino de gorriones.

La socialité de Thierry en solo unos días había pasado por un cambio radical. En primer lugar, era notable que nadie le hubiera dicho jamás palabras duras a Niveia. Públicamente, se convirtió en hija del actual emperador Vetrlang XV, entonces, ¿quién se atrevería a burlarse? Aunque, por supuesto que había excepciones. Por ejemplo, un hombre hablando junto a Valor.

—Qué desafortunado, enviar a alguien que recién regresa de batalla a custodiar Gauren. Además, su ex prometida también estará allá.

—Estoy bien, su gracia.

—Eres demasiado blando, es por eso que pudiste vivir con ella 10 años. Podría tratar de convencer a mi padre, así que ¿por qué no tomas otro lugar que no sea Gauren? Podemos decirle que ahora que volviste, estarás ocupado cuidando de tu ducado, aunque…

El príncipe de Thierry se había convertido en el nuevo hermanastro de Niveia y era un hombre que hablaba como si fuera un joven enemigo del actual emperador. Además de que trataba de fingir ser una buena persona que cuidaba de los intereses del duque. El príncipe heredero siempre estaba insatisfecho con que Vetrlang XV se llevara al joven Wistash fuera. La razón era que quería mantener los valiosos talentos cerca y usarlos en sus asuntos internos, pero como solo los sacaba al exterior, no podía utilizarlos. Esto llegó a ser algo bueno para Valor cuando quiso salirse con la suya.

—¿Cómo puede ir contra el emperador? Estoy bien, no importa y no hay ningún problema con mi patrimonio.

—Si lo dices, no sé qué hacer, pero regresa lo antes posible. ¿Cuánto te irás esta vez? ¿1 año?

—Si termina antes, podría ser, no puedo entregar Gauren a Vinfriet tal como está, así que tendré un dolor de cabeza mientras lo adecuo.

—Cómo lo siento, siempre tienes demasiados problemas, lo lamento.

—Gracias por tenerme en su corazón. Todo es por el sol de Thierry, así que no es una molestia. —Sin sentirlo realmente, inclinó su cabeza.

Él era una de las personas que estaría ocupada con ese matrimonio, debido a que se otorgaría uno de los mayores activos de Thierry a través de esa unión y él se convertiría en el gerente general de la mina, la única que producía heechul.

Tan pronto como el príncipe escuchó la noticia, atrapó a Valor y se quejó de que era demasiado, pero Valor estaba feliz por dentro.

Un pretexto para estar cerca de ella.

Pronto ella no estaría más en el país, se iría al extranjero y había llegado a pensar que no podría verla de nuevo, ya que hay poco o ningún movimiento entre los monarcas de un país. Pero como administrador de Gauren, tendría que estar cerca de la corte de Vinfriet. Aunque su corazón se estremecía por su codicia, no había forma de ocultar su alegría. No es que quisiera disculparse con ella o tratar de revertir su nuevo compromiso, solo estaba feliz con la idea de poder seguir viéndola.

Quizás porque estaba feliz con esa idea o porque recientemente había estado pensando mucho en ella, que de repente le pareció escuchar su voz familiar por alguna razón. Ni tan alta, ni tan baja, grave como el timbre de un ave y con un tono triste. Al principio, creyó que era una alucinación. Las había tenido a menudo, así que no le dio importancia, intentó pasar junto a esa voz como si fuera el sonido del viento. Hasta que escuchó su risa, era ella.

En sus alucinaciones auditivas, ella nunca se había reído en voz alta.

| Índice |

17 comentarios en “Ya no te amo – Capítulo 40

  1. yeyix says:

    Sip,es obsesión…está como cuando a un niño le quitan su juguete…. Mil gracias por el bello trabajo ❤️ enamorada de esta historia uwu

  2. Rizza says:

    Ojala q ese príncipe se caiga de un caballo y quede lisiado y q Valor se vuelva minero en vez de gerente. De lo demás gracias por subir el cap😉besitos y abrazos😘😍

  3. Violet says:

    Mientras la admire de lejos y no se entrometa, me parece bien que el duque continúe manteniendo relaciones con el reino de Vinfriedt, porque seguirá sufriendo viéndola a Niveia feliz en brazos de otro jsjsjs
    Empecé hace unos días y ya estoy súper enganchada con esta historia, gracias por la actualización.

    • mar says:

      Básicamente no se arrepiente de nada del trato que tuvo hacía ella de lo único que se arrepiente es de no haberse casado ya que se quedó sin muñeca de adorno 😑

  4. Kanari says:

    Valor no se entiende ni el mismo; quiero a Niveia agora que ya no la puede tener. Y ese principe me desagrada cada vez mas. Gracias por el capitulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.