El plan de la villana Roxanne – Capítulo Extra 20.5: Sirvienta vs Guardia

Escrito por Polly

Asesorado por Grainne

Editado por Shiro


Fue durante una mañana tranquila, la señorita lucía adorable con su nuevo peinado y estaba emocionada porque por fin podría salir. La verdad era que, ella no podía salir seguido, sobre todo después del incidente del baile.

Si tan solo hubiera estado allí, habría corregido a esas chiquillas malcriadas. 

Desde que ella era un pequeño bebé estuvo a mi cuidado, por lo que vi a esa tierna criaturita volverse en un ángel. La amaba como si fuese mi segunda hija, el estar con ella me hacía extrañar a mi niño, pero cuando estaba con él, también la extrañaba a ella.

Podía entender por qué el duque y los jóvenes maestros se veían más agradables ahora, ellos deseaban cuidar de la señorita Roxanne. Yo igual, me gustaría que ese chiquillo maleducado que pusieron como su guardián se tomara el trabajo más en serio, si no hubiera sido por su descuido, la señorita no habría tenido que sufrir.

—Señorita Roxanne, su padre pospuso la salida hasta mañana, dice que le tendrá una sorpresa. —La voz de Margo me hizo cambiar de humor más rápido de lo que tardaría en lavar los platos.

Pobre señorita Roxanne, estaba esperando esto. 

Miré a mi joven señorita y solo acaricié su pequeña espalda; quizás me había tomado muchas libertades cuando se trataba de la joven ama de la casa, pero ella no tenía una madre. Deseaba que ella pudiera crecer conociendo lo que era el amor maternal, para que no se volviera una de esas chiquillas malcriadas de la alta sociedad.

Por eso daré mi mejor esfuerzo para poder darle un día que no la decepcione.

Hice que todos se movieran lo más rápido posible para armar la mejor fiesta de té que la señorita pudiera tener dentro de los jardines de la mansión. Pedí sus postres favoritos y su juego de tazas preferidos.

Todo lucía perfecto.

Lo más importante de todo, era que la señorita parecía irradiar luz por sus ojos mientras observaba la mesa llena de dulces. Sin duda, el personal podía hacer un gran trabajo de manera veloz cuando se los presionaba un poco.

Es todo para usted mi señorita.

♦ ♦ ♦

La tarde marchó con calma. La señorita estaba disfrutando de los platillos, pero más de una de las demás sirvientas se puso tensa cuando el joven maestro George apareció. Era notable que él seguía siendo un diablillo con muchos del personal, solo me alegraba ya no ser su encargada.

Por fortuna, y habitualmente, nuestra señorita sabía cómo lidiar con su hermano. Sabía muy bien cómo hacer que ese pequeño se transformara en un joven más agradable.

Nuestra señorita es increíble. 

No había nada que pudiera detener a nuestra señorita, ni su hermano ni su padre, ni siquiera el enfrentamiento de ambos. Yo solo era su fiel sirvienta, y si fuese necesario dar mi vida por esa niña, la daría, claro, a diferencia de cierto sujeto.

—¿Qué hace aquí? —pregunté, mientras me acercaba lo más posible con pasos discretos para hacer esa pregunta en voz baja a Francis, el joven caballero de buena cara pero mala actitud. Tan solo verlo hacía que mi paz se turbara. Pero, al parecer, la señorita aún no se había percatado de su presencia.

—Mi trabajo, proteger a la señorita —me contestó, sin siquiera girarse a verme.

Yo era mayor que él, así que debería demostrar un mínimo de respeto. Su tono de voz parecía querer decirme que era algo obvio…

—Dentro de estas paredes, la señorita está verdaderamente cuidada. Le aseguro que puedo darle la protección adecuada, así que creo que usted debería concentrarse en poder cumplir bien con su trabajo fuera de la casa, y protegerla  cuando de verdad lo necesita. —Me giré para poder mirarle directamente, estaba segura de que fruncí el ceño. Aunque siempre intentaba lucir tranquila, ese muchacho me hacía molestar. Mi sangre corrió más rápido cuando me miró con sus altaneros ojos y se cruzó de brazos haciendo una mueca a modo de una sonrisa.

Desearía poder marcarle la mano en el rostro a ese chiquillo. 

No sería propio de una sirvienta de mi nivel el reaccionar de una manera agresiva y hacer una escena frente a los señores de la casa. Aun así, no veía que estuvieran escuchándonos. Supongo que ponerlo en su lugar con algunas palabras no haría daño a nadie.

—Entonces… ¿usted sí cree poder defenderla? Si quizás entrara un asesino en la noche en su habitación, él acabará con usted y luego la tomará… Entonces usted estará muerta y ella secuestrada. Si quiere eso puedo dejar de hacer guardia mientras la señorita está aquí.

Era increíble, ese muchacho casi nunca hablaba. Y en ese momento, por fin dijo más de un monosílabo, lo cual consiguió molestarme. Al mismo tiempo, sentí un enorme nudo en la garganta. Era difícil de admitir, pero él tenía razón.

Este chiquillo descarado. 

—Será mejor que usted me deje cumplir con mis funciones como guardián de la señorita Roxanne…

Mientras él hablaba, miré sus ojos desafiantes y solté un suspiro. Supe admitir mi derrota, ya no tenía que seguir discutiendo sobre el tema. Él debía proteger a la señorita, y había cosas que escapaban de mi poder.

Con cuidado, di un paso para poder acercarme a la mesa y observar la situación. La señorita parecía tener un mal aspecto y eso me estaba preocupando un poco.

—Puedo prometerle que no permitiré que vuelva a ocurrir ese error frente a mis ojos, pero no olvidaré mi error. —La voz de Francis sonó tan baja que apenas supe que me estaba hablando a mi espalda, pero no me molestó que no me lo dijera frente a frente.

Sabía que no era algo fácil aceptar un error, pero hasta él era capaz de hacerlo, y estaba decidido a mejorar por nuestra señorita.

Bueno, quizás no sea del todo malo.

Sentí mis labios curvarse un poco y mi ira apaciguarse.

—Será mejor que cumpla con su trabajo, la señorita parece estar comiendo de más. —Cuando escuché sus palabras para corregir mi trabajo, herví de la ira. Ese chiquillo socarrón tenía razón.

Retiro lo que dije, ojalá pudiera golpearlo. 

La señorita parecía estar desmayada en brazos del duque, con su ceño fruncido y la boca llena de migajas. La guerra entre el duque y el joven maestro se había cobrado el pequeño estómago de la niña.

Al parecer todos tenemos nuestras batallas.

| Índice |

One thought on “El plan de la villana Roxanne – Capítulo Extra 20.5: Sirvienta vs Guardia

Responder a Tsuki Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *