Un villano puede salvar el mundo por amor – Capítulo 6: Es un día soleado

Escrito por Iszeth

Asesorado por Maru

Editado por Tanuki


Tengo la suerte de que es inicio de verano. No me había dado cuenta hasta hace poco.

Yo, en realidad, amo el verano. Sobre todo, amo la segunda semana de verano. Y lo amo, porque en la segunda semana de verano, inicia el festival de la fundación.

¿Y qué es lo que pasa en el festival de la fundación? No muchas cosas interesantes, si me lo preguntan. Pero hay un evento que marca el inicio que es muy, muy, muy, muy conveniente para mí.

La ceremonia de acción de gracias a los Dioses en público.

Debido a que es la conmemoración de la fundación del país, la nobleza, el clero, el ejército y la gente común pueden convivir y compartir de la vista de los eventos. La misa, el desfile militar, los teatros abiertos a todo público de manera gratuita, comida, canto y baile en la plaza mayor… La mayoría de las actividades lúdicas eran dirigidas para llenar los corazones de los plebeyos y mantenerlos tranquilos el resto del año. Era pan y circo burdo cuyo objetivo era ganarse el favor de la plebe al mostrar la generosidad de un Rey para con su pueblo.

También, no obstante, era un símbolo de poder.

Era una declaratoria internacional de que las cosas en el país seguían completamente bien y que las formas sociales y políticas continuaban manteniendo su fuerza como pilares en la sociedad de Lothien.

En mi vida pasada, durante mi infancia, anhelaba poder mezclarme entre los plebeyos y disfrutar de la espontaneidad de la gente durante las celebraciones. En mi adolescencia, libre ya del yugo familiar, aquellas celebraciones me parecían hermosas y alegres, con las mujeres cantando y bailando, besando sin miedo a los chicos, explotando su juventud y alegría.

En esa época, mirar todo aquello me parecía interesante. Lo anhelaba porque no los entendía.

Fue Canaria quien me hizo entenderlos. Fue Canaria quien me hizo conocer incluso los sentimientos que creí nunca experimentaría.

Pensaba que la avidez, la codicia y el egoísmo eran los móviles de todo ser humano. Pero ella me mostró la otra cara de la moneda.

Sin embargo, yo estaba en lo correcto al pensar que todo ser humano se movía por sus propios intereses. Sólo alguien tan puro como ella podría confiar de nuevo en las personas luego de todo lo que había sufrido.

Y yo, fui un tonto cegado por su amor, ablandado por los besos y las caricias de aquella a quien adoraba.

Ahora, sé que no debo cometer errores.

La única en quien puedo confiar es en Canaria.

La única que merece ser feliz en este mundo es Canaria.

Y yo, yo seré la herramienta que satisfaga todo aquello que su corazón anhele, quien la protegerá de todo. Por ver su sonrisa, si ella quisiera, le entregaría el mundo, incluso mi vida.

Si ella me lo pidiera, me sacaría el corazón y se lo entregaría decorado con un lazo.

El día de la festividad por la fundación había llegado.

Como príncipe, mi lugar estaba en el balcón del palacete de gobierno frente a la plaza principal, observando desde un punto seguro y controlado el ritmo de los acontecimientos. El séquito real se había acomodado como siempre: Padre en el centro, las Reinas a sus costados, y los hijos de ellas al costado de cada una. Era una pirámide hecha con miembros de la realeza.

Ah, no se puede evitar, a veces me asaltan pensamientos infantiles cuando estoy aburrido. Estaba observando a la real familia, ¿por qué todos vestíamos en un mismo conjunto? Rojo, blanco y dorado parecían ser los colores exclusivos para nosotros. Incluso el gordo obispo Cleves, siendo miembro del clero, lo único rojo, blanco y dorado que tenía era su pálida cara ruborizada por el calor, con su cabeza salpicada del poco cabello rubio que aún le quedaba.

Oh, el pobre y redondo obispo Cleves parecía pasar dificultades. Espero que la bebida que bien tuve en enviar lo refrescara.

El obispo parecía caminar pesadamente hacia el escenario donde se oficiará la Acción de Gracias. Se veía cansado, sudoroso y un tanto aturdido. La vestimenta oficial de su envergadura clerical no creo que lo ayudara mucho en su predicamento, mientras que el sol, inmisericorde, le azotaba con su látigo caluroso como a cualquier presente.

La pesada sotana púrpura decorada con gemas e hilos de plata lo hacía brillar tanto como su sudor. Parecía una esfera de cristal decorada como las que se usan para las festividades del nacimiento de año. Creo que mi hermano mayor pensó lo mismo, porque soltó una pequeña risa en cuanto lo miró.

El Obispo Celves es el tipo de persona que no se detendría por un día caluroso de verano. El problema, es que el peso y su edad le jugaban en contra.

Por otro lado, no se recomendaba hacer ejercicio cuando tienes un golpe de calor, sobre todo si antes te has bebido una jarra entera de zumo de durazno azucarado tan frío como la montaña.

Pero eso era algo que el Obispo ignoraba, porque obviamente él no era un médico, ni tampoco era cultura general en Lothien saber que beber algo con azúcar en un día soleado sólo te deshidrata. Esto era algo que había aprendido en mi vida al lado de Canaria, en el país en el que nos refugiamos, donde ese conocimiento era bastante promovido debido a que su clima era caluroso durante todo el año.

Todo estaba listo, sólo debía darle un pequeño empujón más.

Entonces, activé lector.

Su cabeza era ya un caos debido al mareo por deshidratación, así que no notaría la presencia de algo extraño tan debilitado mental y físicamente como estaba. Pero creo que me había excedido un poco, porque justo antes de llegar al patíbulo, la esfera decorada que llevaba por nombre Obispo Celves, cayó al piso.


El capítulo 7 ya se encuentra disponible en la edición 38 de Kovel Times. Antes, no olviden dejar sus comentarios de amor al autor, editor y corrector~

| Índice |

2 thoughts on “Un villano puede salvar el mundo por amor – Capítulo 6: Es un día soleado

  1. Niníel says:

    Es genial “sólo Canaria merece ser feliz en este mundo” me encanta el hecho de que sea tan villano y héroe por Canaria.
    Me encanta está historia, me gusta que se ve bien trabajada, el desarrollo me intriga mucho.
    Muchas gracias por su trabajo <3

  2. Tarsis says:

    ¿Logrará conseguir lo que quiere? Se me derritió el corazón cuando dijo que, si Canaria le pide el corazón, él se lo daría con un lazo. FUE AWWWW. Amo ésta historia, espero con ansias el próximo cap.
    Las amo <3 Aunque no dejen dar cafés para originales T_T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *