Villana sanadora – Capítulo 18

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


—Shiwa, este es tu papel.

—Shiwa, ven al lavabo conmigo.

— ¡Shiwa, no te atrevas a desaparecer cuando sea hora del descanso!

— ¡¡Shiwa!!

Por favor, déjame sola…

Tengo que lidiar con su personalidad pegajosa durante toda la mañana. Aunque estoy un poco confundida sobre esto, ella parece pensar en mí como su amiga.

— ¡Shiwa! ¿Dónde comes tu almuerzo? —Akane caminó hacia mí luego de que terminara la clase.

—Voy a comer el almuerzo con el príncipe Luler.

— ¡Oh! Él es tu prometido, ¿cierto? ¿Puedo ir contigo?

—Está bien…

 De todos modos, no hay nada más que eso.

Tras conocerla mejor, no era tan mala. Solo tengo un problema con algo de su personalidad. Su reino es muy orgulloso de sí mismo y de allí es donde viene mi dolor de cabeza.

Cuando abro la puerta al pasillo, veo a Luler de pie justo al lado de la puerta.

— ¿Por qué saliste tarde, Shiwa?

—No quería forzar mi salida por la puerta.

— ¿No le hablaste a nadie, cierto?

— ¿Qué?

¿Qué es esto? ¿Sospecha que lo estoy engañando?

Él todavía es un niño así que no debería entender algo como eso, ¿cierto?

—Bueno, un poco. ¿Por qué?

— ¿Quién es? ¿Es un chico? ¿Cuál es su nombre? ¿De dónde viene?

— ¿Tienes que hacer tantas preguntas de esa manera?

Realmente no puedo contestarlas todas en un respiro.

— ¡¡Shiwa!! ¿Por qué no me esperaste?

Akane salió del aula en ese momento. Su mirada pasa de Luler a mí y luego me jala a su lado.

— ¿Ese es tu prometido?

—Así es. ¿No lo habías visto antes?

—Lo hice pero no le había echado un buen vistazo. Es muy apuesto.

—Por lo que estás diciendo, ¿quieres cambiar a tu prometido?

— ¡¡¡De ninguna manera!!! ¿¡Por qué tendría que robar a tu prometido!?

—Ya veo…

¿Por qué lo tienes que hacer ver como un secreto?

—Vamos a la cafetería, Shiwa.

Él toma mi mano, pero…

— ¡Luler! ¿No habías dicho que querías ir a la cafetería? Ya he esperado por mucho tiempo.

El sonido proviene de detrás de nosotros. Él tiene un cabello castaño oscuro, ojos verde claro y está vistiendo nuestro uniforme escolar; lleva una mirada feroz en su rostro. La parte más importante es…

Él tiene un par de orejas y una cola de color marrón, como la de los lobos. Luce totalmente diferente de Akane.

—T-Teo.

Es Akane quien llama su nombre. Un rubor tiñe sus mejillas.

— ¿Otra vez tú?

—Um…

¿Por qué parece como si no le gustara Akane?

Sí… Ella es muy molesta, pero no al punto de tener que odiarla. Puede ser graciosa algunas veces. Además, sus orejas lucen tan esponjosas que querrás intentar tocarlas.

— ¡Quiero ir al lavabo!

— ¡¡¡!!!

— ¡S-Shiwa!

Ella agarra mi mano y tira de mí en dirección opuesta de donde Luler y Teo están. Luler luce como si quisiera correr tras de mí pero la velocidad de Akane es demasiado rápida. Ellos están fuera de mi vista ahora.

Su cuerpo es algo pequeño pero puede tirar de un chico de su edad a cualquier lugar con facilidad. ¿Su fuerza no es algo anormal?

Terminamos en un baño vacío. La mayoría de las personas deberían estar en la cafetería comiendo sus almuerzos.

— ¿Qué estás haciendo? —Saco mi mano de su puño.

—No sé qué-qué voy a hacer…

Ambas, sus orejas y su cola, están crispándose hacia atrás y hacia adelante.

¿Está nerviosa? ¿Qué la pone así?

—Cuéntame sobre eso.

—T-Teo me dijo que me mantuviera alejada de él.

— ¿Cuál es la razón?

— ¿La razón…?

—La razón por la que no quiere que estés cerca de él.

—Es porque… no le gusta cuando me acerco mucho.

Sus orejas caen sobre su cabello. Realmente siento lástima por ella. Tengo que confesar que realmente me molesta tenerla alrededor, pero no es tan mala.

Tal vez porque soy una adulta es que puedo pasarlo por alto y verla por quien es.

*Suspiro*

— ¿Por qué tienes que tratar tanto de acercarte a él?

—N-Nosotros estamos comprometidos, así que deberíamos ser cercanos entre nosotros, ¿cierto? ¡Al igual que tú y el príncipe Luler!

—Pero no soy cercana a él debido a nuestro compromiso…

— ¿Qué puedo hacer…?

Sé que no un asunto para reírse, sino, un problema relacionado a la paz entre estos dos reinos. Ella debe estar estresada por esta razón.

Una relación entre dos personas es complicada. Podemos ser amigos de algunas personas, pero, también están aquellos con quienes no podemos serlo.

— ¿Por qué no intentas acercarte más?

— ¿Cómo puedo hacer eso cuando me dijo que me alejara de él?

—Tengo una buena idea. Te ayudaré si accedes a hacerlo.

— ¿Um…? ¿Cómo?

— ¿Qué hay de tu respuesta?

— ¡Estoy de acuerdo contigo!

—Bien, hablaremos sobre esto en mi cuarto esta noche. Tienes que mantenerlo en secreto. No le puedes decir a nadie. ¿Lo entiendes?

— ¡Sí!

Sonrío un poco ante esto.

Luego de eso, fuimos juntas a la cafetería y la presenté ante Luler.

Teo también se sentó con nosotros, incluso cuando no le agradaba Akane. Él se declaró a sí mismo como un amigo de Luler. Luler tampoco dijo nada. Recuerdo del juego que él y Teo se llevaban bien porque siempre se sentaban cerca del otro durante las clases.

El descanso del almuerzo es un tiempo valioso para recolectar datos sobre esos dos.

¿Qué va a suceder de ahora en adelante? Me emociono con solo pensarlo.

| Índice |

3 thoughts on “Villana sanadora – Capítulo 18

  1. MartinHomu says:

    No se porque(Bueno si lo se), estos otomes me hacen odiar a los prometidos de las villanas como los isekais u otro mundo me hacen odiar a la amiga de la infancia quien se va con el héroe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *