Villana sanadora – Capítulo 47

Traducido por Den

Editado por Nemoné


En la tarde del día siguiente me senté en la enfermería de nuevo porque todavía no podían encontrar a una persona que ocupara este puesto. Los médicos en el mundo demoníaco eran muy pocos en número. La mayoría de las personas pensaban que no era necesario porque podían curarse las heridas ellos mismos. Además, estos demonios son del tipo que se enferman con dificultad, a diferencia de los humanos que esperan en la puerta de su muerte cada minuto.

Nacer como un demonio es más envidiable de lo que pensaba.

—Soy libre…

*Suspiro*

Murmuré mientras hojeaba un libro.

—Entonces… ¿Por qué no duermes conmigo? —Luler se incorporó en su cama de paciente con sus brillantes ojos.

—Ve a dormir solo, Luler.

—Shiwa, eres mala.

—Estoy trabajando ahora. ¿Quieres dormir afuera hoy?

Y volvió a chillar para dormir de nuevo. ¿No parecía un poco lamentable?

No deberías detenerte con eso, Luler. 

Si lo mimo demasiado, se volverá engreído.

Se escuchó un crack.

— ¡Shiwa! ¡Mi Shelyn…!

—Lo sé, quiere agua, ¿verdad? Ya lo he preparado, la puedes llevar a sumergirse en la bañera.

Después de escuchar la voz de Ren, supe de inmediato que era el momento de que Shelyn se sumergiera en el agua para recuperar su cuerpo. Una sirena no podía estar sin agua por más de cuatro horas, más allá de eso podría considerarse peligroso para su cuerpo. Debe ser difícil para ella ya que también tenía que estudiar.

Como médico de esta enfermería, ya había pensado en la solución a este problema.

Ren corrió rápidamente hacia el baño y se escuchó desde aquí el sonido del agua desbordándose. Afortunadamente, esta habitación tenía los ingredientes adecuados para que hiciera una substancia para ponerla en un antibiótico y diluirla. El antibiótico diluido no sería peligroso para los demonios que tenían una piel delicada. Tenemos a muchos demonios como esos en esta escuela, así que ingredientes como este eran muy fáciles de encontrar. Esta enfermería tenía un frasco de esto que quedaba en una de los estantes.

—Ren, sal un momento.

—Está bien, espérame un poco.

Ren salió del baño con su ropa medio empapada.

— ¿Qué sucede?

—Acabo de pensar en algo. Si su cuerpo recibe agua, tal vez pueda aliviar su deshidratación.

— ¿Tenemos algo así?

—Sí, incluso si es sólo de repuesto.

Saqué un espray del tamaño de una palma. La verdad era que este mundo no tenía plástico, así que tuve que utilizar vidrio en su lugar. Se rompería fácilmente cuando esta cosa cayera al suelo. Este todavía era un periodo de prueba hasta que encontrara un material mejor que no fuera el plástico. Porque el plástico era un material peligroso y eran muy difíciles de descomponer, definitivamente causaría un gran problema en el futuro.

—Este es el espray que hice. Es más fácil de romper si cae al suelo, así que tienes que tener cuidado. Si Shelyn muestra signos de deshidratación, tienes que rociarlo en su cuello. La ayudará a sentirse mejor.

—Así que es así. Estoy en deuda con usted otra vez, Shiwa.

—Es un deber como médico de esta enfermería. Velar por la salud de los estudiantes es mi deber cuando estoy en esta sala.

—Muchas gracias.

Ren sonrió levemente. No sabía porqué, pero su sonrisa me parecía extrañamente deprimente…

— ¿Tienes algún problema? Te he visto hacer una cara como esa antes.

—No, no es nada.

—Dar consejos al estudiante también se considera como el deber de un médico. Si tienes algún problema, puedes preguntarme. Si es respecto a su sonambulismo entonces puedo ayudarte con eso.

—No puede estar relacionado con eso, pero…

— ¿…?

—Shelyn no ha estado animada últimamente. Me preocupa que algo ande mal con ella. Pero… quizás es por nuestra diferencia de edad o de género que no puedo entenderla. A pesar de que algo como esto nunca sucedió en el pasado.

—Es llamado la fase de rebelión en términos técnicos. No es nada extraño.

— ¿Fase de rebelión?

—Sí, este es un periodo de tiempo entre un niño y un adolescente. Es una edad donde desarrollarán una capacidad por tomar decisiones independientes y están más en sincronía con lo que necesitan que antes. Llevará su tiempo ajustar todo dentro de su mente.

—Si se recupera de eso, ¿regresará a su estado normal?

—No lo sé, pero estará bien. Puedes descansar tranquilo porque no es una enfermedad.

—También espero que sea así.

—Está bien, deberías volver a cuidar de Shelyn.

—Gracias…

—No tienes que agradecerme.

Ren asintió y regresó al baño. Parecía un poco aliviado, ¿pero sólo era eso? Sabía que no me había contado todo.

Está bien porque era un problema familiar. Si un desconocido como yo interfiere con eso, solo lo empeoraría.

Pero, algo inesperado sucedió en medio de la noche.

Se escucharon golpes en la puerta.

— ¡Shiwa, quiero preguntarle algo! ¡Por favor, abra la puerta!

¿Hm?

Fui interrumpida cuando estaba en un sueño profundo. ¿No he tenido muy poco tiempo para dormir recientemente?

—Um, ¿es la voz de Ren otra vez? —Luler se incorporó mientras frotaba sus ojos somnoliento.

—Iré a abrir la puerta.

Cuando terminé de hablar, abrí la puerta. Ren, que todavía llevaba su venda, tenía sudor por todo el cuerpo y parecía realmente inquieto, más de lo habitual.

—Shelyn… ¡Shelyn ha desaparecido de su habitación!

—Ah, ya veo. Debe estar sonámbula otra vez. Te ayudaré a buscarla.

—No… Esta vez estoy bastante seguro que no está sonámbula.

— ¿Qué?

—Se… Se escapó por la ventana. ¡Normalmente, estando sonámbula saldría usando la puerta! También cerré la puerta con llave hoy…

— ¿Escapar…? ¿Shelyn?

— ¡No lo sé! No sé qué voy a hacer ahora. No puedo cambiar a mi forma de dragón por un sello mágico que hay aquí. Shelyn…

Su rostro palideció al recordar que esta escuela tenía ese sello mágico que limitaba el poder para cambiar de forma a esa clase de demonios que podían cambiar su cuerpo a un animal grande. Incluso un demonio tigre no podía cambiar de forma, sin mencionar a un dragón. También se les prohibía usar su magia. La escuela temía que pudieran ser peligrosos para los estudiantes dentro de la escuela.

—No tienes que preocuparte. Te ayudaré a buscarla. ¡Luler! Ve a buscar a Lookz y Bella para que vengan aquí. Queremos sus alas para buscarla. Iré a por Akane y Teo, tal vez puedan usar su olfato para rastrear el olor de Shelyn.

—Um, entiendo.

Luler asintió y entonces su cuerpo cambió al de un murciélago. Debe estar usando magia de transporte. Realmente tienes algo muy conveniente… 

—Ren, deberías intentar buscarla tanto como puedas. Deberías empezar por un lugar cercano a la fuente de agua, quizás haya ido allí.

—Entiendo. Nunca olvidaré esta deuda. Solo quiero a Shelyn de regreso… Haré todo lo que desee.

—Ninguno tiene que decir algo como eso. Incluso si es involuntario, estamos unidos como amigos. Tenemos que ayudarte.

—Gracias…

Salió corriendo y desapareció en el pasillo.

Shelyn… ¿En qué estabas pensando?

Pensar sería una pérdida de tiempo, así que corrí hacia la habitación de Akane y de Teo. Les dije que ayudaran a Ren a encontrar a Shelyn ya que podían usar un olor o cualquier cosa que recordaran. Parecían muy ágiles cuando se trataban de misiones de rastreo. ¿Es porque son perros?

*¡Flap! ¡Flap!*

—¡Shiwa, no he visto a Shelyn por ningún lado! —Bella sobrevolaba sobre mí con una expresión preocupada.

—Tampoco la he visto —Lookz venía de una dirección opuesta. ¿Ni siquiera él la había encontrado? Esto era demasiado extraño…

— ¡Shiwa, no he encontrado ni olido nada! —Akane corrió hacia mí con su cara cubierta de sudor.

—Tampoco encuentro nada —Teo siguió a Akane.

—No la he visto… —Luler, que apareció, solo pudo sacudir la cabeza.

— ¿Qué hay de Ren? —Es el único que todavía no ha regresado.

—Lo vi nadando en el estanque cerca de la escuela. Creo que la está buscando allí —Lookz contesta a mi pregunta con una voz indiferente.

— ¿Dónde está? Eso no importa, deberíamos intentar encontrarla una vez más. Tal vez puede estar en alguna parte alrededor de aquí.

Nos separamos de nuevo para buscar a Shelyn. Sólo podía pensar… pensar en dónde podría haber ido… el lugar en el que no hemos estado todavía…

Piensa, cerebro…

Si no fue encontrada fuera de la escuela…  Tal vez… ¡sería ese lugar…! 

Regresé corriendo a la escuela y pasé por muchas habitaciones y pasillos. Me detuve delante de la enfermería y abrí la puerta y entré. Pude escuchar el sonido del agua del grifo y sentir el suelo mojado.

—Shelyn…

— ¿Shi… wa?

Una figura débil de su cuerpo yacía dentro de la bañera. Shelyn movió su cola para entrar en la bañera y se sentó.

— ¿Por qué estás aquí? Todos te están buscando en este momento.

—S-Sólo quería volver, pero no sabía en qué dirección estaba. No sabía a dónde ir. Pero cuando volví en mí, estaba deshidratada así que vine aquí.

— ¿Volver? ¿Adónde quieres volver?

—Al mar… Mi hogar.

Los ojos de Shelyn estaban llenos de una expresión triste cuando habló sobre su casa.

— ¿Qué hay de Ren? ¿Ha hecho algo para enfadarte?

— ¡No! Hermano… Mi hermano me cuida muy bien pero…

— ¿Pero…?

—Se ha lastimado demasiado por mi culpa. Soy débil, pero aún así me quedo al lado de una persona fuerte como él, eso es lo que lo lastima. Todo es por mi culpa… porque insisto… porque quiero regresar con mi familia. Pensé que él era similar a mi hermano, así que quise mentirme a mí misma sobre que mi hermano todavía no había muerto.

—Shelyn…

—Pero él es un dragón… Es como un dios, y yo solo una sirena. No tengo ningún valor ni nada en absoluto.

—Sobre eso… ¿Aún no le has preguntado a Ren sobre esto?

—Ah… ¿Preguntar?

Shelyn, que tenía la cabeza agachada, levantó la mirada. Sus ojos estaban rojos por acabar de llorar y expresar sus sentimientos. Me observó con expresión dudosa.

— ¿Has intentado preguntarle sobre eso? ¿Si realmente piensa de ti como una carga? ¿Ha pensado lo mismo que piensas tu misma?

—Yo…

— ¿Has intentado preguntarle? ¿Realmente no eres valiosa a sus ojos?

—…

—Él es un dragón poderoso. Para él, eres como un aperitivo que puede romperse por la mitad con un mordisco. ¿No es extraño que decida cuidarte? Cuida de ti como si fueras una joya a sus ojos. ¿No te has tomado la molestia de pensar sobre su opinión sobre ti?

—Porque… Hermano es amable.

—No es eso en absoluto. No es amable, sabes. Casi muerde la cabeza de Luler una vez si no hubieras aparecido a tiempo.

— ¡¿Cuándo fue eso?!

—Fue cuando desapareciste… Se preocupó mucho por ti. Incluso me rogó que te buscara incluso cuando es un dragón poderoso…

—Urg…

—Si no lo dices, nadie entenderá lo que piensas. Es bueno que seas honesta con tus sentimientos, pero, también deberías ser honesta con los sentimientos de las personas que te rodean. Especialmente con las personas que te aman.

—Yo…

—Si quieres decir algo, entonces deberías hablar con él. Está buceando en el estanque ahora mismo. Supongo que ya ha completado el rastreo.

—Sí…

Su cola se convirtió en un par de piernas y luego salió de la bañera. Apoyé su cuerpo contra el mío y caminé con ella para buscar a Ren en el estanque.

En ese lugar, pudimos ver el cuerpo masculino de un hombre buceando en el estanque que estaba ubicado en medio del jardín. Estaba buceando en el agua sin descanso. Debe de haberse quitado la camisa porque sería más fácil nadar sin ella.

Pero nadar en medio de la noche sin una camisa, ¿no sentiría frío hasta los huesos?

—Ve… No se detendrá si no vas —Empujé levemente la espada de Shelyn para que diera otro paso adelante.

—Sí…

Su hermoso par de pies caminó lentamente hacia él. Por cierto, no la seguí. Sería mejor si vuelvo al dormitorio a esperar las noticias. Más importante, era un asunto familiar, así que no debería interferir.

♦ ♦ ♦

Ren estaba ansioso mientras seguía nadando en el profundo estanque en busca de su persona importante. Ya ha pasado una hora, este estanque era muy amplio. Aunque estaba sucio y un poco lodoso, pero por ella, ¡él lo haría…!

— ¡Hermano…!

—Shelyn…

Una voz familiar lo llamó desde el otro lado del estanque. Shelyn… ¡Su Shelyn estaba allí! ¡Nadó rápidamente hacia el otro lado sin dudar!

— ¡Shelyn! ¡Estas bien! ¿Te has lastimado en alguna parte? ¿Cómo bajaste por la ventana? Estoy terriblemente preocupado por ti, ¿sabes?. No te has caído de la ventana, ¿verdad?

—No… Hermano.

—Esto… ¿Por qué tus ojos están hinchados? ¿Quién te hizo llorar? ¡Dímelo, me enfrentaré a ellos!

—No, no es así. Yo misma me lastimé.

—Shelyn…

— ¿Hermano… puedes responder con honestidad a esta pregunta?

—Está bien.

— ¿T-Te estoy molestando?

—Shelyn…

—Por mi culpa hermano tiene que luchar. Por mí tuviste que mudarte aquí… Por mí…

Una lágrima se deslizó por sus ojos ámbar. Se había esforzado bastante para evitar que su voz temblara más de lo ya estaba…

—No tengo el derecho a responder a esta pregunta.

—…

—Te alejé del mar y de tus hermanos y te dejé vivir en medio de este reino de monstruos que pueden atacarte en cualquier momento. Tienes que soportar y sufrir este miedo. S-Soy el único egoísta, y no puedo dejarte ir.

—Hermano…

— ¿Estás molesta de que tengas que vivir bajo estas circunstancias?

Su rostro triste se reflejaba en sus ojos. Le dolió, mucho, tanto que cuando supo que había escapado de él, supo en lo más profundo de su corazón que debió enviarla de regreso desde el principio.

Pero no podía hacer eso…

— ¡No estoy molesta en absoluto! Q-Quiero quedarme contigo… —Sollozó.

—No llores. ¿No sabes que soy débil a tus lágrimas…?

Sus lágrimas continuaron deslizándose por sus mejillas porque no pudo contenerlas más. Incluso Ren, que usó su dedo para limpiar sus lágrimas con ternura, no pudo hacer que parara de llorar.

Cuando pensó que ya no podía quedarse con su hermano, se sintió herida. Pero si es por él, no importa cuan difícil sea, lo soportaría. Sin embargo, es más difícil de lo que esperaba. En este momento, tenía que ser fuerte. Tenía que decirle los sentimientos que tenía hacia él.

¡Tenía que ser honesta!

—Te amo, hermano.

—Yo también te amo, Shelyn.

—Hermano.

Shelyn se puso de puntillas para desatar su venda. Siempre llevaba esa venda por ella. Lo había rechazado en ese entonces.

—No tienes que cubrir más tus ojos. Amo… tus hermosos ojos.

—Shelyn…

—Está empezando a hacer frío. Deberíamos volver a nuestra habitación. Tengo muchas cosas que decirte.

—Um, está bien.

Ren la cargó en forma de princesa. Recogió su camisa antes de dirigirse hacia su dormitorio. Esa noche, tenían muchas cosas de las que hablar, tanto nuevas como viejas historias, incluyendo sus sentimientos ocultos por el otro.

Es como si… pudieran empezar su vida de una mejor manera que antes.

Y esa es la noche en la que su sonambulismo no se mostró de nuevo.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *