Villana sanadora – Capítulo 49 (POV Ren)

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Una persona fuerte no tenía que depender de nadie. 

Siempre pensé así. Una persona débil tenía que vivir por debajo del fuerte. Si no quería estar por debajo de nadie, solo tenía que ser más fuerte.

Desde que podía recordar, he estado viviendo dentro de este castillo por mi cuenta. Sólo podía contar el día en que me encontraría con mis padres con los dedos de una mano. Sin embargo, los dragones no tenían que depender de sus padres tanto en primer lugar. Teníamos que ser fuertes por nosotros mismos. Ese es el camino del dragón.

Me dieron muchos tesoros, así que esto contaba como si cumplieran con su deber de padres.

Un día, salí a la calle. Oí una voz mientras estaba nadando. Era muy hermosa, pero pude decir que era un tono triste. Fue este sentimiento el que me siguió atrayendo hacia la fuente de esta voz. Al final, me encontré con…

Una pequeña sirena azul.

— ¡¡Hermano!! ¡Uwaaaa!

Se abalanzó hacia mí sin ninguna señal de su temor al verme.

Normalmente, los animales pequeños se asustaban de mí, pero ella no era así. No tenía una hermana, pero tener una niña pequeña abrazándome así, fue una sensación extraña en una forma buena.

Decidí que la adoptaría.

Se convertiría en mi hermana.

No sabía cuánto tiempo había pasado. Para mí, el tiempo parecía muy corto. Shelyn, mi hermana adoptiva, había crecido maravillosamente cada día.

Al principio, no podíamos confiar por plenamente el uno en el otro, pero cuando llamaba suavemente su nombre, ella sonreía y saltaba hacia mí como un pequeño animal. No supe cuándo su sonrisa se había convertido en algo importante en mi vida.

Cuando ella saltaba alegre hacía mí, quería abrazarla fuertemente, pero ella se separaría. Era algo que debía apreciar.

Cada día tenía que luchar con otros dragones que intentaban derrocarme. Normalmente, los ignoraba, pero si no aceptaba esos desafíos, ellos podrían elegir a Shelyn como su objetivo.

Ella era tan frágil como el cristal. Aplástala y se rompería. ¡Aparte de mí, no permitiría que nadie la tocara!

— ¿Han vuelto esas personas?

—Sí, pero no tienes que preocuparte. Los ahuyentaré como siempre.

—Hermano…

— ¿Mi bebé, por qué haces esa cara triste?

Acaricié ligeramente su mejilla blanca como la nieve con un poco de fuerza. Si usaba más fuerza que esta, se rompería en pedazos.

—No quiero que te lastimes.

—Me dolerá cien veces más si tú eres el que se lastima. No tienes que preocuparte. Los ahuyentaré a todos.

Tu cara triste era lo que me hacía sentir mucho dolor… Este sentimiento, no pude sentirme así cuando estaba con mi familia. Cuando se trata de ella, me sentía inquieto todo el tiempo.

¿Esto era amor? 

♦ ♦ ♦

Shelyn se volvió extraña.

Cuando tenía ocho años, estaba comenzando a tener un síntoma raro. Se despertaba y caminaba en mitad de la noche. Cuando una doncella se acercaba, se angustiaba y caía inconsciente. No podía recordar nada cuando se despertaba al día siguiente.

Era extraño… Muy extraño. 

Una noche, la observé cuando se quedó dormida. Cuando fue medianoche, Shelyn se despertó de repente y salió de su habitación sin rumbo alguno. Cuando vi eso, la seguí con la intención de llamarla pero…

— ¡No te acerques a mí! —Apartó mi mano.

—Shelyn, soy yo, tu hermano.

— ¡No! ¡Mi hermano no tiene esos ojos! ¡Suéltame!

*¡Golpe!*

Su mano pequeña golpeó mi mejilla izquierda. No sentí dolor por su bofetada, pero mi corazón estaba en agonía. Shelyn salió corriendo del castillo mientras la seguía de cerca.

— ¡Shelyn, no vayas por ahí!

El camino frente a ella conducía a un acantilado, bajo el acantilado había olas turbulentas del mar que chocaban contra él. ¡Ella era demasiado débil para nadar en olas turbulentas como esas! Si se caía…

—No había nadie… Así que… tampoco debería vivir aquí…

— ¡¡¡Shelyn!!!

Saltó del acantilado sin vacilar.

Inmediatamente cambié a mi forma de dragón y me apresuré; corrí más allá de esas rocas para atraparla justo a tiempo. Mi cuerpo de dragón era más grande que el castillo, por lo que cuando impacté contra el agua, provocó un terremoto causando mucho daño alrededor de la zona. Si era posible, no cambiaría nunca a esta forma.

Sabía muy bien que no era su verdadero hermano… Pero, ¿si pensaba que ya no era su hermano, me volvería a dar la espalda así de nuevo?

Después de ese día, siempre cubría mis ojos aunque Shelyn me dijo que no tenía que hacerlo… tenía un sentido especial que me permitió conocer mi entorno aunque no pudiera verlo, no tenía ningún problema con este arreglo.

Si podía hacerlo, quería encerrarla dentro de una hermosa jaula que hice. No desaparecería de mí de esta manero, pero… Ya no me sonreiría…

Con el paso del tiempo, su condición empeoró.

La gente a mi alrededor me dijo que la dejara volver con los de su especie. ¡Pero no podía hacer eso! ¡No bromees conmigo! Solo hay monstruos en este mundo. ¿Cuál era su destino? ¡¿Quieren que tenga el mismo destino que su familia?!

En ese momento, pensé en algo. Se trata de la escuela que estaba abierta para cualquier clase de demonio sin discriminación. Si ella podía estudiar en esa escuela y conocía a amigos de su edad, es posible que su presión se aligerara. Quizás Shelyn se curaría de esta enfermedad desconocida.

Incluso si la esperanza era muy delgada…

— ¿Qué estás haciendo? ¡Aún no han regresado…! —Se llamaba Teo.

Teo era el Príncipe del Clan Lobo que vivía en el este del continente del mundo demoníaco. Se quejaba mientras golpeaba la mesa.

—No te pongas de mal humor. Las chicas también tienen que hacer algunas cosas a su manera… —Este hombre era Lookz. Era quien jugaba ajedrez conmigo.

—Esos hombres… no se molestarán, ¿verdad? Quiero decir, Shiwa… —Y este hombre era Luler. Era el Príncipe de los vampiros que poseían esta tierra. Aunque no parecía ansioso, todo estaba claramente visible en sus ojos.

Estaba esperando a que Shelyn y sus amigas regresaran. Shiwa sugirió llevar a Shelyn para jugar en la ciudad. Tal vez se curaría de la presión generado por permanecer en un entorno diferente com este. Para trasladarnos a esta escuela, lo más importante era estar acostumbrado a la ciudad. Si no podía entonces podría estresarse por esto.

Tampoco podía entender completamente todo esto, pero sonaba bien que ella saliera con sus amigas. Aunque estaba más preocupado por el sexo opuesto que la molestaría por su ternura, no tendría piedad de nadie. Pero por Shelyn, decidí dejarla divertirse un poco.

Shelyn… ¡Espero que hagas sonar la campana en el instante en que otro hombre intentara tocarte…! 

—Bella… ¡Ella no se involucraría con otro hombre que no sea yo!

—Pareces tener mucha confianza, ¿huh…?

Lookz y Teo estaban hablando de algo mientras me perdía en mis pensamientos.

—Tú también, Teo. Una vez vi a Akane hablar con un grupo de hombres durante mucho tiempo…

— ¡¿Cuándo fue eso?! ¡¡¿Quiénes son?!!

—Sería bueno si lo supiera, pero no los conocía.

Teo intentaba forzar la verdad de Lookz.

—Pero… Bella una vez recibió… una flor de su compañero de clase también…

— ¿Qué? ¿Cuándo fue eso? ¡¿Por qué no me informó de eso?!

—Quizás… ¿no parecía importante…?

—Bell… ¡Hablaré contigo sobre esto cuando regreses!

Esta vez era Luler quien dijo estas noticias a Lookz. Los ojos de Lookz tenía una chispa feroz que brillaba peligrosamente en ellos.

Oh… Si no recuerdo mal… 

—Una vez vi a Shiwa también recibir un regalo de un hombre de segundo año.

*¡Whooosh!*

— ¿Quién es? ¿Puedes recordar su cara? ¿Tiene unos rasgos notables? ¿De qué clase de segundo año es? Dime todo lo que sepas…

Cuando terminé de hablar, Luler se giró rápidamente hacia mí con ojos aterradores. El aura de la maldad que emanaba de él incluso yo, este gran yo, también se quedó de piedra por un segundo.

Le dije cada detalle que podía recordar mientras seguía presionándome. Tengo que pedirle disculpa, ese hombre de segundo año…

Le deseo la mejor de las suertes y espero que tenga todos sus treinta y dos órganos intactos en su cuerpo después de esto.

| Índice |

4 thoughts on “Villana sanadora – Capítulo 49 (POV Ren)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *