Actor de Reparto Masculino – Capítulo 15 – Arco 2: Apocalipsis (8)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Eran muy prudentes con esta operación. Para evitar que el zombie de rango 6 reponga las filas durante la batalla, lo primero que deben hacer los humanos es eliminar a todos los muertos vivientes que se encuentren cerca del campo de batalla elegido. Bajo la fuerza combinada de soldados armados y usuarios de habilidades de alto nivel, esta tarea no es demasiado difícil.

Al mismo tiempo, para garantizar que sus acciones no fueran descubiertas por el zombie con conciencia espiritual despierta, el ejército envió a todos los usuarios de habilidad disponibles que poseen un sistema de espíritu para establecer bloqueos mentales que lo impidan. Aunque la diferencia entre su nivel de habilidad en comparación con este no-muerto es un poco distante, es mejor tener algún tipo de cobertura que ninguna.

Afortunadamente, la inteligencia de un zombie aún está lejos de ser humana en lo que se refiere a la planificación de ataques. Como tal, cuando todos estuvieron en posición y listos para comenzar, no hubo eventos imprevistos importantes.

Esperando tranquilamente en posición como los demás, con todos los sentidos en alerta máxima, registrando cada soplo de viento y movimiento de la hierba, la mano de Sui Yuan está firmemente sujeta a la de Mo Xuanzhi como si este último estuviera tratando de calmarlo.

…Pero, Sui Yuan estaba muy tranquilo.

El cielo sobre ellos se oscurece a medida que las nubes de lluvia se mueven. El frío que trae consigo el viento, vuelve el ambiente húmedo y de baja temperatura, lo que desanima aún más el espíritu de las personas.

Cuando el enjambre de muertos vivientes finalmente aparece, corresponde al ejército humano lanzar el primer ataque.

Sin tener en cuenta la cantidad de munición que se utiliza, los soldados vierten torrentes de balas en medio de ellos. Como si estuvieran pasando por un molinillo de carne, los zombies de bajo nivel que encabezan la horda se reducen a pilas podridas de carne picada. Después del fuerte aguacero inicial de las balas, los zombies de niveles comparativamente superiores contraatacaron rápidamente, cargando hacia las líneas de defensa del ejército.

La visión de cerca de mil zombies surgiendo, es bastante desalentadora, causando que los usuarios de habilidades ocultos se pongan nerviosos. Sui Yuan lanza una mirada sosa sobre la escena, más centrado en localizar la mente de la colmena de zombies. Sin embargo, es una lástima que los no muertos fuertes, no se vean muy diferentes de los más débiles, y la descripción original del guion es vaga, completamente inútil para tratar de descubrir cuál es el zombie de rango 6. Mirando de reojo a Mo Xuanzhi, ve rastros de impotencia reflejándose en sus ojos.

Después de casi una hora de amargos combates, la mayoría de los zombies de bajo nivel e incluso una pequeña porción de los de mayor rango, perdieron la vida bajo el cañón de alguna pistola. No obstante, mientras el campo de batalla está lleno de numerosos cadáveres no muertos, las tropas del ejército también sufrieron un gran golpe. Los soldados que fueron arañados o mordidos, continuaron luchando hasta que ya no pudieran perseverar. Cuando sienten que la transformación está a punto de suceder, giran el cañón de sus armas de fuego hacia sus sienes y aprietan el gatillo. De esta manera, no se convertirán en zombies y tampoco en una carga extra para sus compañeros.

Al ser testigo de esta escena tan grave y conmovedora, los corazones de los usuarios de habilidad se sintieron conmovidos, reafirmando su resolución para obtener una victoria en este día y aumentando su sed de sangre no muerta.

Tan pronto como Mo Xuanzhi y Sui Yuan reciben la tan esperada orden del General, envían una señal a los otros capitanes de escuadrones que se encuentran preparados para la emboscada. Como uno solo, el grupo de usuarios de habilidad sale desde sus respectivos escondites para encontrarse con el enjambre restante.

El sonido de los disparos gradualmente se vuelve más infrecuente a medida que los soldados ordinarios siguen las órdenes prescritas para retirarse tan pronto como los usuarios de habilidad entran en la batalla. El resto depende de estas personas para resolverlo.

Los poderes multicolores reemplazan a las balas, y la fuerza de penetración de los humanos, aumenta a medida que los usuarios de habilidad chocan contra la horda de zombies. Sui Yuan se adhiere a la espalda de Mo Xuanzhi, matando a cualquier zombie que se acerque demasiado y buscando el rango 6 que actúa como la Reina de la colmena.

Sui Yuan acaba de llegar al rango 5, por lo que no está muy por detrás de Mo Xuanzhi, que está en el nivel cinco. Pero, su objetivo principal es un no-muerto de rango 6. Nadie sabe cuán grande es la diferencia entre el rango 5 y el 6. Además, inevitablemente habrá algunos zombies de alto nivel alrededor del líder para protegerlo.

En el texto original, Mo Xuanzhi se enfrenta a un momento que amenaza su vida aquí, y tiene que confiar en el espacio personal de Leng Xia para esquivar la muerte por un pelo. Ahora que no hay ninguna relación entre Mo Xuanzhi y Leng Xia, la protagonista está en la línea de fondo como apoyo y refuerzo. Sui Yuan nunca ha pensado en arrastrarla a la batalla y ponerla en riesgo para ayudar a Mo Xuanzhi a evitar esta calamidad. Naturalmente, la idea de apoderarse de su espacio personal para sí mismo nunca ha pasado por su mente. En la mente de Sui Yuan, lo que pertenece a la protagonista siempre le pertenecerá. Además de eso, su seguridad personal es muy importante.

Dado que Leng Xia no está presente para garantizar la seguridad del protagonista masculino, entonces Sui Yuan sólo puede sacrificar su vida por él.

Con calma, planeando el siguiente paso en su corazón, Sui Yuan sigue ciegamente a Mo Xuanzhi. Por fin, ve a una mujer no muerta con un vestido sucio, roto y andrajoso en medio de la horda. A primera vista, esta mujer en particular no se ve muy diferente de un zombie común. Si no fuera por el autor que describe la vestimenta de este no-muerto y sus características particulares, Sui Yuan no habría estado tan seguro de que este es el líder. Antes de que pueda alertar a Mo Xuanzhi, el otro hombre también parece haber visto al objetivo principal, cargando sin vacilar hacia el zombie.

Ligeramente retrasado por el abrupto cambio de dirección, Sui Yuan se detiene por una fracción de segundo, luego persigue al protagonista masculino. Pero Mo Xuanzhi se acerca y lo empuja lejos.

—Me ocuparé de esto, ve al otro lado. No te metas en mi camino. —Mo Xuanzhi ordena en un tono frío. Sin esperar la respuesta de Sui Yuan, se sumerge de nuevo en el enjambre, abriendo un camino recto hacia la mente de la colmena.

Asombrado por el empuje, ensarta una mano envuelta en un rayo a través de la cabeza de un no-muerto que lo intenta atacar furtivamente. Aunque se siente un tanto desconcertado en cuanto a por qué no lo quiere cerca, todavía aprieta los dientes y lo sigue.

Pase lo que pase, no puede dejar que el protagonista muera aquí. Esta preocupación no sólo marca el final de la tarea, sino que también es para “reembolsar la amabilidad del otro”.

Al detectar el peligro, la zombie hembra dirige a sus guardias a detener los movimientos de Mo Xuanzhi y Sui Yuan. Aunque el primero está todavía a una considerable distancia, toda su atención se centra en la mujer, juzgando cada movimiento, buscando el momento más idóneo.

Los Cielos no ignoran a un hombre justo, y Sui Yuan es capaz de decir cuándo llega el momento.

Al igual que los movimientos de Mo Xuanzhi se vuelven lentos debido a la influencia de la conciencia espiritual de ese zombie de Rango 6, Sui Yuan rompe a través de la pared de no-muertos, logrando salir fuera del camino. Una cúpula creada a partir de la fusión de agua y electricidad, obstruye los movimientos de los zombies que la rodean. Al mismo tiempo, las garras de un no-muerto de alto nivel controlado por el líder, se hunden en el pecho de Sui Yuan.

Como si tuvieran la misma intención, Mo Xuanzhi se apresura hacia el líder que está momentáneamente inmovilizado, rompiendo fácilmente su frágil cuello. Ignorando a los otros muertos vivientes que comienzan a atacarlo, regresa al lado de Sui Yuan, con los brazos alrededor de su cuerpo impotente antes de que se caiga. La sangre gotea por las comisuras de los labios de Sui Yuan y brota sin cesar desde los cinco pinchazos en su torso.

Lentamente, los usuarios de habilidad que luchan cerca, comienzan a reunirse uno tras otro, unos pocos con rabia atraviesan a los no muertos para llegar a ellos y rodean a los sangrientos Sui Yuan y Mo Xuanzhi.

— ¡Jefe! Hermano mayor Haochen, él… —Tan pronto como ven la escena ante ellos, sus pupilas se encogen, sin atreverse a creer lo que ven.

La visión de Sui Yuan está empezando a oscurecerse. La agonía que está experimentando al borde de la muerte es tan insoportable que desea golpear sus puños contra la tierra. Sin embargo, ni siquiera tiene la fuerza para mover un dedo de la mano o del pie, como si este cuerpo ya no estuviera bajo su control.

La muerte… claro, es un asunto terrible…

Mirando a Mo Xuanzhi una última vez para confirmar que está bien, Sui Yuan finalmente respira un suave suspiro de alivio. Aunque el que está tratando ansiosamente de romper con este sufrimiento registra que la mirada oscura de Mo Xuanzhi parece un poco extraña, no se detiene en eso.

Habiendo cumplido su misión, sus pesados párpados se deslizan lentamente hacia abajo.

La batalla está llegando a su fin. Sin el Rango 6 que controlaba a la horda, el grupo originalmente eficiente se dispersa en cuestión de segundos, y los humanos los eliminan lentamente uno por uno. La mayoría de ellos ya no posee el impulso de perseguir a los muertos vivientes que huyen, sino que se acercan y observan a Mo Xuanzhi abrazar en silencio el cuerpo de Sui Yuan.

—Jefe, el hermano mayor Haochen esta… por favor, refrena tu dolor y acepta el destino… —Mientras que los usuarios de habilidad están tristes, todos están acostumbrados a ver morir a sus amigos. Por lo tanto, conservando su compostura, intentan dar un paso adelante y consolar a su perturbado jefe. No obstante, cuando Mo Xuanzhi levanta bruscamente la cabeza, el brillo peligroso en sus ojos los detiene en su camino.

Aun así, el hecho de que su Jefe parezca sobrio y despreocupado, les permite dejar de contener la respiración. Levantando lentamente una mano, limpia suavemente las gotas de sangre en la mejilla de Sui Yuan. Mirando hacia abajo a la expresión serena que se asemeja a la de una persona liberada de una gran carga en la cara del cadáver, una pequeña sonrisa curva los labios de Mo Xuanzhi.

La risa suave de Mo Xuanzhi causa que un mal presentimiento se levante en los corazones de todos. Los más cercanos a él quieren saltar hacia adelante y prevenir acciones apresuradas, pero son bloqueados por la repentina y abrasadora ola de calor que emite su persona.

Abrazando con fuerza el cuerpo de Sui Yuan, su apuesto y apacible rostro adquiere una expresión malévola. Un intenso y furioso infierno se manifiesta alrededor de los dos hombres, ocultándolos de la vista de todos. Solo los más cercanos al incendio pueden escuchar el murmullo de Mo Xuanzhi, — ¿Crees que puedes escapar muriendo?

— ¡No! ¡Hermano mayor Haochen! ¡¡Mo Xuanzhi!! —El grito triste de Leng Xia saca a todos de su aturdimiento, helados por la conmoción y horror. En ese momento, un repentino trueno retumba en el cielo, trayendo consigo un fuerte aguacero.

El fuego se extingue con la lluvia, dejando un bulto ennegrecido. Nadie es capaz de distinguir dónde comienza un cuerpo y dónde termina el otro. Sin preocuparse por nada más, Leng Xia cae de rodillas ante los cadáveres quemados, llorando y gritando.

Las lágrimas de todos se ocultan por la lluvia que cae, un pesado silencio que impregna el campo de batalla, mientras se lamentan por este par de amantes que se comprometieron a nunca separarse en la vida o la muerte. Tal vez algunos los llamen tontos, pero la envidia que permanece en el fondo de sus corazones no puede ser ignorada.

La guerra siempre traerá dolor a la población general, ya sea mental o física. Cada sacrificio quedará grabado en los recuerdos de uno. Cuando el conflicto termina, lo que queda es esperanza.

Con una gran amenaza inmediata eliminada, la humanidad obtiene un poco de espacio para respirar y tiempo para inspeccionarse a sí misma en busca de áreas para mejorar. Al mismo tiempo, han aprendido cómo estrangular eficazmente un problema en la cuna. Aun así, la verdadera paz está muy lejos en el futuro indefinido. Pero al menos, a partir de diversos contratiempos y circunstancias imprevistas, la humanidad aprenderá lecciones valiosas y seguirá creciendo como especie. No importa a qué dificultades se enfrenten, nunca abandonarán la esperanza.

En el cementerio exterior de la capital, Leng Xia se arrodilla ante una lápida y deja una margarita blanca sobre el suelo. Su prometido se queda atrás, vigilando su entorno.

—No pienses mal de mí por sólo traer una margarita. Me ha costado varios cristales, ¿sabes? —Leng Xia, ahora luchadora de primera línea, madura, fuerte y capaz, se ríe suavemente. Metiendo detrás de una oreja un mechón suelto de su corto cabello, ella condensa un chorro de agua en su palma, usándolo para limpiar suavemente el polvo acumulado en la lápida. Con una pequeña sonrisa en sus labios, se queja en broma, —La situación ahora ha mejorado mucho. Mira, incluso hay alguien que tiene tanto tiempo libre para desperdiciar en el cultivo de flores. Solo que lo están vendiendo a un precio bastante alto…

Haciendo una pausa, Leng Xia suspira levemente mientras una lágrima rueda por su mejilla de forma inesperada. —Es una pena que ambos no puedan verlo…

—Pequeña Xia, deberíamos irnos. Es casi hora de la reunión, —El hombre detrás de ella le recuerda en voz baja, la nostalgia aflorando en sus propios ojos mientras mira la lápida.

Leng Xia murmura en reconocimiento, limpiándose los ojos mientras las puntas de los dedos de su otra mano rozan los dos nombres tallados en la superficie. De pie, ella sonríe. —Volveré y los visitaré de nuevo… ustedes dos deben estar viviendo felices juntos en el cielo, ¿verdad?

Diciendo esto, se da la vuelta y agarra la mano ofrecida por el hombre, dejando el cementerio. Al igual que las dos figuras que se anidan una contra la otra, los dos nombres en la lápida están unidos, inextricablemente unidos.

Mo Xuanzhi & He Haochen.


El autor tiene algo que decir: Otra historia triste… Uuuu… morir juntos en nombre del amor es algo hermoso.

| Índice |

2 thoughts on “Actor de Reparto Masculino – Capítulo 15 – Arco 2: Apocalipsis (8)

  1. Resa Rin says:

    Sí… sabiendo que los dos son actores, sé que no es algo tan hermoso y simple como la muerte. Sino que Mo aún quiere “vengarse” de Sui por seguir robándole el corazón sólo por actuar y si no se iba entonces, no lo iba a alcanzar en la siguiente historia.

    Gracias por el capítulo

Responder a Sora Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *