Al límite – Capítulo 26: ¡Tu nieto!

Traducido por Nidhogg

Editado por Ayanami


Al final, Liang Jing, igualmente, perdió su posición como productor ejecutivo de la película.

Li Shang fue movido de una suite individual a un dormitorio grupal y, aunque el trato recibido no fue el mismo, su estado de ánimo era mucho mejor que antes. Con compañeros de cuarto entrenando juntos, la vida no era tan sosa y aburrida.

—Después de discutirlo, decidimos que tu nombre artístico será Li Tianbang. Naciste en una familia de artistas, tu abuelo fue nombrado presidente de la Asociación China de Arte de América. A los diez años, emigraste a los Estados Unidos con tus padres y te graduaste de la Academia de artes dramáticas de Yale. Cuando viniste a una exposición de arte en China fuiste elegido por el productor ejecutivo Liang y firmaste con nuestra compañía…

Como Li Shang, el resto de personas tenían sus propias presentaciones. Para evitar futuros intercambios entre los artistas, sus historias personales solo podían ser compartidas en privado. Mencionar la experiencia de Li Shang con la cirugía plástica, estaba aún más prohibido.

—A partir de hoy, todos tus dispositivos de comunicación serán reemplazados, usaras el número que la compañía personalizó para ti, debes evitar el contacto con todos tus amigos. Lo hacemos para evitar cualquier tipo de acoso después de tu debut. Por supuesto, una vez que tengas un nuevo rol y poseas la habilidad para comunicarte y barajar tus cartas dentro del círculo[1], te dejaré libre.

Han Dong había sido dado de alta hace más de una semana, había llamado a Li Shang innumerables veces, pero nadie respondió. Vio cómo empezaba la cuenta regresiva para el matrimonio de Ye Chenglin y su cuenta aún tenía solo unos penosos cien dólares.

— ¡Maldición! ¡Lo sabía, ese chico no es confiable!

Han Dong, por un lado maldecía y por el otro, no se rendía. Normalmente, cuando los amigos se refieren el uno al otro como si fueran hermanos y uno necesitaba pedir dinero prestado, todos actuaban como unos malditos pretenciosos. Solo Li Shang estuvo de acuerdo, si no daba con él ¿a quién más podría acudir?

Justo cuando estaba por marcharse, Han Dong se dio cuenta de un grave problema, Li Shang estaba bajo contrato de Zhong Ding Entertainment, si fuera a buscarlo ¿no se encontraría con Wang Zhong Ding?

Han Dong lo calculó con sus dedos ¡es un mal presagio!

—No, tengo que disfrazarme, disfrazarme.

Han Dong se puso un viejo y desgastado uniforme que había sido convertido en un trapo para limpiarse los pies, además de unos crotch pants[2] que caían unos tres centímetros sobre sus rodillas, dejando ver un pantalón brillante de algodón debajo. Frotó la comisura de su boca con aceite usado y espolvoreó ceniza en su cabello, puso siete lunares en sus mejillas, algunos incluso tenían un par de cabellos…temía no estar lo suficientemente sucio así que rodó dos veces por el piso y, pensando que no tenía suficiente “sabor”, se roció un poco de spray para moscas.

¡Ah, este malhechor se sintió satisfecho y salió!

El resultado era obvio, Han Dong ni siquiera pudo llegar a la puerta de la compañía.

El frío y duro guardia de seguridad se tambaleó cuando se acercó y le rogó— ¡Hermano mayor! ¿Puedes pararte un poco más lejos de mi? ¡Mi almuerzo está a punto de subir por mi garganta!

—…

Un vehículo que llevaba a uno de los manager y algunos aprendices condujo lentamente hacia la entrada, el asistente, quien estaba comiendo, de repente, dejó salir un indecente sonido de arcada y apuntó incómodamente a través de la ventana del automóvil —mierda, ese hombre es realmente asqueroso…

Li Shang dirigió su mirada a la ventanilla y, de repente, sintió que ese tipo lucía un poco familiar.

Al mismo tiempo, Han Dong también lo vió y se apresuró a bloquear el paso del vehículo.

— ¡Hey, detente!

Los compañeros de habitación de Li Shang bajaron la ventanilla, pero, debido al olor, tuvieron que cerrarla de nuevo y solo pudieron preguntar desde dentro — ¿Quién eres?

— ¡Li Shang! ¡Soy Han Dong! ¡Sal rápido! —Gritó Han Dong.

El manager preguntó con voz fría —Li Tianbang, ¿conoces a esta persona?

Si fuera como siempre, Li Shang incluso podría guiñarle, pero con el aspecto actual de Han Dong…ni siquiera se atrevió a volver a mirar.

—No, no lo conozco.

Al ver el vehículo alejarse, Han Dong no pudo soportarlo y comenzó a gritar maldiciones.

— ¡Li Shang, tú, bastardo!

Justo cuando terminó de maldecir, un automóvil detrás de él hizo sonar su bocina con un sonido penetrante.


[1]Barajar tus cartas: Expresión metafórica para decir que alguien tiene poder.

[2] Son pantalones holgados.

Nidhogg
No puedo evitar morir de risa con cada cosa mala que le pasa a Han Dong... si el del auto que viene detrás es Wang Zhong Ding, me habrán hecho el año.

Capítulo 27 ya disponible en la edición 38 de Kovel Times~

| Índice |

One thought on “Al límite – Capítulo 26: ¡Tu nieto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *